Resumen El artículo analiza investigaciones realizadas sobre el tema suicidio en un intento de poder constatar y destacar que la identificación y orientación psicológica de los sujetos adolescentes en riesgo suicida es una urgencia social y como tal debe ser estudiada.




descargar 87.39 Kb.
títuloResumen El artículo analiza investigaciones realizadas sobre el tema suicidio en un intento de poder constatar y destacar que la identificación y orientación psicológica de los sujetos adolescentes en riesgo suicida es una urgencia social y como tal debe ser estudiada.
página2/3
fecha de publicación23.10.2016
tamaño87.39 Kb.
tipoResumen
b.se-todo.com > Derecho > Resumen
1   2   3

c) Procesos autodestructivos: se alude a las denominadas "formas internas de auto-abuso". Uno de los procesos más estudiados es la vuelta de la agresión hacia el propio sujeto que la experimenta, de objetos externos a objetos internos, UN HOMICIDIO QUE HA HECHO UN GIRO DE 180 grados. Desde la perspectiva psicoanalítica las explicaciones clínicas de los comportamientos suicidas han analizado la transformación de la agresión hacia otros en agresión contra sí mismo en vinculación con la existencia de imperativos superyoicos muy rígidos, sentimientos intensos de culpa así como con situaciones de disociación yoica. Freud oportunamente manifestó que una persona difícilmente encuentre la energía necesaria para matarse a menos que al mismo tiempo esté matando a un objeto con el que se ha identificado; al autoagredirse está eliminando a otro. (Freud, 1917, Menninger, 1938).

El proceso de identificación es central en el desarrollo psicológico infanto-juvenil. Ese proceso supone profundas relaciones de apego con personas que tienen significación afectiva. Las identificaciones están vinculadas con las figuras parentales y con quienes han provisto de afecto y contención. Experiencias traumáticas como los abandonos, las pérdidas o la dependencia afectiva excesiva convierten al apego en disfuncional. Las identificaciones logradas, al desaparecer la figura objeto de la identificación, necesitan reinstalarse en otros sujetos, hecho que suele generar dolor y desesperanza. Situaciones de este tipo, de pérdida de objetos identificatorios, aparecen asociadas a comportamientos suicidas.

La perspectiva referida al cambio de objeto de los impulsos agresivos ha recibido apoyo, en los últimos años, de los estudios biológicos: algunos individuos que se han suicidado evidenciaron perturbaciones bioquímicas en lo referido a la regulación y dirección de los impulsos agresivos (van Praag, 1986; de Cuyper, 1987). Otro proceso autodestructivo está relacionado con la identificación con alguna persona muerta, sea o no su muerte consecuencia de un acto suicida. La idealización del sujeto muerto junto con la represión de los sentimientos hostiles hacia él, la incapacidad para establecer vínculos compensatorios así como el deseo de volver a establecer vínculos con la persona muerta, constituyen otros de los tantos factores que pueden originar comportamientos suicidas. (Berman, Jobes, 1991).

Otra forma de comportamiento autodestructivo es atribuirse el origen de los sucesos vitales negativos. La posibilidad de atribuir la causa de las dificultades así como de los acontecimientos percibidos como negativos a otras personas (no a sí mismo/a) protege al individuo, de alguna manera, de sentirse deprimido y desvalorizado. Hay actos suicidas originados en las que se denominan "autoatribuciones negativas". (Jack y Williams, 1991) La auto-devaluación, el balance negativo entre el yo real y el yo ideal, está también muy presente en ideaciones e intentos suicidas en tanto resultante de la interacción de mecanismos variados: miedo a lograr lo deseado, temor a comprometerse personalmente en la realización de determinadas acciones, miedo al fracaso, introyecciones de experiencias tempranas de fracaso. (Maris, 1981).

d) Rasgos o estilos de personalidad: Los rasgos o estilos de personalidad son características estables de la persona en relación a determinados contextos o hábitats en función de los cuales se fueron estructurando. En este sentido, la variable personalidad debe ser analizada en su relación con los procesos auto - destructivos y las situaciones generadoras de estrés psicosocial. Algunas características pueden convertirse en altamente auto - destructivas, bajo determinadas circunstancias.

d.1. La ambición. Si no se establece un buen balance entre metas y posibilidades las altas aspiraciones, tanto personales como familiares, pueden conducir a situaciones suicidas. Los sujetos perfeccionistas conforman un subgrupo interesante dentro del grupo de potenciales suicidas

d.2. La impulsividad. Numerosos casos de comportamientos suicidas o parasuicidas están relacionados con fracasos en el control de los impulsos. (Arffa, 1983).

d.3. La apatía y el pesimismo. Muchos sujetos no logran elaborar proyectos de vida viables y desarrollan lo que Shneidan (1980) denomina VISIÓN DE TÚNEL. Esta forma de mirar la vida se caracteriza por la presencia de pensamientos dicotómicos (blanco o negro), rigidez de pensamiento (sólo hay una manera de hacer algo), incapacidad para lograr razonamientos divergentes.

d.4. Rigidez cognitiva. Numerosos estudiosos consideran que la RIGIDEZ COGNITIVA es un factor limitante altamente responsable de que el sujeto cuente con pocas estrategias para afrontar y resolver problemas, lo que determina que aumente el riesgo de suicidio ante situaciones generadoras de estrés emocional. (Orbach, Ban Joseph, Dror, 1990). Una personalidad rígidamente estructurada, con características de tipo obsesivo - compulsivas es frecuente de encontrar entre personas con intentos de suicidio.

d.5. Rechazo a recibir ayuda. La desconfianza y el aislamiento están también presentes en sujetos en riesgo suicida; estas personas generalmente descartan toda propuesta de orientación y apoyo frente a las situaciones conflictivas que pueden estar viviendo. (Rotheram-Borus y col. 1990).

d.6. Escapismo. Shneidman, autor ya citado anteriormente, habla del estilo "salir dando un portazo" para caracterizar cierta forma de comportarse de adolescentes con riesgo de involucrarse en conductas auto - destructivas.

e) Situaciones de estrés: Se hace referencia al estrés en términos de circunstancias objetivas, condiciones o situaciones personales que causan fatiga emocional, reducen la motivación y deterioran las capacidades para afrontar problemas. Se han identificado dos tipos de situaciones estresantes: las relacionadas con cir-cunstancias vitales negativas, comunes a la mayoría de los individuos, y las que están vinculadas con estresores específicos de tipo interpersonal, intrapsíquico o asociados con la calidad de vida.

Son ejemplos ilustrativos de lo mencionado las situaciones de abuso sexual familiar, los conflictos familiares y problemas matrimoniales en familias muy inestables, el aislamiento social, el deterioro en las habilidades sociales, la existencia de problemas serios en los vínculos con el grupo de pares y amigos. La muerte de un familiar muy querido precipita la aparición de comportamientos suicidas, así como las experiencias que incluyen crisis económico-financieras de mucha importancia o sentirse muy rechazado o marginado por otros.

Estudios concretados con adolescentes que intentaron quitarse la vida permitieron verificar la existencia de problemas en las etapas de individuación - separación de las figuras maternas provocadoras de situaciones de alta ansiedad por separación que culminaron en intentos de suicidio. (Roumasset, 1991).

Presiones familiares muy fuertes para alcanzar logros académicos relacionadas con fracasos reiterados pueden dar origen a profundas sensaciones internas de malestar que precipiten decisiones suicidas. (Davis, 1983). Los fracasos en alcanzar metas que se internalizaron como valiosas junto con altos estándares familiares de logros también se asocian con comportamientos suicidas (Stephans, 1985). Niños y adolescentes pueden verse forzados a resolver problemas que exceden sus capacidades para hacerlo. Otras situaciones estresantes incluyen enfermedades crónicas, (propias o de algún familiar cercano) situaciones de desempleo, violencia familiar, experiencias de violación sexual.

Una investigación realizada en el País Vasco, España, durante los años 1989 y 1990. en base a una muestra de 1033 adolescentes escolarizados , permitió verificar que las situaciones de estrés y el afrontamiento no adaptativo tienen relaciones con el estado mental suicida y con el pensamiento suicida. El estado mental suicida se caracteriza por un alto nivel de depresión y desesperanza, bajo autoconcepto y pocas razones para vivir, que junto con el estrés explican las ideaciones respecto a poner fin a la propia vida. Los datos exploratorios obtenidos están muy relacionados con factores académicos, dado que gran parte de la vida adolescente gira en torno al ámbito educativo. (Villardón Gallego, 1993).

C) Diferencias según género

La variable sexo es una de las mejores predictoras de intentos de suicidio. Numerosos estudios indican que las mujeres tienen una probabilidad dos veces mayor que los varones de verse involucradas en ideaciones suicidas y están más expuestas a concretar parasuicidios que sus pares masculinos. Las mujeres adolescentes tienen menores probabilidades de morir en sus intentos de matarse. Mientras que durante la infancia los casos de suicidio son pocos comunes y su prevalencia no muestra diferencias según sexo, la incidencia de parasuicidios se incrementa más lentamente en las mujeres a medida que pasa el tiempo. En las últimas décadas se ha verificado un significativo aumento en las tasas de intentos de suicidios adolescentes femeninas; entre los varones son mayores las tasas de suicidios logrados. La sociedad occidental ofrece modelos diferentes según género relacionados con decidir poner fin a la propia vida. Los suicidios son más inaceptables para las mujeres en la medida que implican un nivel de autodeterminación, incompatible con el ideal de femineidad. (Canetto, 1997).

Algunas investigaciones verifican que la sociedad occidental espera que las mujeres intenten quitarse la vida por problemas relacionados con pérdidas afectivas en tanto que esto no es válido para los varones. Se toleran más los intentos de suicidio en términos de pedido de ayuda en mujeres mientras que para los hombres prevalece el rol de salvador o de sujeto asertivo que realmente pone fin a su vida. (White, Stillon, 1988).

Numerosos intentos e ideaciones suicidas parecen estar relacionadas con sentimientos de marginación y rechazo en individuos con dudas e inseguridades en la definición de sus intereses y orientaciones sexuales. Las diferencias en las tasas de prevalencia según género (son más altas las que se refieren a suicidios concretados para los varones y a parasuicidios en las mujeres) están muy relacionadas con los recursos empleados para matarse: los varones emplean más frecuentemente armas de fuego lo que supone mayor certeza de muerte, en tanto que las mujeres suelen recurrir a las píldoras o al gas, cuyos efectos letales son menores.

Investigaciones realizadas en la ciudad de México (González Forteza y col. 1993; 1995) ponen en evidencia ciertas diferencias según género en relación con los recursos de apoyo, la sintomatología depresiva y la ideación suicida. El varón muestra un patrón diferente en los recursos de apoyo: busca ayuda en la familia cuando se trata de resolver problemas familiares y no así cuando se trata de problemas personales y con amigos. En los hombres la búsqueda de apoyo está determinada por el área de conflicto, hecho que no se observa entre las mujeres adolescentes. Entre ellas el apoyo de las amigas siguió en importancia al apoyo familiar en casi todos los tipos de problemas, en tanto que los varones tienden a preferir no buscar ayuda ni consejo.

Otra diferencia significativa según género indica que entre los hombres solicitar ayuda no se relaciona con la presencia de malestares emocionales, en tanto que entre las mujeres se encuentran síntomas depresivos e ideaciones suicidas. Para las adolescentes mexicanas tiene una marcada importancia la relación madre - hija, en tanto que los varones se apoyan por igual en el padre y la madre. Las autoras destacan que si se hubiera indagado sobre la presencia de trastornos en la personalidad antisocial o consumo de drogas quizás se hubieran encontrado puntuaciones más elevadas entre adolescentes varones.

D) Las diferencias culturales

Pocas veces los investigadores somos conscientes del sesgo cultural que pueden tener muchas de las afirmaciones que expresamos. Estamos absolutamente convencidos de que todo lo que responde a una visión judeo - cristiana - occidental - y urbana de los hechos y fenómenos humanos es en sí misma incuestionable y válida para todos. La Psicología Cultural contemporánea ha incorporado en su léxico dos términos que pueden ser muy útiles para una mejor comprensión del tema que estamos analizando: ETICO Y EMICO. Con origen en los términos de la lingüística fonético y fonémico, aluden a la universalidad o particularidad que los significados de los conceptos e ideas que utilizamos tienen. Un constructo o concepto es ético en la medida que pueda garantizarse su existencia y comprensión general; se lo denomina émico si sólo sirve para enunciar y comprender ideas y acciones propias de un sistema cultural.

Huntington (1997) cita siete macro culturas con vigencia actual: la china o sínica, la japonesa, la hindú, la islámica, la occidental (Europa, Estados Unidos, Latinoamérica), la latinoamericana propiamente dicha, la africana. En el marco de este contexto del nuevo siglo, es necesario plantear en qué medida lo que se afirma acerca de la muerte, el suicidio, los comportamientos autodestructivos, es universalmente válido o debe ser considerado en términos de propuestas culturales específicas.

Lester (1997) analiza los comportamientos suicidas en diferentes grupos étnicos de origen aborigen en EEUU y concluye que es importante tener presente en qué medida los denominados conflictos culturales y procesos de aculturación afectan los datos que se elaboran sobre el tema. Taylor Gibbs (1997) estudia los comportamientos suicidas en la subcultura afroamericana en EEUU. Las tasas de prevalencia son generalmente más bajas para este grupo étnico que las referidas a la población blanca o aborigen. Las mujeres afroamericanas son quienes revelan las tasas más bajas de comportamientos suicidas.

Las investigaciones consultadas muestran que es posible referirse a importantes Factores Protectores presentes en estas comunidades, útiles para comprender su menor exposición al riesgo suicida:

a) La religiosidad. La asistencia a las iglesias así como la afiliación a ellas, en su mayoría protestantes (bautistas o metodistas) actúa como una variable importante que brinda apoyo social y la posibilidad de actuar en base a determinados principios éticos. El suicidio es visto como una solución inaceptable, un signo de sumisión.

b) El rol central que tienen las mujeres. Han aprendido a afrontar situaciones de pobreza y discriminación construyendo redes sociales fuertes, compartiendo recursos y asumiendo roles familiares flexibles. (mayor resiliencia).

c) Las personas de más edad son tratadas con dignidad y respeto, aún cuando quedan fuera del mercado laboral.

d) La familia extensa y los vecinos brindan apoyo afectivo, económico y social así como recursos frente a situaciones de crisis. Irónicamente, estas características cohesivas y psicológicamente beneficiosas de la comunidad negra se están debilitando debido a fuertes cambios masivos como la integración, la urbanización, la desindustrialización y la secularización que se están concretando en nombre de la idea de progreso.

Shiang, Blinn y col. (1997) investigan los comportamientos suicidas comparando comunidades de origen anglosajón y chino; las principales diferencias se centran en las maneras distintas en que esos grupos culturales estructuran la noción de Self (sí mismo): los anglosajones privilegian la independencia y la autonomía en tanto que los asiáticos enfatizan la interdependencia y las interrelaciones con otros miembros de la comunidad. (individualismo-colectivismo).

Ante un hecho de suicidio un occidental se pregunta ¿por qué? Un asiático plantea: ¿Qué ha provocado esta situación? ¿Quién es responsable?

¿Existe alguna relación entre las variables género, cultura y comportamientos suicidas? Estudios realizados en India (Tousignant y col. 1998), Pakistán (Moosa Khan, Reza, Sri Lanka (Marecek, entre otros, parecen sugerir una respuesta afirmativa a la pregunta que se ha planteado.
1   2   3

similar:

Resumen El artículo analiza investigaciones realizadas sobre el tema suicidio en un intento de poder constatar y destacar que la identificación y orientación psicológica de los sujetos adolescentes en riesgo suicida es una urgencia social y como tal debe ser estudiada. iconLas investigaciones fundamentales que condujeron al descubrimiento...

Resumen El artículo analiza investigaciones realizadas sobre el tema suicidio en un intento de poder constatar y destacar que la identificación y orientación psicológica de los sujetos adolescentes en riesgo suicida es una urgencia social y como tal debe ser estudiada. iconLa empresa debe contar con sistemas de detección de incendios, los...

Resumen El artículo analiza investigaciones realizadas sobre el tema suicidio en un intento de poder constatar y destacar que la identificación y orientación psicológica de los sujetos adolescentes en riesgo suicida es una urgencia social y como tal debe ser estudiada. iconResumen La dislexia se expresa como una alteración del desarrollo...

Resumen El artículo analiza investigaciones realizadas sobre el tema suicidio en un intento de poder constatar y destacar que la identificación y orientación psicológica de los sujetos adolescentes en riesgo suicida es una urgencia social y como tal debe ser estudiada. iconResumen éste artículo nace como fruto de una reflexión sobre la Comunicación...

Resumen El artículo analiza investigaciones realizadas sobre el tema suicidio en un intento de poder constatar y destacar que la identificación y orientación psicológica de los sujetos adolescentes en riesgo suicida es una urgencia social y como tal debe ser estudiada. iconResumen : En la sociedad existe una gran diversidad humana; física,...

Resumen El artículo analiza investigaciones realizadas sobre el tema suicidio en un intento de poder constatar y destacar que la identificación y orientación psicológica de los sujetos adolescentes en riesgo suicida es una urgencia social y como tal debe ser estudiada. iconResumen: El artículo recoge las preguntas más corrientes formuladas...

Resumen El artículo analiza investigaciones realizadas sobre el tema suicidio en un intento de poder constatar y destacar que la identificación y orientación psicológica de los sujetos adolescentes en riesgo suicida es una urgencia social y como tal debe ser estudiada. iconResumen realizó una revisión bibliográfica sobre el tema, con el...

Resumen El artículo analiza investigaciones realizadas sobre el tema suicidio en un intento de poder constatar y destacar que la identificación y orientación psicológica de los sujetos adolescentes en riesgo suicida es una urgencia social y como tal debe ser estudiada. iconResumen ¿Tiene la mente algún poder sobre la materia? ¿Es posible...
«intencionalidad» o «intención»parecía pro­ducir una energía lo suficientemente poderosa como para cambiar la realidad física. Un...

Resumen El artículo analiza investigaciones realizadas sobre el tema suicidio en un intento de poder constatar y destacar que la identificación y orientación psicológica de los sujetos adolescentes en riesgo suicida es una urgencia social y como tal debe ser estudiada. iconCompetencia: Analiza los procesos de digestión, respiración, reproducción...

Resumen El artículo analiza investigaciones realizadas sobre el tema suicidio en un intento de poder constatar y destacar que la identificación y orientación psicológica de los sujetos adolescentes en riesgo suicida es una urgencia social y como tal debe ser estudiada. iconVegf y cómo actúa? Explicalo en términos del modelo estímulo- procesamiento-...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com