Dirección de promocion y prevencióN




descargar 269.59 Kb.
títuloDirección de promocion y prevencióN
página1/8
fecha de publicación22.10.2016
tamaño269.59 Kb.
tipoDirección
b.se-todo.com > Derecho > Dirección
  1   2   3   4   5   6   7   8

https://www.minsalud.gov.co/imglayout/ministerio%20de%20salud%20y%20proteccion%20social.png



bluehorizontalspanish

Página de



LINEAMIENTOS TÉCNICOS Y OPERATIVOS PARA LA BÚSQUEDA DE POBLACIÓN SUSCEPTIBLE PARA SARAMPIÓN Y RUBÉOLA DE 2 A 6 AÑOS DE EDAD

Documento marco.

Colombia, 2015.

MINISTERIO DE SALUD Y PROTECCIÓN SOCIAL

DIRECCIÓN DE PROMOCION Y PREVENCIÓN

SUBDIRECCIÓN DE ENFERMEDADES TRANSMISIBLES

GRUPO DE ENFERMEDADES INMUNOPREVENIBLES

PROGRAMA AMPLIADO DE INMUNIZACIONES - PAI


LINEAMIENTOS TÉCNICOS Y OPERATIVOS PARA LA BÚSQUEDA DE POBLACIÓN SUSCEPTIBLE PARA SARAMPIÓN Y RUBÉOLA DE 2 A 6 AÑOS DE EDAD.
Documento marco.

Colombia, 2015.

ALEJANDRO GAVIRIA URIBE

Ministro de Salud y Protección Social
FERNANDO RUIZ GÓMEZ

Viceministro de Salud Pública y Prestación de Servicios
CARMEN EUGENIA DÁVILA GUERRERO

Viceministra de Protección Social
GERARDO LUBÍN BURGOS BERNAL

Secretario General
ELKIN DE JESÚS OSORIO SALDARRIAGA

Director de Promoción y Prevención
JOSE FERNANDO VALDERRAMA VERGARA

Subdirector de Enfermedades Transmisibles

MARTHA LUCIA OSPINA MARTINEZ

Directora Instituto Nacional de Salud ( E )


GINA WATSON

Representan OPS/OMS Colombia









bluehorizontalspanish





DIRECCIÓN DE PROMOCIÓN Y PREVENCIÓN
SUBDIRECCIÓN DE ENFERMEDADES TRANSMISIBLES
GRUPO DE ENFERMEDADES INMUNOPREVENIBLES COORDINADOR NACIONAL PAI

DIEGO ALEJANDRO GARCIA LONDOÑO

Asesor del Despacho del Viceministro de Salud Pública y Prestación de Servicios
CONSULTORES PAI

ANA DEL CARMEN CASTAÑEDA CARVAJALINO

BRIGITTE NEFFER FOREST DUQUE

CARMEN ELISA OJEDA JURADO

JACQUELINE PALACIOS GONZÁLEZ
SISTEMA DE INFORMACIÓN PAI

CAMILO MORENO CANGREJO

ERIKA VARGAS

MANUEL LADINO PEDRAZA

JAID SOTELO
ALMACEN DE INSUMOS PAI

LUZ MARINA DUQUE TORRES

NATALIA ZULUAGA SALAZAR

RAFAEL HERNAN RIVERA CABALLERO
INSTITUTO NACIONAL DE SALUD

ORLANDO CASTILLO

PATRICIA SALSAS S

DIANA LUCIA NIETO SANCHEZ

ORGANIZACIÓN PANAMERICANA DE LA SALUD

HERNAN RODRIGUEZ

CLARA LUCÍA BOCANEGRA CERVERA

JUANITA CORRAL CASTILLO

LELY STELLA GUZMAN BARRERA

LILIANA PRIETO

MARTA EUGENIA MARIN GONZALEZ

NUBIA STELLA PEDRAZA

VIVIANA CALDERON






bluehorizontalspanish

TABLA DE CONTENIDO



6. POBLACIÓN OBJETO 18

7. META 19

8.11. Almacenamiento, conservación y cadena de frío 24

8.12. Desecho de insumos utilizados en la vacunación 25

8.13 Vacunación segura 26

8.14. Reacciones Adversas 26

9.1 COMUNICACIÓN Y MOVILIZACIÓN SOCIAL 27

9.2 PLANIFICACIÓN Y PROGRAMACIÓN 29

9.3 ESTRATEGIAS Y TACTICAS DE VACUNACIÓN 30

9.3.1. Vacunación Institucional 31

9.3.2. Vacunación casa a casa 31

9.3.3. Vacunación por micro concentración (población cautiva) 31

9.3.4. Vacunación por concentración en comunidades 31

10. SISTEMA DE INFORMACIÓN 33

11. VIGILANCIA EN SALUD PÚBLICA DE LOS EVENTOS SUPUESTAMENTE ATRIBUIDOS A LA VACUNACIÓN CONTRA SARAMPIÓN Y RUBEOLA. 33

11.1 Clasificación de ESAVI 33

12. PLAN DE CRISIS 35

13. EVALUACIÓN E INDICADORES 35


1. INTRODUCCIÓN
Uno de los principales logros obtenidos por el país durante el año 2012, ha sido la certificación por el Comité Internacional de Expertos –CIE de la Organización Panamericana de la Salud –OPS, de la eliminación de la transmisión endémica del virus del sarampión y la rubéola, contribuyendo así a los planes de la región de las Américas en cuanto a impactar en la disminución de la morbilidad y mortalidad causada por enfermedades inmunoprevenibles.
Sin embargo, la Región de las Américas sigue estando expuesta a un elevado riesgo de importación de los virus del sarampión y la rubéola, dada su circulación continua en otras regiones del mundo. Además, algunos países han notificado debilidades y fallas en sus sistemas nacionales de vigilancia y programas de vacunación de rutina, lo que los hace particularmente vulnerables al riesgo de reintroducción de virus, pudiéndose presentar brotes. Todos los genotipos identificados en los brotes que han ocurrido en las Américas desde el 2003, han sido importados a la Región (Europa, África, sudeste de Asia y el Pacífico).
Las actividades para controlar los brotes representan costos directos sustanciales para el presupuesto de salud pública y del sistema de atención de salud, con un costo neto para el sector público de hasta US$ 10.000 por caso1.
Habida cuenta de los restantes desafíos para mantener la eliminación del sarampión y la rubéola en la Región de las Américas, la 150ª sesión del Comité Ejecutivo de la Organización Panamericana de la Salud-OPS recomendó que la 28ª Conferencia Sanitaria Panamericana (sesión del comité regional, Washington, D.C., EUA, del 17 al 21 de setiembre del 2012) aprobara una Resolución sobre un plan de acción de emergencia. Esta resolución insta a los Estados Miembros a que fortalezcan la vigilancia activa de estas enfermedades y a que mantengan una inmunidad alta en la población mediante la vacunación.
Con miras a mantener la meta regional de la eliminación del sarampión, la rubéola y el síndrome de rubéola congénita, y de conformidad con las pautas del Grupo Técnico Asesor, el CIE y la OPS2., se formuló un plan de acción de emergencia para los próximos dos años contados a partir del 2015 a fin de corregir las deficiencias detectadas en los programas de inmunización y de vigilancia para el sarampión, la rubéola y el Síndrome de Rubéola Congénita -SRC.
Como parte del plan de acción de emergencia para mantener la eliminación de la transmisión endémica del sarampión, la rubéola y el síndrome de rubéola congénita en la región de las Américas, al igual que la necesidad de controlar los riesgos a largo plazo de la reintroducción de estos virus por importación de casos lo que podría llevar a la reaparición de estas enfermedades, la OPS resolvió instar a todos los Estados Miembros a que mantengan la vigilancia de alta calidad de la eliminación y garanticen las medidas oportunas y eficaces de respuesta a los brotes en caso de alguna importación del virus salvaje, realizando las siguientes actividades, según sea necesario:


  • Realizar evaluaciones externas rápidas de los sistemas de vigilancia del sarampión, la rubéola y el síndrome de rubéola congénita, a fin de aumentar la robustez y la calidad de la detección de casos y la notificación, y de fortalecer los registros de anomalías congénitas,

  • Realizar las búsquedas activas de casos,

  • Revisar la sensibilidad de los sistemas de vigilancia en las áreas epidemiológicamente silenciosas,

  • Emitir alertas sanitarias para los eventos masivos (como Juegos Olímpicos y Mundiales),

  • Incluir al sector privado en la vigilancia de las enfermedades, haciendo hincapié en la inclusión de los laboratorios privados en la red regional de laboratorios del sarampión y la rubéola,

  • Aumentar la colaboración entre los equipos de epidemiología y de laboratorio a fin de mejorar la vigilancia del sarampión y la rubéola, y la clasificación final de los casos sospechosos,

  • Mejorar la genotipificación molecular de los casos confirmados en todos los brotes,

  • Abordar las deficiencias y los problemas en los sistemas de vigilancia, de acuerdo con lo identificado por las comisiones nacionales.


También se insta a que mantengan una alta cobertura de vacunación contra el sarampión y la rubéola (>95%) con las siguientes actividades: realizar el monitoreo rápido de las coberturas a fin de identificar a los grupos de población susceptibles al sarampión y la rubéola, centrándose en particular en las personas de los grupos de población de alto riesgo (quienes viven en las zonas de frontera de mucha circulación, en zonas densamente pobladas, como los asentamientos de las zonas periféricas urbanas; sitios donde la cobertura de vacunación es baja o las tasas de deserción de la vacunación son elevadas, zonas que no notifican casos sospechosos (epidemiológicamente silenciosas), zonas con una alta densidad de población que también reciben una elevada afluencia de turistas u otros visitantes, en particular, trabajadores relacionados con la industria del turismo (aquellos que trabajan en aeropuertos, puertos, hoteles, hostelería y guías de turistas) y aquellos que se encuentran en zonas de baja densidad o aisladas (destinos para el ecoturismo), viven en zonas de difícil acceso, ya sea por razones geográficas, culturales o socioeconómicas; y participan en el comercio o intercambio (ferias y mercados) o viven en zonas muy industrializadas.
Adicionalmente, poner en marcha actividades inmediatas de vacunación en las zonas donde el monitoreo rápido de coberturas establezca que está por debajo del umbral recomendado del 95%, realizar campañas de vacunación de seguimiento de alta calidad a fin de garantizar un grado alto de inmunidad, e integrar las actividades propuestas para mantener la eliminación del sarampión, la rubéola y el síndrome de rubéola congénita, en sus planes de acción anuales de los programas nacionales de vacunación.
Dado que el resultado previsto es la reducción de la mortalidad y la morbilidad debidas al sarampión, la rubéola y el síndrome de rubéola congénita, y la mejora de la salud de la población al mantener el país libre del sarampión y la rubéola endémicos, se debe llevar a cabo intervenciones eficaces de inmunización, incluido el fortalecimiento de los servicios de vacunación de rutina y la ejecución de campañas de seguimiento, garantizando una cobertura homogénea de vacunación.

El plan complementa y fortalece las actividades regulares ya planificadas para mantener el apoyo técnico y administrativo a nivel regional y de país, a fin de que se apliquen exitosamente las estrategias eficaces y el fortalecimiento de la vigilancia integrada de alta calidad del sarampión, la rubéola y la vigilancia del síndrome de rubéola congénita y de los programas de vacunación sistemática. Es función de los programas de vacunación contra el sarampión y la rubéola, el fortalecimiento de la capacidad del personal sanitario, y mantenimiento del compromiso político y comunitario y de las tasas de mortalidad y morbilidad, especialmente en los niños y niñas, bajo los principios y valores siendo estos: derechos humanos, universalidad, acceso e inclusión y equidad en materia de salud.
2. JUSTIFICACIÓN
El PAI ha demostrado ser un conjunto de acciones coordinadas, efectivas y sostenibles que han contribuido a mejorar la equidad social.
Para el Ministerio de Salud y Protección Social –MSPS, es fundamental garantizar coberturas útiles de vacunación en la población menor de 6 años en el 100% de los municipios del país, con todos los biológicos del programa permanente, con el fin de disminuir el riesgo de enfermar y morir por enfermedades prevenibles por vacunas, para lo cual el PAI viene implementando a lo largo de los años, diferentes estrategias, teniendo en cuenta entre otros, la diversidad étnica, cultural y geográfica del país.
Con el fin de contribuir al cumplimiento de los objetivos de desarrollo del milenio, en especial el objetivo No. 4, de “Reducir la Mortalidad en niños y niñas menores de 5 años” y en el marco de la estrategia Presidencial para la Atención Integral de la Primera Infancia “De Cero a Siempre” y la “Atención Integral a las Enfermedades Prevalentes de la Infancia –AIEPI”; el MSPS emite los lineamientos para la gestión del PAI para las entidades territoriales del orden departamental, distrital, municipal, las Empresas Administradoras de Planes de Beneficios – EAPB, las Instituciones Prestadoras de servicios de Salud-IPS, los profesionales que ofrecen el servicio de vacunación y demás actores y sectores, relacionados con el control de las enfermedades inmunoprevenibles.
Proceso de certificación de la eliminación del Sarampión y la rubéola y el SRC.
Los países de la Región de las Américas fijaron la meta de eliminación del Sarampión para el año 2000. Para ello, la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS) elaboró una estrategia consistente para la obtención y mantenimiento de altas coberturas de vacunación contra el Sarampión y para la detección precoz de casos sospechosos, basada en una vigilancia activa.
Anterior a esta resolución, Colombia desde 1994, posterior a un brote de sarampión, había implementado acciones para interrumpir la transmisión autóctona del virus, vacunando en 1993 a la población de 9 meses a 14 años contra el Sarampión en todo el país. Posteriormente, el país realizó una jornada de vacunación en 2005, la cual estuvo dirigida a personas de 14 a 39 años contribuyendo a una reducción notable en la incidencia de la rubéola.
Con la toma de decisión de los países de la Región de eliminar adicionalmente la Rubéola y el Síndrome de Rubéola Congénita (SRC) para el año 2010, Colombia incrementó los esfuerzos para alcanzar la eliminación de estas tres enfermedades, fortaleciendo la vigilancia e implementando una red nacional de laboratorios para el diagnóstico de sarampión y rubéola.
Como resultado de estos esfuerzos sostenidos, el país logró interrumpir la circulación del virus del sarampión en el país desde el 2002 y reportar el último caso de SRC en el año 2005. En el caso de la rubéola, los datos disponibles no permiten identificar la fecha exacta de interrupción de la circulación endémica del virus pero probablemente está cercano al último caso de SRC.
Dando cumplimiento a la resolución del 27ª Conferencia Panamericana de la Salud, el país inició la recopilación y análisis de los datos para la documentación y verificación de la eliminación del sarampión, rubéola y SRC, los cuales fueron analizados por la Comisión Nacional de Certificación de la Eliminación.
En Noviembre de 2012, el país recibió la visita del Comité Internacional de Expertos para la verificación de la eliminación de Sarampión, Rubéola y Síndrome de Rubéola Congénita que recomendó la revisión de 114 casos IgM positivos y dudosos de rubéola que habían sido descartados en el departamento de Antioquia en el periodo 2007-2012 y, además, solicitó la documentación completa de los casos recientes confirmados.
El análisis de los diferentes componentes a ser considerados para la certificación de la eliminación del Sarampión, Rubéola y SRC, incluyó las características del país y desarrollo del Programa Ampliado de Inmunización (PAI), el análisis epidemiológico del Sarampión, Rubéola y SRC, la calidad de la vigilancia de estas enfermedades, la epidemiología molecular y actividades de los laboratorios, la identificación de población vacunada y no vacunada contra el Sarampión y la Rubéola, mediante las diferentes estrategias, la factibilidad de mantener la interrupción de la transmisión endémica del Sarampión y de la Rubéola, concluyendo por correlacionar e integrar la evidencia de la eliminación de estas enfermedades en el país y presentando los compromisos del país para sostener los logros alcanzados3.
El PAI entonces contempla la aplicación de intervenciones sectoriales, transectoriales y comunitarias, que se han y deben seguir realizándose para prevenir, controlar o minimizar los riesgos que propician la aparición de enfermedades que son prevenibles por vacunas y sus consecuentes efectos negativos en la población.
Por lo anterior, es necesario fortalecer la gestión del programa y la capacidad operativa de las direcciones territoriales de salud, con la búsqueda de niños y niñas susceptibles de 2, 3, 4 y 5 años de edad que no fueron vacunados con dosis única de TV (SRP) y niños y niñas susceptibles de 6 años de edad no vacunados con dosis única y/o refuerzo de TV (SRP) durante 2015, para el logro de las metas y objetivos del programa en todos los departamentos, distritos y municipios, es importante analizar la presencia de factores como, el resultado de bajas coberturas administrativas de vacunación en menores de un año y de un año de edad, el resultado del monitoreo rápido de coberturas del primer trimestre del año, la difícil accesibilidad geográfica a los servicios de vacunación, la presencia de población vulnerable, el peso porcentual poblacional, la presencia de zona rural dispersa y de asentamientos de comunidades indígenas y de otra población vulnerable como quienes se encuentran en situación de desplazamiento, pretendiendo disminuir el número de susceptibles.
Una vez realizado el análisis de coberturas con corte a 31 de diciembre del año 2014, se observa que en el grupo de edad de uno y de cinco años en el último quinquenio, no ha alcanzado coberturas útiles en el nivel nacional para el marcador de Triple Viral, además para cerrar el 2015, se estima que la cobertura a diciembre será inferior al 95% de seguir con el comportamiento observado al mes de agosto, situación que constituye en un factor de riesgo para la salud pública de la población.
3. SITUACIÓN EPIDEMIOLÓGICA
El plan de eliminación del sarampión y la rubéola en Colombia ha sido una tarea de gran alcance que ha requerido el trabajo conjunto de los actores que integran el sistema de vigilancia en salud pública, como también el apoyo de las organizaciones internacionales y multilaterales. En el país durante el transcurso de los años se han adoptado nuevos enfoques de vacunación, además de la vigilancia epidemiológica y virológica de forma rutinaria, que han logrado un impacto positivo en la incidencia del sarampión, la rubéola y el síndrome de rubéola congénita.
El impacto de la disminución del sarampión se inició por la inclusión de la vacuna anti sarampionosa en 1973. A partir de 1993, Colombia puso en marcha la iniciativa de eliminación del sarampión iniciando la fase de ataque con la campaña de vacunación de puesta al día, cuando se vacunaron cerca de 11 millones de niños entre nueve meses y 14 años, con lo cual se alcanzó el 97 % de cumplimiento de la meta. En 1995 se realizó la primera campaña de seguimiento, en la que se vacunaron más de dos millones de niños de uno a tres años, con un cumplimiento del 97 %. Hasta 1995 el Ministerio de Salud de Colombia aplicó la vacuna antisarampionosa al cumplir los nueve meses de edad y a partir de ese año se comenzó a aplicar la vacuna triple viral (contra el sarampión, parotiditis y rubéola) al cumplir los 12 meses de edad, esquema vigente en la actualidad. En 1997 se comenzó a administrar una dosis de refuerzo a los 10 años de edad, con el objeto de avanzar en la eliminación de la rubéola congénita.
La segunda campaña de seguimiento se inició en abril de 1999, lográndose el 88.6 % de cumplimiento al finalizar el año4. La tercera campaña de seguimiento se realizó en el 2002, la cuarta campaña de seguimiento en el 2006 y la última el año 2010, para cubrir al grupo de uno a ocho años de edad (Gráfica No 1). Además, para rubéola y síndrome de rubéola congénita el país comenzó la fase de eliminación en el año 2005 con la Jornada Nacional de Vacunación con sarampión y rubéola dirigida al grupo de 15 a 39 años.
Gráfica No 1. Incidencia de sarampión y estrategia de vacunación, Colombia, 1970-2011


Fuente: Sivigila- Instituto Nacional de Salud y PAI. Colombia
A partir del año 2000 se inició la integración de la vigilancia de rubéola a la vigilancia ya implementada del sarampión. Para el periodo de 2000 a 2008 la notificación de casos sospechosos al sistema de vigilancia fue de 22 671 casos con un promedio anual de 2.519 casos, con un rango de 1 637 en el año 2001 a 6 424 en 2002. Para el periodo 2009 - 2012 se reportaron al Sivigila 11 154 casos con un promedio de 2 788 casos por año. En el periodo de 1996 2001 el número de casos confirmado por laboratorio fue inferior a 10 casos por año; en el 2002 se presentó la última epidemia de sarampión en el país con la confirmación de 139 casos.
En Colombia se han presentado brotes de sarampión de gran magnitud, en 1993 se presentó una epidemia de 5 000 casos, 48 muertes y una tasa de incidencia de 28 casos por 100 000 habitantes. La última epidemia importante de sarampión ocurrió en el año 2002 con un total de 139 casos confirmados. El genotipo aislado fue el D9, el mismo que estaba circulando en el vecino país de Venezuela desde noviembre de 2001. En agosto de 2011 se reportó un brote de sarampión en Barranquilla cuyo caso primario tuvo antecedente de viaje reciente a Brasil. Se confirmaron en total seis casos y el genotipo aislado fue el D4 de amplia circulación en Europa durante los años 2010 y 2011.A finales de enero de 2012 se confirmó el último caso de sarampión en el país en un adulto procedente de España; el genotipo aislado fue D4.
Los casos confirmados en el año 2012 correspondieron a un caso de sarampión, notificado por Bogotá, en la semana 5 y procedente de España, en el cual se identificó genotipo D4. El segundo caso de rubéola fue un hombre de 28 años, residente en Cartagena, IgM positiva, aumento en los títulos de IgG y prueba de avidez Ac - IgG baja y en el cual no se identificó fuente de infección pero con antecedente de viaje a Europa.
Un caso de rubéola, 19 años, femenino, municipio de Tunja, con IgM positiva, aumento en los títulos de IgG y prueba de avidez Ac-IgG baja y en el cual no se identificó fuente de infección se descartó como infección por virus vacunal.
En el año 2013 se confirmó un caso de sarampión en el mes de abril, procedente de Alemania, mujer de 57 años, con antecedente de contagio con dos nietos en la ciudad de Berlín. No se logró establecer el genotipo.
En cuanto al cumplimiento de los indicadores de vigilancia se observa que en el periodo del 2004 al 2014 los indicadores más críticos han sido el de investigación oportuna en 48 horas después de la notificación y el de muestras recibidas en el laboratorio en menos de cinco días. Sin embargo, en general los indicadores del laboratorio se han cumplido en los últimos dos años. Durante el año 2014 la oportunidad de investigación de campo desmejoró respecto al año 2013.
Gráfica No 2. Indicadores de Vigilancia integrada de Sarampión/Rubéola, Colombia, 2004-2014*


Fuente: SIVIGILA- Informe de Evento de la vigilancia integrada de sarampión y rubéola, hasta el periodo epidemiológico octavo (viii) del año 2015. Colombia
Sarampión y rubéola
Hasta la semana epidemiológica 32 de 2015 se notificaron al Sivigila individual un total de 1228 casos sospechosos, de los cuales 645 fueron de sarampión y 583 casos de rubéola. Las semanas con mayor número de casos de sarampión fueron la siete y la 10 con 31 y 28 casos respectivamente, mientras que en rubéola fueron la 15 con 29 casos y la nueve, 10 y 28 con 24 casos cada una.
De los 36 entes territoriales, han notificado casos sospechosos de sarampión el 75,0 % (27/36) y de rubéola el 63,9 % (23/36). El 65,1 % de los casos sospechosos de sarampión reportados proceden de Bogotá, seguido de Antioquia con el 12,4 % y Cundinamarca con 6,8 %, para una proporción acumulada del 84,3 % del total de los casos sospechosos de sarampión reportados.
En rubéola son 65 municipios que informan casos, el 86,8 % (506/583) en Bogotá y Santa Marta y 12 capitales. Al sumar municipios de áreas metropolitanas y la Sabana de Bogotá esta proporción sube a 93,0 % (19 municipios y 36 casos adicionales).
Un total de 75 municipios notifican casos sospechosos de sarampión, entre estos, el 84,3 % (544/645) por los distritos de Bogotá, Barranquilla, Cartagena y Santa Marta y 15 capitales de departamento. Al sumar municipios de áreas metropolitanas y la Sabana de Bogotá esta proporción sube a 93,0 % (18 municipios y 56 casos adicionales).
Según Entidad Administradora de Planes de Beneficios (EAPB), el 79,4 % (512/645) de los casos sospechosos de sarampión están afiliados a 11 EAPB: Coomeva, Famisanar, Saludcoop, Susalud, Cruz Blanca, Nueva EPS, Sanitas, Salud Total, Cafesalud y Compensar; el 3,3 % (21) de los casos no tienen el dato de la EAPB al no estar afiliados al sistema y a otras 32 administradoras pertenecen los 112 casos restantes (Tabla 5).
En los casos de rubéola, el 83,7 % (488/583) pertenecen a 12 EAPB: Sanitas, Compensar, Saludcoop, Famisanar, Susalud, Salud Total, Cafesalud, Cruz Blanca, Caprecom y EPS Servicio Occidental de Salud SA.- SOS SA y Nueva EPS; el 2,4 % (14) no tiene este dato y a otras 33 administradoras pertenecen los 81 casos restantes.
Síndrome de rubéola congénita

En Colombia el último caso confirmado de SRC se presentó en 2005. En el 2010, se notificaron al sistema nacional de vigilancia (Sivigila) un total de 220 casos sospechosos de rubéola congénita, esta cifra aumentó a 290 en el 2011 y el año 2012 disminuyó levemente el número de casos a 281; en el 2013, el número de casos sospechosos reportados aumentó a 351. Durante los tres años se ha cumplido con la tasa de notificación de un caso por 10 000 nacidos vivos y no se han confirmado casos de rubéola congénita5.
Hasta la semana epidemiológica 53 de 2014 del 2014 se notificaron al Sivigila individual un total de 456 casos sospechosos de SRC. Las semanas de mayor reporte fueron la 51 con 18 casos y la uno y la 40 con 16 casos cada una y las de menor notificación la 16 y la 22 con dos casos cada una
Según procedencia, el 93,2 % de los casos son reportados por nueve entidades territoriales: Antioquia (174), Bogotá (102), Cundinamarca (19), Casanare (15), Meta (12), Sucre (6) y Caquetá, Nariño y Tolima (5 cada una). Otros departamentos que registran casos son: Huila con cuatro, Boyacá y Caldas con tres cada uno, Chocó, Risaralda y el distrito de Santa Marta con dos cada uno y Atlántico, Cauca, Cesar, Guaviare, La Guajira, Norte de Santander, Santander, Vaupés uno cada uno y un caso procedente de Venezuela.
4. IDENTIFICACIÓN DE LA POBLACIÓN SUSCEPTIBLE:
De acuerdo a los criterios esenciales del plan de mantenimiento del sarampión, rubéola y síndrome de rubéola congénita, el Ministerio de Salud y Protección Social realizará en el país, la búsqueda de niños y niñas susceptibles de 2, 3, 4 y 5 años de edad que no fueron vacunados con dosis única de TV (SRP) y niños y niñas susceptibles de 6 años de edad no vacunados con dosis única y/o refuerzo de TV (SRP).
Para estimar la población de susceptibles en el país, se consideró la información de las cohortes de nacimientos de los años 2010 a 2013. Con lo anterior, se tiene que el total de susceptibles para sarampión y rubéola para el año 2015, es de 214.249 niños y niñas.
5. OBJETIVOS
5.1. Objetivo General
Disminuir el acumulo de susceptibles para sarampión y rubeola en población de 2 a 6 años en 2015 y de 2 a 7 años en 2016, con el fin de cumplir con el plan nacional de mantenimiento de la eliminación.

5.2. Objetivos Específicos

  • Aplicar una dosis de vacuna a los niños de 2, 3, 4 y 5 años de edad, que no fueron vacunados con dosis única de TV (SRP).

  • Aplicar una dosis de vacuna a los niños y niñas susceptibles de 6 años de edad para 2015 y 7 años de edad para 2016 no vacunados con refuerzo de TV (SRP).

  • Revisar antecedente vacunal en niños y niñas que en 2016 hayan cumplido 6 y 7 años de edad para iniciar y completar esquema de dos dosis de vacuna de TV (SRP).

  • Fortalecer la búsqueda de población meta de niños y niñas de 1 y 5 años, con la dosis de TV (SRP) correspondiente al esquema nacional de vacunación.



  1   2   3   4   5   6   7   8

similar:

Dirección de promocion y prevencióN iconDirección de Promoción y Prevención

Dirección de promocion y prevencióN iconDirección de promoción y prevencióN

Dirección de promocion y prevencióN iconDirección de promocion y prevencióN

Dirección de promocion y prevencióN iconPrograma de Promoción y Prevención en Salud Mental Comunitaria

Dirección de promocion y prevencióN iconCompetencia: Toma de decisiones informadas para el cuidado del ambiente...

Dirección de promocion y prevencióN iconTema 2: evolución de la vida. Promoción de la salud

Dirección de promocion y prevencióN iconXii graduación de Cadetes y III promoción de la Licenciatura en

Dirección de promocion y prevencióN iconOportuno diagnóstico precoz protección específica promoción a

Dirección de promocion y prevencióN iconDefensa y promoción de todos los derechos humanos sin excepción

Dirección de promocion y prevencióN iconRecursos del Paquete de Orientación sobre Promoción de la Higiene para Facilitadores




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com