Capitulo XVII. Los estudio de Casos y Controles o Retrospectivos. Capitulo XVIII. Los estudio de Cohorte o prospectivos




descargar 1.78 Mb.
títuloCapitulo XVII. Los estudio de Casos y Controles o Retrospectivos. Capitulo XVIII. Los estudio de Cohorte o prospectivos
página14/45
fecha de publicación03.08.2016
tamaño1.78 Mb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Derecho > Documentos
1   ...   10   11   12   13   14   15   16   17   ...   45

Tasa de mortalidad materna = No de muertes por causa asociadas al embarazo, parto y puerperio

------------------------------------------------------------------------------------- x1000

Total de nacidos vivos en un año.

Mortalidad específica

Se estudia y se divide cuando existe interés en una característica de la mortalidad de la población, ésta se divide para su estudio que varía según los subgrupos. Cada una de las medidas obtenidas de esta manera adopta su nombre según la fracción poblacional que se estudie. Si las tasas de mortalidad se calculan para los diferentes grupos de edad, serán denominadas tasas de mortalidad por edad. De la misma manera pueden calcularse la mortalidad por sexo o por causa específica de muerte. Las tasas de mortalidad específica por edad y sexo se calculan de la siguiente forma:

TME = Total de muertes específicas por edad o por sexo en un periodo / Población estimada del mismo grupo de edad o sexo en el mismo periodo x 10000 habitantes.

Donde TME es la tasa de mortalidad específica para esa edad y sexo.

Tasa de letalidad.

La letalidad es una medida de la gravedad de una enfermedad considerada desde el punto de vista poblacional, y se define como la proporción de casos de una enfermedad que resultan mortales con respecto al total de casos en un periodo especificado. La medida indica la importancia de la enfermedad en términos de su capacidad para producir la muerte y se calcula de la manera siguiente:



La letalidad, en sentido estricto, es una proporción ya que expresa el número de defunciones entre el número de casos del cual las defunciones forman parte. No obstante, generalmente se expresa como tasa de letalidad y se reporta como el porcentaje de muertes de una causa específica con respecto al total de enfermos de esa causa.

Frecuencias proporcionales o Tasas de mortalidad proporcional.

Este indicador evalúa la importancia relativa que una causa o de un grupo de ellas tiene dentro del conjunto de todas las causas de muerte. Se calcula usando como denominador el número de muertes diagnosticadas y el numerador el número de muertes de la causa o grupo estudiado y se puede utilizar por edad o sexo. Por ejemplo, la mortalidad proporcional de un grupo de edad será calculada de la siguiente manera: El numerador es el número de muertes ocurridas en el grupo estudiado y el denominador el número de muertes de todas las edades, multiplicados por un factor de 10.

Tablas de vida.

Es una técnica que proporciona indicadores muy valiosos. Es de competencia de expertos actuariales que emplean para sus cálculos procesos complejos. Es de uso frecuente en las compañías de seguros que tienen que realizar cálculos para sus pólizas, a través de estos indicadores se establecen los riesgo de morir de un individuo según la edad, sexo y ocupación.

INDICADORES DE MORBILIDAD.

La morbilidad se define como una desviación subjetiva u objetiva de un estado de bienestar fisiológico. La morbilidad se mide por el número de personas enfermas o por el número de episodios de una enfermedad. Una enfermedad pude ocurrir varias veces en una sola persona en un tiempo determinado, como la influenza, y corresponden a varios episodios sobre un mismo sujeto. Una enfermedad puede durar un día o años y ser leve o severa. Estas características son de interés de los estudios epidemiológicos.

Medidas de morbilidad

La morbilidad hace referencia a la enfermedad., puede medirse en términos de prevalencia o de incidencia. La prevalencia se refiere al número de individuos que, en relación con la población total, padecen una enfermedad determinada en un momento específico. Debido a que un individuo sólo puede encontrarse sano o enfermo con respecto a cualquier enfermedad, la prevalencia representa la probabilidad de que un individuo sea un caso de dicha enfermedad en un momento específico.

La incidencia, por su parte, expresa el volumen de casos nuevos que aparecen en un periodo determinado, así como la velocidad con la que lo hacen; es decir, expresa la probabilidad y la velocidad con la que los individuos de una población determinada desarrollarán una enfermedad durante cierto periodo.

Actualmente han aparecido diferentes indicadores útiles en cuantificar la magnitud de las pérdidas ocasionadas por la muerte o la enfermedad y son los AVPPP, años de vida productivos potencialmente perdidos y los AVPP, años de vida potenciales perdidos, (llamados también AVISAS)

En epidemiología, las medidas de frecuencia de enfermedad más comúnmente utilizadas se engloban en dos categorías Prevalencia e Incidencia.

Prevalencia (p)

La prevalencia de una enfermedad es el número de veces donde se encuentra dicha enfermedad en una población en un momento dado, sin importar si son casos nuevos o antiguos. Las prevalencias que son proporciones se expresan en porcentajes aunque para casos poco frecuentes se pueden expresar en denominadores de 1000 o 10000. Los estudios de prevalencia buscan identificar la presencia o ausencia de la enfermedad y se calcula o en cifras absolutas (10 casos de enfermedad) o relacionándolos con la población de la comunidad estudiada. Uno de los aspectos de tener en cuenta en los estudios de prevalencia es la determinación del total de la población, porque estas cambian según el objeto del estudio.

L
a prevalencia (p) cuantifica la proporción de individuos de una población que padecen una enfermedad en un momento o periodo de tiempo determinado. Su cálculo se estima mediante la expresión:

P
ara ilustrar su cálculo, consideremos el siguiente ejemplo: en una muestra de 270 habitantes aleatoriamente seleccionada de una población de 65 y más años, 111 de ellos presentaban un índice de masa corporal mayor de 30 y se consideraron obesos. En este caso, la prevalencia de obesidad en ese grupo de edad y en esa población sería de:

La prevalencia de un problema de salud en una comunidad determinada suele estimarse a partir de estudios transversales para determinar su importancia en un momento concreto. El cálculo de la prevalencia será especialmente apropiado para la medición de procesos de carácter prolongado, pero no tendrá mucho sentido para valorar la importancia de otros fenómenos de presentación más aguda como los accidentes de tráfico, o los casos de infarto de miocardio.

La prevalencia de una enfermedad aumenta en las enfermedades crónicas o de larga duración como consecuencia de una mayor duración de la enfermedad, la prolongación de la vida de los pacientes sin que éstos se curen, el aumento de casos nuevos, la inmigración de casos (o de susceptibles), la emigración de sanos y la mejoría de las posibilidades diagnósticas. La prevalencia de una enfermedad, por su parte, disminuye cuando es menor la duración de la enfermedad, existe una elevada tasa de letalidad, disminuyen los casos nuevos, hay inmigración de personas sanas, emigración de casos y aumento de la tasa de curación. En resumen, la prevalencia de una enfermedad depende de la incidencia y de la duración de la enfermedad.

Dado que la prevalencia depende de tantos factores no relacionados directamente con la causa de la enfermedad, los estudios de prevalencia no proporcionan pruebas claras de causalidad aunque a veces puedan sugerirla. Sin embargo, son útiles para valorar la necesidad de asistencia sanitaria, planificar los servicios de salud o estimar las necesidades asistenciales.

La prevalencia mide la frecuencia de presentación de una enfermedad considerando todos los casos nuevos y antiguos de esta. Se estudia la prevalencia de punto y la prevalencia de periodo. Cuando se mide la existencia de una enfermedad en un punto del tiempo en una población se llama prevalencia de punto o instantánea de una enfermedad, corresponde a la frecuencia de la enfermedad, casos antiguos y nuevos, corresponde al número de personas que tienen la enfermedad en ese mismo lugar y en ese mismo tiempo. Pero si el estudio tarda más porque la población es muy grande o se dificulta el conteo y debe realizarse en un mayor tiempo, se denomina prevalencia de periodo. La prevalencia de periodo mide la frecuencia de todos los casos de una enfermedad durante un periodo específico.
Prevalencia de punto. La prevalencia puntual es la probabilidad de un individuo de una población de ser un caso en el momento t, y se calcula de la siguiente manera:
P = número de casos existentes en el momento t

------------------------------------------------------------ x10

Total de la población en el momento t.
“La prevalencia instantánea de una enfermedad es su frecuencia en un momento dado en el tiempo, expresado como una tasa para la población específica, la prevalencia instantánea es la proporción de dicha población que exhibe la enfermedad en ese tiempo determinado “ ( MacMahon).

La prevalencia de periodo se calcula como la proporción de personas que han presentado la enfermedad en algún momento a lo largo de un periodo de tiempo determinado, por ejemplo, la prevalencia de tuberculosis en Colombia en los últimos tres años. El principal problema que plantea el cálculo de este índice es que la población total a la que se refiere puede haber cambiado durante el periodo de estudio. Normalmente, la población que se toma como denominador corresponde al punto medio del periodo considerado.

La prevalencia es una proporción que indica la frecuencia de un evento. En general, se define como la proporción de la población que padece la enfermedad en estudio en un momento dado, y se denomina únicamente como prevalencia (p). Como todas las proporciones, no tiene dimensiones y nunca puede tomar valores menores de 0 o mayores de 1. A menudo, se expresa como casos por 1 000 o por 100 habitantes.

En la construcción de esta medida no siempre se conoce en forma precisa la población expuesta al riesgo y, por lo general, se utiliza sólo una aproximación de la población total del área estudiada.

Incidencia

La incidencia se define como el número de casos nuevos de una enfermedad que se desarrollan en una población durante un período de tiempo determinado. A diferencia de la prevalencia cuyo numerador es el número de casos presentes en la población en el tiempo estudiado, en la incidencia, el numerador es el total de eventos que aparecen en la población en el periodo estudiad, descartando los que ya existían al inicio del periodo de observación. Esta diferencia hace que los estudios de incidencias sen de mayor complejidad que los de prevalencia, en especial cuando se tiene que identificar los casos nuevos, que no siempre es fácil realizar. Los estudios de cohorte, como se estudiará más adelante, identifican la incidencia de la entidad estudiada.

“La incidencia de una enfermedad en un tiempo se refiere a los casos nuevos que ocurren de esta y pude ser por persona o por episodios. Estos casos nuevos ocurren o por la iniciación de la enfermedad en la comunidad o por fenómenos migratorios de morbilidad. La tasa de incidencia de una enfermedad, se expresa como el número de casos de una enfermedad que aparecen durante un periodo específico de tiempo, en una unidad específica de población.” (MacMahon). Las tasas de incidencia son medidas de frecuencia de una enfermedad y son diferentes a las medidas de prevalencia que hace referencia a los eventos existentes.

Existen dos tipos de medidas de incidencia: la incidencia acumulada y la tasa de incidencia, también denominada densidad de incidencia.

A diferencia de los estudios de prevalencia, los estudios de incidencia inician con poblaciones de susceptibles libres del evento, en las cuales se observa la presentación de casos nuevos a lo largo de un periodo de seguimiento. Los resultados no sólo indican el volumen final de casos nuevos aparecidos durante el seguimiento sino que permiten establecer relaciones de causa-efecto entre determinadas características de la población y enfermedades específicas.

La incidencia de una enfermedad puede medirse de dos formas: mediante la tasa de incidencia (basada en el tiempo-persona) y mediante la incidencia acumulada (basada en el número de personas en riesgo). La tasa de incidencia (también denominada densidad de incidencia) expresa la ocurrencia de la enfermedad entre la población en relación con unidades de tiempo-persona, por lo que mide la velocidad de ocurrencia de la enfermedad. La incidencia acumulada, en cambio, expresa únicamente el volumen de casos nuevos ocurridos en una población durante un periodo, y mide la probabilidad de que un individuo desarrolle el evento en estudio. La incidencia acumulada, por esta razón, también es denominada riesgo.

La incidencia es una medida del riesgo de una población de sufrir el evento en el futuro. La prevalencia nos indica cual es la probabilidad de que un sujeto, seleccionado al azar de dicha población, tenga el evento o la enfermedad estudiada, no el futuro, es decir no establece riesgo. La prevalencia permiten programar los recursos sanitarios para responder a las enfermedades y la incidencia al ser comparada con diferentes poblaciones permite identificar el efecto que la exposición a ciertas condiciones tiene sobre el riesgo futuro de desarrollar la enfermedad

Incidencia acumulada

La incidencia acumulada (IA) es la proporción de individuos sanos que desarrollan la enfermedad a lo largo de un período de tiempo concreto. Su cálculo se establece así:

IA = # de casos nuevos de una enfermedad durante el seguimiento

-----------------------------------------------------------------------------------

Total de población en riesgo al inicio del seguimiento.

El cálculo del denominador de la TI se realiza sumando los tiempos libres de enfermedad de cada uno de los individuos que conforman el grupo y que permanecen en el estudio durante el periodo. Este número se mide generalmente en años, pero pueden ser meses, semanas o días, y se conoce como tiempo en riesgo o tiempo-persona.

La incidencia acumulada (IA) se puede definir como la probabilidad de desarrollar el evento, es decir, la proporción de individuos de una población que, en teoría, desarrollarían una enfermedad si todos sus miembros fuesen susceptibles a ella y ninguno falleciese a causa de otras enfermedades. También se ha definido simplemente como la probabilidad, o riesgo medio de los miembros de una población, de contraer una enfermedad en un periodo específico. En algunos libros se encuentra la siguiente fórmula que es la misma que la anterior solo que específica el denominador:



El numerador se coloca el número de personas que desarrollan la enfermedad durante el periodo de estudio (llamados casos nuevos) y en el denominador el número de individuos libres de la enfermedad al comienzo del periodo y que, por tanto, estaban en riesgo de padecerla. La incidencia acumulada es una proporción y, por lo tanto, sus valores sólo pueden variar entre 0 y 1. A diferencia de la tasa de incidencia la IA es adimensional.

La incidencia acumulada proporciona una estimación de la probabilidad o el riesgo de que un individuo libre de una determinada enfermedad la desarrolle durante un período especificado de tiempo. Como cualquier proporción, suele venir dada en términos de porcentaje. Además, al no ser una tasa, es imprescindible que se acompañe del periodo de observación para poder ser interpretada.

Por ejemplo: Durante un período de 5 años se siguieron a 535 hombres entre 45 y 59 años sanos, con colesterol sérico normal y tensión arterial normal, para detectar la presencia de cardiopatía isquémica, registrándose al final del período l5 casos de cardiopatía isquémica. La incidencia acumulada en este caso sería:
1   ...   10   11   12   13   14   15   16   17   ...   45

similar:

Capitulo XVII. Los estudio de Casos y Controles o Retrospectivos. Capitulo XVIII. Los estudio de Cohorte o prospectivos iconCapítulo XI obligaciones de los contribuyentes y responsables Capítulo...

Capitulo XVII. Los estudio de Casos y Controles o Retrospectivos. Capitulo XVIII. Los estudio de Cohorte o prospectivos iconResumen La enseñanza por medio del estudio o análisis de casos es...

Capitulo XVII. Los estudio de Casos y Controles o Retrospectivos. Capitulo XVIII. Los estudio de Cohorte o prospectivos iconSegunda parte mapas del viaje interior capítulo Lecciones espirituales...

Capitulo XVII. Los estudio de Casos y Controles o Retrospectivos. Capitulo XVIII. Los estudio de Cohorte o prospectivos iconTarea Trabajo sobre Terminología Medica: Menciona las la o las formas...

Capitulo XVII. Los estudio de Casos y Controles o Retrospectivos. Capitulo XVIII. Los estudio de Cohorte o prospectivos icon«βίος» bíos, vida, y «-λογία» -logía, tratado, estudio, ciencia es...

Capitulo XVII. Los estudio de Casos y Controles o Retrospectivos. Capitulo XVIII. Los estudio de Cohorte o prospectivos iconEl análisis de modelos constituye el estudio de los mismos para la...

Capitulo XVII. Los estudio de Casos y Controles o Retrospectivos. Capitulo XVIII. Los estudio de Cohorte o prospectivos iconCapitulo 3 los temas ambientales desde la perspectiva de las ciencias sociales

Capitulo XVII. Los estudio de Casos y Controles o Retrospectivos. Capitulo XVIII. Los estudio de Cohorte o prospectivos iconDurante los siglos XVIII y XIX se desarrolló una importante controversia...

Capitulo XVII. Los estudio de Casos y Controles o Retrospectivos. Capitulo XVIII. Los estudio de Cohorte o prospectivos iconLos años de estudio de la sexología y de práctica profesional me...

Capitulo XVII. Los estudio de Casos y Controles o Retrospectivos. Capitulo XVIII. Los estudio de Cohorte o prospectivos iconEs la especialidad científica centrada en el estudio y análisis del...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com