Programa inicial (Curso básico de formación cbf): Se acompaña del material escrito que se seguirá de manera cronológica, y textos complementarios de G. Hamer, C. G. Jung (nmg y Psicología Arquetípica)




descargar 478.1 Kb.
títuloPrograma inicial (Curso básico de formación cbf): Se acompaña del material escrito que se seguirá de manera cronológica, y textos complementarios de G. Hamer, C. G. Jung (nmg y Psicología Arquetípica)
página7/11
fecha de publicación02.08.2016
tamaño478.1 Kb.
tipoPrograma
b.se-todo.com > Derecho > Programa
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   11

La separación es el acontecimiento fundamental que pone en marcha la alarma biológica, en este extraordinario y misterioso mundo de la relación.
Tanto los animales que se encuentran en los estratos inferiores como nosotros mismos podemos sufrir uno de los conflictos más graves que se producen en mayor frecuencia en la naturaleza: La separación y pérdida, con todos los matices que se pueden dar en ambos sexos, del entorno que nos rodea sea este físico o bien del contenido del mismo, personalizado en los demás seres con los que relacionamos a lo largo de nuestra biografía; nosotros como mamíferos evolucionados dependemos los primeros seis años de nuestros padres, luego establecemos relaciones con personas de nuestra edad, después en la adolescencia, con la avalancha hormonal, tratamos de buscar nuestra pareja o parejas, luego sobreviene la madurez en que encontramos un equilibrio en los lazos familiares, grupales y territoriales, hasta la senectud en la que nos confortan las nuevas generaciones de seres humanos y nos ponemos en paz con nosotros mismos y con los demás…
Ya en la fase embrionaria y fetal nos cobijamos en un espacio de seguridad; rodeados de líquido amniótico, en un mar de endorfinas disfrutamos de un nido acogedor; de la madre sentimos el calor, sus sensaciones, su voz, las caricias a través de la piel… pero también captamos sus estados de animo y recibimos también impactos amenazadores como ruidos aterradores, carencias alimentarías, incluso llegamos a captar agujas que extraen nuestro liquido protector y aparatosas vibraciones de aparatos de exploración ultra-sonográfica que agitan nuestras células. Este periodo es propicio para la adquisición de los raíles que anteriormente se han señalado que luego se van a expresar en forma de alergias e intolerancias tanto alimentarías como a diversas sustancias que movilizan una potente memoria bioquímica.
Durante el parto y alumbramiento pasamos por un estrecho canal, hecho que no deja de ser un trauma y una fuente de diversas alarmas biológicas. Una vez en el exterior anhelamos encontrar el pezón por donde sale la leche nutricia de la madre. Los primeros tiempos de nuestra vida continuamos unidos a ella, luego aparece una figura diferente; el padre que nos conduce a definir nuestro espacio, el territorio que proporciona seguridad incondicional y confianza, donde aprendemos a movernos por el mundo; saber quienes somos y cuales son nuestros limites…
Los conflictos biológicos de separación o falta de contacto relacionados con el nido de protección –la madre- se expresan en la piel en la zona izquierda del cuerpo (una afectación muy frecuente son los conductos galactóforos de la glándula mamaria, de origen epitelial o ectodérmico). Los conflictos relacionados con el territorio donde experimentamos el mundo –el padre- se expresan en la zona derecha del cuerpo. Los zurdos y zurdas cruzan estas relaciones. La clínica se expresa en eczemas, dermatitis, ulceraciones en mucosas epiteliales que pueden derivar en distintos tipos de carcinomas según la intensidad de la alarma biológica.
La psoriasis es una forma especial de dermatitis donde se solapan en las mismas áreas corporales dos conflictos de separación que no se hallan sincronizados en el tiempo, ya que uno puede estar en fase activa de conflicto (descamación de la piel) y otro en fase de solución (enrojecimiento de la piel)
El periostio o lámina que cubre los huesos esta ricamente enervada por nervios tal como corresponde a un órgano de procedencia ectodérmica y se afecta en conflictos de separación en los que se asocia un profundo dolor por esta circunstancia. El vitíligo o decoloración de la piel es debido a separaciones brutales con gran intensidad y dolor.

El territorio: el espacio de seguridad
El ser humano, a lo largo de su permanencia en el planeta, ha conseguido un nivel de desarrollo que ha ampliado con pautas el mantenimiento y defensa del espacio vital o territorio, asociadas a su comportamiento. Así, las diversas condiciones de su entorno han condicionado diferentes formas de organización colectiva que tiene en cuenta, también el genero; desde relaciones enmarcadas en actividades cazadoras en varones y recolectoras en mujeres del alimento, hasta tareas agrícolas y ganaderas. La actual civilización apenas ha modificado estas pautas, por este motivo, el varón ante su primer conflicto vinculado con aspectos territoriales, reacciona con una respuesta agresiva: de forma masculina (aunque esto no quiere decir que la hembra no pueda reaccionar de la misma manera ante situaciones que pongan en peligro a sus crías, por ejemplo). El varón dirige su vida en conquistar espacios vitales o conseguir territorio para su prole. En la actual civilización se pueden diferenciar dos tipos de territorio: el familiar y el laboral que constituye el medio de subsistencia del primero.
En caso de conflicto, por su correspondencia cerebral, los diestros expresan sintomatología orgánica en las arterias coronarias, con el riesgo de sufrir un infarto de miocardio. El substrato cerebral que regula este comportamiento se localiza en la corteza cerebral derecha, caso de que el macho sea diestro, y los órganos implicados, como se ha dicho anteriormente, son los bronquios, las arterias coronarias, los conductos biliares y pancreáticos y la parte izquierda de la vejiga de la orina. Los zurdos, también por su correspondencia cerebral, reaccionan con el hemisferio cerebral izquierdo: ante las situaciones conflictivas territoriales expresan conductas de hiperactividad o conductas maníacas, con el objetivo de recuperar la pérdida de territorio.
La hembra, en su primer conflicto ante situaciones que comprometan su espacio vital, reacciona según pautas femeninas - aparearse con un macho y formar su nido o territorio -. En la hembra diestra el substrato cerebral de este conflicto será el hemisferio cerebral izquierdo, siendo los órganos implicados el cuello de útero, las venas coronarias, la vagina, parte final del recto y la parte izquierda de la vejiga urinaria. Las hembras diestras que mantienen la función reproductora, ante conflictos relacionados con este imperativo, reaccionarán mediante una amenorrea, con una consecuencia nefasta para la supervivencia de la especie. Las zurdas, al reaccionar con el hemisferio derecho, expresarán una sintomatología caracterizada por una depresión y una angina de pecho, aligerada a causa de su protección hormonal, pero sin perder su capacidad reproductora, ya que el nivel de los estrógenos no desciende.
Es importante retener que la relación cerebro-órgano tanto en varón como en mujer no varia, pero la correlación entre la psique y el cerebro se cruza en los zurdos y zurdas; los zurdos en conflictos de territorio reaccionan con el hemisferio izquierdo y las zurdas en conflictos de frustración sexual lo hacen con el hemisferio cerebral derecho.
Los cambios celulares que se observan en los órganos dianas incluyen ulceraciones y pérdidas de grupos celulares específicos, modificaciones que se expresan en la fase activa del conflicto. En caso de solución, sobreviene la proliferación celular con un sentido cicatricial con una intensidad proporcional a la masa del conflicto. En este caso los tumores cuyo origen sea ectodérmico crecen hasta que termine la fase vagotonía; cualquier interrupción en este proceso, provoca una reactivación del mismo o recidiva del tumor:


ALARMA BIOLOGICA

ECTODERMO

Simpaticotonía

Vagotonía

Miedo frontal al (al depredador, al

peligro que viene

de frente

Ulceras

en restos

branquiales

Adenopatias

supraclaviculares

Mediastinicas y

retrocardiacas

Miedo en territorio

Ulceras

en bronquios

Bronquitis

Diverso tipos de

carcinomas

bronquiales

Perdida de territorio


Angina de pecho

Ulceras en coronarias

Infartos de miocardio

Contrariedad en

territorio

Ulceras en estomago

vías biliares

y pancreáticas

Hemorragias,

cicatrización,

litiasis biliar, pancreática

Hepatitis

Marcaje de territorio

Ulceras en vejiga

de la orina

Cistitis, carcinomas

transicionales de vejiga

Identidad


Ulceras en recto

Hemorroides

Frustración sexual

Displasias cuello

de útero

Carcinomas

Impotencia

Ulceras en

conductos tiroideos

Nódulos tiroideos,

carcinomas

Miedo en la nuca


Ulceraciones en retina

Miopía

Desprendimiento

de retina

Separaciones

Perdida sensibilidad

Y micro-ulceraciones

en piel,

Dermatitis

La Motricidad: la acción
El hecho de moverse para conseguir un objetivo provoca la movilización de grupos musculares para efectuar las maniobras adecuadas para tal finalidad. La musculatura estriada posee un mecanismo de contracción y relajación de sus fibras que permite el movimiento del cuerpo de manera coordinada, sincronizando diferentes músculos según su localización y manteniendo un tono muscular que facilita ejecutar tareas en el momento que se las requiera. Este conjunto esta regulado por áreas motoras en la corteza cerebral. Ver figura y un sistema extrapiramidal y el mismo cerebelo. La alarma biológica que provocan los conflictos de motricidad afectan a grupos musculares asociados a la acción que se ha visto limitada o impedida y su localización la descubre; No poder abrazar a la persona que afectivamente llena tu vida, afecta a la musculatura flexora del brazo derecho; no poder esquivar una situación, la musculatura de la espalda; resistirse a ser expulsado, la musculatura de los gemelos de las piernas; apartar a alguien, la musculatura extensora de las piernas.
Este tipo de conflictos junto a los sensoriales de separación que pueden acompañar a los primeros o darse solos no implican crecimientos celulares o tumoraciones, ya que aparecen parálisis o paresias motoras, y perdidas o alteraciones de la sensibilidad como perdida del tacto, disminución de la sensación del dolor en caso que el conflicto alcance la área sensorial del cerebro (el homúnculo sensorial). Un cierto tipo de conflicto de motricidad lo encontramos en caso de hiperglucemia e hipoglucemia que incluyen las células alfa y beta del páncreas. La hiperglucemia se asocia a un conflicto de resistencia y la hipoglucemia a un conflicto de rechazo-asco.

Un ejemplo claro del doble proceso en simpaticotonía y en vagotonía los encontramos en la enfermedad coronaria; la angina de pecho es un síntoma en la etapa activa del conflicto; el infarto aparece tras la solución en la crisis epileptoide en un terreno vascular en cuya capa intima de las arterias coronarias se han desarrollado placas de ateroma formadas por acumulo de fibras, calcio y diverso tipos de grasas.

La enfermedad mental: Una confluencia de conflictos o “cruce de cables”
Para analizar la enfermedad mental definimos una constelación esquizofrénica como el resultado de una combinación de dos o más conflictos. En cada uno de los diferentes grupos de síntomas que hemos descrito anteriormente se activan dos conflictos biológicos y en estos casos corresponden a la misma lámina embrionaria y al mismo nivel de control cerebral. Esto no quiere decir que no se puedan combinar conflictos situados en distintas láminas embrionarias y por tanto en diferentes niveles cerebrales; uno situado en tronco y otro en corteza cerebral, por ejemplo, y por otra parte, en relación a la fase que se encuentran los conflictos uno puede estar en simpaticotonía y otro en vagotonía o en su crisis epileptoide. En este libro, analizamos los síntomas que surgen de los contenidos simbólicos que se sitúan en cada área específica como resultado de la combinación de conflictos en la misma lámina embrionaria. Estos comportamientos se consideran anormales o psico-patológicos:


Preservación

Desorientación

Reserva

Consternación

Seguridad

Bloqueo emocional

Valorización

Megalomanía



Comunicación

Depresión, manía, agresividad,

alucinaciones, bloqueos, paranoia



La desorientación espacio-temporal rememora el doble conflicto, originado en la salida del ser vivo de su medio habitual. En la especie humana, se puede observar ante los conflictos de desarraigo o existenciales. Tras los intentos fallidos de volver al medio, la desorientación provoca una inmovilización, lo cual va a proporcionar la posibilidad de recuperar el medio, en el momento en que las condiciones se restablezcan. Es frecuente clasificar estos trastornos como característicos de la demencia o pseudodemencia.
La consternación, entendida como un estado de abatimiento, se presenta como sintomatología de base, en los conflictos relacionados con la asimilación y con la eliminación de los requerimientos nutricionales. Si domina el aspecto de asimilación, como “miedo a que falte” o “miedo a no poder tragar o no poder digerir la presa”, se pueden observar conductas tendentes a la acumulación excesiva de alimentos u objetos (por ejemplo, el delirio de “pordiosero”, según observación propia). En caso de contenidos de difícil eliminación, como situaciones que ocasionan “mala jugada”, se observan conductas de despilfarro o de eliminación de objetos. En estos casos se considera al individuo poseedor de una “sociopatía” o con trastornos de carácter o de conducta extravagante.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   11

similar:

Programa inicial (Curso básico de formación cbf): Se acompaña del material escrito que se seguirá de manera cronológica, y textos complementarios de G. Hamer, C. G. Jung (nmg y Psicología Arquetípica) iconPrograma del curso de formación profesional evolucion

Programa inicial (Curso básico de formación cbf): Se acompaña del material escrito que se seguirá de manera cronológica, y textos complementarios de G. Hamer, C. G. Jung (nmg y Psicología Arquetípica) iconPrograma del curso de formación profesional ecologia numerica

Programa inicial (Curso básico de formación cbf): Se acompaña del material escrito que se seguirá de manera cronológica, y textos complementarios de G. Hamer, C. G. Jung (nmg y Psicología Arquetípica) iconPrograma curso de formación ganadera

Programa inicial (Curso básico de formación cbf): Se acompaña del material escrito que se seguirá de manera cronológica, y textos complementarios de G. Hamer, C. G. Jung (nmg y Psicología Arquetípica) iconPrograma curso de formación de la raza segureñA

Programa inicial (Curso básico de formación cbf): Se acompaña del material escrito que se seguirá de manera cronológica, y textos complementarios de G. Hamer, C. G. Jung (nmg y Psicología Arquetípica) iconPrograma curso de formación ganadera de la raza assaf II

Programa inicial (Curso básico de formación cbf): Se acompaña del material escrito que se seguirá de manera cronológica, y textos complementarios de G. Hamer, C. G. Jung (nmg y Psicología Arquetípica) iconPrograma curso de formación ganadera de la raza caprina

Programa inicial (Curso básico de formación cbf): Se acompaña del material escrito que se seguirá de manera cronológica, y textos complementarios de G. Hamer, C. G. Jung (nmg y Psicología Arquetípica) iconPrograma de psicologia general curso: 4to año profesora

Programa inicial (Curso básico de formación cbf): Se acompaña del material escrito que se seguirá de manera cronológica, y textos complementarios de G. Hamer, C. G. Jung (nmg y Psicología Arquetípica) iconPrograma de psicologia general curso: 4to año profesora

Programa inicial (Curso básico de formación cbf): Se acompaña del material escrito que se seguirá de manera cronológica, y textos complementarios de G. Hamer, C. G. Jung (nmg y Psicología Arquetípica) iconTitus burckhardt
«física relativista» de Einstein; el «biologismo evolucionista» de Teilhard y la «psicología de las profundidades» de Jung

Programa inicial (Curso básico de formación cbf): Se acompaña del material escrito que se seguirá de manera cronológica, y textos complementarios de G. Hamer, C. G. Jung (nmg y Psicología Arquetípica) iconDesarrollo e implementación de estrategias multimedia como material...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com