La medicina actual es concebida por la gran mayoría de la población como una práctica individualista. La enorme importancia que se le da a la relación bilateral




descargar 12.7 Kb.
títuloLa medicina actual es concebida por la gran mayoría de la población como una práctica individualista. La enorme importancia que se le da a la relación bilateral
fecha de publicación12.03.2016
tamaño12.7 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Derecho > Documentos
La medicina actual es concebida por la gran mayoría de la población como una práctica individualista. La enorme importancia que se le da a la relación bilateral paciente-médico nos lleva a pensar que la medicina moderna ignora la dimensión colectiva de la sociedad. Por qué pensaríamos diferente? Después de todo, la medicina actual opera dentro de los márgenes del capitalismo, sistema basado en buena parte en fomentar las ambiciones individuales de las personas, despreocupándose del resto de la sociedad.

Es en este punto donde irrumpe Michel Foucault con una audaz afirmación: la medicina moderna es una práctica profundamente social, y sólo uno de sus aspectos –la clínica- es individualista. Aún más, sostiene que no fue sino a través del desarrollo del capitalismo que la medicina pudo superar el carácter individualista y convertirse en una práctica global.

Pero esta medicina está en crisis. Y no es una crisis actual, sino que tiene sus orígenes en los mismos inicios de su socialización, allá por el siglo XIX. De este punto parte Foucault para analizar los aspectos y características de la medicina moderna.

Por qué podemos decir que está en crisis? El autor recoge como ejemplo dos elementos del siglo XX: por un lado, el nacimiento de los grandes sistemas de seguridad social, que va de la mano con el desarrollo de una nueva moral del cuerpo: el derecho a estar enfermo cuando se desee y necesite. Por otro lado, las nuevas tecnologías médicas, en especial el descubrimiento de los antibióticos. Estos dos elementos, los sistemas de seguridad social y los desarrollos farmacológicos, prometían conducir a un bienestar sanitario sin precedentes. Sin embargo, Foucault analiza que, al contrario, condujeron a un curioso estancamiento de los beneficios posibles resultantes de la medicina y de la salud pública.

A continuación desarrolla algunos aspectos del paradigma vigente en el ámbito de la medicina. El primer aspecto que analiza es el de la eficacia de la medicina. Foucault describe como novedad el hecho de que la medicina como ciencia es capaz de hacer daño, no en la medida de lo que ignora sino en la medida de lo que conoce, y denomina “iatrogenia positiva” a los efectos médicamente nocivos debidos no a errores o a accidentes, sino a la propia intervención médica. Esta categoría engloba no sólo efectos a nivel individual, sino a nivel de la especie humana, ya sea por la perturbación que genera en nuestro sistema inmune la generalizada exposición a fármacos anti-infecciosos, o por los impredecibles cambios que pueden ocurrir a partir de las manipulaciones genéticas.

El segundo aspecto que Foucault estudia es el de la medicalización de la vida. Hoy en día ya no es la demanda del enfermo lo que define el campo de acción médico. La medicina se impone al individuo, enfermo o no, como acto de autoridad. Temas tales como la sexualidad, la delincuencia, el régimen urbanístico se han convertido en ámbitos de frecuente intervención médica, y ya es difícil imaginar ámbitos que no lo sean.

Por último, el autor observa que en la actualidad la medicina se ha convertido en una esfera generadora de riqueza, a la par que la salud se convirtió en un objeto de consumo. Y a pesar de un aumento exponencial en el consumo en salud, esto no se ha traducido a un aumento del mismo tenor en el nivel de vida de la población, ni han mermado las desigualdades en el acceso a los servicios médicos.

Aún así, sostiene que la socialización de la medicina y la crisis que conlleva no son fenómenos actuales, sino que tienen sus orígenes en los mismos inicios del desarrollo de la medicina moderna, allá por el siglo XIX.

Para sostener esta hipótesis, Foucault hace un recorrido histórico por las que, según él, son las diferentes etapas del desarrollo de la medicina moderna, donde analiza el modelo de desarrollo alemán, el francés y el inglés.

En Alemania, la preocupación del Estado por la salud de los individuos surge de su debilidad política con respecto a sus vecinos. La fuerza del Estado está constituida por los individuos que en su conjunto lo constituyen. Son sus cuerpos los que permitirán la defensa frente a cualquier ataque externo, y es en este sentido que cobra relevancia la preocupación por la salud de los individuos. La organización y normalización de un saber médico y la creación de una organización médica estatal, a la que todo médico debía estar subordinado, constituyen lo que Foucault llama medicina de Estado. De esta manera surgen los primeros esbozos de la medicina moderna, con un alto grado de colectivización y burocratización.

En Francia las preocupaciones eran otras. La medicina moderna se desarrolla en ese país de la mano de los problemas que traía acarreados la urbanización. La creciente heterogeneidad de las ciudades no sólo obstaculizaba el desarrollo de la industria sino que implicaba un peligro político para las clases dominantes, en tanto la creciente proletarización de una buena parte de la población se traducía en crecientes enfrentamientos con la burguesía local. Esto sumado al riesgo de aparición de nuevas epidemias. Estas cuestiones llevaron al desarrollo de una suerte de “pánico urbano”, una creciente inquietud político-sanitaria. Fue a través del desarrollo de la “medicina urbana” que la burguesía intervino en esta situación. Esta medicina se centró, sobre todo, en el control y la distribución de las cosas, es decir, en analizar las condiciones de vida y el medio ambiente, dotando a la medicina de un alto nivel de cientificidad y constituyéndose en pionera de la higiene pública.

Por último, Foucault analiza el modelo inglés. Si la medicina francesa se había basado en el control de las cosas, la inglesa se va a centrar en el control de las personas. Mejor dicho, en el control de los pobres. Si el pobre antes era condición de la existencia urbana, se convierte ahora en una amenaza directa para las clases dominantes. La plebe se transforma entonces en un peligro médico. La necesidad de reducir este peligro lleva a las clases dominantes a instituir un modelo de asistencia médica fiscalizada, de acceso gratuito, que garantizaría la salud de los más necesitados al tiempo que proveería protección a los sectores más privilegiados. Un modelo de asistencia-control/asistencia-protección. Foucault agrega que esta medicina permitió la realización de tras sistemas médicos superpuestos: una medicina asistencial para los más pobres, una medicina administrativa encargada de problemas generales, y una medicina privada a la que accedían sólo quienes podían pagarla.

Es este último modelo de desarrollo, el inglés, el que se erige en subsidiario de nuestra medicina moderna. Prácticas actuales tales como el registro de las epidemias, la obligatoriedad de la declaración de ciertas enfermedades, la identificación y destrucción de focos de insalubridad e incluso el control de la vacunación son tomadas de este modelo. Pero más allá la eficiencia de estas prácticas en términos de salud pública, es la dimensión política la que interesa a Foucault. En tiempos donde el Estado se inmiscuye y regula cada ámbito de nuestras vidas, donde cada aspecto de nuestras conductas tiene a ser controlado desde arriba y donde la vida es cualquier cosa menos algo espontáneo, estas prácticas pasan a formar parte de lo que Foucault denomina Biopolítica. Se impone así una biología distinta, disciplinada y sometida a las capacidades de las autoridades para intervenir a favor o en contra de la expansión de los sujetos. Todas las ciencias humanas definen a los seres humanos a la vez que los describen, y la ciencia médica no será la excepción. La medicina actual se transforma así en una herramienta de la normatización. La sociedad ya no esta regida por la ley, sino por la perpetua distinción entre lo normal y lo anormal, “la perpetua empresa de restituir el sistema de la normalidad”. Qué comer, qué tomar, cómo vestirnos, con quién juntarnos... Las normas se multiplican a medida que avanza el proceso que Foucault denomina de “medicalización indefinida”. La medicina se impone al individuo, enfermo o no, como acto de autoridad, y ya no hay aspecto de la vida que esté fuera de su campo de observación.

Para la sociedad capitalista lo importante es lo somático, lo corporal antes que nada. El cuerpo, entonces, se convierte en un espacio de intervención política. La batalla ya no es solamente en el plano de las ideas, de las conciencias, sino que se ejerce en los cuerpos de los individuos.

similar:

La medicina actual es concebida por la gran mayoría de la población como una práctica individualista. La enorme importancia que se le da a la relación bilateral iconActividades tema 3- evolucióN
«El uso actual de los teléfonos móviles por gran parte de la población adolescente va a provocar una transformación en la estructura...

La medicina actual es concebida por la gran mayoría de la población como una práctica individualista. La enorme importancia que se le da a la relación bilateral iconEs de todos conocido el problema de las infecciones nosocomiales,...

La medicina actual es concebida por la gran mayoría de la población como una práctica individualista. La enorme importancia que se le da a la relación bilateral iconEl trabajo que se presenta busca el estudio de una teoría de gran...

La medicina actual es concebida por la gran mayoría de la población como una práctica individualista. La enorme importancia que se le da a la relación bilateral iconNos define como una sociedad de enorme niveles de consumo. Si lo...

La medicina actual es concebida por la gran mayoría de la población como una práctica individualista. La enorme importancia que se le da a la relación bilateral iconCon esta fotografía queremos expresar, la importancia de aceptarnos...

La medicina actual es concebida por la gran mayoría de la población como una práctica individualista. La enorme importancia que se le da a la relación bilateral iconA lo largo de la historia hemos sido testigo de una enorme cantidad...

La medicina actual es concebida por la gran mayoría de la población como una práctica individualista. La enorme importancia que se le da a la relación bilateral iconEn biología r aza = gran población geográficamente aislada dentro...

La medicina actual es concebida por la gran mayoría de la población como una práctica individualista. La enorme importancia que se le da a la relación bilateral iconResumen la andrología es una ciencia que tuvo gran desarrollo en...

La medicina actual es concebida por la gran mayoría de la población como una práctica individualista. La enorme importancia que se le da a la relación bilateral iconLa piel es un órgano que, a pesar de su extensión e importancia por...

La medicina actual es concebida por la gran mayoría de la población como una práctica individualista. La enorme importancia que se le da a la relación bilateral iconCapítulo 1
«Quizá sea cierto», pensó Becca. Quizá ése fuera el motivo por el que la enorme mansión parecía una cripta fría e impersonal




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com