Bibliografía




descargar 131.22 Kb.
títuloBibliografía
página4/6
fecha de publicación06.08.2016
tamaño131.22 Kb.
tipoBibliografía
b.se-todo.com > Derecho > Bibliografía
1   2   3   4   5   6

Adaptaciones en objetivos y contenidos



Los objetivos y contenidos pueden sufrir modificaciones por su importancia, funcionalidad o dificultades que su adquisición plantea. Podemos encontrar diferentes tipos de modificaciones:


  • Reformulación de objetivos: Si el alumno necesita, por ejemplo, un SAC habrá que reformular aquellos objetivos que hagan referencia a la utilización correcta del lenguaje oral y/o escrito para comunicar ideas, sentimientos, etc.




  • Introducción de objetivos y contenidos: Podemos introducir objetivos y contenidos referidos a etapas anteriores cuando el alumno no los haya adquirido.




  • Priorización de objetivos y contenidos: Algunos alumnos necesitan acceder de forma prioritaria a algunos contenidos u objetivos antes que a otros. Priorizar significa dar más importancia, pero sin eliminar el resto. Algunas priorizaciones que se pueden llevar a cabo, sobretodo en nuestro caso, son:




    1. Comunicación. Puede ser interesante y beneficioso priorizar los objetivos y contenidos dirigidos al desarrollo de la comunicación ya que suele ser un factor afectado en este tipo de alumnos.




    1. Socialización. Es importante desarrollar todos los objetivos y contenidos encaminados al desarrollo y fomento de la relación interpersonal y adaptación social ya que en esta área los alumnos con Síndrome de Asperger suelen tener muchas dificultades. Algunas actividades importantes para el desarrollo social son el juego interactivo, simbólico y la resolución de problemas.




    1. Adquisición de hábitos básicos. Desde los más personales, los relacionados con el orden, el autocontrol, la distribución del tiempo, etc. Tienen un papel fundamental en el desarrollo de la autonomía personal. Es importante que los profesores lo consideremos básico y que lo trabajemos desde la perspectiva dirigida a dotar al alumno con habilidades funcionales en su vida diaria.




    1. Motricidad. Ya que en muchas ocasiones estos alumnos presentan problemas motrices habrá que priorizar estos objetivos y contenidos.



  • Temporalización. En muchas ocasiones habrá que modificar el tiempo previsto para alcanzar los objetivos, manteniendo la misma secuencia que sus compañeros, pero dándole más tiempo. En algunos casos la temporalización implicará modificar la secuencia de contenidos. Por ejemplo, tendremos que hacer la secuencia más extensa, detallada.


Adaptaciones en metodología



Creemos importante tener en cuenta una serie de criterios a la hora de trabajar con este tipo de alumnos.


  • Globalización de la enseñanza. Planificar los aprendizajes de forma que todas las capacidades queden relacionadas.




  • Estructura del ambiente educativo. Es necesario trabajar en un contexto educativo estructurado, con actividades concretas y diferenciadas, rutinas precedidas de estímulos claros como señales visuales, auditivas o mixtas que marcan los cambios de actividad y favorecen la anticipación de situaciones. La estructuración es ua ayuda ente dificultades de los alumnos pero no un objeto en sí, por ello debe planificarse la retirada progresiva de estas ayudas a medida que los alumnos sean capaces de controlar mejor su entorno.




  • Individualización en la enseñanza. Un proceso de enseñanza-aprendizaje individualizado permite:




    • Respetar el ritmo de aprendizaje del alumno.

    • Admite que cada alumno utilice el material que mejor se adapte a sus características.

    • Permite ajustar la ayuda del profesor para responder a la necesidades de cada alumno




  • Motivación. Para aumentar la motivación de estos alumnos las actividades deben partir de los intereses de estos. Es posible que sus intereses sean muy restrictivos. En estos casos conviene desarrollarlos y ampliarlos, planteando actividades que tomen como punto de partida sus motivaciones e intereses más inmediatos.




  • Coordinación. Es importante realizar una intervención coordinada con la familia y todos los profesionales que intervienen en el proceso de enseñanza del alumno.




  • Generalización. Es necesario elaborar programas específicos de generalización en distintos contextos, seleccionando las situaciones en que se tiene que producir la conducta deseada, y evaluando si tal aprendizaje se ha generalizado o no, determinando las ayudas necesarias en caso negativo.



Caso práctico:
A continuación presentamos las características de un alumno con Síndrome de Asperger escolarizado en un instituto de Educación Secundaria de la Comunidad de Madrid.
Nuestro alumno cursa 2º ESO, ha estado escolarizado en un centro ordinario con aula preferente de TGD de la misma localidad. Tiene 13 años. Se le realizó una evaluación psicopedagógica al terminar primaria, como es habitual en los alumnos de integración al terminar la etapa. El diagnóstico de la evaluación psicopedagógica es de Síndrome de Asperger con déficit de atención.
El curso pasado utilizaba claves visuales para las conocer las normas y su horario dentro del aula, así recordaba lo que iba a hacer ese día.
El alumno produce habitualmente ecolalias, y usa un lenguaje literal, exagerado, pedante y descontextualizado, además de no utilizar un tono y volumen adecuado a cada situación. Tiene balanceos, cuando le sobresalta algo o le llama la atención. Se chupa el cordón de su capucha. Es muy delicado con los olores.
A nivel social se relaciona bien. Se comunica con todo el personal del centro. Posee iniciativa comunicativa con adultos y también con sus compañeros, pero la forma de dirigirse y /o comunicarse con los demás no es la correcta (por ejemplo, se acerca demasiado a sus interlocutores, el tono de voz no es el adecuado, etc.). En ocasiones monopoliza las conversaciones, llevándolas a temas de su propio interés.
Ante el enfado de otras personas con nuestro alumno, éste no reaccionaba demasiado bien, en ocasiones llora y se altera en exceso.
Posee un lenguaje y vocabulario amplio y rico, aunque suele ser demasiado literal, raro y pedante, no suele estar adaptado al contexto en el que lo dice, por ejemplo, no es lo mismo hablar de un tema de matemáticas a un profesor que a un compañero, y el lo hace casi exactamente igual). A su vez, le cuesta comprender el lenguaje no verbal, para el alumno es como si no existiese, cuando para el resto de compañeros es fundamental, por lo será uno de los principales objetivos a trabajar con el alumno para facilitar su integración con el grupo de iguales.
Si se presentan cambios muy exagerados en su rutina se pone nervioso, sobre todo si no los ha experimentado anteriormente, por ejemplo, si un profesor no viene a clase, lo suele aceptar bien, pero no acepta bien que venga alguien externo al centro a dar una conferencia de forma inesperada.
Sabe mucho de las cosas que le interesan, como los trenes. Quiere ser conductor de trenes cuando sea mayor (le dices una calle y te explica como llegar hasta allí en metro. Dónde cogerlo, transbordos...)
Respecto a la intervención en el centro, en el aula ordinaria el alumno siempre está acompañado de la integradora social, que adapta lo que dice el profesor al nivel del niño (Diciéndole cuándo ha de copiar, cuándo no, qué leer, etc.).
Tiene desfase curricular en matemáticas y lengua, por lo que sale del aula ordinaria con el especialista en Pedagogía terapeútica, que le da apoyo en esas asignaturas. En otras asignaturas usa los libros de diversificación curricular, como en sociales y naturales. Tiene más problemas a nivel curricular que social, debido sobre todo a que ha continuado la escolaridad con sus compañeros de educación primaria.

Durante el recreo está solo (sin integradora social) se junta unos días con unos amigos, otros con otros, a veces le apetece estar solo…lo habitual en alumnos de secundaria es tener a la pandilla como referente, pero pensamos que es adecuado que el alumno en su espacio realice la actividad que desee.


La relación familia-centro es buena, existiendo una adecuada colaboración entre ellos. El alumno tiene una agenda de ida y vuelta a casa, un cuaderno en el cual la integradora social escribe para informar a los padres de lo que ocurre en el centro durante el día y éstos le cuentan los asuntos relevantes que ocurren en casa.
El niño vive lejos del centro y acude a él en taxi.


Intervención:



Teniendo en cuenta a este alumno y las necesidades educativas que presenta, vamos a realizar una intervención centrándonos en los aspectos que creemos más importantes para su mejora, desarrollo a nivel personal y curricular, y su integración en la sociedad de la forma más normalizada posible.
Los aspectos que nos hemos planteado trabajar están relacionados sobre todo con la organización y estructuración del trabajo, la comunicación y relaciones sociales y el desarrollo emocional.
1- ORGANIZACIÓN Y ESTRUCTURACIÓN DEL TRABAJO.
Es importante proporcionar al alumno un método de trabajo, o unas pautas para que él pueda organizarse, ya que a veces la falta de organización le genera inseguridad, que a veces le provoca enfados y bloqueos. Además de ayudar al alumno a organizar su trabajo, el trabajo de los profesores debe estar perfectamente organizado y estructurado, de forma que el alumno pueda anticipar qué asignatura tiene en cada momento, así como que metodología se va a utilizar, en qué contexto, con qué material, etc.
Para trabajar la organización personal del alumno proponemos:
Realizar una lista de lo qué es necesario para cada asignatura. Además del horario semanal, el profesor de cada asignatura puede proporcionarle al inicio del curso una lista con los materiales necesarios para su materia. Y cuando el alumno tenga que llevar a clase algún material específico, que no esté en la lista, el profesor le indique el día y los materiales que debe llevar ese día concreto. En un principio, cada profesor debería recordarle al alumno (diariamente, si es necesario) el material que debe traer para la próxima sesión hasta que el alumno se habitúe, e interiorice las rutinas.
Realizar un registro semanal. Podemos utilizar también un registro semanal de las actividades escolares y su duración y otro para las actividades que el alumno tenga que realizar fuera de la escuela, de esta manera anticipamos los acontecimientos que se salgan de la rutina (una salida extraescolar, una fiesta, etc..) y ayudamos a nuestro alumno a ubicar las actividades en el tiempo (mañana, la semana que viene, dentro de un mes..).


1   2   3   4   5   6

similar:

Bibliografía icon3. Bibliografía citada en estos apuntes y bibliografía adicional

Bibliografía iconBibliografía. Consigna los libros de los cuales se extrajeron las...

Bibliografía icon7. Bibliografía Bibliografía citada

Bibliografía iconBibliografía

Bibliografía iconBibliografía

Bibliografía iconBibliografía

Bibliografía iconBibliografía 2

Bibliografía iconBibliografía. 72

Bibliografía iconBibliografía XL

Bibliografía icon5. Bibliografía 26




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com