"El goce de la salud es uno de los derechos fundamentales de cada ser humano, sin distinción de raza, religión, credo o condición económica o social"




descargar 141.67 Kb.
título"El goce de la salud es uno de los derechos fundamentales de cada ser humano, sin distinción de raza, religión, credo o condición económica o social"
página3/4
fecha de publicación12.03.2016
tamaño141.67 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Derecho > Documentos
1   2   3   4

EL REDUCCIONISMO.
Las criticas a la tecnologizacion de la medicina, constitu­yen un llamado de atención frente al peligro de considerarla como el único enfoque posible; el enfoque verdaderamente científico y señala el riesgo de las exageraciones en la aplicación de una tecnología que lleva a confundir COMPLEJIDAD con CALIDAD DE LA ATENCION.
El reduccionismo es una tendencia de formación, en el afán de estudiar el funcionamiento de la "MAQUINA HUMANA" en sus partes cada vez mas pequeñas. Fue inútil en una etapa del pensamiento médico para profundizar el conocimiento parcial de algún os aspec­tos del organis­mo, pero que exagero el fragmentar el individuo y dificultó la posibi­lidad de tener una visión integral y sintética en su condición de individuo y de ser social.
Este modelo llevo a considerar al individuo como un meca­nis­mo, en que el estudio cada vez más profundo, de partes cada vez más pequeñas, con aparato normal y permitiría corregir las desvia­ciones patológicas que se produjesen. Fue así que aparecieron las distintas especialidades, enfocadas hacia sistemas, órganos, pedologías, edades y sexos y aun técnicas (gastroenterología, neumología, endoscopia, etc.).
PANORAMA ACTUAL DE LA ATENCION MÉDICA.
El panorama del desarrollo de la atención medica, nos mues­tra una medicina orientada predominantemente hacia la enfermedad, con un enfoque basado en la alteración de los órganos, por lo cual se presen­ta fuertemente especializada con una visión fragmentada del individuo y aislado del medio en que vive y dominado por una gran tecnología. Como resultado de este tipo de medicina es países como el nuestro, no se percibe una disminución apreciable de la mortalidad ni un aumento adecuado de la expectativa de vida.
En otros casos solo se ha reemplazado, unas patologías por otras así las enfermedades crónicas y degenerativas, los trastor­nos psico­somáticos y las neurosis, dominan la patología del hombre actual, sobre todo en países mas desarrollados.
Como está la medicina orientada hacia la enfermedad y no la individuo como persona y ser social, se ha llegado a una atención "DESPERSONALIZADA", en la cual el paciente se siente "CODIFICADO" de la cual termina por huir porque no requiere su participación activa en un sistema de atención continuada que vigile permanente­mente su salud con sentido preventivo, además este tipo de aten­ción con creciente tecnología, encarece los costos de servicio, sobre todo en los hospitalarios, los mismos no pueden ser cubiertos por la mayor parte de la población.
ORIENTACION DE LA ATENCION MÉDICA.
La crisis de la atención médica por lo tanto es profunda y requiere de correctivos en aspectos que hacen a la estructura misma del sistema y a la orientación filosófica de la medicina actual.
- Considerar al hombre y su ambiente como un fenómeno único y a la salud y la enfermedad como expresión de su interrelación.

- Pasar de una medicina basada en la enfermedad, a una medicina dinámica de relaciones multicausales, en que los determinantes socia­les son prioritarias.

- Poner a disposición de la totalidad de la población toda la poten­cialidad para beneficio de toda la población.

- Enfatizar los aspectos de prevención y fomento de la salud, sin descuidar el seguimiento del paciente, así como su diagnostico y tratamiento oportunos; enmarcadas a una adecuada relación perso­nal de salud - población (médico-paciente).

- Encarar el problema de la escasez, calidad y mala distribución de los recursos humanos en salud.
Los modelos de atención de la salud se han ido modificando de acuerdo a las características estructurales y políticas domi­nantes en cada momento histórico. En modo general desde la aten­ción clasista para la gente de privilegio o de poder, la medicina general integral con el médico de cabecera, el modelo social de atención, donde el estado asume el rol protagónico del cuidado de la salud dando mas énfasis en la protección, fomento y prevención de la salud, la adaptación de estos como son los modelos municipa­les de salud, el modelo liberal o capitalista, que es en la actua­lidad el de mayor manejo, personal de consultorio, o instrumentado por los de mayor manejo, personal de consultorio, o instrumen­tado por los gobiernos que asumen estas características pero también por las entidades directri­ces a nivel mundial como son la OMS - UNICEF donde por momentos estimulan programas de orden social para después dejarlos en poder del estado, que al no tener respaldo económico en el tiempo queda en el fracaso.
Cuando veamos la historia del proceso salud enfermedad, podremos determinar el curso que ha seguido la medicina en el tiempo. En todo momento, cada época, una determinada población una zona geografía, sufre de problemas dominantes de alud, los cuales afectan el desarrollo de la misma, por consiguiente es necesario determinar que factores influyen en la aparición de las enfermeda­des individuales y colectivas.
Para esto vamos a manejar un concepto de Chadwick relacio­na­do con el Circulo de la Pobreza y la Enfermedad, señalando que los indicadores que intervienen en el mismo son los siguientes:
Producción baja, salarios bajos, enfermedad, mas enfermedad, pobreza, menor energía y capacitación, alimentación, educación y viviendas pobres, altos costos curativos, baja inversión en sanea­miento, incapa­cidad y menor sobreviva; (con esta información confeccione el circulo indicado).
Si bien esto produce la enfermedad, la misma provoca una serie de perdida, que van desde las vidas humanas, hasta las perdidas económicas en la familia, en la comunidad, a los progra­mas implantados y al estado; y para esto Gabaldon dice que la enfermedad cuesta por varios motivos:
1.- Costo de atención al paciente.

2.- Incapacidad temporal del mismo.

3.- Incapacidad permanente.

4.- Muerte prematura.
Si sumamos a mas de uno de la población, el costo es exce­si­va­mente alto, y es donde indicamos que el costo de las acciones de prevención, fomento y protección especifica de la enfermedad son con el tiempo mucho mas baratas y de mayor beneficio que la aten­cion especializada al paciente enfermo.
NIVEL DE VIDA Y SALUD.
Siempre es necesario determinar como podemos calificar el nivel de vida del individuo y la población en relación a la salud, y como estos niveles pueden afectar en el individuo dentro el proceso salud enfermedad, para esto debemos identificar inicial­mente las variables por las cuales calificamos un nivel de vida y señalaremos las siguien­tes:
1.- Salud y condiciones geográficas. 6.- Transporte.

2.- Alimentación y nutrición. 7.- Vivienda.

3.- Educación y alfabetización. 8.- Recreación.

4.- Condiciones de trabajo y empleo. 9.- Seguridad social.

5.- Consumo y ahorro. 10.- Libertades humanas.

Estas variables condicionan el bienestar de vida de las perso­nas, y mas aun para muchos autores es importante incluir por ejemplo la participación del individuo en la riqueza social. De donde, a mejores condiciones u oportunidades de acceder a cada una de estas variables mejor estado de salud, mejor y mayor participa­ción en los niveles de vida.
La definición de Salud Publica adoptada por la American Public Health Association que dice "Es el arte y la ciencia de mantener, proteger y mejorar la salud del pueblo a través de los esfuerzos organizados de la comunidad", nos permite reconocer una característica integral de atención, de equilibrio, ya que en la comunidad se desa­rrollan todas la variables mencionadas, ya que en los municipios saludables estos aparecen como servicios indispen­sables para el mejoramiento de la calidad de vida.
Con todo lo anteriormente expuesto, ¿como podríamos medir la relación de la salud enfermedad en el sujeto?, si nos damos cuenta resulta ser de alguna manera subjetivo el concepto de salud, y mas aun si el paciente entiende de una manera y los médicos también subjeti­vizan el manejo de la salud y esto lo comprobamos, cuando encontramos diferentes criterios diagnósticos entre varios profe­sionales sobre un problema (magnitud - gravedad) en un mismo paciente. Necesariamente el manejo clínico (sintomatología de la enfermedad) más las oportuni­dades epidemiológicas determinaran en la practica el manejo exacto del concepto salud enfermedad.
Si bajamos a la comunidad, a la región y al estado el con­cepto de salud enfermedad, podremos determinar la calidad del mismo a través de los indicadores de salud, y con los mismos comparar la calidad de vida y de salud entre una comunidad, una región y estado con otros.
FUNCIONES DEL ESTADO Y SALUD

En el marco del análisis político-económico anterior, corresponde ubicar en su debida dimensión el problema de la salud en la so­ciedad. Para ver la salud y la enfermedad, no basta con analizar los servicios de salud pública o los resul­tados de las actividades médicas. Es necesario considerar la sociedad misma, su estructura, y el Estado que la representa. Una orientación rígida lleva a considerar un des­doblamiento artificial de los conceptos de salud y de enfermedad, que deja, además, su determinación fuera del propio hombre y al margen de la sociedad a la que pertenece y sin entrar a considerar las funciones del Estado en su conjunto.
La salud no es sólo la ausencia de enfermedad, como ya lo expre­só la Organización Mundial de la Salud, pero tampoco puede definir­se como un bienestar físico, mental y social completo en un sentido absoluto y a-histórico. Ni siquiera corresponde a una situación particular; es más bien un proceso de continua interacción con la enfermedad. Este proceso sa­lud-enfermedad depende más que de las formas o instituciones que la sociedad sea capaz de organizar para reparar la salud o protegerla des­de fuera, de la determinación interna que se da concretamente en el individuo y en la colectividad, de acuerdo con el condicionamiento, también concreto, del modo de vida. Este, a su vez, depende del nivel económico-social y de relaciones sociales específicas de producción.

El organismo individual desarrolla su potencial genético en un grado mayor o menor según el aporte nutricional que ingiera, según la higiene con que viva, según los estímulos senso-afectivos y cultura­les que reciba, según el ambiente que le rodee, etc. Sin embargo y esto es fundamental, esas condiciones ambientales, que los funcionalistas llaman "factores", y consideran como partes separadas que contribuyen por igual a la llamada multicausalidad no jerarquizada de los trastornos patológicos, tienen, si se profundiza el análisis, causas determinantes fundamentales, que explican incluso la modalidad de presentación de tales "factores". Estos no se dan al azar, ni se corri­gen con actividades meramente preventivas o curativas de la práctica médica.

La causa central que determina el modo de vida, y por ende la ca­lidad del proceso salud-enfermedad para cada individuo, cada familia o cada clase social, en cada momento histórico, depende de su modo de inserción en la estructura social de la producción, de su forma de producir y de la forma de apropiarse del producto. Los procesos biológicos y sociales no son simples movimientos paralelos con algún grado de influencia de unos sobre otros, sino que están integrados en una unidad dialéctica En el mismo sentido en que la salud y la enfermedad son partes de un mismo proceso que integra la vida, este proceso biológico está dentro del que conforman los cambios históricos de la naturaleza y la sociedad.

Es así como el proceso salud-enfermedad depende del pro­ceso económico y social que lo determina, aunque es necesario in­sistir que no es unilateral, sino produc­to de la acción recíproca de ambos procesos.

Entonces, para estudiar la situación de salud de un país no es suficiente co­nocer sus políticas declaradas, sino el conjunto de la política del Es­tado, así como cuando se estudia el proceso salud-enfermedad de cualquier colectividad es imprescindible conocer además la estructura de la sociedad a la que pertenece. Colateralmente podría añadirse que las instituciones de salud que se estruc­turan de acuerdo con las políticas de salud no siempre son reflejo de la esencia del Estado. Las instituciones de salud tienen cierto grado de autonomía dentro de las políticas del Estado. Por lo menos teóri­camente pueden ser mejores o peores según circunstancias no siempre dependientes de los intereses de las clases dominantes.

Las políticas de salud, de las que derivan los objetivos de las ins­tituciones de salud, son, naturalmente, fijadas por el Estado. Pero la esencia y el contenido del Estado, que condicionan sus diferentes funciones, determinan otras políticas que repercuten sobre la salud de los habitantes a través de los precios y salarios, producción y dis­tribución de la renta, etc. Todo Estado fija sus políticas de acuerdo con los intereses que representa; cuando éstos no son los de las mayorías nacionales, no se puede esperar de él políticas favorables a estas mayorías. Es en este sentido que tenemos que reconocer que la política general del Estado condiciona la salud de la población más que las instituciones de salud, lo cual no niega el valor relativo que tienen éstas como centros destinados a la atención de la enfermedad en cualquier tipo de Estado.

Por lo expuesto conviene establecer que es evidente, aún por razones más mercantiles que humanita­rias, el sistema capitalista como tal, independientemente de cualida­des y defectos inherentes a cada particularidad, busca promover, pro­teger y reparar la salud colectiva. Le interesa la promoción de la sa­lud y evitar la enfermedad en la fuerza de trabajo, aunque sólo fuera por el incremento de la productividad. Sin embargo, la atención en salud busca ser cada vez más eficiente, sin tocar para nada las in­justicias del sistema que la alimenta con enfermos y con dinero para curarlos, no puede ser eficaz, porque lleva implícitas las contradiccio­nes del sistema social al cual pertenece.

Más que las discriminaciones subjetivas, la buena o mala voluntad personal o razones de ética, son las contradicciones del sistema capi­talista las que distorsionan la medicina y la alejan de sus objetivos de ciencia al servicio de la humanidad, conduciéndola a la paradoja de llegar a ser una técnica menos eficaz cuanto más eficiencia desarrolla. En los países dependientes y subdesarrollados, la importación de tecnologías mé­dicas complicadas añade el alto costo de la importa­ción, que revierte utilidades a los centros del poder mundial a costa del ma­yor empobrecimiento de los países dependientes.

Más allá de este detalle, que a veces queda oculto dentro de las llamadas funciones de servicio, los enormes costos de mantenimiento de las instalaciones médicas constituyen una más de las contradiccio­nes del sistema al constituirse en elemento distorsionador que obliga al capitalismo a buscar la generación de mayor plusvalía para reparar el daño cada vez mayor que el mismo ocasiona al obtenerla.
Un modelo que se intenta mantener en las sociedades actuales, es el de la MEDICINA TRADICIONAL, que consiste que en los tratamientos médicos se utilizan las plantas medicinales de cada región para la solución de los problemas, esto permite respetar y rescatar las características culturales de los pueblos en el tratamiento del proceso salud enfermedad.
Si nos ponemos pensar que la farmacopea utiliza a las plantas medicinales como fuente de obtención del producto sintético, esta medicina natural es valida en el tratamiento de las dolencias. Esta medicina es también conocida como Medicina Folklórica y es parte del patrimonio cultural de los pueblos, donde el conocimiento de la misma para de generación en generación, y una característica importante es la relación humana que se da entre el paciente y el tratante.
Es importante reconocer que este tipo de medicina mantiene el concepto de que existen fuerzas sobrenaturales que producen la enfermedad, de donde en cada comunidad existen ritos propios para el tratamiento de estos males, lo que hace que ningún método científico puede demostrar la veracidad de los hechos.
Como una forma de llegar a la disminución de la morbilidad, actualmente se trata de rescatar esta práctica de la medicina tradicional, porque las poblaciones rurales y las peri urbanas creen y practican la misma.
Sobre estas creencias comunitarias, aparece la MEDICINA EMPÍRICA, que se caracteriza porque es una práctica desarrollada por personas que empezaron a automedicarse y que tienen una cierta vocación de curar. El conocimiento adquirido está basado en la experiencia, y resulta ser una práctica muy extendida en el Tercer Mundo, debido principalmente a la pauperización de los pueblos, que no pueden acceder a la atención médica en los servicios públicos y privados. Se puede entender que la Medicina Académica no facilita la actividad de las mismas, sino que la combate.
Actualmente y por las características de cada población, se vienen desarrollando lo que conocemos como MEDICINA COMUNITARIA y que nace en una sociedad de clases que tiene una cultura, una zona geográfica, un idioma, sus propias, necesidades y servicios de salud, por tanto, su propósito es articular la medicina con la sociedad para encontrar el bienestar del individuo, la familia y la comunidad.
Su extensión es de carácter horizontal y no vertical, intenta no dejar al hombre sin ningún apoyo sanitario, y en la formación del recurso humano en salud brinda al estudiante una alta calidad científica pero con contenido social, porque aprovechando las características de la MEDICINA SOCIAL o de la ODONTOLOGIA SOCIAL en su caso, se toma al origen y la solución de los problemas en forma integral.
Las tareas básicas de la misma son:

  1. Prevención de las enfermedades infecto contagiosas.

  2. Educación en salud.

  3. Elevar el nivel alimenticio de la población.

  4. La participación de la comunidad en actividades de promoción.


De aquí vemos que cada país, adecuará la enseñanza y el servicio de salud a sus propias características y no realizará una simple copia del modelo como es común en el modelo capitalista.
1   2   3   4

similar:

\"El goce de la salud es uno de los derechos fundamentales de cada ser humano, sin distinción de raza, religión, credo o condición económica o social\" iconResumen La depresión hoy en día es una de las principales enfermedades...

\"El goce de la salud es uno de los derechos fundamentales de cada ser humano, sin distinción de raza, religión, credo o condición económica o social\" iconAcción de tutela – Protección derechos fundamentales a la vida, dignidad...

\"El goce de la salud es uno de los derechos fundamentales de cada ser humano, sin distinción de raza, religión, credo o condición económica o social\" iconEl yogurt se considera el producto lácteo más importante y de mayor...

\"El goce de la salud es uno de los derechos fundamentales de cada ser humano, sin distinción de raza, religión, credo o condición económica o social\" iconAccion de tutela – derechos fundamentales a la salud y a la vida...

\"El goce de la salud es uno de los derechos fundamentales de cada ser humano, sin distinción de raza, religión, credo o condición económica o social\" iconEste libro no podrá ser reproducido, ni total ni parcialmente, sin...

\"El goce de la salud es uno de los derechos fundamentales de cada ser humano, sin distinción de raza, religión, credo o condición económica o social\" iconVamos a hablar de Gestación, de los Sentidos, de los Septenios, de...

\"El goce de la salud es uno de los derechos fundamentales de cada ser humano, sin distinción de raza, religión, credo o condición económica o social\" iconLos Efectos de la Lluvia Ácida – Salud del ser Humano

\"El goce de la salud es uno de los derechos fundamentales de cada ser humano, sin distinción de raza, religión, credo o condición económica o social\" iconIrrenunciabilidad de los derechos fundamentales

\"El goce de la salud es uno de los derechos fundamentales de cada ser humano, sin distinción de raza, religión, credo o condición económica o social\" iconLos derechos y garantias fundamentales de la persona

\"El goce de la salud es uno de los derechos fundamentales de cada ser humano, sin distinción de raza, religión, credo o condición económica o social\" iconR: Es la cadena acido que contiene las bases genéticas, de cada ser...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com