Y es aquí, en Abasolo, donde iniciaremos nuestro recorrido histórico, de placer y de cultura, a fin de conocer algo más de nuestro interesante y bello estado




descargar 1.31 Mb.
títuloY es aquí, en Abasolo, donde iniciaremos nuestro recorrido histórico, de placer y de cultura, a fin de conocer algo más de nuestro interesante y bello estado
página18/39
fecha de publicación24.10.2016
tamaño1.31 Mb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Derecho > Documentos
1   ...   14   15   16   17   18   19   20   21   ...   39

Diciendo adiós a Higueras
Y luego de haber conocido un municipio más de nuestro estado, lo más seguro es que queramos seguir aprendiendo algo más de lo que encierra nuestra tierra. Lugares distintos, sitios ajenos, algunos distantes, otros cercanos, aunque todos ellos con una característica común: vida y arraiga popular. Pueblos jóvenes y entusiastas como lo es: Higueras, Nuevo León.

26 Hualahuises

Pueblo cordial, alegre y entusiasta. Municipio de puentes colgantes escondidos entre ramas y árboles cruzando el río. Pequeño pueblo que lleva en el alma la cuerda del tiempo y juega con ella al trompo, al yoyo o al balero. Tierra de extraña configuración al estar señalando sus cuatro puntos cardinales hacia un solo sitio. Municipio de monturas, riendas y bridas que llevan en sus manos la vida. Alegre y paradójico lugar que lleva por nombre Hualahuises.

Soñar como Don Quijote
Viajar por el mundo es como almacenar en nuestra alma tesoros y recuerdos que algún día haremos nuevamente nuestros al recordarlos y traerlos de nuevo a la memoria. Serán recuerdos imborrables que iluminarán nuestro espíritu y darán una sensación más profunda a nuestra alma. Serán semillas que abrirán nuestro horizonte y nos hará más libres. Serán como sueños develados a un presente o un futuro que todos merecemos.
Viajar es como descubrir el velo de un sueño, soñar es hacer historia y conocer más de ella. Es descubrir nuestro Estado, conocerlo mejor. Es conocer nuestros municipios, nuestra gente, lo que nos rodea. Saber de Nuevo león es conocer más de nosotros mismos y poder un día lograr todo aquello que deseamos: ser mejores. Es como ir tras la aventura de Quijote descubriendo el bien y deshaciendo entuertos.

Hualahuises: municipio dentro de otro municipio
Son cincuenta y un municipios lo que hay en Nuevo León, y uno de los de más recia peculiaridad es el de Hualahuises. Resulta que es el único municipio, no solamente de Nuevo León, sino de todo México, y pudiera ser que del mundo entero, en que sus cuatro puntos cardinales indican hacia un mismo sitio y lugar (Linares). Esto es, que Hualahuises se encuentra dentro de otro y un mismo municipio. Y, lo que es más, Hualahuises fue fundado mucho antes de lo que hiciese su abrigante y único vecino como lo es Linares.
Anteriormente, como se señala en los archivos municipales, Hualahuises colindaba con Montemorelos, al noroeste; con Galeana, al suroeste; y con Linares, al oriente, noroeste y suroeste. Hoy simplemente colinda exclusivamente en sus cuatro lados con Linares. Resulta que, en 1908, siendo gobernador de nuestro estado, el general Bernardo Reyes, el Congreso decretó y ordenó que una buena parte de los terrenos pertenecientes a Hualahuises, precisamente los que colindaban con
Montemorelos y Galeana pasasen a formar parte de Linares, quedando con esto Hualahuises encerrado dentro de Linares. La razón nunca se supo, y ojalá, nuestro gobierno (me refiero al estatal) pudiera hacer algo al respecto. Sería muy loable el que a Hualahuises se le diera nuevamente las salidas y colindancias que por derecho le corresponde.

El aspecto geográfico
Situado en lo que se conoce como la región citrícola, Hualahuises, junto con Montemorelos, Allende, Linares y General Terán es uno de los principales productores de naranja en nuestro Estado. El municipio tiene un extensión geográfica de 165.3 kilómetros cuadrados y su altura es de 360 metros sobre el nivel del mar.
La vida vegetal ofrece una gran variedad de plantas y de árboles entre las que se encuentran desde pinos, encinos, álamos y oyameles, hasta diversas plantas como nopales, cactus y biznagas. Aquí en Hualahuises se encuentran también diversos tipos de madera como lo es el mezquite, el ébano y el huizache, hasta maderas de gran calidad como lo es el cedro, el nogal y los sabinos.

La agricultura y la ganadería
No obstante y lo pequeño de este municipio, su suelo se halla inmensamente cultivado, teniendo excelentes predios agrícolas en donde se cultivan gran variedad de frutas y legumbres. Aquí, si usted viene, podrá ver buenos sembradíos de maíz, frijol, caña de azúcar, cebada y forraje. Habrá también pequeñas, pero hermosas huertas de árboles frutales, donde podrá cortar manzanas, naranjas, limones, pomelas y mandarinas, o bien aguacates, nueces, o papayas. En el campo de la ganadería se encuentra el ganado vacuno, cabrío y lanar.

Hualahuises y su fauna
La fauna de la región hualahuisense es representada por gran cantidad de liebres, conejos, tuzas, tlacuaches, coyotes y ardillas. En el campo de las aves, existen gran cantidad de pájaros que con sus trinos engalanan los aires. Simplemente saliendo al campo, no muy lejos del pueblo, podrá usted escuchar los cantos de los canarios, y algunas otras aves como los cardenales, los cenzontles, las calandrias y los petirrojos.

Venga y disfrute viendo o cazando (a mí no me gusta, se me hace criminal), una gran variedad de aves. Vea usted desde gallinas, guajolotes, patos y garzas, hasta palomas de ala blanca y torcacita. Aves como el loro (cabeza roja o amarilla), gavilanes, búhos, lechuzas o zopilotes. Si se trata de víboras (sin agraviar a nadie), podrá usted hallar aquí gran variedad de reptiles como la víbora de cascabel, el coralillo y la llamada víbora negra.
En cuanto a pesca habrá buenos ejemplares de mojarra, bagre, sardinas y robalo. Y algo, importante, es la gran variedad de insectos, entre los que se distingue la abeja. Esto ha dado origen a la explotación de la industria mielera. Hualahuises es uno de los grandes productores de miel en nuestro Estado, tanto que nacionalmente se hace la exportación de estos productos a mercados como Japón, Alemania o Inglaterra.

La Misión de San Cristóbal
El municipio de Hualahuises fue fundado, en 1646, por el célebre colonizador español don Martín de Zavala. A este lugar se le dio el nombre de Misión de San Cristóbal de los Gualagüises, llamado así porque tal era el nombre de los indios que habitaban esta región. Se cuenta que los primeros pobladores eran estos indios (los hualahuises), existiendo además otras tribus como la de los borrados y los tlaxcaltecas.
El número de pobladores que había en aquel tiempo no se sabe a ciencia cierta o con exactitud; sin embargo, se cree, por testimonios fieles, que el número de familias que habitaban esta región era de 59 familias, que daban un total de 223 personas, distribuidas en cuatro barrios. El primer barrio, el de los tlaxcaltecas; el segundo barrio, era el de los gualagüises (el más numeroso, compuesto por 24 familias, y quienes fueron en realidad los primeros fundadores y pobladores de la Misión): el tercer barrio era el de los chichimecas y borrados; y el cuarto barrio era el de los indios cadimos (los últimos en llegar).
En 1643 la población fue quemada y destruida por los indios bárbaros, quedando prácticamente despoblada por espacio de varios años. La repoblación se llevó a cabo en 1715, por el licenciado Francisco Barbadillo y Victoria. En un principio, la actividad y casi única ocupación de los nativos era la agricultura. Se cultivaba el maíz, el frijol y la cebada. También se dedicaban a sembrar árboles frutales de donde se recogían excelentes cosechas.

Y la vida continuó
Y a pesar de la destrucción de los bárbaros, la vida siguió su curso; pues fue gracias al espíritu, valor y fortaleza de sus habitantes el que este pueblo renaciera y tomara nuevo impulso. De ahí que el 8 de marzo de 1828 el lugar tomara y adquiriera la categoría y nombre de Villa de San Cristóbal de Hualahuises.

Hoy, este pueblo de 7 mil u ocho mil habitantes, que en un principio fuera fundado por fines de evangelización y explotación agrícola, no se conforma con este pasado y vive su presente. En la actualidad, de ser un municipio netamente agrícola, ha pasado a ser también un centro principalmente artesanal donde se hacen infinidad de cosas: desde relojes de madera, hasta guantes deportivos; desde yoyos, trompos y baleros, hasta muebles finos.
Hualahuises huele a cuero y huele a piel. Talabarteros que sellan con sus manos el trabajo especial de su alma y su grandeza. Manos artesanas que trabajan y hacen desde sillas de montar, fuetes, reatas cuartas, látigos y cintos. Artistas de madera que labran muebles y piezas dignas del mejor aprecio. Fieles artesanos que elaboran finos relojes de madera. Sonrientes hualahuisenses que adoran su tierra y ven en la cuerda del tiempo la risa que provoca el juego del trompo, el yoyo o el balero.

Venga a Hualahuises
Venga a Hualahuises a descubrir la tierra de un gran amigo Napoleón Nevárez Pequeño. Tierra paradójica que huele a canto y huele a risa. Lugar y municipio donde sus habitantes saben de arte, de campo y de vida. Rincón especial de nuestro Estado donde se acostumbra a saludar y reglar algo al visitante.

Venga a Hualahuises, que no queda muy lejos de donde vive.
Situado a 118 kilómetros de Monterrey, y a 13 de linares, Hualahuises le abre sus puertas para que usted disfrute de un día más de su existencia. Por eso, tome su auto y enfile por la carretera nacional. Pase usted Montemorelos que muy pronto estará llegando a las inmediaciones de este pueblo de San Cristóbal Hualahuises. Verá usted una gasolinera, así como una pequeña oficina de Transportes Tamaulipas, que son los autobuses que, cada 15 minutos lo podrán llevar hasta este nuevo destino. Gire a mano derecha y siga de frente. Serán unas cuatro o cinco cuadras para que usted llegue al mero centro de Hualahuises.

Descubriendo Hualahuises
Descubra lo que este pintoresco pueblo le ofrece. Dé un paso por sus calles, por su plaza y sus veredas. Conozca la moderna Presidencia Municipal, cuyo titular lo es el Prof. Manuel Alberto Villafranca Gutiérrez. Suba al recinto y contemple desde el balcón lo que es la Plaza Benito Juárez.
Baje de la Casa del Ayuntamiento, aun lado hallará la Escuela Secundaria Melchor Ocampo. Cruce un diagonal hacia la derecha y ahí podrá apreciar los famosos guantes deportivos que se fabrican aquí en Hualahuises. El negocio se llama Creaciones Deportivas Joga y su propietario es el señor Joaquín García.
Los guantes son de la mejor calidad y estos son vendidos a la Liga Mexicana de Béisbol. Incluso, mucha de la producción está destinada a mercados como el sur de Estados Unidos. Asimismo, este negocio, produce, entre otras cosas, guantes industriales, aunque, a mi modo de ver, lo que más sobresale y llama la atención son esos famosos guantes y manoplas de softbol y béisbol.
Siga en Hualahuises y visite otros talleres, como el de los trompos, los baleros y los yoyos. El taller es una pequeña casa que se encuentra a orillas de la carretera, y el propietario de este taller lo es el señor Juan Morales. Aquí encontrará cientos de trompos, yoyos o baleros, todos hechos en madera y revestidos de tonos multicolores. Hualahuises es la «cuna del trompo y el balero». Venga y compruébelo. Juegue competencias con cualquiera de los niños que se encuentre y verá que divertido es recordar viejos tiempos.
Vaya ahora al taller de mi buen amigo el señor Mario Rodríguez Luna, quien gentilmente me mostrara toda una serie de magníficas piezas y trabajos hechos por él y su equipo de ayudantes. Sillas de montar, riendas, látigos, fuetes, cartas, cintos y otros elementos más, producto de su ingenio. El taller se encuentra a mediación del pueblo, justo por la misma carretera Nacional.

El templo de San Cristóbal
Visite y conozca el Templo de San Cristóbal, iniciado a construir a finales del siglo XVII. Esta iglesia es una réplica del primer templo que se construyó a orillas del río Hualahuises. Conozca aquí lo que es la Imagen de San Cristóbal, realizada en madera de una sola pieza. Esta fue traída por los franciscanos desde que fuese fundada la misión. Se cuenta que sólo existen tres obras de este tipo en toda la República Mexicana.
Para quien visite Hualahuises, he de decirles, que esta iglesia no está en operación; es decir, los servicios religiosos no se dan aquí, sin embargo, uno puede pasar a ver y observar detalles. En realidad, este templo solamente se abre en ocasiones especiales, como lo es la Semana Mayor, cuando se celebra a la Virgen de Dolores, que es como se le conoce a la nueva y moderna iglesia que se halla justo a la derecha del Templo de San Cristóbal.
Venga en Semana Santa y vea todo ese fervor religioso donde todo el pueblo participa. Venga y conozca la Leyenda de San Cristóbal, esa historia llena de verdades y cosas no sabidas. Venga a las fiestas y toque las maracas como es la costumbre en este sitio. Asista a un viacrucis y vea el fervor y entrega de este pueblo. Acuda a otro tipo de fiestas como la del concurso anual que lleva el nombre la Feria del Geranio, que se efectúa en el barrio de Santa Rosa.

Los puentes colgantes
Y así, como si fuera protagonista de la película Indiana Jones, aquí en Hualahuises podrá vivir una experiencia muy singular, cruzar el río por un puente colgante. Un puente de ms de 90 metros de largo (yo conté 97 pasos), que comunica a Hualahuises con el poblado de Santa Rosa. El puente vale la pena pasarlo, se hace a pie, y la sensación que se siente es como ir en un brincolín que se mueve y se mece para todos lados.
El puente tiene más de 100 años de haberse construido y éste se encuentra asentado sobre las ramas de frondosos árboles, sabinos inmensos que protegen y dan sombra a quien cruza el río. Así, con fuerza y valor sobre pequeños trozos o tablas de madera uno va cruzando el puente para pasar al otro lado del río.
Disfrute usted esta placentera sensación de «pasada» y deténgase a mediación de su trayecto. Barandales de cuerda y fierro, Una viga y tela de hormigón sustentando el piso del puente. Brazos de sabinos donde descansa el famoso Puente del Pueblo, el único medio de comunicación entre Hualahuises y Santa Rosa, en época en que crece el río. El otro paso es un vado, por donde pasan automóviles aunque en época de lluvias éste se vea completamente intransitable, por lo que la gente tiene que hacer uso del famoso «Puente colgante de Hualahuises».
Dejando el Publo de San Cristóbal
Y luego de haber apreciado el valor cultural de un pueblo: haber visto el templo, su plaza, su kiosko, sus juegos; luego de haber pasado por su puente colgante y haber visto las flores del geranio; luego de recorrer sus calles, sus casas y huertas, nada mejor que dejar en nuestra memoria un bello recuerdo de un pintoresco pueblo como lo es: la Villa de San Cristóbal de Hualahuises.

27 Iturbide

Hermoso pueblo situado entre valles y montañas. Limpias cañadas por donde se escucha y se siente el correr y soplar del viento. Lugar elegido por los dioses donde se vive tranquilamente y hay tiempo para soñar en un pasado y un presente. Pueblo antiguo de mil destinos, un sitio de plácido descanso que lleva por nombre Iturbide.
http://www.geocities.com/enchantedforest/fountain/6772/imagenes/lineas/dg-ama-neg-3.jpg

Conociendo nuestro tiempo
Conocer detalles, conocer lugares, es algo fascinante. Nuestro país está lleno de riquezas y muchas de ellas se encuentran encerradas en nuestro Estado. Por eso es interesante conocer nuestra tierra. Viajar por Nuevo León y ver centímetro a centímetro lo que hay en él es cosa de todos deberíamos hacer. Habrá mucha gente que conozca otros lugares, otras ciudades, otros países, y aun, otros continentes. Pero, quien no conozca nuestro Estado no vale la pena que se le llame ciudadano. Pedimos mucho y hacemos poco por este nuestro México. Nuevo León es nuestro y debemos conocerlo.
No se puede ayudar sin conocer. No se puede conocer si no vamos y recorremos cada sitio que conforman nuestras raíces, nuestros orígenes, nuestro pasado y nuestro futuro. Vivimos como en una máquina del tiempo donde podemos ir hacia atrás (conociendo nuestra historia), o bien hacia delante (conociendo nuestro presente), para de ahí preparar, construir y asentar nuestro futuro.
1   ...   14   15   16   17   18   19   20   21   ...   39

similar:

Y es aquí, en Abasolo, donde iniciaremos nuestro recorrido histórico, de placer y de cultura, a fin de conocer algo más de nuestro interesante y bello estado icon«Nos aguardan aspectos de la plenitud que apenas sospechamos»
«vida de la vida de toda criatura». ¿Es acaso posible decir algo de aquello que está en nuestra raíz más honda, en el crecimiento...

Y es aquí, en Abasolo, donde iniciaremos nuestro recorrido histórico, de placer y de cultura, a fin de conocer algo más de nuestro interesante y bello estado iconConsiderando Nuestro Momento Histórico

Y es aquí, en Abasolo, donde iniciaremos nuestro recorrido histórico, de placer y de cultura, a fin de conocer algo más de nuestro interesante y bello estado iconEste libro fue pasado a formato Word para facilitar la difusión,...
...

Y es aquí, en Abasolo, donde iniciaremos nuestro recorrido histórico, de placer y de cultura, a fin de conocer algo más de nuestro interesante y bello estado icon“El fin de nuestro colegio es evitar la perdición de la niñez y la juventud”

Y es aquí, en Abasolo, donde iniciaremos nuestro recorrido histórico, de placer y de cultura, a fin de conocer algo más de nuestro interesante y bello estado iconLa sexualidad nos define como personas, forma parte de nuestro desarrollo...

Y es aquí, en Abasolo, donde iniciaremos nuestro recorrido histórico, de placer y de cultura, a fin de conocer algo más de nuestro interesante y bello estado iconNuestra Felicidad Plena es nuestro estado Perfecto de Evolución

Y es aquí, en Abasolo, donde iniciaremos nuestro recorrido histórico, de placer y de cultura, a fin de conocer algo más de nuestro interesante y bello estado iconEl agua está en muchos lugares: En las nubes; en los ríos, en la...

Y es aquí, en Abasolo, donde iniciaremos nuestro recorrido histórico, de placer y de cultura, a fin de conocer algo más de nuestro interesante y bello estado iconEl arte de no amargarse la vida, rafael santandreu
«Aquí no queremos vidas “normales”, grises o simplemente estables -les digo-; queremos aprender a aprovechar todo nuestro potencial.»...

Y es aquí, en Abasolo, donde iniciaremos nuestro recorrido histórico, de placer y de cultura, a fin de conocer algo más de nuestro interesante y bello estado iconLos seres humanos somos los únicos sobre el planeta que tenemos la...

Y es aquí, en Abasolo, donde iniciaremos nuestro recorrido histórico, de placer y de cultura, a fin de conocer algo más de nuestro interesante y bello estado iconEl Gran Superuniverso es ilimitado, al igual que es nuestro Padre...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com