Caracteristicas generales del niño y la niña hasta los seis añOS. Principales factores que intervienen en su desarrollo. Etapas y momentos más significativos. El desarrollo infantil en el primer años de vida. El papel de los adultos




descargar 93.68 Kb.
títuloCaracteristicas generales del niño y la niña hasta los seis añOS. Principales factores que intervienen en su desarrollo. Etapas y momentos más significativos. El desarrollo infantil en el primer años de vida. El papel de los adultos
página3/3
fecha de publicación16.01.2016
tamaño93.68 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Derecho > Documentos
1   2   3

4.3.6.- Décimo mes. Sentado gira el cuerpo hacia los lados, gatea y puede mantenerse de pie, (algunos incluso andan), mejora la presión de objetos y va completando el perfeccionamiento de la agudeza visual.

4.3.7.- Un año. Camina solo o con ayuda, recoge pequeños objetos con pulgar e indice, siendo la presión completa, arroja objetos, introduce cosas en recipientes.
4.4.- LOS COMIENZOS DE LA INTELIGENCIA.
Se encuentra según Piaget en el periodo sensoriomotor. Considera que la inteligencia se manifiesta en patrones organizados de acciones motoras y sensoriales.

La cognición del niño y la niña, aparece como el resultado de una inteligencia presimbólica, pre-representacional y pre-reflexiva. Comportándose de una manera sensorial y con ayuda de sus órganos motores, el niño conoce el sentido de anticipar o reconocer objetos y cosas familiares.

Piaget divide este periodo en una serie de etapas o estadios:

4.4.1.- Primer estadio. 0-1 meses. El uso de reflejos. Los reflejos son según Piaget los elementos básicos iniciales sobre los que el niño y la niña establecen el crecimiento posterior y los denominados esquemas sensoriomotores iniciales.

Este momento evolutivo se caracteriza por la ausencia de un genuino comportamiento inteligente.
4.4.2.- Segundo estadio. 1-4 meses. Reacciones circulares primarias. Se inicia cuando los reflejos comienzan a variar y alterar su forma en función de la experiencia pero de modo muy primitivo. Comienza la coordinación entre varios sistemas (vista y oído), succión y presión. Se inicia un comportamiento pre-imitativo.
4.4.3.- Tercer estadio. 4-8 meses. Reacciones circulares secundarias. El niño y la niña muestran un creciente interés en los efectos de sus acciones sobre los objetos. Comienza la imitación en sentido conceptual propio.
4.4.4.- Cuarto estadio. 8-12 meses. Coordinación de esquemas secundarios y su aplicación a situaciones nuevas. La mayor novedad es la aparición de la conducta intencional, ello le hace aparentemente más inteligente, al ejercitar de manera intencionada un esquema como medio de alcanzar un fin, un objetivo.

En este estadio desaparecen dos limitaciones:

- El niño y la niña es capaz de imitar conductas diferentes a las que habitualmente realiza.

- El niño y la niña logra imitar acciones en los que no puede oírse ni verse a si mismo. La presencia del juego comienza a ser mucho más clara.
4.5.- ADQUISICION DEL LENGUAJE.
El lenguaje, además de ser un medio de comunicación, de pensamiento y expresión de los sentimientos y emociones es una forma de conducta que ayuda a transformar al niño y la niña, de ser egocéntrico a ser social. El niño y la niña utiliza el lenguaje desde los primeros momentos de vida, con el fin de comunicarse con el ambiente.

Algunas señales fónicas que van desde el llanto a la risa en los primeros dos meses, hasta la emisión de algunos sonidos (balbuceo) a partir de los tres meses es la denominada etapa del balbuceo, cuyas funciones básicas son la actividad lúdica y el entrenamiento fisiológico, junto a ellas el inicio de la integración social y la maduración lingüística favorecen también la conquista inicial de la intencionalidad y a la reciprocidad de las primeras manifestaciones comunicativas. Hacia los cuatro meses distingue la voz femenina de la masculina, y a los cinco- seis meses empieza a prestar atención, iniciando por partes secuencias de vocales y consonantes que son parecidas al lenguaje, pero que no se repiten de modo fijo, y pueden ser monótonas o ir acompañadas de entonación, y hacia los ocho meses las repeticiones son más continuas.

En cuanto a la aparición de la primera palabra, es un tema muy controvertido (Cratiot, Alphandery y Zazzo), aunque se considera una etapa muy importante ya que indica el momento en que el niño accede realmente al lenguaje, la opinión más generalizada con la que coinciden la mayoría de los autores es que aparece alrededor de los diez meses, las vocalizaciones se mezclan con juegos sonoros.

Al finalizar el primer año, el niño establece relaciones entre el objeto y su nombre (Mujina 1985) como lo demuestra la búsqueda del objeto nombrado. Así, se llega al inicio del lenguaje propiamente dicho. Después, progresivamente irá mejorando su propia capacidad de captar e imitará a los adultos de su medio.

5.- EL PAPEL DE LOS ADULTOS.
Los adultos desempeñan un papel protagonista en el desarrollo del niño y la niña, es importante por tanto destacar el papel de los padres y de los maestros-maestras.
5.1. LOS PADRES.
¿Qué importancia tiene la familia en el desarrollo del niño?. La familia es importante en el desarrollo del niño y la niña, no sólo porque garantiza su supervivencia física, sino también porque es dentro de ella donde se realizan los aprendizajes básicos que serán necesarios para el desenvolvimiento autónomo dentro de la sociedad.

La familia a través de distintos mecanismos (observación, imitación, recompensa y castigo, identificación) va modelando las características psicológicas del individuo durante el tiempo que permanece bajo su custodia.

Pero, ¿cómo es el comportamiento de los padres? y ¿cómo influye dicho comportamiento en el niño y la niña?.

Según los estudios de Maccoby, 1980 (Maccoby y Martín 1983 y Damon 1983) los padres difieren de unos a otros en cuatro dimensiones fundamentales:
5.1.1.- Grado de control. Los padres que ejercen mucho control sobre sus hijos son aquellos que intentan influir sobre el comportamiento del niño, con el fin de inculcar unos determinados estándares. (Este control pueden realizarlo haciendo uso de estrategias).
5.1.2.- Comunicación padres-hijos. Los padres altamente comunicativos son aquellos que utilizan el razonamiento para obtener la conformidad del niño y la niña, acostumbran a explicar las razones que motivan una determinada medida.

Por el contrario, los bajos niveles de comunicacion caracterizan a los padres que o bien no acostumbran a consultar a los niños, no explicarles las reglas de comportamiento, o bien acceden a los llantos y quejas de los niños, o utilizan la técnica de la distracción en vez de abordar el problema razonando directamente con el niño.
5.1.3.- Exigencias de madurez. Los padres que exigen altos niveles de madurez a sus hijos, son aquellos que les presionan y animan para desempeñar al máximo sus posibilidades en los aspectos social, intelectual y emocional, y además, hacen hincapié en que sean autónomos y tomen decisiones por sí mismos. Por el contrario, los padres que no plantean retos o exigencias, acostumbran a subestimar las competencias de los niños, creyendo que no son capaces de realizar una determinada tarea.

5.1.4.- Afecto en la relación. Los padres afectuosos son aquellos que expresan interes y afecto explícitos por el niño y por todo lo que implica su bienestar físico y emocional. Son padres que están pendientes de los estados emocionales del niño, son sensibles a sus necesidades, y muestran interés por sus deseos o preocupaciones, y expresan orgullo y alegría ante los logros y comportamientos del niño.

Combinando estas cuatro dimensiones básicas podremos diferenciar tres tipos diferentes de padres:

- Padres autoritarios. Se caracterizan por manifestar altos niveles de control y de exigencias de madurez y bajos niveles de comunicación y afecto explícito. Son padres que no facilitan el diálogo, llegando incluso a rechazarlo, como medidas disciplinarías. Los hijos de padres autoritarios se caracterizan por manifestar pocas expresiones de afecto en las interacciones con sus iguales, no saben llevar la iniciativa, son poco espontáneos, poco alegres, fácilmente irritables y vulnerables a las tensiones.

- Padres permisivos. Son padres bajos en control y exigencias de madurez, pero altos en comunicación y afecto. Tienen una actitud general positiva hacia el comportamiento del niño, aceptan sus conductas, deseos, y usan poco el castigo, consultan al niño sobre decisiones que afectan a la familia, pero no le exigen responsabilidades ni orden, utilizan el razonamiento pero rechazan el poder y el control sobre el niño. Como consecuencia, los niños tienden a tener problemas para controlar sus impulsos, dificultades a la hora de asumir responsabilidades, son inmaduros y con niveles bajos de autoestima, pero suelen ser más alegres y vitales que los hijos de padres autoritarios.

- Padres democráticos. Son padres que se caracterizan por presentar niveles altos tanto de comunicación y afecto, como de control y exigencia de madurez. Son afectuosos, reforzando el comportamiento del niño, e intentan evitar el castigo. Pero no son padres indulgentes, sino más bien al contrario, son dados a controlar y dirigir al niño, pero siendo conscientes de sus sentimientos, puntos de vista y capacidades evolutivas; a menudo, además, les explican las razones que le llevan a tomar una medida determinada. No se rinden ante los caprichos de los niños, sobre todo cuando se les comunica a través del llanto y gimoteos, sin embargo, es posible que sí cambien de postura tras escuchar la argumentación que el niño les ofrece.

Los niños de padres democráticos suelen tener niveles altos de autocontrol y autoestima, son más interactivos, independientes, cariñosos, capaces de afrontar nuevas situaciones con confianza e iniciativa.
5.2.- EL MAESTRO-MAESTRA.
El papel del maestro-a partir de la escuela nueva, rompe los moldes antiguos en los que se le consideraba como instructor y orador, ahora asume el papel de orientador.

El papel del maestro-a, es básico porque además de garantizar la función educativa de la escuela, el grado de dependencia que tienen los niños y las niñas de él es muy grande, con el maestro-a establecen relaciones distintas a las que mantienen con su familia, y además, el tipo de actividades que comparte verían sustancialmente, por lo tanto, es muy importante que el maestro-a propicie desde el comienzo, y sobre todo teniendo en cuenta que son niños y niñas pequeños, un clima de cordialidad, confianza, seguridad y afecto.

El niño y la niña tiene más necesidad que los mayores de sentirse querido y aceptado, esto le proporciona seguridad para tratar el entorno y experimentar con el.

Para ayudar al niño y la niña a progresar, el maestro-a debe conocer en el niño y la niña sus posibilidades madurativas y confiar en sus capacidades de progreso, debe respetar su espontaneidad y creatividad, para dar respuestas originales y propias, para ser el mismo en medio de su ambiente social.

También es importante respetar el tiempo que el niño y la niña necesita para habituarse al medio externo que le rodea y para ir realizando los aprendizajes que supone toda adaptación. El respeto al ritmo de cada niño y niña y a su vivencia del tiempo es la mejor garantía para que se perciba único, valorado y aceptado.

El maestro-a debe tener un actitud de paciencia, comprensión y cariño ante los niños y las niñas con el fin de que este se sienta seguro y confiado, facilitándose así la adquisición de nuevos aprendizajes de forma significativa, también es importante la creación de este clima de seguridad para que el niño y la niña experimente el sentido de unión con otros, de pertenencia a un grupo, de manera que vaya siendo más independiente, autónomo, de esta manera el niño y la niña se autovalora positivamente, lo que es imprescindible para el desarrollo de su personalidad.

El maestro-a debe establecer por tanto con cada niño y niña unas relaciones personales de gran calidad, en la que a través de distintos vehículos (gesto, contacto físico, actitudes, expresiones faciales, verbalizaciones, etc) según las edades y situaciones, transmita al niño y la niña la seguridad de ser querido y valorado. Se trata de que noten, de manera continuada este clima de confianza y seguridad. El maestro-a individualiza su relación con el niño y la niña para que pueda desarrollar todas sus capacidades, aunque tal relación se da dentro del grupo-clase.

El papel de los maestros-as, en la Educación Infantil no consiste en «transmitir» contenidos a los niños y las niñas para que los aprendan, sino en facilitarles la realización de actividades y experiencias que, conectando al máximo con sus necesidades, intereses y motivaciones, les ayuden a aprender y desarrollarse.

Las características de los niños y las niñas que acuden al centro de Educación Infantil, hacen imprescindible que encuentren en él un ambiente cálido, acogedor y seguro que permita y contribuya al desarrollo de todas sus capacidades.
5.3.- COLABORACION PADRES-MAESTROS, O LO QUE ES LO MISMO FAMILIA-ESCUELA.
«Tomar conciencia de la participación que tienen los padres en la comunidad educativa, es imprescindible para romper moldes y abrir cauces participativos adecuados. Revisar los aspectos de democratización, educación personalizada, libertad, etc, son los primeros pasos para llegar a una comunidad educativa que sea lugar de entrenamiento y desarrollo de la personalidad del niño y la niña». (Cubells Salas F. LOS PADRES Y LA COMUNIDAD EDUCATIVA. Revista crítica. Febrero 1982).

La relación familia-escuela se ha visto revitalizada en nuestra sociedad por algunos hechos que conviene señalar:

- La conciencia de que la educación es un fenómeno complejo que necesita de la acción unificada de muchos educadores, de aquí la existencia de una coordinación entre padres, educadores y demás miembros de la comunidad educativa.

- La sensibilidad creciente hacia una mayor participación y a exigirla como un derecho que ha motivado la creación de asociaciones de padres, como cauce de participación en la vida de la escuela.

- El paso que ha dado la legislación vigente hacia formas más participativas en la escuela con la regulación mediante la ley de las asociaciones de padres y de las funciones de estas.

Es importante que se entienda el auténtico sentido de esta relación familia-escuela, que no puede quedar en un simple diálogo entre padres y maestros acerca de los resultados académicos de sus hijos, o la asistencia a las reuniones que el centro organice, sino que esta relación es algo más vital y profundo, es la integración de las personas que están implicadas en el mismo proceso educativo.

La acción de los padres y la de los maestros-as tiene modalidades diferentes, pero necesariamente han de estar coordinadas por incidir en el mismo sujeto que se educa, y abarcar todas las dimensiones de la personalidad.

La colaboración de los padres debe plantearse como un proceso gradual, los padres deben, en primer lugar, aportar información sobre el niño y la niña; considerar a los padres como una privilegiada fuente de información sobre sus hijos es importante por varias razones, entre otras, porque les da un protagonismo que se merecen, además, porque les muestra la confianza que el maestro-a tienen en ellos, la importancia que en la escuela se le da al conocimiento del niño y la niña, también porque les manifiesta la preocupación que existe por los niños, y les da confianza y seguridad en la relación con el maestro-a.

Este intercambio de información también debe realizarlo el maestro, es necesario que este aparte a los padres informaciones que puedan ser relevantes.

Por lo que se refiere a la implicación de los padres, puede tomar distintas formas y niveles, así podemos distinguir entre la implicación esporádica y la sistemática.

La implicación esporádica es la que ocurre en determinados momentos que se caracterizan entre otras cosas por la colaboración en el proceso de adaptación, la participación en las salidas extraescolares, etc.

La implicación sistemática es aquella que tiene un carácter más regular, más estable, y que forma parte de la metodología de trabajo con los niños y las niñas: asistencia regular y organizada de los padres en el aula, colaboración regular en un trabajo educativo con los niños; esta implicación es sin lugar a dudas la forma más intensa de participación de los padres en el proyecto educativo que se desarrolla en la escuela infantil.

6.- CONCLUSION.
A través del tema hemos podido contemplar las variaciones más rápidas en las personas, variaciones que se dan en todos los ámbitos: biológico, social y psicológico.

Hemos visto los momentos más significativos por los que pasa el niño y la niña, en su desarrollo durante los 6 primeros años, así como la influencia de la herencia y del medio en que se desarrolla. Un ambiente adecuado es fundamental para que el niño y la niña, se desarrolle como ser social, es decir, necesita de un ambiente afectivo, que le proporcione seguridad, confianza, y posibilidad de interaccionarse tanto con las personas como con el medio, interacciones que favorecen todo su desarrollo.
7.- BIBLIOGRAFIA.
- J.L. Vega.:PSICOLOGIA EVOLUTIVA. LLNED 1987.
- J.A. Rondal.:INTRODUCCION A LA PSICOLOGIA DEL NIÑO. Edit. Herder 1986.
- J. Palacios, C. Coll, A. Marchesi. Compilación.:DESARROLLO PSICOLOGICO Y EDUCACION INFANTIL.Tomo I.«Psicología Evolutiva». Alianza Editorial 1991.
- Grace Grain.:DESARROLLO PSICOLOGICO. Edit. PHH 1988.
- Moll y Cols.:LA ESCUELA INFANTIL DE 0-6 AÑOS. Edit. Anaya, Madrid 1991.
- AA.VV.:PSICOLOGIA EVOLUTIVA Y EDUCACION INFANTIL. Edit. Santillana, Madrid 1989.
- AA.VV.:LA EDUCACION INFANTIL DE 0-6 AÑOS. Vol. I. Edit. Paidotribo, Barcelona 1990.
- Libros de las cajas rojas. Colaboración con los padres. Jesús Palacios y Gema Paniagua.



1   2   3

similar:

Caracteristicas generales del niño y la niña hasta los seis añOS. Principales factores que intervienen en su desarrollo. Etapas y momentos más significativos. El desarrollo infantil en el primer años de vida. El papel de los adultos iconBibliografía Quizás el desarrollo científico más significativo de...

Caracteristicas generales del niño y la niña hasta los seis añOS. Principales factores que intervienen en su desarrollo. Etapas y momentos más significativos. El desarrollo infantil en el primer años de vida. El papel de los adultos iconResumen Basándose en su experiencia personal, la autora analiza las...

Caracteristicas generales del niño y la niña hasta los seis añOS. Principales factores que intervienen en su desarrollo. Etapas y momentos más significativos. El desarrollo infantil en el primer años de vida. El papel de los adultos iconLos años 20 fueron los años del cine mudo. Uno de los actores más...

Caracteristicas generales del niño y la niña hasta los seis añOS. Principales factores que intervienen en su desarrollo. Etapas y momentos más significativos. El desarrollo infantil en el primer años de vida. El papel de los adultos iconDesarrollo y aprendizaje en la etapa infantil (2-5 AÑOS)

Caracteristicas generales del niño y la niña hasta los seis añOS. Principales factores que intervienen en su desarrollo. Etapas y momentos más significativos. El desarrollo infantil en el primer años de vida. El papel de los adultos iconUtilidad de los ''perfiles de metabolismo oseo en crecimiento'' en...

Caracteristicas generales del niño y la niña hasta los seis añOS. Principales factores que intervienen en su desarrollo. Etapas y momentos más significativos. El desarrollo infantil en el primer años de vida. El papel de los adultos iconCon la distinguida visita internacional del monje budista, cientifico,...
«Felicidad: una guía para el desarrollo de la habilidad más importante de la vida» y «¿Por qué meditar?». Recientemente publicó,...

Caracteristicas generales del niño y la niña hasta los seis añOS. Principales factores que intervienen en su desarrollo. Etapas y momentos más significativos. El desarrollo infantil en el primer años de vida. El papel de los adultos iconProceso de atencion de neonatos de alto riesgo (hasta el añO)- niño...

Caracteristicas generales del niño y la niña hasta los seis añOS. Principales factores que intervienen en su desarrollo. Etapas y momentos más significativos. El desarrollo infantil en el primer años de vida. El papel de los adultos iconManual de procedimientos para elcontrol del crecimiento y desarrollo de la niña y el niñO

Caracteristicas generales del niño y la niña hasta los seis añOS. Principales factores que intervienen en su desarrollo. Etapas y momentos más significativos. El desarrollo infantil en el primer años de vida. El papel de los adultos iconResumen El tequila es, sin lugar a dudas, la bebida alcohólica con...

Caracteristicas generales del niño y la niña hasta los seis añOS. Principales factores que intervienen en su desarrollo. Etapas y momentos más significativos. El desarrollo infantil en el primer años de vida. El papel de los adultos iconResumen Durante muchos años se ha debatido sobre el papel del Sistema...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com