* Libro de Texto: derecho penal. Parte general de Quintero, Morales y Prats




descargar 457.38 Kb.
título* Libro de Texto: derecho penal. Parte general de Quintero, Morales y Prats
página2/12
fecha de publicación23.10.2016
tamaño457.38 Kb.
tipoLibro de texto
b.se-todo.com > Derecho > Libro de texto
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   12

2.3./2.4)- ESTRUCTURA DE LAS NORMAS PENALES INCOMPLETAS Y LEYES PENALES "EN BLANCO"

La estructura de las normas penales significa que los preceptos penales son descripciones de conductas completas que acarrean como consecuencia la aplicación de una pena (o medida de seguridad).

En algunos casos los códigos penales incorporan artículos en los que la descripción de la conducta o la pena son incompletas, remitiendo al interesado a otros preceptos del mismo código penal para completar esa descripción de la conducta o pena. Esto es una norma penal incompleta. Se fundamentan en el principio de economía legislativa, es decir, que el código para no repetir constantemente una determinada conducta, pena o medida de seguridad, remite al artículo donde se ha especificado.

Las leyes penales en blanco presentan un problema mayor. Son normas incompletas pero con un problema añadido, cuando el legislador plantea una ley penal en blanco, es que ese determinado precepto no está descrito en el mismo código penal, sino que remite a otras zonas del ordenamiento jurídico existente como, por ejemplo, la legislación sobre medio ambiente, tributaria, sanitaria, etc. Por ejemplo el Art. 347-BIS del código penal vigente regula los delitos contra el medio ambiente, pero no lo tipifica completamente ni utiliza el utensilio de la norma penal incompleta (remitiendo a artículos del mismo código) sino que nos remite a la legislación sobre medio ambiente para saber qué grado de contaminación ha de tener un determinado río para saber si hay o no delito, etc.. En resumen una ley penal en blanco es una norma incompleta pero que nos remite a otras zonas de la legislación existente en lugar de remitirnos a otros preceptos del mismo código penal.

Hay que constatar que la doctrina penal ha criticado la utilización de las leyes penales en blanco pues debilitan la taxatividad y la certeridad de las normas penales (o sea la seguridad jurídica), incluso se dice que supondría una quiebra del principio de reserva de ley en materia penal, es decir, que en materia penal sólo se puede legislar mediante leyes realizadas por el parlamento nacional y aprobadas por ley orgánica. Por eso cuando el texto del código penal nos remite a preceptos de otras ramas de la legislación, algunas de éstas pueden ser leyes autonómicas que, además, no tienen rango de ley orgánica, de forma que por vía indirecta cualquier poder puede legislar colándose en el DP.

Pero el legislador acude a la ley penal en blanco porque no tiene otra técnica mejor que esa, pues si se prescindiera de esa práctica el código penal tendría una extensión exagerada, así que mediante una sola frase remite a centenares de conductas. Pero, ante esta doble característica del problema, cómo resolver semejante controversia ? El Tribunal Constitucional ha abordado esta cuestión, sentenciando que la utilización de esta técnica jurídica no contradice al artículo 25.1 de la constitución: "nadie puede ser condenado o sancionado por acciones u omisiones que en el momento de producirse no constituyan delito, falta o infracción administrativa, según la legislación vigente en aquel momento", pero que así sea el legislador deberá observar las siguientes cautelas:

1ª)- se puede utilizar la ley penal en blanco cuando complemente lo tipificado en el código penal, es decir, cuando el núcleo de la conducta delictiva o la esencia de la prohibición penal esté descrita dentro del código penal. (aunque el Art. 534 no lo cumple).

2ª)- la ley penal en blanco no puede ser causa o capricho de vaguedad del legislador. Será preciso que sirva de complemento indispensable para la tutela de un bien jurídico, es decir, es necesario que el DP esté al día de lo que dicen otras leyes, que esté equiparado a la realidad social. Pues habría una gran contradicción y singularidad si otra rama del derecho (legislación del medio ambiente) esté mucho más desarrollada que el propio DP.

CL=10 (2H) VIERNES 16-XI
IV - EL PRINCIPIO DE LEGALIDAD PENAL

4.1.)- LAS FUENTES DEL DP: RESERVAS DE LEY.

El sistema de fuentes del DP es poco flexible pues en esta área del ordenamiento jurídico (el penal) rige el llamado el principio de reserva de ley orgánica, que significa que toda legislación que afecte al ordenamiento penal debe establecerse mediante el procedimiento de ley orgánica, conforme a lo establecido en la Constitución. De forma que cualquier tipo de norma (real-decreto, ley ordinaria, leyes elaboradas por los parlamentos autonómicos, etc.) con otro rango no puede legislar el área penal.

Denominamos fuentes a los actos o formas a través de los que se manifiesta el derecho, en este caso el DP. Son varias las fuentes, las enumeraremos jerárquicamente:

1ª)- LA CONSTITUCIÓN; es la ley fundamental en nuestro ordenamiento jurídico actual, el texto en donde se especifican los principios básicos de nuestro sistema político, se enumeran los derechos y deberes de los ciudadanos instituciones públicas y sus funciones, la organización del estado, etc.. La Constitución se divide en títulos, capítulos y secciones. En ella se enuncian unos derechos que el legislador considera fundamentales, o sea, que requieren una protección que permita el máximo de garantías: se encuentran en el título 1º, capítulo 2º, sección 1ª, art. 14 al 29 y el 30.2. Son regulados mediante leyes orgánicas y se protegen mediante el recurso de amparo dirigido al tribunal constitucional. El código penal al recoger los bienes jurídicos sujetos a especial protección y al recoger las conductas más importantes penalmente es aprobado mediante ley orgánica. Respecto al ámbito constitucional hay que hablar sobre el Tribunal Constitucional. Este alto tribunal dicta 2 tipos de sentencias:

** las que resuelven recursos de inconstitucionalidad, de forma que declaran la constitucionalidad o inconstitucionalidad de un determinado precepto penal o una ley penal, entonces sí que es fuente directa del DP pues si se declaran inconstitucionales son automáticamente anulados. Por esta causa decimos que legisla penalmente en sentido negativo, al indicar la no constitucionalidad, la no legalidad. Pero no podemos decir que pueda legislar en sentido positivo pues no es este tribunal el que posee la función legislativa que establece la propia Constitución.

2ª)- LAS LEYES ORGÁNICAS; el artículo 81 de la constitución especifica qué materias se regulan mediante las leyes orgánicas. Art.81 = Son leyes orgánicas las relativas al desarrollo de los derechos fundamentales y de las libertades públicas, las que aprueben los estatutos de autonomía y el régimen electoral general y las demás previstas en la constitución. La aprobación, modificación o derogación de las lo. exigirá mayoría absoluta del congreso en una votación sobre el conjunto del proyecto.

El código penal necesita una ley orgánica pues regula derechos fundamentales de la persona recogidos en el título I, capítulo 2º.

3ª)- LAS LEYES ORDINARIAS; las leyes ordinarias regulan aquellas materias que no precisan de una ley orgánica, se diferencian únicamente en que las orgánicas necesitan de una votación final sobre el conjunto del proyecto exigiéndose la mayoría absoluta. La ley ordinaria se aprueba con mayoría simple (la mitad de los asistentes + 1).

4ª)- LAS DISPOSICIONES NORMATIVAS CON RANGO DE LEY ;que pueden presentar 2 formas o tipos:

** decreto-ley; es la posibilidad de que el gobierno apruebe una ley por extraordinaria causa de necesidad, conforme al Art. 86 CE. (luego el congreso deberá ratificarlo). En este caso la iniciativa es del gobierno.

** decreto-legislativo: las cortes delegan en el gobierno, la iniciativa es del parlamento. Es el permiso que el parlamento otorga al gobierno para que realice una ley concreta. Art.82

5ª)- LOS TRATADOS INTERNACIONALES; hay que destacar que algunos de dichos tratados tienen que ver con la regulación penal. Los tratados internacionales ratificados por España tienen plena validez desde el momento en que se publican en el BOE. Art. 94 CE.

6ª)- LA JURISPRUDENCIA; es la resolución de los tribunales en un determinado sentido, de forma que 2 resoluciones en el mismo sentido ya bastan para decir que se crea jurisprudencia. El Tribunal Supremo, al ser la más alta institución referida al DP, es el órgano que más influye en el ámbito penal. La parte preliminar del código civil, que es perfectamente aplicable a todos los tipos de derecho que conforman el ordenamiento jurídico, dice que las sentencias del tribunal supremo "complementarán al derecho", por consiguiente no es fuente autónoma sino que complementa al interpretar el código penal mediante sus sentencias. Ningún juez o sala está obligado a seguir la doctrina marcada por el Supremo, pues otros jueces o instancias de menor rango es libre para decidir, siempre conforme a derecho, la sentencia o pena que considere oportuna. Incluso, depende de los casos, puede haber contradicción o muy diferentes matices entre sentencias de unos jueces y la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo..

7ª)- LOS PRINCIPIOS GENERALES DEL DERECHO; son principios abstractos. En el ámbito penal apenas se utiliza esta base a la hora de argumentar sentencias.

8ª)- LA COSTUMBRE; menos todavía que la 7ª fuente. Los usos y costumbres no son fuentes del DP (en principio). No ocurre lo mismo en el derecho civil, privado, etc. donde sí es fuente. Pero hay que matizar: No es fuente del DP cuando:

** la costumbre "contra lege", es decir, las costumbres que van contra la ley: no pagar impuestos, nunca puede ser fuente pues va contra la ley.

** la costumbre "desuetudo", la falta de costumbre en la aplicación de un precepto penal, de forma que aunque un precepto no se aplique con frecuencia no quiere decir que esté derogado.

En cambio, sí es fuente indirecta del DP la costumbre que completa la legislación penal, pues son las propias leyes las que reclaman ese complemento. Es lo que se denomina "secumdum legem", que se según la ley. Por eso decimos que puede ser fuente complementadora de la ley penal, pero no fuente autónoma.

Resumen: las únicas fuentes directas del DP son la Constitución (como norma fundamental) y la ley orgánica. Por eso no hay grandes fuentes en el ámbito del ordenamiento penal, es un ámbito muy restringido la requerirse la ley orgánica.

CL = 11 (1H) LUNES 20-XI
III - LA CIENCIA DEL DP: dogmática penal criminología y pol.criminal
Los conceptos de dogmática penal, criminología y política criminal corresponden a 3 disciplinas íntimamente relacionados.

La dogmática penal es una metodología destinada a abordar el estudio del delito y del delincuente desde una perspectiva jurídica. Dicho método consiste en reclamar la formación de un sistema de conceptos generales (la tipicidad, la autoría, la culpabilidad, etc.) abstractos a partir del dato jurídico que proporciona el estudio del DP positivo. Este proceso consta de dos fases:

1ª)- fase consistente en la interpretación del derecho vigente, es decir, del DP positivo (el código penal, fundamentalmente).

2ª)- partiendo de la 1ª fase, una vez interpretado el DP positivo se establecen o crean unas categorías generales: el bien jurídico, la tipicidad, etc. Estos conceptos generales, abstractos, creados mediante el método dogmático son patrimonio de todos los afectados o relacionados por el DP. No son capricho de sesudos juristas dedicados a la elaboración de teorías inútiles, sino que han sido creados para hacer más previsibles las soluciones jurídicas, es decir, para crear seguridad jurídica. Todos esos conceptos generales tienen una utilidad práctica, han de ser aplicables a todos y cada uno de los delitos descritos en el código penal. Por eso ayudan a establecer un juicio sobre el autor y un juicio sobre el acto.

3ª)- fase crítica. El método dogmático admite una fase de elaboración crítica, de confrontación de los conceptos abstractos generales extraídos de las leyes con la realidad, pues no se entiende un DP si no opera de acuerdo a la realidad o necesidad social. De forma que se preguntan los penalistas si esos conceptos generales abstractos, extraídos de la legislación penal vigente, si son útiles o no, si responden a una necesidad social o no. Hay que señalar que a finales del siglo XIX y principios del XX, al poco tiempo de la fase de codificación o creación de los primeros códigos penales, los penalistas coetáneos no creían en la crítica de la dogmática penal, esos preceptos dogmáticos se defendían solos. Pero más tarde, una vez entrado el siglo XX, comienza a imperar la idea de que hay que abrir la dogmática penal a otras ciencias del saber, pues existen ciertas ramas de la ciencia que proporcionan al DP datos elaborados. Por ejemplo la criminología, que tiene el mismo objeto de estudio que la ciencia penal: el delito y el delincuente. Pero si bien es cierto que la criminología posee el mismo objeto de estudio, también es cierto que cambia el punto de vista, la perspectiva conforme se abordan dichos objetos de estudio. La criminología aborda su objeto de estudio desde una visión no jurídica, sino atendiendo a perspectivas sociológicas, psicológicas, criminológicas, etc. De ahí que digamos que dogmática penal y criminología, al poseer el mismo objeto de estudio y abordarlo desde puntos de vista diferentes, son disciplinas interrelacionadas, existe trasvase de datos entre ellas, se complementan recíprocamente.

La criminología tienen también, análogamente que el DP, corrientes o escuelas diferentes: criminología clásica, sociológica, crítica (la cual no admite que el DP le diga a la criminología qué es y no es delito), etc.

CL = 12 (2H) jueves 23-XI
La política criminal es el nexo de unión entre la criminología y la dogmática penal. Aparece como concepto moderno con el penalista alemán VON LISZT, el cual señaló que la disciplina criminológica le interesa a la dogmática penal pues le proporciona valiosos datos elaborados relativos al mundo penal (encuestas, estudios sociológicos, psiquiátricos, etc.) y la dogmática penal proporciona a la criminología qué conductas son o no delictivas, qué penas se aplican a cada conducta, etc. Por consiguiente la política criminal hace de puente entre estas dos disciplinas pues la podemos definir como el estudio de la estrategia jurídico penal del estado, marca unos objetivos, unas finalidades, unos medios, etc. de forma marca una estrategia de represión penal, hace juicios críticos sobre determinados objetivos, etc. Es un mundo cambiante, puramente coyuntural, está a medio camino de los datos y el sistema. Por ejemplo en el nuevo código penal hay principios de política criminal, por eso se penalizan o no determinadas conductas (insumisión, etc.), se castigan más o menos unos delitos. La política criminal está en constante evolución pues la sociedad evoluciona de la misma forma, cada penalista, estudioso o simple ciudadano tiene su propia propuesta de política criminal. Esta disciplina busca datos en el mundo de la criminología, estudia el sistema penal vigente a la vez que lo critica, de forma que establece qué es lo deseable, sus propias propuestas.

Este esquema refleja claramente la relación entre estas 3 disciplinas pertenecientes al mundo penal. La dogmática penal estudia e interpreta el derecho positivo, construye unos conceptos generales abstractos destinados a hacer previsibles las soluciones jurídicas y, junto a datos elaborados por la criminología cuyo objeto de estudio es el mismo con una visión criminológica en lugar de jurídica, elabora una propuesta de política criminal ( a la vez que critica esos conceptos generales).

Finalmente hay que destacar que política criminal no es sólo 1, sino que cada penalista, intelectual e, incluso, simple ciudadano tienen la suya propia. Cada persona tiene su propia opinión sobre qué conductas deberían tipificarse o no como delito, que delitos deben de ser más o menos castigados, etc.

CL = 13 (1H) Lunes 27-XI
IV - EL PRINCIPIO DE LEGALIDAD PENAL

En este punto necesariamente hay que estudiar lo que se denomina la analogía en el ordenamiento penal. La analogía consiste en crear derecho en supuestos análogos al contemplado por una determinada norma jurídica. Hay que destacar que en otras ramas del ordenamiento jurídico español es fuente del derecho, por ejemplo en el civil (Art. 4.1 CCv), etc. En el DP no es posible crear normas por analogía, si perjudica al reo es decir, in malam partem. En el caso de que la analogía beneficie al reo, es decir in bonam partem, que permita la exclusión, exención, etc. de responsabilidad penal la doctrina está dividida. Una parte de la doctrina cree que sí es posible la analogía y otra, partiendo de la base de que el principio de legalidad no permite este tipo de cheques en blanco, cree que no es posible. La jurisprudencia de los tribunales se decanta por la posición negativa pues el artículo 2 del Antiguo Código Penal (ACP) establece la posibilidad de que el tribunal "acudirá al gobierno exponiendo lo conveniente, cuando de la rigurosa aplicación de la ley resulte penada una acción u omisión que, a juicio del citado tribunal, no debiera serlo o la pena fuere excesiva", y viceversa. Pero al mismo tiempo el tribunal deberá aplicar la ley vigente en su totalidad. Como ha ocurrido en el "caso Hormaechea" el tribunal ha dictado sentencia condenatoria y, al mismo tiempo, ha solicitado el indulto al gobierno al creer que la conducta no debería estar penada. De forma que la analogía no es fuente de derecho en el ámbito penal en ningún caso. Pero no hay que confundir la analogía con la interpretación analógica de la leyes, es decir, que el propio C.P. en determinados artículos delimita en campo concreto donde se puede aplicar. Por ejemplo el Art. 8 Nuevo Código Penal (NCP). establece las causas atenuantes de responsabilidad criminal y dice que "serán atenuantes la obcecación, el arrepentimiento ..... y situaciones análogas", por consiguiente es el propio C.P. el que establece las situaciones concretas donde se aplica la interpretación analógica de las leyes. En el NCP. sólo establece esta aplicación en las situaciones atenuantes (Art.8 NCP.), nunca en las eximentes.

Este punto demuestra que el sometimiento de los jueces y magistrados a la ley es un principio muy rígido, por consiguiente la aplicación del principio de legalidad es muy profundo.

GARANTÍAS DEL PRINCIPIO DE LEGALIDAD PENAL

La Constitución y las leyes penales establecen una serie de garantías que fortalecen este principio de legalidad. Son las siguientes:

1ª)-Garantía criminal; se deriva del artículo 25.1 de la Constitución que especifica que " nadie puede ser condenado por acciones u omisiones que en el momento de producirse no estén tipificadas como delito o falta o sanción administrativa.". En el NUEVO CÓDIGO PENAL (NCP). se extiende a las medidas de seguridad de forma que para que se puedan aplicar medidas de seguridad no es bastante la mera manifestación de peligrosidad social (como permitía la Ley de Peligrosidad Social de 1970 que con ser simplemente ser catalogado de vago o maleante), sino que es necesario haber cometido alguna acción u omisión tipificada como delito.

CL = 14 (2H) jueves 30-XI
Esta garantía lleva implícita la garantía de la irretroactividad de la ley, de forma que sólo serán retroactivas las normas que beneficien al infractor. Pero ante esta característica surge una pregunta: cuándo una ley posterior se comienza a aplicar? Por ejemplo el NUEVO CÓDIGO PENAL (NCP). ha sido publicado en el BOE el 24-XI pero durante 6 meses estará en situación de "vacatio legis" ( de vacaciones) para permitir que se pueda conocer y estudiar su articulado por los profesionales del derecho, será cuando entre en vigor en Junio cuando comience a ser aplicado retroactivamente, en los casos en que beneficie al reo en cuanto a mejoría de la pena impuesta o en cuanto a que la conducta juzgada se haya descriminalizado. Por consiguiente cuando una ley se encuentra en "vacatio legis" no se puede aplicar nunca, se comenzará a aplicar el día que entre en vigor.

El orden penal jurídico se refiere a las normas penales que deben ser aplicadas de forma que la revisión de sentencias se hará de oficio cuando una nueva ley beneficie a determinado reo, es decir, la administración actúa imperativamente, su revisión se hará inmediatamente como consecuencia de la aplicación del orden jurídico - público. El propio NUEVO CÓDIGO PENAL (NCP). prevé que primeramente se revisarán las sentencias que hayan dictado penas de privación de libertad ( pues son las penas más graves) para no colapsar los tribunales. Aunque, al contrario de lo que se comenta por individuales ignorantes del DP, en pocos casos el nuevo articulado será más beneficioso que el antiguo en materia de "dureza" sancionadora. De forma que si el nuevo código es más duro implicará pocas revisiones y, por consiguiente, pocas excarcelaciones, y si además tenemos en cuenta de que la mayoría de los reclusos tienen más de 1 causa, las excarcelaciones se restringen en mayor número. Otro problema añadido es determinar qué es lo más beneficioso para el reo pues el NCP prevé, a veces, dos tipos de penas diferentes, de forma que se le pregunta al reo su opinión (que nunca será vinculante), teniéndola en cuenta el juez.

La retroactividad de la ley opera del siguiente modo:

1º)- afecta a los delitos que se están investigando.

2º)- será tenida en cuenta por los tribunales en el momento de dictar sentencia.

3º)- a los sujetos sentenciados que están cumpliendo pena.

El artículo 2 del NCP y la disposiciones 1 a la 11 del NCP

2º)- garantía sancionadora significa que no se pueden aplicar penas ni medidas de seguridad distintas a las especificadas por el C.P. Por lo tanto el juez debe aplicar las penas o medidas que prevé la ley, aunque no sean de su agrado. La misma ley otorga al juez la posibilidad de redactar un escrito motivado al gobierno donde especifique su opinión al respecto. Esta garantía se desprende del Art. 2.1 del NCP

3º)- garantía de ejecución penal dice que las penas o medidas de seguridad deben cumplirse del modo que señala la ley. Se regula en el Art. 3 del NUEVO CÓDIGO PENAL (NCP). De la ejecución de las penas se ocupa, en parte, el DP, y fundamentalmente el derecho penitenciario mediante la Ley General Penitenciaria, el Reglamento Penitenciario que la desarrolla y los jueces de vigilancia penitenciaria. Hay que especificar que el nuevo código penal tiende al cumplimiento íntegro de las penas al suprimirse determinados beneficios penitenciarios, fundamentalmente las redenciones por el trabajo (el famoso 2x1).

4º)- garantía jurisdiccional que presenta varios aspectos:

A)- Unidad jurisdiccional (Art. 117 Constitución), de forma que la unidad jurisdiccional se forma por una serie de órganos con distintas competencias según su categoría y naturaleza. Se prohiben los tribunales especiales, etc.

B)- Derecho a tener un juez predeterminado por la ley, el juez natural (Art.24 Constitución). Este punto cojea un poco pues en España no se ha regulado todavía el tema de los "repartos", de forma que cada Audiencia lo regula como quiere. Se puede dar el caso de que la Policía, etc. estén interesados en que sus asuntos los tramite un determinado juez, por consiguiente, solicitan las autorizaciones o "autoasignan" determinadas diligencias a un juez especial que les hace más caso.

C)- Imparcialidad e independencia del juez. Art.24 Constitución.
V - CONCEPTO DE DELITO
Para comenzar a hablar de este tema hay que hacerse una pregunta clave, cuándo se considera que se ha cometido delito ? o bien, cuál es el tiempo de comisión de un delito? Este dilema se plantea, por ejemplo en un delito medioambiental de forma que se puede verter a un río 1.000 litros de veneno y no hacen efecto hasta pasados 2 meses, entonces, cuándo se cometió el delito, en el momento del vertido o en el momento en que hace efecto dicho vertido? Unos penalistas han determinado que se produce en el momento de la comisión del acto delictivo, otros creen que se produce en el momento en que se da el resultado de dicha acción, y los partidarios de las doctrinas mixtas creen que en ambos tiempos.

El Art. 7 del NUEVO CÓDIGO PENAL (NCP). resuelve este dilema cuando dice que es en la acción, nunca en el resultado. De ahí la teoría de la acción o comisión del delito.

El concepto de delito responde a una teoría del delito, si bien el Art.1 del C.P. especifica lo que es delito, es evidente que hay algo más, existe toda una teoría general sobre este concepto. Es lo que se denomina teoría general jurídica del delito. De forma que esta teoría general jurídica del delito responde a un punto de vista dogmático, es decir, unos conceptos abstractos generales ordenados de un modo lógico. Existen varios modelos:

A)- Modelo causalista; Parte del concepto de acción, es decir, al DP le interesan sucesos que suponen la modificación del mundo exterior (modificación física, causal), de forma que esa acción modifica el mundo exterior, es causal. Por ejemplo en el caso de que A mata a B existe una modificación física, pues una persona a modificado el mundo exterior, ha supuesto que otra persona pase de la vida a la muerte. Esta teoría corresponde a la influencia que a finales del siglo XIX y principios del siglo XX ejerció el método científico en todas las ramas de las ciencias, incluyendo las jurídicas. Existía la necesidad de justificación empírica, los juristas eran acusados de abstractos e inútiles al no tener en cuenta la realidad en sus estudios e investigaciones. Más tarde se vio claramente que esta teoría era obra del acomplejamiento de los juristas respectos a los científicos de las ciencias empíricas. Por ejemplo, en el caso de las injurias, la explicación que daban los causalistas era que en el momento de injuriar se producía también una modificación física del mundo exterior pues el actor, al injuriar, escribía un papel o producía palabras. Pero si esta explicación era extremadamente retorcida en el caso de los delitos por omisión la justificación era imposible, pues en este tipo de delitos lo que se castigaba precisamente era la no modificación del mundo externo cuando es obligatoria hacerla para evitar cualquier delito, desgracia, etc. Por consiguiente esta teoría no se podía generalizar a la totalidad de las acciones u omisiones castigadas por la ley.

CL = 15 (1H) lunes 4-XII
A pesar de todas estas críticas este modelo permaneció vigente hasta los años 60 pues era un modelo muy fácil de entender y de explicar: El juicio sobre el hecho es la antijuricidad, el juicio sobre hechos antijurídico. Pertenecía al ámbito objetivo pues es demostrar que la acción es antijurídica. El juicio sobre el autor era subjetivo.

La explicación de la difusión que tuvo el modelo causalista reside en la facilidad de establecer el ámbito objetivo y subjetivo. Lo subjetivo nos dice el cómo lo hizo, con dolo?, estaba loco? LA RELACIÓN CAUSAL SUBJETIVA DEL HECHO CON EL AUTOR. El ámbito subjetivo, el cómo. Las relaciones dolosas y culposas son formas de relación psíquica del hecho con el autor. Este esquema de teoría jurídica del delito estuvo vigente hasta los años 50-60.

CRÍTICAS a este modelo:

1ª)- Los delitos de omisión: en estos delitos no se modifica nada de forma que quiebra la acción causal pues lo delictivo es precisamente el hecho de no hacer nada, el no cambiar o modificar el mundo exterior.

2ª)- Tampoco explica los delitos de opinión: injuria, etc. pues en este tipo de delitos no se modifica físicamente nada.

3ª)- Culpabilidad. Es la relación psíquica entre hecho y autor. Hay delitos imprudentes en los que no hay relación psíquica alguna pues:

- En los delitos culposos con representación mental; ejemplo es el conductor que va con su coche a 230 km/h. y piensa en el peligro que representa su conducta.

- En los delitos culposos sin representación mental; por ejemplo el que va a 180 km./h. pero no se plantea el peligro que representa esa acción.

Al DP no le importa si el infractor piensa o no piensa en las consecuencias que puede acarrear su conducta sino que le interesa la intensidad del acto. Por ejemplo un soldado tiene permiso, alguien le informa de que su novia está con otro hombre. Éste coge el coche y va a 200 km./h. hacia casa de la novia, durante el camino tiene un accidente y mata a un individuo. Al DP le interesa el hecho no si representó o no mentalmente.

En resumen hay delitos en los que no se piensa en la posible actuación irregular (no hay representación mental) de los delitos imprudentes. En el fondo lo que ocurre es que el modelo causalista es incapaz de explicar aquellos delitos que se fundamentan en una imputación normativa, de forma que no hay un momento causal (se modifica el mundo exterior). El C.P. dice que es obligación de ayudar al accidentado, si el sujeto no lo hace se produce delito. Lo que hay es una infracción de un deber jurídico de actuar.

El método causalista tiene importantes lagunas pues se trata de delitos de fundamento jurídico no causal. Evidentemente se tuvo que revisar este método o modelo.

TEXTO DEL MANUAL G.QUINTERO (pg.268 y ss.)

Es la plasmación del positivismo naturalista en la concepción del delito. VON LISZT concebía el delito como ".. acto culpable, contrario a derecho y sancionado con una pena". Este modelo se estructura en torno al concepto de acción, que era concebida de forma estrictamente causal, como transformación física del mundo exterior donde lo relevante estaba integrado por un movimiento corporal que desencadenaba un proceso casual que desembocaba en un resultado. Concepción acorde con el naturalismo de la época.

Esta concepción condiciona los otros elementos integrantes del concepto de delito:

** La tipicidad es entendida como la mera descripción objetiva de un determinado proceso causal que tiene su origen en una acción física que desemboca en un determinado resultado.

** La antijuricidad es entendida desde un plano objetivo, se centra en delimitar el objeto normativo, es una contradicción entre hecho y forma, es decir, se convertía en una mera especificación valorativa de una acción típica previa motivo por el cual había sido incluida en el código penal.

** La culpabilidad aporta el contenido subjetivo, representa la relación subjetiva (psicológica) del sujeto con el hecho antijurídico partiendo del presupuesto de imputabilidad de dicho autor y definiendo 2 formas de distinta relevancia en la culpabilidad: el dolo y la culpa.

B)- MODELO NEOKANTIANO ; El modelo neokantiano revisó los postulados del modelo causalista en clave normativa que subsana los aspectos insatisfactorios del causalismo. Da un mayor fundamento jurídico a la teoría del delito causalista. Cambian el concepto causal por el concepto de acción social, de forma que al DP le interesan los hechos socialmente relevantes, es decir, con una significación jurídica relevante. Por consiguiente hay omisiones que son socialmente relevantes y jurídicamente relevantes, esto explica la obligación de pagar impuestos, obligación de prestar ayuda a los individuos accidentados, etc. En los delitos de opinión el DP tutela el honor aparente (la sociedad necesita dosis de cinismo). Dicen los neokantianos que la culpabilidad es un reproche jurídico que implica que el sujeto no ha obrado conforme a derecho. Aunque no pensó en la gravedad de la situación realizó una acción delictiva, por esto la esencia de la culpabilidad es un reproche jurídico.

CL = 16 (2H) jueves 14-XII
El neokantismo es la revisión en clave normativa del causalismo pues el concepto de acción para a dejar paso al binomio injusto-tipicidad.

El neokantismo: -) concepto social

-) juicio de culpabilidad, es un juicio de reproche normativo.

Este modelo puede explicar los delitos omisivos, de opinión y los de imprudencia.

TEXTO DEL MANUAL G.QUINTERO (pg.268 y ss.)

Supuso una reformulación del modelo causalista. Los basamentos metodológicos del modelo neokantiano abocaban a una revisión sistemática del concepto causal del delito. Primero debe reseñarse que la nueva acuñación sistemática de los elementos fundamentales de la teoría del delito partía de una apertura al plano valorativo, lo que ha permitido calificar a este modelo de teoría teológica del delito. Cambió varios elementos configuradores del delito:

1º)- La acción dejó de tener la trascendencia que hasta entonces tenía. La acción dejó de constituir el centro de la teoría para pasar al binomio injusto-tipicidad como eje. Más tarde se acogerá el concepto de acción social en detrimento del anterior concepto causal naturalista. En cualquier caso estos presupuestos supusieron un avance para la explicación (en términos normativo-valorativos) de estructuras delictivas como la omisiva o la de mera actividad (por ejemplo el delito de injurias).

2º)- La tipicidad deja sus características objetivo-valorativas para pasar a tomar elementos normativos y otros de carácter subjetivo (del injusto o del dolo) diferenciados del dolo. En suma, introduce el concepto de tipicidad valorativo y de textura más compleja en la medida en que empieza a admitir en su seno componentes subjetivos. Entonces ya no podrá hablarse con rotundidad que todo lo subjetivo se ubica en la culpabilidad. El concepto de tipicidad hace reconsiderar sus relaciones con la antijuricidad de tal forma que se acuña la expresión "tipo de injusto" puesto que la antijuricidad pasa a configurarse como un elemento material del delito de forma que la tipicidad hace el papel de marco de descripción formal del juicio del injusto.

3º)- Se introduce el concepto normativo de culpabilidad sobre la base del juicio de reproche en sustitución del concepto psicológico. Aunque el dolo y la culpa siguen ubicándose en la culpabilidad por lo que debe entenderse que se trata de un concepto mixto (normativo y psicológico).

C)- MODELO FINALISTA; El modelo finalista aparece un poco antes de la IIª Guerra Mundial, pero tome su auge después de la guerra. Escuela finalista de HANS WELZEL y de su teoría del delito.

El finalismo señala que la teoría jurídica del delito se explica mediante el concepto de acción, pero en un concepto de final de acción pues está en la naturaleza de las cosas, es decir, que el DP le interesan las conductas del ser humano pues los hechos delictivos son siempre conductas humanas. Los actos de los hombres responden siempre a finalidades, de esta forma el DP mira las acciones finales. Es la idea de tomar conceptos que están en la naturaleza de las cosas, en el propio ser de las cosas. Esto se debe a una razón histórica pues WELZEL vivió la Alemania nazi, y como jurista quedó muy impactado al ver que muchos de sus colegas cambiaron conceptos jurídicos para favorecer al nazismo, de forma que transformaron el DP en un método punitivo al servicio de una ideología política. De esta manera WELZEL buscó elementos que residían en la naturaleza de las cosas para que nadie las pudiera manipular y así el poder político no pudiera cambiarlas pues residen en el propio ser de las cosas. Su concepto era ontológico, es decir, está en la propia naturaleza de la conducta humana.

Esta teoría tiene consecuencias prácticas pues elabora la primera gran secuencia de enjuiciamiento (el lugar del juicio del hecho). Subjetivización es juicio sobre el hecho, es decir qué quería el sujeto? Lo que antes estaba en la culpabilidad: el dolo y la culpa pasa a la parte antijurídica.

El concepto causal de acción = modificación del mundo exterior, no importaba a qué se debía. Por lo tanto pertenecía al plano OBJETIVO.

- El concepto causal neokantiano = pertenecía al plano OBJETIVO.

- El concepto causal final = parte OBJETIVO y parte SUBJETIVO, es decir, lo que desea, lo que quiere .

Las acciones sobre el hecho, el hecho antijurídico, interesa saber si obró con dolo o culpa. El finalismo reclama aspectos subjetivos

Se busca que no se castigue a la gente que no obraba con dolo o sin culpa (que era lo que hacían los nazis), es decir, aparte de haber un hecho delictivo hay que obrar con dolo o culpa para poder sancionar a un individuo. Esta idea es consecuencia de la coyuntura histórica, es lo que buscó WELZEL. En la culpabilidad sólo quedarán aspectos normativos. Esto supera totalmente al causalismo.

En la CULPABILIDAD quedan estos elementos (que se verán más adelante):

1º)- La IMPUTABILIDAD, que está en todas las teorías. Esto quiere decir si el sujeto es mayor o menor de edad, saber si su conducta es o no mayor o menor que cualquier tipo medio de su edad, saber si comprende o no, si es o no anormal, etc. Es decir, un juicio sobre el sujeto.

2º)- El JUICIO DE REPROCHE, es un reproche jurídico, fruto del neokantismo, la exigibilidad de una conducta adecuada a derecho. Por qué mató Vd. a Juan? Se le piden cuentas jurídicamente. Pero, cómo se mide ? Pues según "el hombre medio", un "buen padre de familia", es un modelo de referencia creado como arquetipo por los juristas. A veces se produce por ejemplo por obediencia debida, por legítima defensa, etc.

3º)- Conocimiento de la ANTIJURICIDAD, el conocimiento del dolo es un conocimiento que se proyecta sobre los elementos fácticos, de hecho, y en cambio el conocimiento de la antijuricidad en el conocimiento del significado antijurídico que una acción. Por ejemplo el cazador que dispara a un matorral porque cree que hay una presa y mata a un hombre, esto es cosa de dolo?, en este caso no hay dolo, no hay intención de matar.

Habrá dolo en función de si conoce o no conoce los elementos fácticos. En cambio el conocimiento de la culpabilidad es si conocía o los ...por ejemplo: un suizo compra una pistola de balines y entra en Italia, lo paran por llevar un arma sin licencia (en Suiza no se requiere licencia). El sujeto no sabía que llevaba una pistola, de forma que el dolo existe pues los elementos de hecho los conocía pero desconocía algo que no está en lo fáctico, o sea, desconocía el significado antijurídico de su acción (pues no sabía lo de la licencia). No tenía conocimiento del significado antijurídico de la acción.

Conocimiento propio del dolo, si falta será error de tipo (ejemplo del cazador) y conocimiento de la antijuricidad es cuando falta el conocimiento de la antijuricidad (se dice que actúa como error de tipo, error de prohibición. Ejemplo de la contaminación es un error de prohibición (conocimiento de la antijuricidad). El ejemplo del cazador es error de tipo (conocimiento propio del dolo).

Vistas las 3 corrientes que adopta la doctrina, y que son vigentes en la actualidad, nosotros estudiamos el modelo mixto, que básicamente es finalista, pero se suprime el punto de partida de la acción final. La teoría del DP parte de lo que se explicará más adelante. Se adivina el concepto de acción final.
Concepto legal de delito

El concepto legal que define lo que es el delito se define en el artículo 10 del Nuevo C.P. que dice que "Son delitos o faltas las acciones y omisiones dolosas o imprudentes penadas por la ley". Hay que significar que el código equipara "delitos y faltas", son las 2 categorías que señala el código. "Acciones", cuando se refiere a ellas se castigan conductas de hacer, es decir, conductas activas (el robo, el hurto, etc.) donde hay "que hacer algo". Es decir, el delito rompe prohibiciones (si está prohibido robar la acción delictiva sería robar, etc.). Decimos que cuando se castigan conductas activas, positivas, que destruyen prohibiciones. Cuando se habla de "omisiones" quiere decir que el código también castiga conductas de "no hacer", el legislador obliga a realizar determinada acción y el individuo lo incumple, de forma que aquí la norma es preceptiva, es no prohibitiva, el delito consistirá en no hacer determinados deberes jurídicos de actuar, acciones que son exigibles jurídicamente. Hay que resaltar que las omisiones se producen en mucho menor número en la realidad. Un ejemplo de conducta omisiva sería el delito de omisión del deber de socorro, donde el DP exige realizar una conducta y el individuo no la ejecuta. Otros ejemplo son la obligación de realizar la declaración de la renta, etc. En resumen que normalmente se castigan acciones pero también se penalizan determinadas omisiones. Cuando se habla de "dolosas o imprudentes", se está refiriendo al dolo = conducta realizada con la determinada voluntad de delinquir, con conocimiento y voluntad de ejecutar una conducta castigada penalmente. Imprudente = el sujeto no tiene voluntad de delinquir, pero actúa de forma negligente o imprudente, con falta de cuidado.. "Penadas por la ley" se refiere al principio de legalidad que es, además exigencia de punibilidad de forma que la conducta debe de estar perfectamente definida de antemano penalmente y castigada con una determinada pena. Esta el la nueva definición de delito que se plantea en el NCP

La anterior definición de delito que planteaba el anterior código penal era la siguiente:

"Son delito o faltas las acciones y omisiones dolosas y culposas penadas por la ley". Vemos que se ha cambiado el término "culposas" por el término "imprudentes", el cual es un concepto más entendible y menos técnico.

CL = 17 (1H) lunes 18-XII
EL NCP RECHAZA LA RESPONSABILIDAD OBJETIVA. Hasta 1.983 se aceptaba la responsabilidad objetiva penal por el mero resultado. En el viejo C.P. existía:

1º)- Presunción de voluntariedad, es decir, que hasta 1.983 la defensa debía demostrar que la acción del reo no era voluntaria. Ahora, con el NCP y su artículo 10,

2º)- En supuestos de preterintencionalidad (según el art.10 del NCP), es decir, más allá de la intención se saca un provecho, más allá se alcanzan resultados más dañosos que los previstos. Hasta 1.983 el sujeto respondía del acto más grave. Por ejemplo un individuo quiere asustar a otro poniéndole un cuchillo en el cuello, pero éste se mueve y, sin querer, lo mata. Otro ejemplo es el aborto con resultado de muerte cuando, por accidente o sin quererlo, en la realización de un aborto muere la madre. El artículo 9.4 del ACP es un atenuante de intencionalidad. En el NCP como ya se ha borrado todo lo relacionado con la responsabilidad objetiva por el mero resultado desaparece el atenuante de preterintencionalidad, el cual no se suprimió en la reforma del 83 pues era una reforma parcial.

3º)- En los delitos cualificados por el resultado, aquí era donde se veía más claro la responsabilidad objetiva por el mero resultado. Por ejemplo el robo con homicidio, el aborto con resultado de muerte, etc. Antes de la reforma de 1.983 eran delitos punibles, acciones jurídicamente reprochables. El caso de un individuo que rompe una ventana para entrar en una casa donde cree que no hay nadie, el dueño está en casa con un palo y no da la luz, patina se desnuca y muere. Objetivamente se produce la muerte por el robo y como no hacía falta que hubiera dolo o culpa era delito. Después de la reforma del 83 sólo se hubiera castigado el robo (nunca la muerte) pues el ladrón no tiene la culpa de que el dueño se hubiera desnucado. En el NCP se exige dolo o culpa, desaparecen los delitos cualificados por el resultado. Esta discusión parece baladí pero no lo es, no es lo mismo una cosa que la otra. Los delitos cualificados por el mero resultado nacieron por que era necesario el delito compuesto pues aseguraba una penalidad más grave que si fueran delitos separados. El NCP no quiere lo anterior, abandona esa filosofía, la destierra, quiere los actos por separado pues la anterior es una técnica penal desfasada. El nuevo código penal parte del principio de la responsabilidad subjetiva: ha de haber dolo o culpa.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   12

similar:

* Libro de Texto: derecho penal. Parte general de Quintero, Morales y Prats iconE. Derecho Penal Mínimo, Derecho Penal de II y III velocidad, la...

* Libro de Texto: derecho penal. Parte general de Quintero, Morales y Prats icon1. 1 Derecho penal parte general

* Libro de Texto: derecho penal. Parte general de Quintero, Morales y Prats iconApunte General: Derecho Civil I – Parte General

* Libro de Texto: derecho penal. Parte general de Quintero, Morales y Prats iconDerecho general como base de la parte especial

* Libro de Texto: derecho penal. Parte general de Quintero, Morales y Prats iconParte general del derecho civil y personas

* Libro de Texto: derecho penal. Parte general de Quintero, Morales y Prats iconEl Doctor Francisco Sintura Varela, Ex Vicefiscal General de la Nación,...

* Libro de Texto: derecho penal. Parte general de Quintero, Morales y Prats iconCuestionario de derecho penal

* Libro de Texto: derecho penal. Parte general de Quintero, Morales y Prats iconAprueba el Texto del Código Penal

* Libro de Texto: derecho penal. Parte general de Quintero, Morales y Prats iconPolítica criminal, derecho penal y criminologíA

* Libro de Texto: derecho penal. Parte general de Quintero, Morales y Prats iconDerecho penal del enemigo y amparo de libertad




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com