Resumen para el final de socio jurídica!!!!




descargar 301.16 Kb.
títuloResumen para el final de socio jurídica!!!!
página5/7
fecha de publicación07.03.2016
tamaño301.16 Kb.
tipoResumen
b.se-todo.com > Derecho > Resumen
1   2   3   4   5   6   7

1. Muchos jóvenes de clase baja (especialmente varones) obtenían malos resultados en la escuela.

2. El rendimiento escolar está en relación con la delincuencia.

3. El mal rendimiento escolar es el resultado de un conflicto entre los valores dominantes de la clase media predominantes en el sistema escolar y los valores de los jóvenes de clase baja.

4. Los delincuentes juveniles de clase baja forman subculturas delincuentes buscando reducir su frustración y obtener un mejor concepto de sí mismos, manteniendo valores antisociales.
Teoría del control o arraigo social (HIRSCHI)

A grandes rasgos, lo más importante de la teoría del control o arraigo social formulada por Travis HIRSCHI, consiste en distinguir entre el control ejercido desde fuentes externas al individuo y el control ejercido por el propio individuo. Al primero le denominaremos “control social” y al segundo “autocontrol”. La sociedad se esfuerza en presionar a sus miembros con modelos de conformidad. En principio, es el control social el que opera de freno para evitar la comisión de delitos. Las personas que carecen de vínculos sociales estarán más predispuestas a delinquir que aquellas que tienen fuertes vínculos con la sociedad. “La delincuencia se produce cuando los vínculos que nos unen a la sociedad se rompen o se debilitan”.

Para explicar la conducta conforme a las normas sociales o “conformidad” HIRSCHI hace un especial hincapié en cuatro variables de control, representadas cada una de ellas por un fuerte vínculo social

  1. Attachment (afecto): es un vínculo de carácter afectivo, desarrollado mediante una interacción (o relación) íntima y continuada. Esta conexión pondrá en evidencia, —según sea el cariño de los padres hacia los hijos, la medida en que los padres o profesores supervisan su comportamiento, y se comunican con ellos—, el grado en que los adolescentes se sientan comprendidos, perfectamente bien ubicados en el colegio, y se mostrarán respetuosos respecto de las opiniones de sus padres y profesores. Este vínculo utilizado en este sentido, se encuentra muy unido al concepto de la asociación diferencial de SUTHERLAND, excepto que enfatiza en la idea que el vínculo de carácter afectivo es más importante que el contenido específico del aprendizaje al que pueda dar resultado. Para HIRSCHI, tal enfoque tiene la ventaja de evitar “el problema de explicar los cambios situados en la ‘conciencia’ en el vínculo hacia los otros antes de que forme parte de su personalidad”.




  1. Commitment (compromiso): es un vínculo de carácter utilitario que puede ser definido como el grado según el cual los propios intereses individuales han sido invertidos en un conjunto de actividades fijas o establecidas. Para HIRSCHI este es el “componente racional de la conformidad”, entendido como la manera racional de calcular el potencial de ganancias y perdidas que los individuos contemplan al realizar una conducta desviada, “tienen que considerar los costes de su comportamiento desviado, el riesgo que corren de perder la inversión realizada mediante su comportamiento convencional”. El concepto de compromiso asume que la organización de la sociedad es tal que el interés de muchas personas puede ser puesto en peligro si se ven envueltos en actividades criminales. La mayoría de la gente, simplemente por el proceso de vivir en una sociedad organizada, adquiere una reputación y unas perspectivas que no quieren poner en peligro de perder. Estas “ambiciones” y/o “aspiraciones” juegan un importante papel para producir la conformidad.




  1. Involvement (participación): como factor de control social, HIRSCHI reconoce una antigua tesis al resaltar que “indudablemente, muchas personas eligen una vida conforme a la ley por falta de oportunidades de hacerlo de otra manera”. El sentimiento común que sugiere que la delincuencia juvenil se puede prevenir ayudando a los jóvenes a estar ocupados y fuera de las calles, encuentra aquí un pequeño soporte doctrinal, al examinar como la participación, —definida en términos de cantidad de tiempo y energía consagrado a realizar asiduamente algún tipo de actividad—, representa un importante factor de control social.




  1. Belief (Creencia): representa un vínculo de carácter ideológico, que para HIRSCHI no equivale a profundas convicciones morales, sino que sugiere más bien el sentimiento de que ciertos valores y normas cuentan con el respaldo de aprobación social. Opina que las creencias personales no son interiorizadas profundamente, sino que están necesitadas de un refuerzo social constante. Nos abstenemos de delinquir por respeto a la Ley o porque sabemos que ese acto esta mal. HIRSCHI puso a prueba su teoría realizando una encuesta mediante la técnica de auto informe a más de 4.000 alumnos de bachillerato de institutos de California. HIRSCHI resalta la importancia de dos sistemas convencionales de control social, a través de los cuales los adolescentes pueden desarrollar adecuadamente sus vínculos con la sociedad: la familia y la escuela. El cariño y afecto a los padres, así como el ser un buen estudiante, fortalece su moral y hará menos probable la comisión de delitos. “Los sentimientos positivos hacia estas instituciones de control y hacia la autoridad personal es la primera línea del control social”.

La aplicación de esta teoría supone que mejorando el arraigo social de los jóvenes (apego a los padres, compromiso con valores pro sociales, participación en actividades pro sociales y fortalecimiento de las creencias morales) se logrará una reducción del comportamiento delictivo de los jóvenes.
TAYLOR, WALTON y YOUNG

Realizan una exhaustiva crítica (radical) de las teorías existentes sobre el crimen, la desviación y el control social, “ofreciendo en su lugar una explicación sociológicamente más amplia de la génesis del crimen, y, en particular, un planteo transaccional del fenómeno social del crimen”, pero donde apenas esbozaban los postulados teóricos de la nueva Criminología que ellos defendían.

Sostienen que la criminología radical si quiere avanzar como ciencia debe tener el objetivo de construir una teoría que de sentido a los cambios de “la estructura del control social, la ley y el delito”, abogan por una criminología normativamente comprometida por la supresión de las desigualdades sociales, para lo que debe disponer de “la libertad de cuestionar no solamente las causas del delito sino también las de las normas, que en sentido propio, crean el delito: o sea las normas legales”. El plan debe consistir, entonces, en construir una criminología materialista (acorde con el método del materialismo histórico acuñado por el marxismo) que asuma “la tarea de buscar explicaciones de la subsistencia, la innovación o la derogación de las normas jurídicas y sociales sobre la base de los intereses que respaldan, de las funciones que cumplen en determinado régimen material o de producción en sociedades fundadas en la propiedad, comprendiendo que tales normas jurídicas están inextricablemente ligadas con las contradicciones en desarrollo en esas sociedades”. A tenor de esto, para los partidarios de la criminología crítica “las causas del delito están irremediablemente relacionadas con la forma que revisten los ordenamientos sociales de la época. El delito es siempre ese comportamiento que se considera problemático en el marco de esos ordenamientos sociales; para que el delito sea abolido, entonces, esos mismos ordenamientos deben ser objeto de un cambio social fundamental”.

A su juicio una teoría social de la desviación debe contener los siguientes elementos: debe entender los orígenes mediatos del acto desviado “en función de la situación económica y política rápidamente cambiante de la sociedad industrial avanzada; debe poder explicar los diferentes acontecimientos, experiencias o cambios estructurales que precipitan el acto desviado; tiene que poder explicar la relación entre las creencias y la acción, entre la “racionalidad óptima que los hombres han elegido y la conducta que realmente manifiestan (por ejemplo, un adolescente puede optar por el hedonismo, el rechazo o la autoafirmación, sin que tenga posibilidad alguna de poner nada de ello en práctica), esto es que el hombre cuando opta por conducirse en forma desviada, elige a conciencia; debe explicar las posibilidades y las condiciones que determinan la reacción del grupo social contra el desviado; debe instaurar un modelo efectivo de los imperativos políticos y económicos que sirven de base a la persecución de ciertos tipos de delincuencia o para lograr que ciertos comportamientos dejen de figurar en la categoría de ilegales; exige entender que la reacción que tiene el hombre ante el rechazo o la estigmatización está vinculada con la elección consciente que precipitó su infracción inicial.

La criminología crítica ha contemplado también, aunque de un modo global y siguiendo sus postulados, la problemática de la delincuencia e inadaptación juvenil.

TAYLOR

Explica los problemas de la juventud analizando su situación en la sociedad actual, sociedades capitalistas de libre mercado, regidas por un afán consumista desmedido, en el que las diferencias entre clases sociales ha aumentado, imponiéndose la consigna de “tanto tienes, tanto vales”, lo que crea una serie de ganadores y perdedores, en las que las frustraciones y las dificultades hacen que gran parte de la juventud sea definida como perdedores. De la serie de graves problemas que atañen a la juventud, menciona como más relevantes los siguientes:

Se ha producido un paulatino empobrecimiento de la población. Esto implica una serie de consecuencias negativas para la gente joven en dos sentidos distintos (pero conectados): las experiencias de penuria y escasez vividas durante la infancia y, a su vez, durante la transición de la escuela al mundo laboral. A su juicio, la ampliación de la distancia material entre los pobres y el consumo de bienes de mercado debería verse como el factor que más ha contribuido a la explosión de todo tipo de hurtos, robos y otras formas de delitos patrimoniales en países como Inglaterra y Gales en los años 80 y 90. Otorga gran importancia al desempleo juvenil, así como a la expansión del número de jóvenes que trabajan en condiciones de explotación (física y psíquica), y el gran número de jóvenes empleados en trabajos con contratos temporales y mal remunerados. Resalta también, la evidencia de que mucha gente joven pospone proyectos de formar un hogar (y casarse), y continúan viviendo en casa de sus padres. Mientras tanto, se ha producido un incremento en el número de jóvenes sin hogar (homeless), que viven y trabajan en las calles.

Por último, la inseguridad y el riesgo en el que viven los jóvenes hoy en día, reflejado en la proliferación de delitos de abusos sexuales de niños y adolescentes, y en la omnipresencia de drogas y alcohol, son otros factores a los que otorga gran importancia.

La conclusión más inmediata que se nos ocurre sobre el tratamiento de la delincuencia juvenil por los seguidores de la Criminología crítica, no puede ser otra que la distinta forma de encarar el problema, si la comparamos con la Criminología tradicional. Los partidarios de la teoría de la desviación, no buscan las causas o factores que influyen o concurren en el delito, sino que, sobre todo, intentan resaltar los problemas de la sociedad, para solucionarlos, lo que a su vez solucionará, en gran medida, la delincuencia.
CLASE 3! 2008

EL ACCESO A LA JUSTICIA.
EL Estado De derecho se construyo a lo largo de todo el siglo XIX y XX, sobre la base del legado del pensamiento político y jurídico de los ilustrados europeos del siglo XVIII, la tradición del contractualismo que arranca incluso en el siglo XVII con Locke y que en esta revolución francesa permite reconocer históricamente el inicio de una nueva etapa basada en 2 principios que sostendrán los regímenes políticos considerados como Estado de derecho me refiero a la voluntad soberana del pueblo y de la igualdad de los ciudadanos ante la ley. Estos 2 principios sostendrán al estado de derecho a lo largo del s. XIX bajo la forma de estado de derecho liberal y posteriormente, ya avanzado el siglo XX sostendrán lo que se conoce como el constitucionalismo social. Más allá de los derechos colectivos, los derechos individuales han sido un pilar fundamental de la democracia contemporánea. Si no hay verdadera igualdad de los ciudadanos ante la ley se desvirtúa en buena medida la legitimidad que tiene que tener un Estado de derecho democrático es una condición indispensable que crecientemente a lo largo de las investigaciones que se realizan en el campo de la sociología jurídica en particular van demostrando que es un problema acuciante de las democracias contemporáneas, asegurar a todos los ciudadanos una calidad de servicio de justicia, una accesibilidad para todos y de alguna manera proponer por parte del estado políticas activas que permitan verdaderamente disfrutar de este derecho como el principio de todos los derechos si los ciudadanos no cuentan esa posibilidad mas o menos accesible de recurrir a la justicia y reclamar por sus derechos inculcados, entonces todos los demás enunciados de derechos tanto individuales como sociales se caen por un enunciado exclusivo y que no tiene ninguna materialidad. En nuestra constitución:

  • El Articulo 18 establece las garantías de proceso: “Ningún habitante de la Nación puede ser penado sin juicio previo fundado en ley anterior al hecho del proceso, ni juzgado por comisiones especiales, o sacado de los jueces designados por la ley antes del hecho de la causa. Nadie puede ser obligado a declarar contra sí mismo; ni arrestado sino en virtud de orden escrita de autoridad competente. Es inviolable la defensa en juicio de la persona y de los derechos.” (…)

  • El Articulo 75 inc. 22: consagra la primacía de los tratados internacionales en materia de DD.HH (entre ellos el acceso a la justicia). Por ej.: La Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre; la Declaración Universal de Derechos Humanos; la Convención Americana sobre Derechos Humanos; el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales; etc. Todos con carácter constitucional y forman parte inherente a nuestra Carta Magna.

  • La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) considera que los Estados miembros tienen la obligación de organizar sus poderes para hacer efectivo esta igualdad, en 2 aspectos, 1º creando las condiciones jurídicas y 2º creando las condiciones materiales (acciones positivas)

Como vimos la organización de los Estados Americanos considera que es un deber de los Estados promover no solamente los derechos en una manera meramente enunciativa, sino aplicar políticas publicas efectivas que aseguren a todos los ciudadanos esta posibilidad no solo en condiciones jurídicas, sino también materiales. Cuando hablamos de condiciones no solo nos referimos a condiciones de tipo monetarias, sino también lo que hace a la organización, la difusión de los derechos, la accesibilidad geográfica (la disposición de los tribunales, la mejor manera posibles de estar distribuidos dentro de un territorio estatal), asegurando una sustancia material a los derechos que se han enunciado en la CN.

La problemática del acceso de los ciudadanos a la justicia incluye no solo aspectos jurídicos sino también de carácter cultural y simbólica, tiene que ver y podríamos relacionarlo con los temas de la cultura legal externa, cuantas veces los ciudadanos por una perspectiva lejana de los hechos judiciales o por una percepción que la justicia no esta de su lado, podemos decir no esta en la defensa de criterios de verdadera liquidad e imparcialidad, son aspectos que de alguna manera obstaculizan esa fluidez que debería haber entre los ciudadanos, el derecho y el sistema jurídico.

Entonces el ACCESO A LA JUSTICIA es: una responsabilidad compartida por los tres poderes del Estado:

El acceso a la justicia puede ser considerado por:

  1. El acceso propiamente dicho (representación por un abogado)

  2. La disponibilidad de un buen servicio de justicia (procedimiento judicial en tiempo prudencial)

  3. La posibilidad de sostener el tiempo completo del proceso (disponibilidad económica)

  4. El conocimiento de los derechos por parte del ciudadano y de los medios para hacerlos valer.

Estas consideraciones nos van marcando la extensión que tiene el problema y tener conciencia de la importancia que tiene como política de Estado, tanto como por la diligencia política como por los propios ciudadanos que demanden una mejor calidad de justicia y una mayor difusión de estos derechos y una mayor disponibilidad en el acceso a la justicia.

Felipe Fucito menciona 2 aspectos conceptuales que deben ser tenidos en cuenta cuando analizamos la problemática del acceso a la justicia de un modo igualitario:

  1. La “Marginalidad Jurídica objetiva”: patrones culturales, económicos y educativos, que se interponen entre los ciudadanos y el sistema jurídico, estos son medibles (a través de estadísticas), pensemos en las condiciones socioeconómicas que vivimos en un país.

  2. La “Ajenidad Cultural”: la percepción negativa que la población tiene del sistema judicial. Ya hemos visto como los ciudadanos, mediante las diferentes experiencias judiciales, ante la información proveniente de los medios de comunicación, va desalentando de alguna manera la credibilidad de los ciudadanos en el sistema judicial, esto es muy importante porque en buena medida la legitimidad del régimen político depende de la credibilidad de su justicia, sino hay justicia en la percepción de los ciudadanos aparece en ellos un estado de fastidio, de desconfianza que termina contaminando otros aspectos de la vida institucional.

Una de las cuestiones frecuentes en las culturas latinoamericanas o iberoamericanas tiene que ver con los aspectos relacionados con la corrupción del sistema judicial, la corrupción no solo política, sino también del sistema jurídico esta presente en los medios de comunicación de una manera casi habitual lamentablemente y en los últimos años en nuestro país hemos visto como números jueces han sido destituidos en procesos muchas veces no muy claros y con motivos o fundamentos de carácter político menos claros aun.

EL ACCESO A LA JUSTICIA: CORRUPCION DEL SISTEMA JUDICIAL:

  • La corrupción según Transparencia Internacional, esta socavando las bases de los sistemas judiciales en el nivel mundial, y negando a los ciudadanos el acceso a la justicia y el derecho humano básico a un juicio imparcial y justo, o incluso, a veces, simplemente a un juicio.

Como vemos según este informe de Transparencia Internacional la corrupción no es una cuestión de normas, ajenas a la realidad cotidiana de la mayoría de los ciudadanos, sino que es un cáncer que atenta contra la imparcialidad del sistema y a veces niega el acceso a la justicia a todos los ciudadanos, sin discriminación alguna a un juicio, porque a veces se requiere llegar a un juicio para aclarar algunas cuestiones. Por ej. Las denuncias acerca de la honorabilidad de las personas, son procesos extremadamente largos, costos y gralmete llegan tarde, cuando la opinión publica ha terminado juzgando a la persona, que se demuestra luego de ese proceso que es inocente, pero que al llegar tarde la justicia no puede borrar el descredito de ese individuo ante la sociedad. En este caso es una inoperancia producida por su lentitud por parte de la justicia.

La corrupción salpica todos los ordenes de la vida social, no es algo que si a mi no me toca es un tema menor, porque en algún momento nos va a perjudicar, en términos grales o muy particulares.

El acceso a la justicia y la corrupción como vimos están íntimamente vinculados.

  • El informe Global de la Corrupción 2007, titulado: Corrupción en Sistemas Judiciales, señala claramente: “El deterioro de estándares internacionales se evidencia en países como la Argentina y Rusia, donde los poderes políticos han aumentado su influencia sobre el proceso judicial en años recientes. Y para los jueces que se resisten a ser comprometidos, la represalia política puede ser expedita y severa. Los procedimientos injustos o inefectivos para disciplinar y destituir a jueces corruptos puede terminar usándose en cambio para eliminar a jueces independientes”.

Este es el otro costado de la corrupción de los sistemas judiciales es la vinculación indebida entre el poder político y el poder judicial, la presión que se da entre los mismos jueces es en algunos casos inocultable, causas que van feneciendo, que van prescribiendo, porque duermen en los despachos judiciales, terminan desvirtuándose las denuncias y cayendo en el olvido pensando algunos datos en los últimos 14 años en Argentina los tribunales han acumulado 750 procesos por corrupción de los cuales en los últimos 5 años solamente fueron condenados 15 funcionarios de segunda categoría.

Algunas reformas judiciales que se han dado en A. Latina y particularmente en Argentina con la pretensión de darle mayor transparencia a la justicia y aumentar la baja estima que tienen los ciudadanos por el sistema judicial, en verdad no han dado resultados efectivos hasta el momento, incluso el Consejo de la Magistratura que se ha implementado en nuestro sistema no ha contribuido debidamente por lo menos no ha cumplido con las expectativas que se habían generado con esta transparencia del propio sistema de selección de los jueces y una verdadera independencia de la justicia respecto del poder político, de lo contrario este Consejo de la Magistratura ha convalidado estas disposiciones ya políticamente establecidas.

La otra gran cuestión relacionada con el acceso a la justicia es los problemas relacionados con la CELERIDAD DE LA JUSTICIA, es bien conocida la expresión que dice “es preferible un mal arreglo a la incertidumbre que implica un largo proceso, cuyo resultado se desconoce, muchas veces es impredecible y es sumamente costoso”, a lo largo de muchos años el proceso sigue su vida de una manera muy lenta, mueren testigos, mueren demandantes y nunca se llega a conocer la verdad.

La celeridad de la justicia es un tema fundamental que debería ser una de las prioridades de toda reforma de la justicia.
1   2   3   4   5   6   7

similar:

Resumen para el final de socio jurídica!!!! iconResumen para el final de socio jurídica!!!!

Resumen para el final de socio jurídica!!!! iconTransformación curricular para la sociedad del conocimiento. Ejes...

Resumen para el final de socio jurídica!!!! iconResumen En el constitucionalismo estrenado tras la segunda guerra...

Resumen para el final de socio jurídica!!!! iconTaller de estudio para examen final

Resumen para el final de socio jurídica!!!! iconGuía para preparar el segundo (final) examen de Política monetaria

Resumen para el final de socio jurídica!!!! icon5. 3 Escenario socio-económico

Resumen para el final de socio jurídica!!!! iconPrograma socio-diversidad, Iquitos

Resumen para el final de socio jurídica!!!! iconUnidad 1: la educación en los estadios socio-económicos

Resumen para el final de socio jurídica!!!! iconEl pueblo gitano en el sur de España y su marginalización socio/cultural

Resumen para el final de socio jurídica!!!! iconDogmatica juridica




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com