Ciênc saúde coletiva vol. 13 no. 5 Rio de Janeiro Sept./Oct. 2008




descargar 122.23 Kb.
títuloCiênc saúde coletiva vol. 13 no. 5 Rio de Janeiro Sept./Oct. 2008
página1/4
fecha de publicación12.03.2016
tamaño122.23 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Derecho > Documentos
  1   2   3   4
Ciência & Saúde Coletiva

Print version ISSN 1413-8123

Ciênc. saúde coletiva vol.13 no.5 Rio de Janeiro Sept./Oct. 2008

http://dx.doi.org/10.1590/S1413-81232008000500028 

TEMAS LIVRES FREE THEMES

 

Las migraciones forzadas por la violencia: el caso de Colombia

 

Migrations forced by violence: the Colombian case

 

 

Gloria Marcela Gómez BuilesI; Gilberto Mauricio Astaiza AriasII; Maria Cecília de Souza MinayoIII

IFacultad de Odontología, Universidad de Antioquia. Calle 64 N. 52-59. 2196702. Medellín, Colombia. magobu4@yahoo.es 
IIUniversidad Sur Colombiana 
IIICentro Latino Americano de Estudos sobre Violência e Saúde, Fiocruz

 

 
RESUMO

Las migraciones humanas han sido uno de los motores en la historia de las sociedades. Durante el siglo XX, el desplazamiento forzoso interno se ha constituido en un componente importante de los procesos migratorios en el mundo. Colombia, uno de los casos paradigmáticos de este fenómeno, es un país con un acumulado de más de tres y medio millones de personas desplazadas forzadamente por la violencia, en los últimos 25 años de su historia, producto de un conflicto armado interno de origen sociopolítico. Además de los efectos sociodemográficos en la reconfiguración de las ciudades, esta problemática afecta la condición humana de cada una de las víctimas de este fenómeno, deteriorando la calidad de vida y la salud de estas personas. El presente artículo pretende, mediante una revisión sistemática, ofrecer un panorama general del fenómeno de las migraciones forzadas por la violencia en el mundo y analizar las particularidades de esta problemática en la experiencia colombiana. De esta manera se afirma que el desplazamiento forzado es un drama humano que se concreta en la violación de los derechos humanos, y por lo tanto expone individuos y colectivos altamente fragilizados con un profundo deterioro de la calidad de vida y de la salud.

Palabras clave: Migración, Desplazamiento forzado, Violencia
ABSTRACT

The human migrations have been one of the motors in the history of humanity. During the twentieth century, internal forced displacement has been an important component of the migration processes in the world. Colombia, a paradigm for this phenomenon, is a country with more than three and a half million people displaced over the last 25 years by force of the violence resulting from an internal armed conflict. Besides the socio-demographic effects in the reconfiguration of the cities, this problem affects the human condition of the victims deteriorating their health and quality of life. This article aims to show the general panorama of migrations forced by violence in the world and to analyze the peculiarities of this phenomenon in the Colombian case. We conclude that forced displacement is a serious violation of human rights producing a human drama by exposing the affected individuals and communities to vulnerability and a deep deterioration of their quality of life and health.

Key words: Migration, Forced displacement, Violence
 

 

Introducción

El desplazamiento forzado por la violencia es un componente de las migraciones humanas en el mundo del siglo XXI. Este se expresa como una crisis humanitaria que afecta la población de varios países, mediante la violación de los derechos humanos, generando un deterioro de la calidad de vida y salud de la población desplazada. De igual forma Colombia, presenta a 2005 aproximadamente 3.7 millones de personas que han sido desarraigadas, por un conflicto armado interno de origen sociopolítico, de larga duración, ocupando así el segundo lugar en el mundo después de Sudan en migraciones internas. El desplazamiento forzado por la violencia es un fenómeno sociodemográfico importante que determina los procesos de urbanización de las ciudades. Allí los migrantes forzados buscan refugio, reconfigurando los espacios urbanos de manera caótica y desordenada, mediante recursos y factores sociales adversos y escasos para reconstruir sus vidas y redes sociales previamente destruidas. Además los lugares de reasentamiento presentan condiciones de pobreza e indigencia, enmarcados dentro de procesos de exclusión. Estas condiciones de vida afectan negativamente a los individuos y colectivos que allí se establecen, determinando los procesos de reproducción social y los problemas de salud. El presente artículo muestra mediante una revisión sistemática, un panorama general del fenómeno de las migraciones forzadas por la violencia en el mundo, analiza las particularidades de esta problemática en Colombia, y los efectos e implicaciones de este, en la salud y calidad de vida en las personas en situación de desplazamiento forzado durante el proceso de reasentamiento en la ciudad.

 

Las migraciones en la historia de la humanidad

Desde los inicios de la humanidad, los seres humanos migran. Los éxodos y flujos no sólo han sido parte integrante de la historia, como también determinantes de la misma. El fenómeno de las migraciones es reconocido como un proceso esencial en la vida del ser humano sobre la tierra, que ha permitido generar diferentes desarrollos socio culturales y económicos. Desde la aparición del homo-sapiens en África hace aproximadamente 200 a 140 mil años, y con el inicio de las migraciones fuera de este continente hace 70 mil años, se poblaron paulatina y progresivamente los diferentes hábitats de la tierra1.

Los desplazamientos intercontinentales de gran magnitud sólo comenzaron en el siglo XVI, con la expansión de Europa y los procesos de colonización. En los últimos dos siglos, las migraciones internacionales aumentaron, alcanzando niveles sin precedentes2. Como todo hecho social, el fenómeno migratorio ha estado determinado por los procesos más generales de la sociedad. Para el momento histórico contemporáneo, la globalización y la internacionalización del modelo de producción capitalista, de corte neoliberal, determinan las características de la dinámica migratoria mundial.

Podemos definir como migrante a toda persona que, por cualquier motivo, decide, mediante una elección tomada libremente, cambiar su lugar de residencia, ya sea de manera permanente o no. Es así como los procesos migratorios obedecen a decisiones concientemente planeadas, buscando en la mayoría de los casos un mejor empleo, salarios mas altos, mejor educación para los hijos, motivos familiares (reunirse o acompañar a parientes, la formación de matrimonios)3. De esta manera, las migraciones están insertas en el sistema global, que se caracteriza por la apertura de fronteras para el libre movimiento de capitales y mercancías, pero que, de manera contradictoria, restringe cada vez más la posibilidad de legalizar la situación de los migrantes económicos y laborales, e impone nuevas barreras para la entrada y movilidad de estas personas. Esta situación hace que la migración contemporánea exponga sujetos excluidos y cada vez más frágiles ante la explotación laboral. Además de la violación sistemática de los derechos humanos.

La Organización Internacional de Migraciones (OIM) considera el fenómeno de las migraciones humanas como una problemática de primer orden en la agenda internacional, en la medida que afecta tanto a los países receptores como a los de origen, debido al impacto demográfico y socio-económico que produce. Según las estadísticas, hay en el mundo para el 2005 aproximadamente 200 millones de migrantes internacionales, donde se excluye a los que han vivido fuera de su país por menos de un año. Desde 1970 al 2005 hay un aumento de 2,5 veces la cifra de migrantes internacionales; el 3% de la población mundial está dentro de esta categoría. Los principales destinos de estas personas son: Europa con 56.1 millones y Estados Unidos con 35 millones de migrantes, que corresponde al 7.7% y el 20% de su población, respectivamente4.

Durante el siglo XX y XXI paralelo a los procesos migratorios por motivos socio-económicos, la violencia, la guerra y los desastres naturales han producido millares de migrantes forzados en el mundo. Posteriormente a la caída del muro de Berlín o del bloque socialista, las guerras internacionales redujeron su frecuencia, dejando paso a las confrontaciones de tipo étnico, religioso, y nacional, causantes de migraciones internas en los países en crisis5.

 

Migraciones forzadas por la violencia: un acercamiento a la situación mundial

Las migraciones internas por la violencia son un fenómeno social que según Naciones Unidas, afecta aproximadamente a 23,7 millones de personas en el mundo6. Este proceso es asumido por las poblaciones para prevenir las consecuencias del conflicto armado, especialmente la consecuencia irreversible de la muerte. Por lo tanto, la respuesta ante el peligro que representa la guerra se concreta en el abandono obligado del lugar de residencia habitual y de toda la cosmogonía que en él se había construido. La condición de migrante forzado tiene dos connotaciones dentro de la legislación internacional: De un lado están los refugiados, hombres y mujeres que se ven forzados a buscar protección por fuera de su país de origen, como consecuencia de un temor fundado de persecución por motivos de raza, religión o nacionalidad, por sus opiniones políticas, por su pertenencia a un grupo social, o por huir de las guerras y de la violencia en sus comunidades. La característica distintiva de la situación de refugiado es la salida del país de origen en búsqueda de protección. Esta situación implica que a nivel internacional se promueva la protección de estos sujetos bajo el mandato de la Organización de Naciones Unidas. Y a nivel nacional, que el Estado que le brinde la protección requerida respete sus derechos y no los retorne a su país de origen. De otro lado están las personas en situación de desplazamiento forzado interno, quienes han tenido que huir de su lugar de residencia y migrar dentro del territorio nacional, porque su vida se encuentra en riesgo como consecuencia del conflicto armado, situaciones de violencia, violaciones de los derechos humanos y del Derecho Internacional Humanitario. A nivel nacional, el Estado tiene la obligación de proteger a las personas que se encuentren bajo esta situación, brindar y promover soluciones duraderas. A nivel internacional la obligación se concreta en complementar las acciones de la respuesta estatal ante esta situación7.

De esta manera se puede decir que las causas que generan las migraciones forzadas son impuestas y no permiten ningún tipo de decisión planeada, ya que por lo general estos procesos se dan de un momento a otro, los autores irrumpen en la cotidianidad de las familias o comunidades enteras y no dan espera para la planeación de la vida a partir del acto violento, ya sean amenazas, homicidios, torturas, coacción8, o terror infundido a partir de "rumores" de experiencias cercanas.

Según el Centro de Monitoreo de Desplazamiento Interno - IDMC - a nivel mundial la mayor parte de los migrantes internos están expuestos a diferentes formas de violencia, al hambre, a enfermedades y sufren múltiples violaciones de los derechos humanos durante y posteriormente a su desplazamiento. De igual forma la atención integral a estas personas presenta grandes tropiezos. Se reporta que solo uno de cada dos refugiados recibe atención internacional y de los gobiernos6. Bajo la convención de los refugiados de 1951 y el protocolo de 1967, la comunidad internacional no es la responsable legal para proteger a los desplazados internos. La responsabilidad primaria de su atención recae en los gobiernos nacionales, quienes deben suministrar la seguridad y el bienestar para todos los desplazados ubicados en su territorio. Los problemas ocurren porque los gobiernos no están capacitados y organizados para atender a esta responsabilidad como está establecido en los principios rectores del desplazamiento interno de las Naciones Unidas9.

De esta manera Bennet afirma que el desplazamiento interno no es un fenómeno nuevo. Cuando se redactaron la Carta de Naciones Unidas y las Convenciones sobre Refugiados, la proporción entre desplazados internos y refugiados era similar a la actual. Lo que ha cambiado es el número y la gravedad de las guerras internas y un crecimiento correlativo de la presencia y la cobertura otorgada a la migración forzosa por parte de la comunidad humanitaria internacional10. Igualmente, el creciente número de desplazados internos resulta del cambio en las prioridades del régimen internacional. La preocupación actual por limitar los flujos de refugiados y evitar el asentamiento a largo plazo ha tenido como resultado una política de cambio hacia la "internalización" del desplazamiento. Así, se hacen mayores esfuerzos para mantener a las personas en sus propios países, incluso si se encuentran lejos de sus lugares de origen10.

El desplazamiento forzado afecta a 50 países en los cinco continentes. Así, África es el más afectado con 12 millones de personas desplazadas en 20 países. Sudan, República Democrática del Congo y Uganda suman casi 9 millones de población desplazada. En la región del medio oriente este fenómeno es crítico, motivado esencialmente por el conflicto palestino-israelí y la guerra en Irak. Se estima que hay 2,1 millones de personas desplazadas, y casi 5 millones de refugiados de esta región. La mitad de las personas desplazadas las tiene Irak con casi 1.3 millones. De esta manera, Asia presenta para finales de 2005 2,7 millones de personas bajo esta condición. Los conflictos internos activos más importantes son los de Filipinas, Burma, Nepal e India que produjeron una cifra de 300,000 nuevos desplazados internos. Además países como Afganistán, Bangladesh Sri-Lanka y Uzbekistán continúan con sus conflictos internos crónicos, en los cuales los grupos rebeldes y los ejércitos nacionales violan sistemáticamente los derechos de la población civil, situada en medio de la confrontación. Europa es un continente que presenta pocos cambios en la problemática de las migraciones internas en los últimos años. En 2005 eran 2,8 millones de personas desplazadas internamente, unos 200.000 más que el 2004. En este continente la mitad de los afectados son refugiados oriundos de la Federación Rusa y los Balcanes, cuya intensidad disminuyó, con excepción de Armenia, Macedonia y Croacia. En América Latina se calcula aproximadamente 3,8 millones de personas desplazadas por conflictos armados internos, la mayoría los aporta Colombia con una frecuencia de expulsión para el 2005 de aproximadamente 250.000 personas por año. A su vez, otros países como Guatemala, Perú y México presentan migraciones internas que afectan especialmente a las poblaciones indígenas6.

En cuanto a los determinantes de estos procesos, se plantea que los principales agentes que causan el desplazamiento en el contexto internacional son los gobiernos nacionales, que a la luz de la ley internacional deberían proteger a los ciudadanos. Esto se da de manera directa o a través de grupos paramilitares o milicias que fuerzan a la población a dejar sus hogares. Los países como Sudan, Burma, Colombia Nepal y Zimbabwe para el 2005 lo presentan de esta forma. Por otro lado, los grupos rebeldes han sido responsables de esta situación en casi el 40% de los casos mundiales en los que están incluidos Colombia, Burnadi, Nepal etc. También en este panorama del desplazamiento forzoso interno ha tenido impacto la política mundial de "lucha contra el terrorismo", debido a que ha motivado y justificado el accionar de los países que tienen conflictos internos para reprimir los diferentes movimientos sociales y políticos amparados en esta directriz internacional6.

 
  1   2   3   4

similar:

Ciênc saúde coletiva vol. 13 no. 5 Rio de Janeiro Sept./Oct. 2008 iconDia 03 rio de janeiro (Excursión al Corcovado)

Ciênc saúde coletiva vol. 13 no. 5 Rio de Janeiro Sept./Oct. 2008 iconPrograma de Centros Asociados para el Fortalecimiento de Posgrados....

Ciênc saúde coletiva vol. 13 no. 5 Rio de Janeiro Sept./Oct. 2008 iconFran el Tue Oct 19 at 6: 29 pm Uhr

Ciênc saúde coletiva vol. 13 no. 5 Rio de Janeiro Sept./Oct. 2008 iconExamen: 12-20 sept. Objetivos generales

Ciênc saúde coletiva vol. 13 no. 5 Rio de Janeiro Sept./Oct. 2008 iconBoletín oficial del estado (boe) de 17 -6 -2008. Plazo de presentación: 7-7-2008. Rf: 14298

Ciênc saúde coletiva vol. 13 no. 5 Rio de Janeiro Sept./Oct. 2008 iconUniversidade estadual de londrina “Profª. Henriqueta G. G. de Almeida”...

Ciênc saúde coletiva vol. 13 no. 5 Rio de Janeiro Sept./Oct. 2008 iconCanalizado por Antonio Cerdán en lazkao 6 Sept. 2012

Ciênc saúde coletiva vol. 13 no. 5 Rio de Janeiro Sept./Oct. 2008 iconSaggi child development and disabilities,Vol. Xxxi-n. 1/2005

Ciênc saúde coletiva vol. 13 no. 5 Rio de Janeiro Sept./Oct. 2008 iconTranscripción del Artículo “En el principio” John Horgan, Investigación...

Ciênc saúde coletiva vol. 13 no. 5 Rio de Janeiro Sept./Oct. 2008 iconBibliografía: Mijail Malishev. Antropología filosófica: concientización...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com