Resumen la sexualidad ocupa una parte importante de la vida. La llegada a la vejez no implica la muerte de la sexualidad a pesar de los criterios de algunas




descargar 37.07 Kb.
títuloResumen la sexualidad ocupa una parte importante de la vida. La llegada a la vejez no implica la muerte de la sexualidad a pesar de los criterios de algunas
fecha de publicación28.10.2016
tamaño37.07 Kb.
tipoResumen
b.se-todo.com > Derecho > Resumen


FACULTAD DE CIENCIAS MEDICAS

MATANZAS. CUBA
MAESTRÍA EN ENFERMERÍA
ARTICULO CIENTÍFICO

TITULO:
SEXUALIDAD EN LA VEJEZ: UNA REFLEXIÓN ORIENTADORA HACIA LA ENFERMERÍA COMUNITARIA

AUTORES

Lic. Mavidey Suárez Merino

Lic. Ariel Pérez González

Lic. Yamil Valdés Cuevas

Lic. Irene Nodarse Torres

Lic. Salvador Amador Soto
2003

RESUMEN

La sexualidad ocupa una parte importante de la vida. La llegada a la vejez no implica la muerte de la sexualidad a pesar de los criterios de algunas personas que consideran que los viejos no poseen una adecuada capacidad fisiológica que les permita tener conductas sexuales.

El trabajo que se presenta tiene como objetivo describir los elementos principales del proceso de educación que el personal de enfermería debe realizar en el nivel primario de salud con relación a la sexualidad en el viejo y en este sentido se plantea que la gran cantidad de creencias erróneas y problemas inherentes a la sexualidad en esta etapa de la vida tienen su origen en la falta de información.

El personal de enfermería ocupa una posición privilegiada en nuestra sociedad para ofrecer una educación sanitaria de excelencia, de manera que se comprendan los cambios normales de la sexualidad con la edad y se brinden consejos que sirvan de apoyo cada vez que sean necesarios.

Palabras clave: Sexualidad, vejez, enfermería, educación.

SUMMARY

Sexuality takes an important part in our lives, getting to an old age doesn’t mean the death of sexuality although the criteria of some people who consider that elderly people do not have the proper physiological capacity to have a sexual behaviour.


The objective of the present work is to describe the main elements of the educational process that the nursing specialists should performs in the health primary level in relation to sexuality in elderly people and the number of mistakes and problems concerning sexuality in this period of live have its origin in the lack of information.

The nursing personnel takes a privileged place in our society to offer an excellent sanitary education so, the normal sexual changes that come with the age can be understand and suggestions can be given to serve as a support wherever they are necessary.
KEY WORDS: Sexuality, elderly people, nursing, educations.




INTRODUCCIÓN


La sexualidad en la vejez ha estado sujeta a gran cantidad de creencias erróneas y gran parte de los problemas inherentes a ella tienen su origen en la falta de información. Si se tiene como premisa que el único fin de la sexualidad es la procreación, no tiene sentido que los ancianos tengan actividad sexual, por lo que es vista entonces como indecente y de mal gusto, de manera que los que manifiestan intereses sexuales son considerados por muchas personas como pervertidos. Investigaciones realizadas con ancianos, por largos períodos, evidencian que muchos están todavía en disposición de tener relaciones sexuales placenteras. Las experiencias sexuales tienen en general efectos favorables en todos los aspectos del anciano, de manera que en circunstancias apropiadas deberán ser alentadas. Las investigaciones también sugieren que la barrera más destructiva y restrictiva de la actividad sexual de los ancianos es la actitud social negativa. Los ancianos son seres sexuados y si no existe contraindicación médica, la actividad sexual depende entonces de criterios personales.

El personal de enfermería, componente imprescindible en el equipo de salud, desempeña un papel muy importante en la educación sanitaria y con respecto a la sexualidad del anciano debe ejercer un rol muy activo para que se comprendan los cambios normales de la sexualidad en esta etapa de la vida. El trabajo que se presenta tiene como objetivo fundamental, describir los elementos principales del proceso educativo que el personal de enfermería debe llevar a cabo en el nivel primario de salud con relación a la sexualidad en la vejez.




METODOLOGÍA


El estudio realizado es una investigación de tipo descriptiva que aborda algunos problemas que afectan a los ancianos entorno a su sexualidad y la labor de enfermería que puede brindarse desde el punto de vista educativo en la atención primaria de salud.

Se utilizo el método teórico de análisis documental y bibliográfico, además del método histórico-lógico y vivencial.

Se utilizo el procesador de texto Word de Microsoft Office.





DISCUSIÓN


En nuestro país hemos arribado al nuevo milenio con una marcada mejoría en la calidad de vida y en los índices de salud, en comparación con varias regiones del mundo. La expectativa de vida es uno de estos índices, que muestra un incremento sustancial, principalmente en los países desarrollados, y en otros que como Cuba realizan extraordinarios esfuerzos por garantizar la calidad de los servicios de salud. Por esto la esperanza de vida en nuestro país con un comportamiento similar al de los países desarrollados presenta una media de aproximadamente 75 años.

La vejez es la etapa más paradójica y contradictoria de la vida. Uno de los temas más tratados en la actualidad es la sexualidad en el anciano, sin dudas, de gran importancia para fomentar la salud en el anciano y su bienestar psicológico, para elevar la calidad de vida en esta bella etapa del crecimiento humano.

Se piensa que los ancianos no tienen capacidad fisiológica que les permita tener conductas sexuales. Muchos jóvenes, fundamentalmente, siguen viendo la actividad sexual como una facultad que se va desgastando hasta perder todo interés en aquellos que han superado los 60 años.

Se presume que el deseo sexual se desvanece siempre con la edad, que empieza a declinar alrededor de los 40, va disminuyendo después sin cesar y termina por desaparecer entre los 60 y 75 años.

La ignorancia, los prejuicios y los estereotipos sociales, que han ofrecido una imagen de la vejez, como etapa asexuada de la vida, condicionaron en las sociedades occidentales una actitud en extremo negativa hacia la sexualidad en los viejos, sin embargo, cada vez perece mas claro y aceptado que la función y la satisfacción sexuales son posibles y deseables para la mayoría de ellos y que el deseo, el placer y la capacidad sexual pueden durar toda la vida.

La sexualidad del anciano esta sujeta a un gran número de agresiones procedentes no solo del bando de la patología, sino también de la medicación y de manera especial de las presiones sociales.

Muchos ancianos, en múltiples ocasiones, se encuentran sin pareja y no hallan la posibilidad de pasar su última etapa en compañía de la persona a la cual aman, se sienten limitados por la actitud de sus hijos, familiares, amigos y vecinos que rechazan tal tipo de relación, violando así sus derechos.

Las investigaciones más recientes llegan a la conclusión de que no existe límite de tiempo para la sexualidad femenina y que en el hombre en condiciones físicas y emocionales favorables, existe una capacidad para ejercer la sexualidad, que puede a menudo realizarse hasta los 80 años e incluso más allá.

Según Sigmud Freud, lo sexual no puede reducirse a lo genital y aunque es en parte endógeno y genético, no constituye un dispositivo ya establecido a lo largo de la historia individual.

Para la psicóloga mexicana Ameli Monroy de Velasco, la sexualidad constituye las características biológicas, psicológicas y socioculturales que permiten comprender al mundo y vivirlo a través de nuestro ser como hombres y mujeres. Es una parte de nuestra personalidad e identidad, y una de las necesidades humanas que se expresan a través del cuerpo; es el elemento básico de la femineidad o masculinidad, de la autoimagen de la conciencia y del desarrollo personal.

El profesor Félix López, de la Universidad de Salamanca en España asegura que en todas las etapas de la vida desde la niñez hasta la ancianidad nos acompaña la sexualidad, porque somos seres sexuados desde que nacemos hasta que morimos, porque todas y cada una de las células de nuestro organismo son sexuadas.

No debe olvidarse que Thomas Parr vivió 152 años y durante toda su larga vida trabajó en el campo, a los 120 años se casó en segundas nupcias con una mujer viuda con quien vivió 12 años y se mostró tan brioso que como decían los contemporáneos, la viuda no notó su ancianidad.

Podemos inferir de todo lo expuesto hasta este momento, que la sexualidad no solamente debe limitarse a lo biológico o a la propia actividad coital.

La realidad es que el envejecimiento produce ciertos cambios en la fisiología sexual pero comparados con otros cambios propios de la edad, son pequeños. La función sexual, vista desde el ángulo del acto sexual, no de la reproducción, se mantiene mucho mejor que otras funciones. Cuando cesa, ocurre por una variedad de razones, que van desde una falta de salud general hasta una libre opción.

Numerosos estudios han demostrado que la persona experimenta su sexualidad como un factor de enriquecimiento permanente. Por ello, educar y preparar para la sexualidad es también trabajar para la vida y luchar por la verdadera salud. La misma, es la integración de componentes biológicos y socioculturales que determinan el ejercicio sexual de las personas siendo esta consciente ya que se elige:

  • El realizar o no el acto sexual (independientemente del instinto)

  • El momento de realizarlo

  • La persona deseada.

Sin dudas, es imprescindible para el desarrollo óptimo de todo ser humano, un adecuado equilibrio entre los aspectos biológicos, psicológicos y socioculturales.

La enfermería es una profesión de cuidados al ser humano y cuidar no solo implica ejecutar acciones que favorezcan la curación de una enfermedad o la rehabilitación de un paciente enfermo, cuidar también es educar.

La profesión enfermera es según la teórica norteamericana Madeleine Leninger, una ciencia de cuidados culturales, pues se basa en los conocimientos adquiridos por la observación de la estructura social, la visión del mundo, los valores, y el entorno donde se desarrollan los individuos.

La salud significa entonces más que la ausencia de enfermedades, se refiere también a las creencias, los valores y la forma de actuar. Desarrollar por consiguiente una sexualidad sana en el anciano, es proporcionarle más vida a sus años, es hacerle su vida más placentera y feliz.

El personal de enfermería ocupa una posición realmente privilegiada en la sociedad, pues fomenta cotidianamente la educación social y como autoridad sanitaria es muy escuchado y respetado por la población. El respeto es un principio ético fundamental en las relaciones sociales entre los hombres, lo cual adquiere una connotación especial en la sexualidad humana.

El profesional de enfermería comunitario esta en condiciones de brindar útiles consejos y apoyo psicoemocional al individuo, su familia y toda la comunidad, para que no solo puedan comprenderse los cambios normales de la sexualidad con la edad, sino también para promover la sexualidad sana en la vejez.

Algunos mensajes básicos pueden ser:

  1. La sexualidad no es la vida toda, pero si una parte importante de ella. Se manifiesta en todas las actividades de la vida humana.

  2. La sexualidad es un complemento de lo biológico, lo psicológico y lo sociocultural.

  3. La sexualidad es un derecho y una necesidad en la vejez para contribuir a elevar la calidad de vida.

  4. La sexualidad debe ser reconocida como la relación social entre los géneros. Ella es connatural al hombre y por tanto aparece con la vida y desaparece con la muerte. La edad no es una barrera para que se mantenga la actividad sexual.

  5. La vejez es una etapa de ejercicio pleno de la sexualidad en su función erótica, aunque haya cesado la función procreadora de la mujer.

  6. No debe apenar al anciano hablar de cuestiones de sexualidad.

  7. No debe violarse la libertad de expresión de la sexualidad en la vejez, nadie puede negar a un anciano el derecho de pensar, sentir y actuar.

  8. Los cambios que se producen en la expresión sexual del anciano son fisiológicos o normales.

  9. El apoyo familiar y social es de gran importancia para facilitar todas las actividades vitales del anciano.

  10. Debe fomentarse un ambiente agradable para favorecer la actividad sexual en esta etapa de la vida. Debe respetarse la privacidad del anciano es su propio hogar y no ocupar su habitación.

  11. La preparación para la sexualidad requiere una información verdadera, clara y asequible, que incluya sentimientos, valores y normas morales.

  12. El anciano tiene derecho:

  • El ejercicio pleno de la sexualidad

  • Sentir y experimentar la belleza propia de la madurez

  • Pensar y actuar de acuerdo a esta etapa de la vida sin ser ridiculizado

  • Expresar la sexualidad diferente del coito pero igualmente valiosa (relación pregenital, contacto físico)

  • Restablecer una relación de pareja.

  1. La llegada a la vejez no implica la muerte de la sexualidad.



CONCLUSIONES


El anciano es un ser humano ante todo activo y siempre tiene claro de donde partir y hacia dónde ir, es sólido en sus criterios, tenaz y audaz para mantener la línea seleccionada aunque no todos lo comprendan. Su dinamismo y agudeza pueden ayudarlo de inmensa manera para experimentar una sexualidad sana y agradable.

Su profunda y eterna motivación por vivir lo hacen cada vez más necesario entre todos los individuos de esta sociedad contemporánea, porque además, es capaz de concentrarse en todo lo que le resulta esencial en su vida, por su vasta experiencia.

El profesional de enfermería, puede como ningún otro educador sanitario, ayudar al anciano a descubrir sus propias emociones, a estimular su propia identidad y a mover sus fibras afectivas.

Deben pues, convertirse nuestros enfermeros comunitarios en promotores responsables de actitudes positivas hacia la sexualidad anciana, para que cada individuo, la familia y la comunidad comprendan los efectos favorables que tiene una relación sexual y placentera en la bella etapa de la vejez.



BIBLIOGRAFIA


  1. Nuñez de Villavicencio F. Psicología y salud. Editorial Ciencias Médicas. La Habana. 2001

  2. Navarro Despaigne D. La sexualidad nos acompaña toda la vida. Avan. Med. (Cuba). 2001; 8 (26): 32-5.

  3. Tolstij A . El hombre y la edad. Moscú. Progreso; 1989.

  4. Diaz Tabares O, Soler Quintana M. El apgar familiar en ancianos convivientes. Rev. Cub. Med. Gen. Int.1998; 14 (6): 548-53.

  5. Rivera Casado J M. La atención sanitaria del anciano: ¿Utilización eficiente de recursos o discriminación?. Dim. Hum.1997; 1 (3): 30-9.

  6. Devesa Colina E, Carrasco García M. La evaluación médico social del anciano. Rev. Cub. Sal. Pub. 1991; 17 (2): 94-7.

  7. Padrón Velázquez L, Quintana Galende M. Caracterización del anciano en la comunidad. Rev. Cub. Med. Gen. Int. 1988; 4 (3): 431-5.

  8. Alvarez Sintes R. Carpeta de Salud Integral. Manual de educación. La Habana. 2001:44-8.

  9. Colectivo de autores. Enciclopedia de la enfermería. Materno Infantil I. Volumen IV. Grupo Editorial Océano. España. 1997: 607-9

  10. Centro Iberoamericano de la Tercera Edad (CITED). Boletín informativo. 1992;(2): 7

  11. Fleitas González O. Evaluación geriátrica. Rev. Cub. Enfer. 1997; 2 (2): 102-7




similar:

Resumen la sexualidad ocupa una parte importante de la vida. La llegada a la vejez no implica la muerte de la sexualidad a pesar de los criterios de algunas  iconTaller vivencial y reflexivo: “Sexualidad y vejez

Resumen la sexualidad ocupa una parte importante de la vida. La llegada a la vejez no implica la muerte de la sexualidad a pesar de los criterios de algunas  iconSi realizáramos una brevísima tormenta de ideas entre un grupo de...
«adecuado», también resulta importante el modo en el que se permiten las relaciones sexuales, la regulación de la natalidad, la permisividad...

Resumen la sexualidad ocupa una parte importante de la vida. La llegada a la vejez no implica la muerte de la sexualidad a pesar de los criterios de algunas  iconLa sexualidad humana es mucho más que los órganos estrictamente sexuales...

Resumen la sexualidad ocupa una parte importante de la vida. La llegada a la vejez no implica la muerte de la sexualidad a pesar de los criterios de algunas  iconLa sexualidad nos define como personas, forma parte de nuestro desarrollo...

Resumen la sexualidad ocupa una parte importante de la vida. La llegada a la vejez no implica la muerte de la sexualidad a pesar de los criterios de algunas  iconPrograma Desarrollo de los adolescentes II crecimiento y Sexualidad

Resumen la sexualidad ocupa una parte importante de la vida. La llegada a la vejez no implica la muerte de la sexualidad a pesar de los criterios de algunas  iconLa atmósfera es la capa gaseosa que rodea la tierra. Es una mezcla...
«capa de ozono», una zona con una alta concentración de este gas que absorbe parte de la radiación ultravioleta e infrarroja del...

Resumen la sexualidad ocupa una parte importante de la vida. La llegada a la vejez no implica la muerte de la sexualidad a pesar de los criterios de algunas  iconPara que se produzca la muerte de la célula, tiene que haber injuria...

Resumen la sexualidad ocupa una parte importante de la vida. La llegada a la vejez no implica la muerte de la sexualidad a pesar de los criterios de algunas  iconEnfermedades de origen oscuro que causan una alteración muy importante...

Resumen la sexualidad ocupa una parte importante de la vida. La llegada a la vejez no implica la muerte de la sexualidad a pesar de los criterios de algunas  iconEste boletín es una compilación de noticias y artículos accesibles...

Resumen la sexualidad ocupa una parte importante de la vida. La llegada a la vejez no implica la muerte de la sexualidad a pesar de los criterios de algunas  iconManejo de la sexualidad, la reproductividad y el amor de los niñOS,...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com