A. Título del trabajo: “propuesta alternativa para niños mayores y adolescentes en estado de adoptabilidad: padrinazgo y/o madrinazgo”




descargar 80.74 Kb.
títuloA. Título del trabajo: “propuesta alternativa para niños mayores y adolescentes en estado de adoptabilidad: padrinazgo y/o madrinazgo”
página2/3
fecha de publicación05.08.2016
tamaño80.74 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Derecho > Documentos
1   2   3

c) La adopción como un obstáculo.

Nuestro Código Civil no da una definición de adopción. La doctrina la ha reconocido como una institución establecida en interés del menor, para dotarlo de una familia que asegure su bienestar y desarrollo integral. De esta manera crea un vínculo similar al que deriva de la filiación.

Tiene por objeto emplazar a una persona como padre, o madre, y a otra como su hijo, sin que medie entre ambas el lazo biológico de la generación, como un artificio jurídico que produce efectos de mayor o menor extensión según sus modalidades.24

Sabemos que encarar una adopción de por sí no es fácil, porque implica superar la frustración del hijo biológico, elaborar el duelo de la esterilidad y construir un nuevo deseo del hijo adoptivo.

En el caso de la adopción de chicos grandes, es muy importante el tiempo dedicado a la pre-vinculación, porque es el primer paso respecto del consentimiento. Por eso debe existir un acompañamiento, afianzamiento y fortalecimiento de esa familia que recibe a un niño mayor; teniendo presente que esa familia además acepta su pasado con todo lo que ello implica, esta aceptando al hijo, con su historia, tal y cual es.-

Pero nuestra experiencia judicial, nos muestra que no es lo más frecuente, ya que se observa en los legajos de postulantes para adopción, que las edades de los niños que desean adoptar no superan los seis años.

Por ello la situación de los chicos mayores para la Justicia es doblemente difícil, por lo cual se debe procurar que el paso de los chicos por los hogares o instituciones donde están bajo guarda judicial sea breve, sólo de tránsito.

Lo cierto es que, a medida que pasa el tiempo, es muy difícil que los niños estén en condiciones de insertarse en una familia, ya que cuanto mayor se es, más alejado se está de que una adopción se concrete. Más aún, si se trata de adolescentes.

A su vez, la adopción se muestra en el imaginario cultural como una institución quizás más absoluta, que pretende la inserción de un niño como propio y cuánto más chico mejor. En éste sentido, es una institución que no se presentaría acertada tratándose de niños mayores y/o adolescentes, por ello proponemos otra institución para dar respuesta a estos niños mayores.-

Es en estos casos es donde ingresa a escena figuras menos “tajantes” que la adopción y que podrían ser expeditivas para dar respuesta a la especial situación en la que se encuentran los niños mayores, preadolescentes y adolescentes alojados en Instituciones y sin la posibilidad de vivir en una familia estable.

e) Ensayos proyectados en nuestro país.

En Argentina han habido varios intentos en cuánto a incorporar otros institutos alternativos (padrinazgo y prohijamiento).

El Código del Menor presentado por el Poder Ejecutivo en el año 1987, receptó la figura del padrinazgo en el capítulo IV del título VI el que se titulaba: “De la adopción, prohijamiento, guarda y padrinazgo”25. También la figura del prohijamiento fue propuesta en el mencionado proyecto de Código del Menor26. Se preveía una duración mínima de un año o mayor, por el tiempo que restare para que el menor alcanzase la mayoría de edad (art. 203). Sin embargo, la figura disponía la facultad y no obligatoriedad de prohijar a más de un niño cuando ellos sean hermanos o el nulo contacto con la familia de origen.

A posteriori, durante el año 1990 el Diputado Pierri, incorporó la figura del Padrinazgo en una propuesta de modificación de la entonces vigente Ley 10.90327. El art. 12 establecía que: “Habrá padrinazgo cuando una persona mayor de edad, por razones afectivas, de colaboración, de participación comunitaria o de solidaridad social, sea autorizada por el juez que ejerce el patronato de menor para prestar ayuda, asistencia, consejo, afecto o protección en general, en una relación personalizada, a uno o más menores de edad que se hallan a disposición definitiva de aquél o internados en establecimientos públicos o privados de protección”.

Más allá de las apreciaciones que se puedan efectuar sobre los alcances, incumbencias o formulación de los proyectos, lo cierto es que ya se observaba en ese entonces la conveniencia de incorporar nuevas instituciones jurídicas para dar solución a la franja etárea de niños mayores o adolescentes.

f) Segunda conclusión:

Este recorrido panorámico, nos muestran más falencias que soluciones, más imprecisiones que certezas, más inseguridades que certidumbres.

Y en el medio el niño, que a medida que ve correr el tiempo se le hace más difícil su incorporación en un medio familiar estable, seguro y confiable.

En definitiva, no encontramos en ninguno de los institutos jurídicos existentes garantías en pos de hacer efectivo el derecho a vivir en una familia estable en el caso de niños mayores o adolescentes.

IV. LA PROPUESTA: PADRINAZGO Y/O MADRINAZGO.

Plantearemos en éste acápite los ejes argumentales de los cuáles nos valemos para proponer éste novedoso instituto. Incorporación que nos dará una nueva oportunidad de debate y reflexión, pero que por ahora excede el marco de la propuesta.

a) El padrinazgo en la historia. Vínculo social estable.

Che cos´è un padrino? Con este interrogante iniciamos este epígrafe, como modo de diseccionar el parentesco espiritual en todas sus variantes. Padrinazgo, compadrazgo y madrinazgo son palabras que remiten a vínculos sociales fundamentales en la sociedad. El nacimiento espiritual -como Guido Alfani28 denomina al acto del bautizo- en contraposición al nacimiento natural. Parentela espiritual frente a parentela natural.

Los orígenes de esta institución, si bien popularmente se ubican en la Cristiandad, no aparecen en las predicaciones de Jesucristo sino que se desarrollará posteriormente a través de la Teología Sacramental del Bautismo29.

Lo que si merece destacarse a los fines de éste trabajo, es que en el Bautismo los padres del ahijado eligen al padrino y se aceptan mutuamente, estableciéndose una ligadura voluntaria entre ellos que implican un cúmulo de derechos y obligaciones.

En el Derecho Romano solo se conocía la institución de la adopción y en la época de Justiniano, se diferenció la adopción plena y la menos plena. Los pueblos germánicos consideraron la adopción solo para suceder al adoptante en su actividad guerrera, pero no creaba vínculo de parentesco ni confería vocación hereditaria. El Fuero Real y las Partidas, fueron las únicas legislaciones europeas que conservaron esta institución durante la Edad Media y la Moderna, llamándola prohijamiento.

En la etapa Medieval fueron muchos los modelos de padrinazgo que se extendieron en Europa. Fue el Concilio de Trento quien impuso un número rígido de padrinos y madrinas que podían ser admitidos en ese nacimiento espiritual30.

El impacto de la reforma en la sociedad del siglo XVI, trajo como consecuencia a esta institución la diferenciación en la elección del padrino y la madrina, así como la visión del padrinazgo como un instrumento de alianza social31.

Buceando en su historia nos introducimos en los entresijos de un universo social y jurídico complejo, dividido entre la tradición y la norma, entre el respeto a la autoridad eclesiástica y prácticas sociales basadas en la solidaridad y ayuda mutua.

b) La propuesta en el imaginario social de los países latinoamericanos.-

En toda sociedad el poder se despliega en tres dispositivos: la fuerza, el discurso del orden y el imaginario social. “En el imaginario social se realiza la conexión y el enlace entre el deseo y el poder, con lo cual se produce la influencia de lo social en lo psíquico y la vía recíproca de realimentación del poder en lo psíquico.”32

Siguiendo éste lineamiento conceptual, las ficciones -desdobladas en imágenes, mentalidades, mitos, metáforas, en una palabra, en representaciones colectivas- constituyen los contenidos primordiales de imaginario social33.

El padrinazgo y/o madrinazgo configuran institutos muy arraigados en nuestro país y –en general- en todas las naciones de Latinoamérica, que han tenido una fuerte influencia del catolicismo en la sociedad.

Más allá de pertenecer o no al culto católico, el padrino o la madrina significan –dentro del grupo familiar- una figura con autoridad, habilitados a ejercer un rol de corrección, disciplina o consejo. En definitiva, se le exige que tenga un rol activo y/o de presencia en la vida de su ahijado, con deberes y derechos difusos o no muy claros, pero existentes al fin.

Vale decir, el instituto que proponemos se erige como una representación colectiva aceptada y arraigada socialmente; de ello nos valemos, para proponerla como un instituto que pueda acoplarse a nuestro sistema jurídico.

A su vez, las palabras padrino o madrina per se implican autoridad. Sabido es que algunas palabras acumulan una fuerza simbólica, que en este caso consideramos necesario aprovechar. Al respecto Bordieau, remarca una cuestión importante en la tesis que aquí se propone al mencionar que: “…el portavoz autorizado sólo puede actuar a través de las palabras sobre otros agentes y, por medio de su trabajo, sobre las cosas mismas, porque su palabra concentra el capital simbólico acumulado por el grupo que le ha otorgado ese mandato y de cuyo poder está investido…”34, (el subrayado nos pertenece).

En si mismo las palabras “padrino” o “madrina” son representativos de un rol social, un rol que coadyuva a la tarea de los padres y por lo tanto, provisto de una autoridad que se ha naturalizado.

c) Tercera conclusión:

Nuestra propuesta es tomar éste instituto enraizado en el imaginario social para que se consolide como una alternativa de solución y/o de garantía para niños mayores, preadolescentes y/o adolescentes que ingresan en el sistema de modalidades alternativa de cuidado.

Hemos visto que el sistema de acogimiento familiar, por más aceitado que se encuentre, no constituye una solución adecuada para garantizar a estos niños a vivir en familia. Tampoco la adopción (aún en su faceta simple), porque la identidad en su faz dinámica de estos niños se enfrenta a los miedos e ideas que ésta institución ofrece.

Quizás la guarda se muestre como la opción que la Jurisprudencia ha elegido, pero -como ya hemos explicitado- resulta ser un instituto vago, hasta el momento carente de contenido y que se presta a confusión en todos los involucrados sobre el alcance de sus derechos y deberes.

No negamos que el prohijamiento, tal y como se propone en el derecho comparado, pueda llegar a ser incorporado a nuestro sistema legal, pero vemos en el padrinazgo una figura social histórica y arraigada, dato no menor y que propugnamos como fundamento para su inclusión legal35.

V.- CONCLUSION FINAL. Ponencia.-

Con la presente ponencia proponemos la incorporación en nuestro sistema jurídico de los institutos del padrinazgo y/o madrinazgo, con un norte claro y concreto: garantizarles a niños mayores y adolescentes a vivir en un grupo familiar estable. Ello en razón de considerar que los institutos que a la fecha existen, no cubren las especiales y/o complejas características que nos presentan cada uno de los casos.

La aceptación en el ámbito doctrinal (y porqué no legal) nos llevará a debatir y reflexionar la conformación del instituto, surgiendo a priori los siguientes interrogantes: a)¿Será necesario establecer legislativamente los derechos y deberes de cada una de las partes? O será suficiente con establecer que el Juez lo haga en el caso concreto, como la previsión de la legislación ecuatoriana36; b) ¿Debería establecerse también un sistema de inscripción y registro como en el caso de la adopción?; c) ¿Debería estipularse un régimen procesal a seguir, como en el caso de la adopción? Y si fuera así ¿sería exactamente como en ese caso? o ¿debiera tenerse en cuenta otras cuestiones más transcendentes como son el consentimiento informado del menor y el proceso de vinculación?

Cierto es que los tribunales hoy están llamados a resolver la vida familiar de cada uno de los niños, niñas (mayores) y adolescentes que se encuentran “esperando”. No debemos esperar más, es un derecho constitucional de ellos y es un deber del Estado hacerlo efectivo.

Pretendemos con nuestro aporte iniciar el camino en miras a la resolución del problema que aquí presentamos, aún cuándo parezca alejada la llegada. Porque como ha dicho Eduardo Galeano: La utopía está en el horizonte. Camino dos pasos, ella se aleja dos pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. ¿Entonces para que sirve la utopía? Para eso, sirve para caminar”.


1 WAGMAISTER Adriana en "El acceso de los niños a las personas familiarmente significativas como derecho humano. Su recepción en la ley, la doctrina y la jurisprudencia", publicado en "La familia en el nuevo derecho" dirigido por Aída Kemelmajer de Carlucci y coordinado por Marisa Herrera, Tomo II, pags. 29, Buenos Aires, Edit. Rubinzal-Culzoni, 2009.

2 Siguiendo la conceptualización propuesta por las “Directrices sobre las modalidades alternativas de cuidado de los niños”, aprobada por la ONU el 24/02/2010.

3 La Convención sobre los Derechos del Niño, arts. 7, 8, 9.1 y 20 (XIII Conferencia Nacional de Abogados Jujuy, Abril 2000 – Comisión 3: Familia y Sucesiones. Tema B):Adopción. La Adopción: Algunas propuestas tendientes a dar mayor efectividad al Derecho del Niño a permanecer junto a su familia de origen. CECILIA P. GROSSMAN publicado en ASOCIACIÓN DE ABOGADOS DE BUENOS AIRES http://www.aaba.org.ar/biblioteca.

4 Entre otros, el Código del Menor de Bolivia, art.31, el Estatuto del niño y adolescente del Brasil, art.19, el Código para la Protección de Niños, Niñas y Adolescentes de la República Dominicana, art.13, Código de la Niñey y Adolescencia de Nicaragua,1998, art.21

5 Código del Menor de Bolivia, art. 34; art.4 ley 1136 del Paraguay, Código de la niñez y adolescencia de 1998 de Nicaragua, art.2. Igual advertencia se lee en ordenamientos de nuestro país como La ley de Protección Integral de la Niñez, la Adolescencia y la Familia de la Pcia de Chubut, art.26 y la ley del Niño y el Adolescente de la Pcia. de Mendoza, art.10 y en la Pcia. De Santa Cruz el art. 16 de la Ley 3062, hace expresa referencia al tema.

6 En consonancia con ello, el Anexo 1 en su art. 7 del Decreto Reglamentario Nº 415/2006 establece: “Se entenderá por familia o núcleo familiar, grupo familiar, grupo familiar de origen, medio familiar comunitario y familia ampliada, ademas de los progenitores, a las personas vinculadas a los niños, niñas y adolescentes, a través de líneas de parentesco por consanguinidad o por afinidad o con otros miembros de la familia ampliada. Podrá asimilarse al concepto de familia a otros miembros de la comunidad que represente para la niña, niño o adolescente vínculos significativos y afectivos en su historia personal como así también en su desarrollo, asistencia y protección...”.

7 HERRERA, Marisa; “Soluciones Jurídicas viables para el problema de los niños Institucionalizados” Seminarios de Derechos e Instituciones Universidad Nacional del Sur. 2007 publicado en www.uns.edu.ar/congresos/DerInstitu/documentos.htm

8 SAMAJA, Juan. “
1   2   3

similar:

A. Título del trabajo: “propuesta alternativa para niños mayores y adolescentes en estado de adoptabilidad: padrinazgo y/o madrinazgo” iconDificultades de aprendizaje en los niñOS, niñas y adolescentes del...

A. Título del trabajo: “propuesta alternativa para niños mayores y adolescentes en estado de adoptabilidad: padrinazgo y/o madrinazgo” iconGuía Clínica para la Atención Integral de Niñas/ Niños y Adolescentes con

A. Título del trabajo: “propuesta alternativa para niños mayores y adolescentes en estado de adoptabilidad: padrinazgo y/o madrinazgo” iconTitulo: utilidad de la prueba de salud mental para el proceso educativo...

A. Título del trabajo: “propuesta alternativa para niños mayores y adolescentes en estado de adoptabilidad: padrinazgo y/o madrinazgo” iconTitulo I. Principios generales titulo II. Titulares de los derechos...

A. Título del trabajo: “propuesta alternativa para niños mayores y adolescentes en estado de adoptabilidad: padrinazgo y/o madrinazgo” iconTabla Valores normales del Volumen Corpuscular Medio (vcm) en niños y adolescentes

A. Título del trabajo: “propuesta alternativa para niños mayores y adolescentes en estado de adoptabilidad: padrinazgo y/o madrinazgo” iconNature Genetics’ publica una investigación del cima de la Universidad...

A. Título del trabajo: “propuesta alternativa para niños mayores y adolescentes en estado de adoptabilidad: padrinazgo y/o madrinazgo” iconTrabajo de investigación para optar al título de

A. Título del trabajo: “propuesta alternativa para niños mayores y adolescentes en estado de adoptabilidad: padrinazgo y/o madrinazgo” iconPropuesta para realizar los informes de los niños en el Jardín Maternal

A. Título del trabajo: “propuesta alternativa para niños mayores y adolescentes en estado de adoptabilidad: padrinazgo y/o madrinazgo” iconTrabajo de grado para optar al título de Magister en Filosofía

A. Título del trabajo: “propuesta alternativa para niños mayores y adolescentes en estado de adoptabilidad: padrinazgo y/o madrinazgo” iconGes: alcohol y drogas en niños y adolescentes




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com