"El goce de la salud es uno de los derechos fundamentales de cada ser humano, sin distinción de raza, religión, credo o condición económica o social"




descargar 141.67 Kb.
título"El goce de la salud es uno de los derechos fundamentales de cada ser humano, sin distinción de raza, religión, credo o condición económica o social"
página2/4
fecha de publicación12.03.2016
tamaño141.67 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Derecho > Documentos
1   2   3   4

CONCEPTOS DE SALUD.
El criterio de que la salud es simplemente la ausencia de enfermedad ya no es aceptable en relación a las modernas necesida­des y a lo que hoy se entiende por salud. Es cierto que una persona debe estar libre de enfermedad y de defectos invalidizan­tes, para poseer un nivel aceptable de salud.. Para considerar saludable a una persona, tomaremos en cuenta simultáneamente elementos objetivos (constátales por el observador) y subjetivos (transmitidos por el propio individuo). Estos incluyen una sensación de bienestar y seguridad, de capacidad para el desempeño de la actividad vital, y de relativa independencia. Por eso la salud es, como la enfermedad, hasta cierto punto simulable. Pero, en principio, sabemos que es más posible que el individuo esté sano cuando se siente de esa manera, reconociendo que también podría tener lesiones o disfunciones asintomáticas, o un psiquismo alterado sin manifestaciones evidentes. Por eso recurrimos además a informaciones objetivas, que pueden ser indicadoras del estado de salud. Por el examen obtenemos datos sobre los aspectos morfológicos, funcionales, de rendimiento vital y de conducta. 

Sin embargo, algunas personas aunque son conscientes de su enfermedad no buscan atención, ya sea por motivaciones personales (miedo, razones económicas, dejadez), porque no dan el valor adecuado a su propia salud, o por disturbios mentales. La educación para la salud tiene una importancia fundamental en este sentido, posibilitando muchas veces que el sujeto identifique el comienzo de algunas alteraciones en su organismo. Es necesario que conozca las posibilidades de atención que se le ofrecen y cómo puede usarlas. 

En el aspecto socio-cultural el concepto de salud es complejo, correspondiendo a la vez a un deber y un derecho del individuo.  

Pero también podemos considerarla como un valor estimable para la sociedad, que a su vez es "producible" y costoso, por lo que resulta utilizable en beneficio de otras personas (valor comercial de la salud). Existe explotación de estos hechos y son comunes los reclames comerciales promocionando la venta de medicamentos (vitaminas, entre otros ejemplos), con maravillosas propiedades para solucionar múltiples trastornos. Clasificar a un sujeto como sano o enfermo puede depender de la fineza de los medios que se empleen para valorar los diferentes parámetros mencionados. Si examinamos con suficiente profundidad y/o con instrumental de creciente capacidad de análisis, es posible que encontremos en casi todas las personas alguna desviación de lo que se considera "normal" o sano. Dice Murphy: "un hombre sano es un enfermo poco estudiado". 

SALUD Y MEDIO AMBIENTE-  El estado de salud y bienestar de un individuo depende en gran medida de la calidad del medio en que vive y sus patrones de comportamiento dentro de ese escenario. Sus aspectos biológicos y sicológicos son afectados por el ambiente al que es expuesto, de acuerdo a lo cual actuará de una forma u otra. Las condiciones ambientales actúan sobre él a través de filtros económicos y culturales, que permiten que le  lleguen o no algunas influencias que lo afectan directamente. Su percepción actúa como un segundo filtro, modificando el impacto que produce el entorno en su salud y bienestar. Algunas alternativas pueden quedarle excluidas por motivos de acceso, costo o territorio, cambiando la calidad de los bienes que obtiene y también el trabajo que implica obtenerlos evolucionando en el tiempo hacia la curación o la muerte. 
Podríamos definir la enfermedad humana como el conjunto de modificaciones psico-orgánicas que siguen a la acción de una causa agresora que altera el equilibrio de salud del individuo.  No es sólo lesión, a ésta se suma la reacción de quien la sufre, con un sentimiento personal aflictivo, el conocimiento de su situación y los cambios funcionales, morfológicos y (hablando más generalmente) vitales que despierta. También es personal, cada uno "hace" su enfermedad, la genera y la caracteriza, la incorpora a su propia vida y le da un significado, al interpretarla y valorarla. El hombre no sólo es capaz de sentirla, sino también de conocerla en varios aspectos: la ubica en su vida (es biográfica), puede originarla o modificarla por su actividad psíquica, y reacciona frente a la enfermedad ajena
 

  No existe un parámetro claro y neto de medida para caracterizarla, sino que el sujeto va transitando en forma más o menos progresiva de uno al otro estado y hay un devenir entre los dos extremos vitales. Basta que se vaya deteriorando cualquiera de los elementos que, combinados, constituyen la salud. Ella y la enfermedad no tienen una separación tajante y aunque hay situaciones como el accidente, en que una persona pasa súbitamente de una a otra (es fácil allí establecer diferencias), muchas veces es sutil la separación entre el sano y el enfermo. 

La enfermedad humana tiene, por último, repercusión social, porque cambia las relaciones establecidas: produce ausentismo laboral, determina la búsqueda de ayuda para curarse y la  cooperación entre diferentes grupos de personas para combatirla. Es decir que despierta reacciones y cambios sociales marcados, que no existen generalmente en otros animales. 
Los conceptos acerca de la salud pueden variar de acuerdo a los diversos ángulos desde los cuales se la considera. Es así como, desde el punto de vista FISIOLÓGICO, se la define como "el estado de armonía y equilibrio funcional que se traduce por un silencio orgánico. Los órganos normalmente trabajan en silencio, el corazón se contrae, el intestino hace movimientos peristálti­cos, el pulmón trabaja a razón de 16 a 18 respiraciones por minu­to, la sangre circula por arterias y venas, todos ellos sin que el individuo tenga concien­cia de lo que sucede, hasta que alguna alteración en uno de los órganos lo hace percibir, de esto surge un concepto Clásico: Ausencia de enfermedad o invalideces, que seria una concepción lógica pero tiene inconvenientes: - la línea divisoria entre lo normal y lo patológico no siempre es fácil de definir; - el concepto de normalidad varía con el tiempo. - las definiciones negativas no son útiles en las ciencias sociales.
La Organización Mundial de la Salud, OMS ha propuesto una definición de carácter INTEGRAL, que dice "La Salud es el estado de completo bienestar físico, mental y social y no solamente la ausencia de enfermedades". Es esta una definición que proporciona un concepto positivo la salud ya que considera la Salud como un estado que se puede poseer en mayor o menor grado. Es posible tener mas o menos salud sin estar enfermo, considerada la enferme­dad desde el punto de vista tradicional.
Esta definición puede considerarse como ideal y por tanto difícil de alcanzar. Permite sin embargo establecer una gradua­ción una noción de cantidad en los diferentes estados de equili­brio del individuo, en relación con el medio en que vive. Esta graduación en la práctica nos determina que tengamos que pensar en un proceso antes que en un estado, porque como ya hemos indicado, hay un desarrollo, un permanente cambio entre un límite y el otro.
Entre el estado de salud ideal y lo que seria el grado máximo de desequilibrio en ese bienestar, que seria la incapacidad total, de la vida puramente vegetativa existe una inmensa gama de estados interme­dios. La ruptura completa del equilibrio entre el individuo y el medio, supondría la muerte.
La línea de separación entre salud y enfermedad es imposi­ble de trazar. Individuos clínicamente enfermos se comportan y actúan muchas veces como personas en plena salud. Otras en cambio clíni­camente sanas viven vacías, ineficientes y enfermizas. Existe un punto cero, abstracto a cuya derecha se encuen­tran números positivos, representando los grados de la salud y un punto máximo, ideal que a pocos les es dado alcanzar: plenitud y armonía de funciones físicas, equilibrio de los procesos mentales, desem­peño eficiente de las actividades.

Incap. 0 - 5 + 10

Total Muerte Salud ideal
A la izquierda del punto cero se encuentran los números negati­vos progresivamente mayores de acuerdo con la gravedad, para el individuo y para la sociedad, de la enfermedad actual o sus consecuen­cias.
Continúo Salud – Enfermedad




SALUD

ENFERMEDAD




+ + + +

+ + +

+ +

+

+

+ +

+ + +

+ + + +

BIENESTAR



















































MALESTAR




















































CAPACIDAD DE FUNCIONAR

(funcionamiento)






















































De los 3 componentes de la definición de salud de la OMS, el bienestar físico y mental, corresponden como función al campo de la medicina psicosomática. El bienestar social comprende además de las actividades en el campo de la salud, otras en el campo tales como la educación, vivienda, recreación, seguridad social, etc.
Aun así, la definición de salud de la OMS ha sido objeto de una serie de observación como decíamos líneas arriba no se puede calificar a la salud como un estado, sino al contrario como un proceso dinámico ya que la situación de salud es continuamente cambiante.
La salud, además de asegurar un goce cabal de la vida esta­blece condiciones favorables para el aprendizaje, facilita la educación y posibilita el desarrollo de los valores potenciales del hombre. La salud configura mayor capacidad de trabajo, mejo­res rendimientos y, en consecuencia, una mejor calidad de vida y naturalmente en marcos globales un incremento de "su producción". Las facultades creadoras se manifiestan en toda su plenitud y se llevan a cabo con eficiencia las tareas más diversas. Esto repre­senta, económicamente, la percep­ción de ingresos o salarios que aseguran niveles decorosos de vida.
Pero antes de que el hombre comience a producir hay perío­dos de la vida (la primera y la segunda infancia) que representan solo gastos para la familia y la comunidad, inversiones que serán recupe­radas al obtener rendimientos productivos en años subsecuen­tes de la vida.
Aún admitiendo que en los países subdesarrollados el niño comienza a producir a una edad mucho más temprana que en los países de economía avanzada, puede afirmarse que hasta los 15 años la inversión que se hace en un niño excede considerablemente de su rendimiento económico. En consecuencia, una defunción a los 15 años o menos de edad representa una pérdida económica neta para la sociedad.
CONCEPTO DE ENFERMEDAD
Así como se ha dicho que la salud es el estado de equili­brio funcional, se deduce que la enfermedad no es más que la ruptura de desequilibrio. Salud y Enfermedad son dos estados entre los cuales fluctúa el individuo toda su vida, dos condicio­nes estre­chamente ligadas por conexiones recíprocas. Con idéntico criterio se ha dicho que la salud es una amplia latitud limitada por la enfermedad y la muerte en un extremo y por la "salud per­fecta" o "ideal" en el otro.
Entre los diversos conceptos relativos a la enfermedad existe el que la vincula con el medio, es el CONCEPTO ECOLOGICO que par­tiendo de la base de que la "salud es un estado de equili­brio entre el hombre y el medio" se deduce que la "enfermedad no es más que la ruptura de ese equilibrio en favor del agente cau­sal".
Jacques M. May en su obra acerca de la ecología de las enfer­me­dades humanas afirma que la enfermedad, desde el punto de vista ecológico es sencillamente aquella alteración de los teji­dos vivos que compromete su supervivencia en su medio. En esta defi­nición la palabra "enfermedad" es sinónimo de "desajuste". Expre­sa un estado temporal de la célula viva en conflicto con las agresiones ambienta­les tratando de superarlas para sobrevivir. En una definición ecológica se tiene en cuenta tanto el medio físico como el social.
El CONCEPTO BIOLOGICO, considera a la enfermedad como un fenómeno por el cual el organismo humano no responde a los estí­mu­los normales con reacciones fisiológicas normales. Tiene una aptitud extraordinaria para adaptarse a los cambios de condicio­nes.
Podemos vivir en buen estado de salud al nivel del mar o a grandes alturas en el calor de los trópicos o en el frío del ártico, en reposo o haciendo ejercicios violentos. Nuestro orga­nismo puede ajustar su respiración, circulación, metabolismo y otras funciones al cambio de condiciones que se presentan en el medio ambiente, pero esto hasta cierto límite, porque luego se entra a la etapa de la descompen­sación.
Cuando los estímulos exceden en cantidad o en calidad a la adaptabilidad del organismo, sus reacciones dejan de ser normales para convertirse en anormales o patológicas. Se trata de síntomas de enfermedad, de funciones alteradas de órganos lesionados o mecanismo de defensa que tienden a sobreponerse a las lesiones.
"La enfermedad no es otra cosa que la suma total de reac­cio­nes del organismo de partes de él a estímulos anormales". Es evidente que el concepto biológico de la enfermedad coincide en muchos aspectos con el concepto ecológico. Tanto es así que consideramos indivisible e inseparable. El hombre no puede ser considerado aisladamente de su medio ambiente biofí­sico y social. Apoyamos nuestra afirmación en lo expresado pre­viamente acerca del hombre como integrante de la mitad de un sistema reactivo cuya otra mitad es su ambiente.
Al manejar los dos conceptos de SALUD - ENFERMEDAD, ya podemos determinar que es bien difícil separar donde esta la enfermedad y donde la salud, y mas aun cuando los mismos dependen del tipo de personas que sufren las mismas, cuando decimos que disfrutamos de una buena salud, nos referimos a que estamos mas bien que mal, porque es difícil encontrar una persona sana.
Cuando trasladamos este concepto al conjunto de una población o a un estado la cosa resulta ser mas compleja, qué país es un ejemplo de un ESTADO DE SALUD, ¿que medio ambiente natural y social es el mejor?, los países desarrollados son en SALUD - ENFERMEDAD mejores que los países como el nuestro?, el progreso y la tecnología son buenos, pero hasta donde. Como verán difícil es determinar el punto exacto de este tema. Pero colegimos algo que es cierto, no encontraremos el ideal de un mundo libre de enfermedades, y que a medida que el hombre evoluciona, también lo hacen los agentes que provocan las enfermedades, y mas aun todavía las características del medio ambiente biológico y social se tornan hostiles para la subsistencia del hombre.
Lógicamente es necesario determinar históricamente que momento fue el mejor, una forma de hacerlo es mediante la identi­ficación de los determinantes sociales del proceso Salud - Enfermedad, de los indicadores de salud, del tipo de patología dominan­te en una zona geográfica, pueden existir otros mas, pero funda­mentalmente diremos que una forma mas adecuada será medir a través de la expectativa de vida al nacer, y eso nos remonta al pasado, bíblicamente sabemos el tiempo que vivían en ese entonces, compa­rando con la actualidad la diferencia es grande, y si lo hacemos por países, y determinamos sus causas también encontramos diferen­cias.
Podemos indicar que no hay hombre, población y sociedad libre de amenazas (riesgos), por consiguiente, es mayor la oportu­nidad de estar enfermo que de mantenerse sano.
ATENCION DE LA SALUD
El paciente y la comunidad que sufre un daño debe gozar de un servicio para solucionar su problema de salud, a esto llamamos como atención en salud, la misma que en el transcurso del tiempo a ido sufriendo ciertos cambios y transformaciones hasta entrar en algún momento en crisis de adaptación, ideológica y programática, sobre todo por la influencia de factores políticos y sociales de dominio histórico, lo que nos lleva a pensar que en ningún momento histórico estare­mos alejados o no expuestos a los mismos.
La atención de la salud sufre actualmente la repercusión de la crisis de una sociedad caracterizada por los choques ideológi­cos y al desarrollo de la tecnología médica.
Gran parte de la crítica a esta crisis y a la necesidad de cambios se orienta hacia el imperativo de extender a la totalidad de la población los adelantos de la ciencia médica, evitando diferencias injustas provocadas por razones geográficas, socio-económicas y culturales que establecen privilegios para algunos grupos. En los últimos años, aumentan las exigencias por sistemas de atención efica­ces, pero fundamentalmente equitativos, con igual accesibilidad para toda la población.
Se ha llegado casi al punto que WHITE denomina nivel de intole­rancia social que indica que, "La opinión publica mayorita­ria en una determinada comunidad, siente y decide que un estado dado de cosas es intolerable, y deben producirse cambios, al trasladarse a decisiones". Hace 15 años se consideró intolerable que menores de 8 a 10 años trabajen en las minas, o individuos adultos cumplan metas diarias de 18 horas y hace 100 años se comprendió que el control de enfermedades como el cólera estaba ligado al Saneamiento Ambiental de toda la comunidad. Hoy resulta inaceptable un sistema de atención de salud o de la enfermedad, regido por las posibilidades económicas de los individuos o las familias.
La súper especialización, la perdida de la relación médico-paciente, la burocratización de la atención y su centralización en hospitales saturados de tecnología, la búsqueda por el paciente de una atención personalizada, conforma la medicina de esta época.
La crítica se hace a una medicina que por vía de una tecno­logi­zación creciente, ha terminado por deshumanizarse, alejándose de las necesidades profundas del individuo, reemplazando la clíni­ca por el laboratorio y los monitores, descuidando el análisis y atención de la compleja patología de la sociedad actual.
No puede desconocerse el beneficio que tiene el desarrollo de la tecnología médica, ni se puede estar ciegamente contra ella, pero resulta innegable que la tecnología se ha aplicado mas al tratamiento individual de los pacientes en grandes hospitales, a través de una instrumentación intensiva, que va a facilitar el desarrollo de proyec­tos que den al médico el apoyo necesario para el tratamiento ambulato­rio y preventivo de las grandes enfermeda­des tropicales cuya tecnología de control casi no cambio en el curso de los últimos 3 decenios.
1   2   3   4

similar:

\"El goce de la salud es uno de los derechos fundamentales de cada ser humano, sin distinción de raza, religión, credo o condición económica o social\" iconResumen La depresión hoy en día es una de las principales enfermedades...

\"El goce de la salud es uno de los derechos fundamentales de cada ser humano, sin distinción de raza, religión, credo o condición económica o social\" iconAcción de tutela – Protección derechos fundamentales a la vida, dignidad...

\"El goce de la salud es uno de los derechos fundamentales de cada ser humano, sin distinción de raza, religión, credo o condición económica o social\" iconEl yogurt se considera el producto lácteo más importante y de mayor...

\"El goce de la salud es uno de los derechos fundamentales de cada ser humano, sin distinción de raza, religión, credo o condición económica o social\" iconAccion de tutela – derechos fundamentales a la salud y a la vida...

\"El goce de la salud es uno de los derechos fundamentales de cada ser humano, sin distinción de raza, religión, credo o condición económica o social\" iconEste libro no podrá ser reproducido, ni total ni parcialmente, sin...

\"El goce de la salud es uno de los derechos fundamentales de cada ser humano, sin distinción de raza, religión, credo o condición económica o social\" iconVamos a hablar de Gestación, de los Sentidos, de los Septenios, de...

\"El goce de la salud es uno de los derechos fundamentales de cada ser humano, sin distinción de raza, religión, credo o condición económica o social\" iconLos Efectos de la Lluvia Ácida – Salud del ser Humano

\"El goce de la salud es uno de los derechos fundamentales de cada ser humano, sin distinción de raza, religión, credo o condición económica o social\" iconIrrenunciabilidad de los derechos fundamentales

\"El goce de la salud es uno de los derechos fundamentales de cada ser humano, sin distinción de raza, religión, credo o condición económica o social\" iconLos derechos y garantias fundamentales de la persona

\"El goce de la salud es uno de los derechos fundamentales de cada ser humano, sin distinción de raza, religión, credo o condición económica o social\" iconR: Es la cadena acido que contiene las bases genéticas, de cada ser...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com