Iv oración de la persona con discapacidad




descargar 0.62 Mb.
títuloIv oración de la persona con discapacidad
página4/14
fecha de publicación24.02.2016
tamaño0.62 Mb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Derecho > Documentos
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   14

2.1.1 Accesibilidad

Los edificios y lugares públicos deben proyectarse de forma que sean accesibles para todas las personas, independientemente de su grado de discapacidad o edad.
2.1.2 Circulación

La red vial debe proyectarse de forma que permita a todos los usuarios circular libremente y llegar al mayor número posible de lugares y edificios.
2.1.3 Utilización

El entorno debe proyectarse de forma que pueda ser usado, disfrutado y utilizado por todas las personas.
2.1.4 Orientación

Los asentamientos urbanos deben proyectarse de forma que sea fácil orientarse en ellos y encontrar, sin problemas, el camino que conduzca más directamente al lugar al que se quiera ir.
2.1.5 Seguridad

Se procurará que, en el entorno proyectado, la movilidad de las personas sea máxima con el menor riesgo para su salud e integridad física.
2.1.6 Funcionalidad

Los espacios urbanos y los lugares de trabajo o de recreación se deben proyectar de forma que las personas con discapacidad, incluso las más afectadas, los ancianos y los niños, puedan participar de ellos y usarlos sin restricción. Si estas medidas se tienen en cuenta desde la fase de planificación y proyecto, la eliminación de las barreras urbanísticas y arquitectónicas no debe suponer elevación sustancial en los costos, lo que sería diferente en el caso de tener que hacer modificaciones posteriores.

2.2 Delimitación de Conceptos

2.2.1 Espacios Públicos
Para efectos de esta publicación, se consideran vías y espacios libres de uso público los siguientes
 Los que forman parte del dominio público y se destinan al uso o al servicio público.
 Los que forman parte de bienes de propiedad privada, pero pueden ser utilizados por el público en general con motivo de las funciones que desarrolla en ellas alguna institución pública, directa o indirectamente.
 Los que forman parte de bienes de propiedad privada gravados por alguna servidumbre de uso público.
 También se considera espacio libre de uso público el que puede ser utilizado por el público en general, mediante el pago de un importe, cuota o similar.
Se consideran espacios públicos las vías de circulación peatonal y vehicular, las áreas dedicadas a parques y plazas de uso público.
2.2.2 Mobiliario Urbano

Se denomina mobiliario urbano al conjunto de objetos que existen en las vías y espacios libres públicos, superpuestos o adosados a los elementos de urbanización o edificación, de forma que su modificación o traslado no genera alteraciones substanciales de aquéllas, tales como: cabínas o teléfonos públicos, semáforos, postes de señalización, papeleras, fuentes públicas, faroles, toldos, quioscos, paraderos de transporte, carteles publicitarios, bancas, contenedores, y cualquier otro de naturaleza similar.
2.2.3 Ruta accesible

Ruta continua, sin obstáculos y señalizada, que conecta los elementos y ambientes dentro y fuera de una edificación, que puede ser recorrida en forma autónoma y segura por todas las personas, incluyendo aquéllas que presentan una discapacidad o movilidad reducida.
2.2.4 Zona accesible

Espacio que permite su uso por las personas con discapacidad, en las mismas condiciones que el público en general.
2.2.5 Itinerario peatonal accesible

Ámbito o espacio de paso que permite un recorrido continuo, que relaciona y permite acceder a los diferentes espacios de uso público y edificaciones del entorno, a las personas con discapacidad.
3. ELEMENTOS DE DISEÑO URBANO
La accesibilidad urbana está referida a las condiciones de acceso que presenta la infraestructura urbana para facilitar la movilidad y el desplazamiento autónomo de las personas con discapacidad por las calles y espacios públicos, propiciando su integración y la equiparación de oportunidades para el desarrollo de sus actividades cotidianas, en condiciones de igualdad y seguridad.
Con este fin, debe disponerse el uso de los espacios públicos y la ubicación del mobiliario urbano de forma tal que no impida u obstaculice la movilidad de las personas con discapacidad.
3.1 Zonas y rutas o itinerarios accesibles
En los espacios públicos debe preverse zonas y rutas accesibles que permitan su uso por las personas con discapacidad, en las mismas condiciones que el público en general.
Las zonas o rutas accesibles, destinados al tránsito de peatones o mixtas de vehículos y peatones, deberán diseñarse garantizando la existencia de un paso libre de cualquier obstáculo, de 2.10 metros de altura y con un ancho libre mínima de 1.20 metros, tal que permita, por lo menos, el tránsito simultáneo de dos personas, una de ellas en silla de ruedas. Los cruces, vados y pasos peatonales de estas rutas deberán cumplir esta misma condición.
Los desniveles de las zonas o rutas accesibles se salvarán mediante rampas cuya pendiente cumpla con lo dispuesto en las normas.
En los pasos de peatones y esquinas de cruce de calles o vías de circulación, una alternativa consiste en rebajar los bordes al nivel del pavimento o levantar la calzada a la altura de éste.
Los pavimentos de las rutas accesibles deben ser duros, antideslizantes y sin relieves ni obstáculos, y en ellos las rejillas, registros, protecciones de árboles y otros de naturaleza análoga, deben estar a nivel.
Las aceras y rampas de las vías públicas deben constituir, por lo menos, una ruta accesible desde el paradero de transporte público hasta el ingreso a los locales o establecimientos de uso público, debidamente señalizados, salvo que las características de la zona no lo permitan.
Todas las rutas accesibles, deberán contar con el espacio necesario y la superficie adecuada, para el giro de una persona en silla de ruedas (1.50 metros de diámetro) por lo menos cada 25 metros.
3.2 Aceras o Veredas
Las aceras o veredas son parte integrante del sistema de vías públicas. Están destinadas a la circulación peatonal así como a la colocación del mobiliario urbano, árboles, señalización u otros fines, propiciando un ambiente seguro para la movilización.
La acera debe estar en un nivel diferente al de la pista vehicular o calzada con la cual colinda, separándose así los espacios ocupados por peatones y vehículos. Debe garantizar el desplazamiento de cualquier persona, independientemente de su edad, estatura, limitaciones físicas o sensoriales, con autonomía y seguridad.
(Ilustración que muestra una sección de calzada y vereda vistas desde arriba, para mostrar sus dimensiones)
El ancho libre mínimo para las aceras debe ser de 1.20 metros y debe presentar una altura libre de obstáculos de mínimo 2.10 metros. La superficie del piso debe ser estable y antideslizante.
(Ilustraciones que muestran el ancho y la altura libres que deben tener las aceras)
El mobiliario urbano a instalar en las aceras, se diseñará y ubicará de forma que pueda ser accesible para todos los ciudadanos y que no constituya obstáculo para el tránsito.

Asimismo, la construcción de elementos salientes sobre las alineaciones de fachadas que interfieran en un espacio o itinerario peatonal, tales como marquesinas, toldos, luminarias u otros análogos, se realizarán evitando que se constituyan en obstáculos y sólo procederán cuando su parte más baja esté por encima de 2.10 metros.
La pendiente transversal de las aceras podrá ser como máximo del 2%.


    1. Rampas


Cuando existan diferencias de nivel de hasta 6 milímetros, pueden ser verticales y no requieren tratamiento en los bordes. Cuando el cambio de nivel esté entre 6 y 13 milímetros, los bordes deberán ser biselados con una pendiente no mayor de 1:2. Los desniveles mayores a 13 milímetros, deben ser solucionados mediante rampas.
Se denomina pendiente o inclinación de una rampa a la relación que existe entre la altura a superar y la longitud de la rampa. La pendiente se expresa en porcentaje.
(Ilustración que muestra como se realiza el cálculo de la pendiente o inclinación de la rampa)
Las condiciones de diseño de las rampas son las siguientes:
El ancho libre mínimo de una rampa será de 90 centímetros entre los muros que la limiten. Si la rampa tiene una longitud mayor a 15 metros, su ancho libre mínimo deberá ser de 1.50 metros.
Las rampas deberán mantener los siguientes rangos de pendientes máximas:
Diferencias de nivel de hasta 25 centímetros 12% de pendiente

Diferencias de nivel de 26 hasta 75 centímetros 10% de pendiente

Diferencias de nivel de 76 centímetros hasta 1.20 metros 8 % de pendiente

Diferencias de nivel de 1.21 hasta 1.80 metros 6% de pendiente

Diferencias de nivel de 1.81 hasta 2.00 metros 4% de pendiente

Diferencias de nivel mayores 2% de pendiente

Cuando dos ambientes de uso público, adyacentes y funcionalmente relacionados, tengan distintos niveles, deberán estar comunicados mediante una rampa.
Las rampas deberán contar con descansos, en caso que su longitud sea mayor de 7.50 metros. Los descansos entre tramos de rampa consecutivos, así como los espacios horizontales de llegada de las rampas deben tener una longitud mínima de 1.20 metros medidos sobre el eje de la rampa. En el caso de tramos paralelos, el descanso debe abarcar ambos tramos, más el espacio o muro intermedio y tener una profundidad mínima de 1.20 metros.
(Ilustración que muestra las condiciones requeridas para las rampas
Las rampas pueden interrumpir las bermas laterales y los sardineles. Si no existen estos elementos se pueden ubicar dentro de la acera. Las rampas ubicadas dentro de la acera, con eje perpendicular a la pista o calzada, deben tener planos laterales inclinados y debe existir un paso libre mínimo de 90 centímetros entre la línea de entrega de la rampa y el borde interno de la acera.
Las rampas ubicadas fuera de las aceras no requieren de planos inclinados, excepto cuando la longitud de la rampa forme parte de la acera. Esta parte de la rampa tendrá planos laterales inclinados.
Las rampas diagonales requieren de planos laterales inclinados. Es conveniente señalizar en la pista un espacio mínimo de 1.20 metros medido sobre la prolongación del eje de la rampa, desde su arranque, como sendero peatonal.
(Ilustración que muestra rampas en aceras con planos laterales inclinados)
El pavimento de las rampas deberá ser antideslizante, diferenciado en textura y color del resto del pavimento de la acera, a fin de que sea fácilmente detectado por las personas con discapacidad visual.
Las rampas con longitud mayor a 3.0 metros, deberán tener parapetos o barandas en los lados libres y pasamanos en los lados confinados por paredes. Los pasamanos estarán instalados a una altura de 80 centímetros, medidos verticalmente desde la rampa. Tendrán una sección uniforme de 3.0 a 4.5 centímetros para permitir una fácil y segura sujección y una separación, cuando sean adosados a paredes, de 3.5 a 4.0 centímetros desde la pared.
Los pasamanos deben colocarse a una altura de 80 centímetros para adultos o para apoyo desde sillas de ruedas y a una segunda altura de 65 a 70 centímetros para niños. Como protección adicional, para evitar la caida de las ruedas delanteras de la silla, puede considerarse una tercera altura a 10 centímetros.
Los pasamanos deben ser continuos, incluyendo los descansos intermedios. Podrán interrumpirse en caso de accesos o puertas. Es conveniente que se prolonguen horizontalmente 45 centímetros sobre los planos horizontales de arranque y entrega de la rampa.
Tanto al inicio como al final de la rampa debe existir un área en el piso con textura diferenciada, para su fácil detección por personas con discapacidad visual.
Igualmente, debe existir un área libre mínima de 1.20 metros que permita la maniobra de acercamiento o salida de una persona en silla de ruedas, especialmente si la rampa termina su recorrido frente a una puerta.

Cuando no sea posible la instalación de una rampa fija, puede usarse como alternativa una rampa móvil o portátil, construida en madera o metal.
(Ilustración que muestra rampas portátiles de madera y metálicas)
No es recomendable el diseño de rampas curvas, pero en caso de ser necesario debe considerarse una pendiente máxima del 8 % y su radio mínimo debe ser de 3.0 metros, medido desde el lado interno de la curva. Igualmente debe tener pasamanos y descansos intermedios con una longitud mínima de 1.20 metros, medidos en el lado interno de la curva.
(Ilustración que muestra el desarrollo de una rampa en curva)


    1. Cruces peatonales


En los cruces peatonales, el trayecto entre aceras, deberá estar libre de obstáculos y los desniveles entre aceras y pistas deben salvarse mediante rampas que coincidan en ubicación con el pase peatonal.
(Ilustración que muestra un cruce peatonal con las rampas ubicadas en la posición adecuada)
Cuando existan bermas centrales o similares, éstas deberán tener cortes y estar rebajadas al nivel de las pistas para permitir el cruce de personas en silla de ruedas. Los cortes en las bermas centrales deberán tener un ancho mínimo de 90 centímetros.
(Ilustración que muestra un cruce peatonal con la berma central rebajada)
En los cruces donde se desee privilegiar la circulación peatonal, se puede elevar la cota de la calzada para que coincida con la cota de la acera, por lo menos en todo el ancho del paso peatonal. Con este sistema se logra que la velocidad de circulación de los vehículos disminuya y se da mayor importancia a la circulación peatonal sobre la vehicular.
(Ilustración que muestra un cruce peatonal con calzada elevada)


    1. Estacionamientos


En todos los lugares que existan espacios públicos de estacionamiento, deberá reservarse espacios para los vehículos que sean conducidos o que transporten a personas con discapacidad, de acuerdo a lo establecido en la ley correspondiente, como sigue:
De 0 a 5 estacionamientos: Ninguno

De 6 a 20 estacionamientos: 01

De 21 a 50 estacionamientos: 02

De 51 a 400 estacionamientos: 02 por cada 50

Más de 400 estacionamientos: 16 más 1 por cada 100 adicionales
Los espacios de estacionamiento deberán tener como mínimo 3,80 metros de ancho por 5.00 metros de largo, para permitir la maniobra de acercamiento, entrada y salida del vehículo, de la persona con discapacidad.
De acuerdo a la ubicación del estacionamiento con respecto a la calzada, existe 3 tipos posibles:
Si los estacionamientos se ubican en forma paralela a la calzada, debe ensancharse el espacio hacia la vereda para que el ancho se ajuste a los 3.80 metros mínimos. Debe asimismo adecuarse un espacio que permita el acceso a la acera.
(Ilustración que muestra la disposición de un estacionamiento paralelo a la calzada para uno o dos automóviles)
Los estacionamientos ubicados en forma perpendicular a la calzada, deben tener un ancho mínimo de 3.80 metros. Si se colocan dos estacionamientos juntos, sus dimensiones podrán ser de 2.50 metros cada uno, con una franja central de 1.30 metros. Esta franja es la que sirve para las maniobras de acercamiento, subida o bajada del vehículo y para el acceso a la vereda. Este diseño permite el ahorro de 1.30 metros de espacio cada dos estacionamientos.
Si los estacionamientos se ubican en forma diagonal a la acera, deben cumplir las mismas condiciones que los demás, es decir ancho mínimo 3.80 metros y acceso a la vereda sin obstáculos.
Los espacios reservados para vehiculos conducidos o que transportan personas con discapacidad deben estar adecuadamente señalizados, mediante avisos individuales con la señal universal de la discapacidad pintada en el piso y con un aviso en un poste o colgado que indique que es un estacionamiento reservado y la prohibición de estacionar bajo pena de multa.
(Ilustración que muestra la disposición de estacionamientos perpendicular y diagonal a la calzada para uno o dos automóviles)


    1. Teléfonos públicos


Los teléfonos públicos deben ser colocados de manera que no obstaculicen la circulación de las personas por las aceras. Su ubicación deberá mantener un paso peatonal de 1.20 metros de ancho libre de todo obstáculo. Asimismo, los teléfonos públicos que estén adosados a las fachadas de las tiendas, no deben constituir un obstáculo para la circulación peatonal de las personas ciegas.
Delante de los teléfonos adosados a paredes, debe haber un espacio libre mínimo de 75 centímetros de ancho por 1.20 metros de profundidad, para permitir la aproximación frontal o paralela al teléfono, de una persona que se desplaze en silla de ruedas.

En cada batería de tres teléfonos públicos, uno de ellos debe ser accesible. El cable que va desde el aparato telefónico hasta el auricular de mano deberá tener por lo menos 75 centímetros de largo, y el elemento más alto manipulable de los aparatos telefónicos (teclado, auricular, ranura para monedas) deberá estar a una altura máxima de 1.30 metros.
Cuando existan cabinas telefónicas deberá supervisarse que éstas tengan como mínimo 90 centímetros de ancho y 1.20 metros de profundidad libre de obstáculos, y que su piso esté al mismo nivel que la acera. El acceso a las cabinas telefónicas deberá tener como mínimo un ancho libre de 90 centímetros y una altura de 2.10 metros
Los teléfonos accesibles deberán permitir la conexión de audífonos personales y deberán tener controles que permitan el aumento de volumen.
(Ilustración que muestra las medidas y alturas de teléfonos públicos con y sin cabina)



    1. Quioscos


Cuando se coloquen quioscos en los espacios públicos, debe tenerse cuidado que no obstaculizen el área de circulación peatonal, que debe tener un mínimo de 1.20 metros libres de todo obstáculo. Si tienen techos o coberturas sobresalientes, éstas no deben tener menos de 2.10 metros de altura, medidas desde su borde inferior.
De igual forma no deben entorpecer la visibilidad en las esquinas ni obstruir el ingreso a rampas o cruces peatonales.
(Ilustración que muestra un ejemplo de quiosco en la vía pública)
3.8 Paraderos
Los paraderos deben estar ubicados de manera que no obstaculizen el área de circulación peatonal, que debe tener un mínimo de 1.20 metros libres de todo obstáculo. Si tienen techos o coberturas sobresalientes, éstas no deben tener menos de 2.10 metros de altura, medidas desde su borde inferior. El acercamiento al paradero debe ser posible desde cualquier lado, para lo cual debe estar libre de obstáculos.
En el caso de tener paneles publicitarios a los costados, no deben obstaculizar el área libre de circulación peatonal, ni entorpecer la visibilidad en las esquinas ú obstruir el ingreso a rampas
Debe diseñarse un espacio que permita la espera de una persona en silla de ruedas en forma cómoda.
(Ilustración que muestra un ejemplo de paradero en la vía pública)
3.9 Rejillas y tapas de registros
Cuando se coloque rejillas de ventilación de ambientes bajo el piso, colectores de agua de lluvia, rejas protectoras de jardineras alrededor de árboles, así como tapas de buzones o registros, éstas deben estar niveladas con el pavimento.
En el caso de rejillas, las barras deben ubicarse en forma perpendicular al sentido de la marcha y su separación no debe ser mayor de 13 milímetros. En general deberán resolverse con materiales cuyo espaciamiento impida el paso de una esfera de 13 milímetros de diámetro.
(Ilustración que muestra la disposición correcta de una rejilla colocada en la acera)
3.10 Anuncios, toldos y árboles
Los elementos salientes que se coloquen anclados o adosados a las fachadas, deben tener su parte más baja, como mínimo, a 2.10 metros de altura, de manera que no presenten riesgo para las personas con discapacidad visual y con movilidad reducida. De igual forma, las ramas más bajas de los árboles no deben encontrarse por debajo de dicha altura.
Los árboles y elementos de señalización que se coloquen en la vereda no deben interrumpir el tránsito peatonal, por lo que debe mantenerse un paso peatonal libre de 1.20 metros y delimitar con sardineles o cubrir con rejillas las jardineras o espacios alrededor de los árboles, de manera que puedan ser identificados por las personas con discapacidad visual que utilicen bastones.
(Ilustración que grafica la correcta colocación de los diferentes elementos en la vía pública)
3.11 Semáforos, postes y faroles
Los semáforos, postes y faroles colocados en las veredas, no deben interrumpir el paso peatonal libre de 1.20 metros. Los tensores u otros elementos de soporte de los postes, deben estar colocados a una altura de 2.10 metros para evitar obstáculos en las veredas.
(Ilustración que grafica la correcta colocación de los diferentes elementos en la vereda)
3.12 Papeleras y bebederos
Las papeleras ubicadas en las veredas, deben colocarse de manera que no interrumpan los 1.20 metros de paso libre peatonal. La boca de la papelera debe estar por debajo de los 80 centímetros de altura para que sea accesible a las personas en silla de ruedas

Los bebederos o fuentes de agua para beber, comúnmente presentan dificultades de acceso para las personas con discapacidad, porque normalmente no consiguen alcanzarlos. Por este motivo es importante que cada bebedero sea adecuado para hacerlo accesible, adecuación que servirá para su uso por niños, ancianos y personas con discapacidad.
Para ser accesible, el diseño del bebedero debe considerar el espacio que ocupan las personas al acercarse en silla de ruedas, debe evitarse los cambios de nivel y deberá contar con un área de aproximación frontal libre de obstáculos.
La parte superior del bebedero, así como los comandos, deben estar a una altura entre 80 y 85 centímetros, para personas que utilizan silla de ruedas y de 1.00 metros, para uso estándar.
Los disposiitvos de accionamiento deben ser de tipo palanca, que permita la operación manual.
Es conveniente colocar una barra de apoyo alrededor del bebedero, para evitar que las personas con movilidad reducida deban apoyarse directamente en el mismo.
(Ilustración que muestra un bebedero o fuente de agua para beber accesible y una papelera colocada en vía pública)
4. ELEMENTOS DE DISEÑO ARQUITECTÓNICO
4.1 Ingresos
Todos los edificios públicos o privados de uso público, deben contar con ingresos accesibles desde la vereda correspondiente. Debe considerarse una ruta accesible desde el estacionamiento y paradero más cercanos. Del mismo modo, las áreas de uso común de los Conjuntos Residenciales, así como los vestíbulos de ingreso de los Edificios Multifamiliares para los que se exija ascensor, deberán cumplir con condiciones de accesibilidad mediante rampas o medios mecánicos.
En las adaptaciones, si el ingreso principal fuera imposible de adecuar debe contarse con un ingreso secundario accesible y debidamente señalizado desde el ingreso principal.
(Ilustración que muestra un ejemplo de una ruta e ingreso accesible)
4.2 Puertas principales e interiores
La puerta principal de ingreso a un establecimiento debe tener un ancho mínimo libre de 1.20 metros. En el caso de puertas de dos hojas, una de ellas debe tener un ancho mínimo de 90 centímetros. La altura mínima de las puertas debe ser de 2.10 metros
Las puertas interiores deben tener un ancho libre mínimo de 90 centímetros. En el caso de que existan dos puertas batientes consecutivas, el espacio libre entre ellas debe ser 1.20 metros, sin incluir el espacio proyectado por la apertura de las puertas. Si se opta por puertas giratorias, debe preverse otro ingreso que permita el acceso en silla de ruedas. Las puertas deben considerar un área de acercamiento libre, para la apertura de la puerta por personas en silla de ruedas o con movilidad reducida.
Es conveniente que en la parte inferior, las puertas tengan un revestimiento protector resistente a impactos. Las puertas tipo vaivén, deben tener algún tipo de visor para evitar choques frontales.
Las manijas de las puertas deben ser de palanca u otro tipo de cerradura considerada accesible y estar colocadas a una altura máxima de 1.20 metros medidos desde el suelo.
Las puertas de baños u otras que requieran ser cerradas por personas en silla de ruedas, deben tener una barra horizontal en su parte interna. Cuando en los ingresos existan elementos de seguridad, como barreras u otros elementos de control, debe establecerse un paso alternativo de 90 centímetros de ancho, como mínimo.
(Ilustración que grafica las condiciones que se requieren cuando existen dos puertas consecutivas)
4.3 Pasadizos
Los pasadizos deben tener como mínimo 90 centímetros de ancho libre para permitir el paso de una persona en silla de ruedas. En pasadizos de circulación doble, el ancho debe ser de 1.50 metros.
Cuando los pasadizos tienen un ancho inferior a 1.50 metros y su longitud está entre 12.00 y 25.00 metros, deben contar en sus extremos con espacios que permitan el giro de una silla de ruedas. En caso de tener longitudes mayores de 25.0 metros, además de los espacios para giro en sus extremos deberán tener espacios adicionales intermedios distanciados como máximo 25.0 metros.
En los establecimientos que atiendan público los pasadizos deben estar libres de obstáculos o desniveles a fin de permitir el desplazamiento en silla de ruedas. Igualmente debe evitarse la colocación de elementos adosados a los muros por debajo de una altura de 2.10 metros. Siendo los pasadizos lugares de paso, debe evitarse la colocación de mobiliario o adornos que obstaculicen el tránsito. Si fuera indispensable colocarlos, deberá tratarse que todos estén en el mismo lado.
(Ilustración que muestra el ancho de pasadizos de circulación simple y doble)
4.4 Mostradores y ventanillas de atención
En los casos que la atención al público se realice a través de mostradores deberá existir un área de aproximación libre de obstáculos que permita el desplazamiento de una persona en silla de ruedas.
Debajo del mostrador, deberá existir un espacio libre de 40 centímetros de profundidad para el acercamiento de los pies. La altura del mostrador de atención debe ser hasta 80 centímetros con una altura libre inferior de 75 centímetros.
El ancho del mostrador para atención a las personas con discapacidad debe ser como minimo de 80 centímetros
Cuando la atención se realiza a través de ventanillas, por lo menos una de ellas deberá tener una altura máxima de 80 centímetros. En ambos casos debe existir la señalización adecuada.

(Ilustración que muestra las medidas y disposición adecuada para un mostrador para atención de personas con discapacidad)
4.5 Escaleras
Las escaleras no constituyen una solución accesible para personas en sillas de ruedas, pero pueden ser utilizadas por personas con capacidad ambulatoria que utilizan ayudas como muletas o bastones y personas con discapacidad sensorial o intelectual, para lo cual deben cumplir con ciertas condiciones tales como:
- Ancho mínimo libre de 1.20 metros.

- El piso de las escaleras debe ser antideslizante.

- Las escaleras no deben interrumpir las circulaciones horizontales.

- Los pasos y contrapasos de las escaleras tendrán dimensiones uniformes.

- Los pasos deben tener un ancho entre 25 y 28 centímetros. De la misma manera los contrapasos deben tener una altura entre 15 y 18 centímetros. Para hacer más fácil el uso de las escaleras por personas que usan muletas o bastones, se recomienda que los pasos tengan 30 centímetros y los contrapasos 16 centímetros. No es recomendable el uso de escaleras sin contrapaso, debido a la posibilidad de tropiezos.

- El radio de redondeo de los cantos de las gradas no debe ser mayor de 13 milímetros.

- Las escaleras deben tener pasamanos, de preferencia a ambos lados, colocados a una altura de 80 centímetros. En el caso de pasamanos adosados a paredes, deben estar separados de ella entre 3.5 a 4 centímetros.

- En la parte inferior de las escaleras, cuya altura con respecto al piso sea menor de 2.00 metros, debe colocarse algún elemento fácilmente detectable con el bastón, que impida el paso más allá a las personas ciegas.

- Es conveniente colocar al inicio y entrega de la escalera una franja de diferente textura, del mismo ancho de ella.
(Ilustración que muestra las medidas y condiciones para el diseño de escaleras con protección para personas ciegas)
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   14

similar:

Iv oración de la persona con discapacidad iconLa presente norma tiene como objeto establecer las disposiciones...

Iv oración de la persona con discapacidad iconCompetencias Tradicionales
«diestro». Una persona diestra en el sentido estricto de la palabra es una persona cuyo dominio reside en el uso de la mano derecha....

Iv oración de la persona con discapacidad iconFekoor organiza el IX foro Mujer y Discapacidad que se celebrará...

Iv oración de la persona con discapacidad iconA La dieta de una persona es el régimen de comidas y bebidas que...

Iv oración de la persona con discapacidad iconCon la persona. Enfermera como consejera experta. Diferenciación...

Iv oración de la persona con discapacidad iconIdentificación de alumnos con discapacidad auditiva

Iv oración de la persona con discapacidad iconAtencion educativa de alumnos con discapacidad motriz

Iv oración de la persona con discapacidad iconIV. Derechos laborales de los trabajadores con discapacidad. V

Iv oración de la persona con discapacidad iconLa enseñanza de las matemáticas en niños con discapacidad cognitiva

Iv oración de la persona con discapacidad icon¿Cuál es la política educativa para garantizar el derecho a la educación...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com