Tesis de grado para optar al título de Doctor en Teología




descargar 1.22 Mb.
títuloTesis de grado para optar al título de Doctor en Teología
página12/27
fecha de publicación21.01.2016
tamaño1.22 Mb.
tipoTesis
b.se-todo.com > Derecho > Tesis
1   ...   8   9   10   11   12   13   14   15   ...   27

Mesopotamia, cuna de varias de las primeras civilizaciones, está ubicada en el área entre el Tigris y el Eufrates en lo que hoy conocemos como Iraq. Según la tradición Bíblica el paraíso terrenal quedaba aquí. Alrededor del año 5000 A.C. los Sumerios se establecieron en la llanura de Shinar y crearon una civilización. En 2340 A. C. el rey Sargón de Akad conquistó esta tierra, estableciendo un imperio que luego pasó a manos de los Babilonios, los cuales alcanzaron su apogeo hacia el año 1800 A.C., con el Rey Hamurabi. En 1400 A.C. los Asirios forjaron otro imperio, en el cual se destacaron como los reyes más importantes para la historia Bíblica Tiglat-Pileser (745-727), Senaquerib (705-681) y Asurbanipal (668-662). En el año 612 A.C. los Medas y Caldeos tomaron el poder y fundaron el imperio neo-Babilónico, en el cual se distingue la figura de Nabucodonosor II, quien reconstruyó a Babilonia, y en cuyo reinado tuvo lugar la cautividad del pueblo Judío, que comenzó en el año 586 A.C. Posteriormente Ciro, rey de Persia, conquistó el imperio y puso fin al exilio en el año 538 A.C. En el año 333 Alejandro Magno derrotó a los Persas y anexó su territorio al imperio Griego, que finalmente fue reemplazado por el Romano. Como podemos ver en la historia Bíblica, la suerte de Israel siempre estuvo muy ligada a la de Mesopotamia. Esta vinculación también se dio a nivel literario. Así por ejemplo, tanto el relato Yahvista de la creación como el del diluvio, se inspiraron en las tradiciones Sumerias.




La Religiosidad Mesopotámica.
En Mesopotamia floreció la creencia religiosa en la gran diosa y el culto de sus sacerdotisas shamanes. Una tableta de arcilla Sumeria describe e la diosa Ishtar: “Una Prostituta compasiva soy yo”. La prostitución sagrada era la parte central del ritual del templo. Las sacerdotisas realizaban un matrimonio sagrado para asegurar la fertilidad del país y la gran fortuna del nuevo rey, para lo cual éste tenía relaciones sexuales con ellas al iniciar su reinado. Había otras sacerdotisas menores que se dedicaban a la música, el canto y la danza, y ciertamente, entre ellas también se encontraban algunos hombres, los cuales practicaban el sexo tanto con hombres como con mujeres. Según se creía, la diosa Ishtar los había convertido en mujeres como demostración de sus asombrosos poderes.187
A los Babilonios les fascinaba adivinar el futuro. Todavía tenemos uno de sus manuales en el cual se realizan augurios basados en actos sexuales. Así por ejemplo, en estos manuales se dice que si un hombre penetra por detrás a otro, puede llegar a ser el primero entre sus hermanos y compañeros de oficio. Si las relaciones sexuales las realizaba con un cortesano y se prolongaban por todo un año, el afortunado podría liberarse definitivamente de todas sus preocupaciones. En cambio, si las relaciones eran con un esclavo, su futuro estaría lleno de problemas. Por otra parte, los que preferían el papel pasivo (a menos que fueran servidores del templo) eran considerados inferiores.188
El Mito de Asushunamir
En el poema épico conocido como “El Descenso de Ishtar” aparece un dios llamado Asushunamir (que quiere decir: “su apariencia es brillante”), cuya iluminación es semejante a la de la luna. En la versión Sumeria del mito, este dios es reemplazado por Kurgarru y Kalatur, términos referidos a los oficios sacerdotales desde el tercer milenio antes de Cristo, y asociados a la prostitución en el templo. En lenguaje Sumerio, para decir que alguien tenía buena suerte se utilizaba la expresión: “ha adquirido un dios”. Por eso, tener relaciones con un sacerdote era “adquirir un dios”.

La Epopeya de Gilgamesh
Esta narración es bastante conocida para los estudiosos de la Biblia, pues es una de las fuentes principales del relato del diluvio, y también tiene resonancias en el relato Yahvista de la creación. Gilgamesh parece que fue rey de Sumeria en alguna época entre 2800 y 2500 A.C. A principios del segundo milenio A.C. los mitos y leyendas referentes a él se combinaron para dar origen a la épica literaria más antigua del mundo. En este poema, Gilgamesh se enfrenta a Enkidú (el hombre salvaje) y los dos luchan sin que ninguno pueda vencer al otro, hasta que deciden reconocer que son iguales y terminan besándose para sellar su amistad.
Después de esto, Gilgamesh desafía a Ishtar, rechazando sus intentos de seducción. Teniendo en cuenta el papel de la sexualidad en la religión Mesopotámica, no nos debe extrañar que él transforme su relación con Ishtar, estableciendo una relación alternativa. En este caso se trata de una relación con otro hombre.189 Aquí se puede percibir cómo en la cultura Babilónica, el poder del hombre sobre la mujer se basa en los lazos con otro hombre, en su decisión de apoyarse y ayudarse mutuamente, afirmando la superioridad sobre la mujer. Sin embargo, la historia no es sólo propaganda patriarcal, porque también advierte claramente contra la arrogancia machista, ejemplificada en Gilgamesh y su rechazo de la feminidad. Por el contrario, las emociones que Enkidú despierta en él, lo sacan de su recortada identidad patriarcal y de su ciega agresividad, lo cual le permite alcanzar una masculinidad más equilibrada y sensible.
Gilgamesh se entera por medio de un sueño de que los dioses han decidido que Enkidú debe morir. Al principio se enoja, pero después se da cuenta de que nada puede alterar el destino, y se despide de su amigo con un conmovedor discurso. Cuando Enkidú se va, Gilgamesh se hunde en la más profunda desesperación, vagando por el campo y llorando como una mujer.190 Trata de entrar al mundo inferior para rescatar a su amigo, pero fracasa. Después de muchas pruebas, se resigna al hecho de la mortalidad y se consuela con sus logros como gobernante de Uruk191 , que perpetuarán su memoria.



      1. Egipto


Ningún otro país, ni siquiera India o China, tiene una historia ininterrumpida tan larga como Egipto. Casi 3000 años antes del nacimiento de Jesús, los Egipcios alcanzaron una civilización altamente desarrollada. El comienzo de la escritura en Egipto se remonta a 3100 A.C., cuando se unificaron el alto y bajo Egipto, bajo el Faraón Menes. La historia de Egipto se ha dividido tradicionalmente en tres grandes períodos. El Imperio Antiguo, que se extiende desde los comienzos hasta el año 2200 A.C. El Imperio Medio, centrado en Tebas, que duró hasta el año 1570 A.C., cuando empezó el Imperio Nuevo, que finalmente sería absorbido por el Imperio Persa en el año 525 A.C. En el año 331 A.C. Alejandro Magno anexó Egipto a su Imperio, pero a su muerte los Tolomeos lograron la independencia del país, que finalizaría con la conquista por parte de Roma en el año 30 A.C.
Tal como ocurre con Mesopotamia, la historia Bíblica está íntimamente ligada a la de Egipto. Hacia el año 1800 A.C. los Patriarcas estuvieron en estrecho contacto con el país. Finalmente se establecieron allí hasta el año 1250 A.C., cuando ocurre el éxodo. Hacia 1375, con Akhenatón, se había dado la aparición del monoteísmo en Egipto. Todavía no se ha estudiado muy a fondo la posible relación de esta religión monoteísta con el Yahvismo. Algunos autores sugieren que el mismo nombre de Moisés es de origen Egipcio. En la época de Salomón la influencia Egipcia fue muy marcada, la organización de la corte y la escuela de sabios, a la cual probablemente pertenecía el autor Yahvista, reflejaban fielmente el modelo de Egipto. La Sabiduría de Israel toma muchos de sus elementos de la Egipcia. En varias oportunidades los Israelitas fueron vasallos del Imperio Egipcio. La Biblia nos cuenta que Sosaq (935-919) conquistó a Jerusalén y Neco II (609-594) también invadió a Palestina. Luego del triunfo de Antioco III sobre los Tolomeos, en el año 200 A.C., Egipto ya no desempeñó un papel importante en la política de Judá.
El Mito de Seth y Horus.
Los Egipcios penetraban analmente a sus enemigos derrotados, lo cual era considerado como un gran insulto. Como los Mesopotámicos y otras civilizaciones posteriores, consideraban que un hombre adulto que se sometía a la penetración anal perdía su masculinidad. Llamar afeminado a un hombre ya era un insulto bastante grande, pero que el mismo hombre permitiera que lo trataran como una mujer, significaba que era más bajo que un esclavo.
Una leyenda Egipcia trata del dios Seth, su pasión sexual por Horus y su intento de violarlo. Seth es hermano de Osiris, a quien asesina y, después de ponerlo en un sarcófago, lo lanza al Nilo. Acto seguido, penetra analmente a Horus, hijo de Osiris, y se va a contarles su hazaña a los nueve dioses (La Enéada). Según la historia, Horus sólo finge ser penetrado, pero en realidad pone sus manos entre los glúteos y recoge el semen de Seth. Luego lo lleva ante su madre Isis quien lo tira al Nilo (junto con la mano cortada de su hijo, contaminada con el semen de Seth).
La aparente violación enfurece a los dioses, pues Horus192 (“aquel que está en lo alto”), queda como una simple mujer, al haber asumido la posición de ésta en la relación sexual. Esto conduciría a que Seth reclame el trono y Horus se convierta en su esclavo. Horus rechaza de plano esta afirmación de que Seth lo ha violado, y como prueba de ello, invoca al semen de Seth, que Isis había lanzado al Nilo, y este semen responde desde las profundidades del río, demostrando así la falsedad de la pretensión de Seth.
Según una versión posterior de este mito, después de ser penetrado por Seth, el semen de Horus brota de la frente de aquél en la forma de un disco de oro.193 El dios Toth toma este disco y lo pone sobre su cabeza como un ornamento. Toth es el dios de la sabiduría, el escriba divino, inventor de los jeroglíficos, “El Señor de las Palabras Santas”. Es curioso pues, que la sabiduría egipcia, madre de la sabiduría de Israel, ostente como uno de sus atributos un símbolo de origen intensamente sexual.
El mito de Seth y Horus, según J. Edgar Brun194 , tiene una importante repercusión en el libro del Génesis. Brun sugiere que el relato de Gn. 9, 18-27, sobre el pecado de Cam en contra de Noé, es una transposición de dicho mito a la historia de los comienzos. La segunda parte del relato habría sido revisada y mutilada, pues la estructura indicaría claramente que en el relato original Cam no sólo miró a su padre, sino que también lo penetró. No obstante, aunque el pecador es Cam, la maldición recae sobre su hijo Canaán. Parece que originalmente el relato era un alegato en contra de los Egipcios: Por haber sodomizado a su padre Noé, que era el ancestro de todos los hombres después del diluvio... Cam (Egipto) se creía con derecho a dominar a toda la humanidad. La revisión posterior, que omite cualquier referencia explícita a un acto sexual y traslada la maldición a los Cananeos, se debería a que éstos se habían convertido en una amenaza para la existencia de Israel. Teniendo en cuenta la costumbre Egipcia de sodomizar a sus cautivos y la dignidad absoluta del varón en el pensamiento patriarcal, Brun explica la repugnancia de los Israelitas por el acto homosexual de penetración anal y afirma que este rechazo se remonta hasta el relato de Noé y Cam.
Amenhotep III y Akhenatón.
La bisexualidad en el hombre era aceptada como algo natural y nunca suscitó comentarios adversos, pero la homosexualidad pasiva molestaba a los Egipcios. No obstante, Amenhotep III, llamado el magnífico, gran cazador de leones, esposo de la reina Ti, al final de su reino se hizo representar con atuendo femenino y mantuvo un enjambre de favoritos reales. Su hijo y sucesor fue Akhenatón (1370-1352 A.C.), quien fue lo suficientemente fuerte para formar una nueva religión. Esta sería la primera religión monoteísta de la historia, aparte de la del “Dios de los Padres” de los pueblos Amorreos (que derivaría luego en el Yahvismo). Para fundar su religión, Akhenatón tuvo que enfrentarse a los poderosos sacerdotes de Amón, dios que suplantó con otro dios único: el dios solar Atón. Akhenatón también apareció en los bajorrelieves con su co-regente y yerno Smenkharé, dándole muestras evidentes de afecto y estando ambos desnudos (algo muy poco común en las representaciones de la realeza). Incluso Smenkharé recibió los títulos y expresiones de afecto aplicados antes a la reina Nefertiti y las concubinas de Akhenatón. Cabría preguntarse aquí si la orientación sexual de Akhenatón y la conjunción de lo masculino y lo femenino en su personalidad, tuvieron alguna influencia en su profunda espiritualidad y en la reflexión teológica que lo impulsó a fundar la primera religión monoteísta de Egipto, cuyas relaciones con la religión de Israel están por esclarecerse.195


      1. INDIA


La sociedad urbana civilizada ha existido en India por cerca de 4000 años y ha tenido períodos en los cuales su cultura ha sido tan brillante como cualquiera otra. En realidad la literatura y la religión Hindúes no han ejercido una influencia directa notable sobre el pensamiento Bíblico, pero como son la tradición Religiosa Indoeuropea quizás más antigua, merecen una mención en este estudio. En este sentido afirma la Declaración Nostra Aetate (N. 2): “Así, en el hinduismo, los hombres investigan el misterio divino y lo expresan mediante la inagotable fecundidad de los mitos y con los penetrantes esfuerzos de la filosofía, y buscan la liberación de las angustias de nuestra condición, ya sea mediante las modalidades de la vida ascética, ya sea a través de profunda meditación, ya sea buscando refugio en Dios con amor y confianza”.
Sexualidad y Religión
Es imposible separar las expresiones individuales de la sexualidad, sea homosexual o heterosexual, de la conciencia sexual Hindú. Ésta se caracteriza por su intensidad y por la manera tan detallada como se describía. Era una conciencia a la vez pragmática y profundamente sagrada.196 No cabe duda que el amor y el comportamiento homosexual existían en el sub-continente desde la más remota antigüedad. El gran panteón de dioses Hindúes incluía deidades hermafroditas, deidades travestis, y algunas deidades que cambiaron su sexo. Probablemente esta particularidad se deriva de la idea de que el ser supremo poseía ambos principios: masculino y femenino.
La tradición del Tantrismo
El Tantrismo deriva su nombre de la palabra “Tantra”, cuya mejor traducción sería “red”. La base de la espiritualidad Tántrica es la convicción según la cual debemos honrar nuestro propio ser y los lugares especiales desde los cuales nos conectamos con los otros y con el universo entero. Expresándolo en términos Cristianos, esto equivale a decir que somos parte del “cuerpo de Cristo”, o que somos “uno en el espíritu”. La tradición Tántrica utiliza imágenes eróticas explícitas. Según ella, la energía erótica se puede utilizar para el crecimiento espiritual. Por tanto, la sexualidad no tiene que ser vencida, sino usada de tal manera que beneficie la existencia. Hay una rama del Yoga, el Tantra-yoga, que describe las técnicas corporales para lograr esa integración entre sexualidad y espiritualidad.
El Tantrismo pensaba que cada hombre tiene en sí mismo un elemento femenino y cada mujer un elemento masculino. El sexo no se destinaba únicamente a la procreación; también se podía buscar por placer, poder, e incluso por magia. Había bastantes manuales sobre el sexo,197 y muchos de sus consejos se referían a la manera de brindar el placer. La cultura Hindú, incluso más que la cultura Griega, celebraba el placer, y más específicamente el placer sexual; pero éste estaba siempre relacionado con la mística. El acto sexual era una forma de entrar en contacto con los niveles profundos de conciencia y de comprender mejor los enigmas de la divinidad. Sin embargo, el placer tendía a definirse sólo desde el punto de vista masculino. Se describía en detalle todas las posiciones sexuales. Todos los orificios del cuerpo humano servían para el acto sexual. Como el ano era considerado uno de los centros más importantes de energía psíquica, los textos Tántricos enfatizaban su importancia. Animar el área rectal equivalía a energizar las facultades místicas, poéticas y artísticas de la persona.
El Hinduísmo
Aparte del Animismo, el Hinduismo es la más antigua religión del mundo. Se remonta a 3000 años A.C. y originalmente evolucionó del Vedismo. En 1500 A.C. se presentaron las invasiones de los pueblos Arios, quienes trajeron su propia religión y rituales, que se mezclaron con el Hinduismo antiguo. En su forma actual, la doctrina del Hinduismo no reconoce ninguna expresión ortodoxa. Aunque se adoran innumerables dioses, todos son mirados en general como manifestaciones diversas de un gran espíritu universal o Brahma. En la práctica, esta religión consiste en lo que hacen los mismos Hinduistas para realizar su dharma, es decir, sus obligaciones religiosas. Varía considerablemente de una región a otra y de un grupo social a otro. No tiene un único libro sagrado sino varios. Una de sus doctrinas básicas es la reencarnación.
El Hinduismo también enseñaba que hay un tercer sexo, cuyas funciones principales consistían en brindar técnicas alternativas de gratificación sexual. Hasta 1948, cuando India se independizó de Gran Bretaña, algunos templos Hinduistas todavía albergaban personas de uno y otro sexo dedicadas a la prostitución sagrada. La homosexualidad nunca se consideró un problema en la cultura Hindú, aunque algunos textos religiosos la desaprueban y otros consideran que los actos homosexuales deben ser purificados ritualmente. Estos textos buscan una mayor ascesis y la manera de reservar el semen para intensificar el vigor masculino y la intimidad con la divinidad. Por eso el derrame de semen no se aprueba. Luego veremos que el desperdicio del semen también influyó en el rechazo del acto homosexual por parte de algunos autores Bíblicos.
Los Hijra.
La secta de los Hijra, con cerca de 50.000 miembros en la India, es en la actualidad una de las más importantes representantes de la tradición del tercer sexo. Se trata de una sociedad de animadores rituales, cuyos orígenes pueden remontarse hasta hace 3000 años o aún más. Estas personas rinden culto a Bahuchara Mata, una diosa madre Hindú.198 Su función religiosa más importante, hoy en día, es la realización de un rito de bendición que confiere fertilidad a los recién casados y a los bebés. Se cree que los Hijra pueden predecir el futuro, traer la lluvia, y si son provocados, pronunciar terribles maldiciones. Ocasionalmente sirven como personal del templo. Antes de la llegada de los Ingleses gozaban de privilegios como mendicantes y tenían títulos territoriales concedidos por los gobernantes Hindúes y Musulmanes. Al perder estos derechos durante el período colonial, su vida hoy es más insegura. Los Hijra sobreviven principalmente pidiendo limosna y cobrando por sus ritos. Muchos recurren a la prostitución. Aunque su lugar en la sociedad Hindú es bien reconocido, siempre son mirados con ambivalencia, con una mezcla de temor y asombro. La mayoría de los Hijra se deciden a llevar esta vida porque son homosexuales. Muchos de ellos afirman: “Vestimos como mujeres por el deseo sexual hacia los hombres... por qué otra cosa llevaríamos Saris?”.
Bhisma y Arjuna199
El Mahabahrata, basado en tradiciones orales que se remontan al 1000 A.C. es el más largo poema épico en cualquier lengua. Su tema principal es la rivalidad entre los Pandavas y Kauravas (primos entre sí), que culmina en una batalla apocalíptica. Los Hijra actuales consideran que dos de los héroes de la epopeya son sus precursores: Bhisma y Arjuna.
Bhisma, hijo de un rey y de la diosa del río, hace un voto de celibato de por vida, para que su padre pueda casarse con una doncella muy bella, y asegurarse de que la prole de ésta heredará su reino. Más tarde se dedica a la crianza de sus hermanos, los Pandavas y los Kauravas. Al igual que Bhisma, los Hijra también hacen un voto perpetuo de abstinencia sexual, aunque en la práctica éste se aplica primariamente a las relaciones heterosexuales. Este mito nos ilustra la teoría genética evolucionista, que explica la persistencia del gen gay por la utilidad que puede prestar al grupo familiar.
El otro héroe del Mahabahrata reclamado por los Hijra es Arjuna. Este es el más fiero de los guerreros Pandava, y sin embargo pasa un año de su vida vestido como una persona del tercer sexo, viviendo en un harén y enseñando a las mujeres las artes del canto y la danza. Esto ocurre cuando el mayor de los hijos Pandava pierde en el juego toda la propiedad de ellos e incluso su libertad personal. Los hermanos aceptan el exilio por 13 años, el último de los cuales se ven obligados a vivir disfrazados en otro país.200 El Arjuna disfrazado es descrito como “fuego dentro del pozo”.201 En este personaje, el disfraz del tercer sexo se yuxtapone a la hiper-masculinidad, con lo cual se constituye una androginia bastante paradójica.


      1. Grecia


Grecia ha sido considerada como la cuna de la civilización occidental y en su época de esplendor fue el centro de la ciencia, la filosofía y el arte del mundo antiguo. El país ha tenido una larga y rica historia que comenzó entre 1900 y 1600 A.C., cuando los Helenos eran humildes pastores que habían venido de las llanuras al este del mar Caspio. Se trataba de una rama de los pueblos indoeuropeos, que llegaron sucesivamente al territorio: primero los Aqueos, luego los Dorios, y finalmente los Eolios y los Jonios. Al principio, las ciudades Griegas eran pequeños estados que jamás pensaron en unirse, pero en 480 A.C. tuvieron que luchar juntas para derrotar al imperio Persa, que trataba de invadirlos. Entre los años 460 y 430 A.C., la llamada época de Pericles, Atenas alcanzó el apogeo de su cultura y de su poder político, hasta que fue conquistada por Filipo de Macedonia, quien estableció su gobierno sobre toda Grecia en el año 338 A.C. Su hijo, Alejandro Magno extendió el gran imperio Griego a la mayor parte del mundo conocido. La hegemonía Griega finalmente terminaría en el año 197 A.C, con la derrota ante el Imperio Romano, pero la cultura Griega seguiría dominando en todo este nuevo imperio.
Los Romanos tomaron prestado el arte y la ciencia de los Griegos, y además su filosofía, en especial el Estoicismo. Por ello, cuando el Cristianismo surgió y se expandió por todo el Imperio Romano, estuvo profundamente influenciado por el pensamiento Griego. Más tarde, en el período de las invasiones bárbaras y la caída del Imperio de occidente, la sabiduría Griega fue preservada por los Cristianos de Constantinopla. Mucho después, en el renacimiento, se volvería a la cultura Griega, que se había eclipsado durante el Medioevo. Todavía hoy en día, la ciencia moderna descansa sobre la convicción Griega de que el hombre es capaz de resolver problemas por métodos racionales. Por todo lo anterior, el Cristianismo debe muchas de sus ideas a los Griegos, empezando por el hecho de que el Nuevo Testamento fue escrito en su lengua, y aunque las categorías Bíblicas eran originalmente Hebreas, la forma de expresarlas fue Helénica.
Los Mitos de Iniciación
Existe un gran número de antiguos mitos que giran alrededor del rapto de un joven por parte de un hombre mayor, y del amor que éste experimenta por aquél. Casi todos son parte de historias de iniciación.202 Estos mitos pueden ser descripciones de prácticas y rituales que realmente existieron, y quizás han sobrevivido a pesar de que la práctica que los originó haya desaparecido.203 La pederastia ritual homosexual existía en el mundo Indoeuropeo arcaico fuera de Grecia, en la gran familia de pueblos que se extiende desde el Atlántico hasta el Ganges. Todos estos mitos siguen un patrón: el niño o joven es un pupilo, discípulo o aprendiz, mientras que el amante mayor es un maestro, guerrero, profesor y modelo. Muy a menudo el mito cuenta un rapto y un viaje fuera de la civilización, a un bosque salvaje, donde el hombre mayor revela al joven un conocimiento para la vida o alguna sabia enseñanza que se materializa en un regalo (éste puede ser un carruaje de guerra, una armadura, la invulnerabilidad mágica o un conocimiento profético). Algunas veces el discípulo amado muere, para luego volver a nacer, o realiza una proeza que prueba su asombroso poder. Entonces, él mismo se convierte en el adulto guerrero, o en un rey, o alcanza la excelencia en el arte por el cual su amante era reconocido: Así por ejemplo, Filoctetes llega a ser un gran arquero, Pélope gana la carrera de carruajes, Jacinto asciende al cielo, etc.
La pareja más famosa del mito Griego es la de Zeus y Ganímedes, pero Apolo también estaba constantemente raptando hermosos jóvenes: Cipariso, Admeto, Himeneo, Carno, Hipólito y otros. Por su parte, Hércules amaba a Filoctetes, Néstor, Adonis, Jasón y muchos más. Adonis también fue raptado por Dionisos. Estos son los protagonistas más conocidos de los mitos de iniciación, pero existen muchos otros ejemplos de dichos mitos.

Ganímedes y Zeus204
Las narraciones antiguas del mito de Ganímedes son bastante breves. La historia se cita con frecuencia pero no se añaden muchos detalles. En “La metamorfosis”, el poeta Romano Ovidio cuenta que el rey de los dioses se sintió inflamado de pasión por Ganimedes, hasta el punto que no desdeñó el transformarse en un águila para arrebatar al joven hasta los cielos del Olimpo. Una vez allí, Ganimedes llega a ser inmortal y se convierte en el copero y escanciador de vino de los dioses, a pesar de los celos de Juno (Hera).
El mito de Zeus y Ganímedes llegó a ser una importante fuente de imágenes para la homosexualidad en la cultura occidental. Desde el tiempo de los Griegos, esta historia ha sido interpretada a la vez eróticamente y espiritualmente. Por ejemplo, Platón hace una lectura espiritual del mito en el Fedro, cuando describe cómo “la fuente de ese arroyo que Zeus llamaba deseo, cuando estaba enamorado de Ganímedes, rebosa del amante”, y cómo llena al amado también de amor, de tal modo que se convierte en un espejo en el cual el amante se ve a sí mismo.205
Sin embargo, en “Las leyes”, Platón afirma que los Cretenses inventaron el mito de Ganímedes sólo para justificar sus preferencias sexuales. En este diálogo, el personaje Ateniense, dirigiéndose al Cretense Clinias y al Espartano Megilo, dice: “En efecto, vuestros gimnasios y vuestras comidas públicas son ventajosas a los estados bajo muchos puntos de vista, pero tienen graves inconvenientes con relación a las sediciones [...] Otro mal gravísimo han causado los gimnasios, que ha sido pervertir el uso de los placeres del amor, tal como se encuentra arreglado por la naturaleza, no sólo para los hombres sino también para los animales; y vuestras dos ciudades, en primer término, y los demás estados en los cuales se han introducido los gimnasios, son la causa de este desorden. Bajo cualquier aspecto que se examinen los placeres del amor, sea en serio, sea en chanza, es indudable, que la naturaleza los ha ligado a la unión de los dos sexos, que tiene por objeto la generación; y que cualquier otra unión de varones con varones y de hembras con hembras es un atentado contra la naturaleza, que sólo ha podido producir el exceso de la intemperancia. Todo el mundo acusa a los Cretenses de haber inventado la fábula de Ganimedes. Pasando Júpiter (Zeus) por el autor de sus leyes, ellos han imaginado esta fábula aplicándola a él, a fin de poder disfrutar este placer a ejemplo de sus dioses”.206 Cabe aclarar que, como ya dijimos en el capítulo anterior, en este pasaje lo que Platón se propone al dictar las leyes para su ciudad utópica, no es específicamente desterrar la homosexualidad, sino imponer el control del Eros, limitándolo únicamente a las relaciones destinadas a la reproducción.207
Las palabras “Ganímedes” y “Catamita” (que se deriva de Ganímedes), se han usado desde la Edad media para referirse a individuos que son objeto del deseo homosexual, y en general a todos los homosexuales. John Boswell encontró que en la alta Edad media “Ganímedes” se usaba regularmente como un término no peyorativo para referirse al amor hacia el mismo sexo, una alternativa para el término “Sodomita”. “Ganímedes evocaba connotaciones de aprobación mitológica, superioridad cultural y refinamiento personal, que disminuían considerablemente las asociaciones negativas con respecto a la homosexualidad”.208
Apolo y Jacinto
Según la versión más común209, Jacinto era el hijo más bello del rey Amidas (de Esparta) y Apolo se enamoró de él. Mientras se ejercitaban en el lanzamiento de disco, Apolo mató por error a su amante, pues el disco rebotó de una roca. Por tanto, Jacinto sólo existió para ser erómeno y luego morir. Apolo, desesperado por la muerte de Jacinto, hizo crecer, de la sangre que manaba de la herida, una planta que tomó su nombre: el jacinto. Jacinto es el paradigma de los erómenos de las generaciones humanas por venir. A la vez, Apolo es el erasta típico, el dios a quien más amores masculinos se atribuyen. Vencedor del monstruo que guardaba el santuario de Delfos, es el Kuros (guerrero) eternamente joven en pleno estallido de su virilidad. Jacinto, ya iniciado, es el modelo y maestro por excelencia de los adolescentes de la leyenda.
La homosexualidad espartana es un fenómeno social ampliamente reconocido. Es posible que los Lacedemonios considerasen las relaciones de Apolo con Jacinto como origen de esa costumbre. La iniciación Cretense incluía una “temporada en la campiña”. Ovidio conserva el recuerdo de elementos análogos en el mito de Jacinto: en su pasión por él, Apolo “olvidándose de quién es, no rehusa cargar redes, conducir la traílla de perros y recorrer en su compañía las cimas de la montaña accidentada”.210 Esto es precisamente lo que hacían durante dos meses el erasta y el erómeno Cretenses; y también es, exactamente, lo que se exigía a los jóvenes Espartanos que participaban en la actividad iniciática y militar más dura, La Cripteia. Al igual que el amante Cretense, durante la temporada de la campiña, Apolo se convierte en instructor de Jacinto, enseñándole el manejo del arco, la música, la mántica211, la lira y todos los ejercicios de la palestra.


      1. Roma


Cuando los antiguos Griegos estaban alcanzando la cima de su gloria, el poder de Roma en occidente estaba creciendo lentamente. El genio de los Griegos se manifestó en el arte, la literatura, la ciencia y la filosofía. Los Romanos fueron los mejores en la guerra, la ingeniería y el gobierno. Roma llegó al poder gradualmente, sin ningún plan de conquista del mundo, tras luchar en muchas guerras y esclavizar a muchos pueblos. Para el tiempo de Augusto, poco antes de Jesucristo, la mayor parte del mundo conocido estaba unificado y en paz bajo el dominio de Roma. Una antigua leyenda dice que Rómulo había fundado a Roma en 753 A.C., después de lograr que los asentamientos de las siete colinas se unificaran en una sola ciudad. Más tarde, cerca del año 600 A.C., Roma fue conquistada por los Etruscos. Éstos permanecieron en el poder hasta el año 509 A.C., cuando fueron derrotados por los Aristócratas, quienes fundaron la República. En el S. I A.C. Julio Cesar y Augusto dieron comienzo al Imperio y a un período de varios siglos de paz, en los cuales floreció el Cristianismo, que llegaría a ser la religión oficial a partir de Constantino (313 D.C.). Como podemos ver, en el ámbito del Imperio Romano nació y creció el Cristianismo. Los primeros Padres de la Iglesia fueron todos ciudadanos Romanos, aunque algunos hablaban Griego y otros en Latín. La Iglesia de Roma, por ser la de la capital Imperial, tomó la primacía desde el principio y las leyes del Derecho Romano y el Latín se constituyeron en un patrimonio de la Iglesia Católica.
La Pederastia en Roma
Las tradiciones de la Grecia clásica indudablemente influenciaron a los Romanos en este aspecto, pero los orígenes de la pederastia en Roma se encuentran en una cultura más antigua: en los pueblos Indoeuropeos. Los Griegos y los Fenicios ya estaban asentados en Sicilia en el siglo VIII A.C. Los Etruscos copiaron su culto a Astarté de los Fenicios. La primera mención de las costumbres sexuales de los Etruscos se encuentra en Teopompo (siglo IV A.C.), quien escribe: “ciertamente tienen comercio con mujeres, pero gozan mucho más con los niños y los jóvenes. Estos últimos son en el país muy agradables a la vista, pues llevan una vida fácil y sus cuerpos carecen de vellosidad”. 212
Sin embargo, había una gran diferencia entre la pederastia Griega y la Romana. Para los Romanos, un hombre libre jamás podía tener un papel pasivo en la relación sexual, pues tal comportamiento mostraría una sumisión ajena a la masculinidad. El niño Romano era educado para regir el mundo: primero por la fuerza de sus armas, segundo por la superioridad de sus leyes, y tercero con la autoridad de su lenguaje. Por eso la ley Scantinia (226 A.C.) castigaba con una multa la relación sexual con un joven libre. Cicerón condena este amor, afirmando que esta práctica tenía sus orígenes en el gimnasio Griego. En vez de esto, a los Romanos se les permitía tener como amantes a los jóvenes esclavos. El mismo Cicerón siguió amando a su siervo Tiro, incluso después de liberarlo de la esclavitud.
El calendario Romano tenía su día de fiesta no sólo para las prostitutas (Abril 26), sino también para los prostitutos (Abril 25). Más tarde, Augusto creó un impuesto a las ganancias de éstos, pero también les dio un día de descanso legal. Parece que los hombres ganaban mucho más dinero que las mujeres, porque actuaban como cortesanos de clase alta. Así por ejemplo, cuenta Ateneo que Catón estaba extremadamente enojado por lo mucho que costaban estos jóvenes, quejándose de que había tenido que pagar 300 dracmas por un jarro de caviar del mar negro, mientras que los servicios de un apuesto joven valían lo mismo que toda una granja.213
El Mito de Rómulo y Remo.
El famoso mito de Rómulo y Remo, los gemelos fundadores de Roma, amamantados por una loba, puede ser interpretado como una historia de iniciación homosexual. Marte, el dios de la guerra, quien era el padre de los gemelos, es considerado como el principio masculino que dominaba el pensamiento y la cultura Romanos, y estaba asociado con la expansión Indoeuropea. Una caja descubierta en el sitio de la antigua ciudad Latina de Palestrina-Praeneste, muestra a Marte desnudo, rodeado por varios jóvenes, en lo que podría ser una escena de iniciación.214 Para comprender la interpretación del mito, por una parte hay que recordar las pinturas rupestres, en las cuales aparecen shamanes que se cubren de pieles de animales con el objeto de absorber la ferocidad de los carnívoros. Por otra parte, se ha de tener presente el simbolismo de tragar el semen y su identificación con la leche materna, así como las ceremonias rituales por las que tenían que pasar los niños y jóvenes para convertirse en hombres. Teniendo en cuenta estos dos simbolismos, el amamantamiento por parte de la loba sería una combinación de ambos, apuntando a una iniciación de los gemelos por parte de Marte.
Attis y los sacerdotes de Cibeles215
Según cuenta el poeta Romano Ovidio, Attis era un joven Frigio de hermosa presencia que vivía en los bosques e hizo un voto de casto amor a Cibeles, la madre de los dioses. Esta quería mantenerlo para sí misma y encargarlo de cuidar su templo, por eso le dijo: “Prométeme que siempre desearás ser un niño”. A lo cual él respondió: “Si miento, que el amor que me haga romper mi juramento sea el último de mi vida”. Efectivamente, Attis rompió su juramento, amando a la ninfa Sagaritis. Enfurecida, Cibeles lo castigó quitando la vida a la ninfa. Attis enloqueció y empezó a mesar su cabello mientras gritaba: “ La culpa ¡con sangre pago la pena que merezco. Perezcan los órganos que fueron mi ruina, si, que perezcan!”. Y diciendo esto, cercenó con una piedra afilada sus órganos genitales.
Al mito de Attis y Cibeles hacen remontar su origen los sacerdotes “Galli” que, según parece, originalmente eran servidores de los templos en Frigia y durante la época de Alejandro Magno, comenzaron a aparecer por todo el mundo Griego como errantes devotos. En tiempos del imperio Romano vivían en comunas vinculadas, aunque de una manera muy autónoma, a los templos locales. Subsistían pidiendo limosnas mientras realizaban sus espectaculares ritos, que incluían la danza extática, profecía, autoflagelación y derramamiento de sangre. Los “Galli” también practicaban la autocastración, imitando a Attis, aunque no todos recurrían a esta práctica.216 De todos modos despertaban sentimientos ambiguos tanto entre los Griegos como entre los Romanos. San Agustín se refería a uno de ellos así: “No se ha convertido en una mujer, pero tampoco sigue siendo un hombre”. Prudencio se refería a los “Galli” como “medium genus”, o “tercera clase”.217
En el mundo antiguo, los Galli eran sólo uno de los muchos grupos, como los Coribantes y Curetes, cuyos ritos se basaban en la música y la danza salvaje. De ellos se dice que fueron guardianes durante el nacimiento de Zeus y Dionisos, haciendo retumbar sus espadas y escudos durante el parto, para evitar que Cronos218 escuchara el ruido producido por el alumbramiento, y destruyera a sus hijos. Según Platón, el objetivo de los ritos de los Coribantes era curar el miedo obsesivo causado por un estado enfermizo de la mente y por emociones que los Griegos llamaban “mania”. Danzando frenéticamente alrededor del paciente, mientras tocaban música ruidosa, inducían una especie de trance. Al salir de éste, el paciente sentía calma y reposo interior. Los ritos de los Galli tenían un objetivo semejante: inducir una catarsis en los que los observaban.
3.1.6 Influencia de las religiones paganas en la visión bíblica.
Como mencionábamos en el capítulo anterior, la mitología Egipcia incluye algunas deidades, como Mut, Isis y Hator, que presentaban una combinación de caracteres sexuales tanto masculinos como femeninos. Se tenía quizás la idea de que sólo la androginia o el hermafroditismo, por presentar esta síntesis entre lo masculino y lo femenino, podían brindar una representación digna de la perfección divina. La “Coincidencia de los opuestos” en una misma persona indicaba que ésta podía estar más cerca de lo sagrado que sus demás congéneres. Esto explica la presencia de los fenómenos de la homosexualidad y el travestismo entre los Shamanes y Berdaches primitivos. En su teoría de los arquetipos, Jung se refiere a la conjunción entre el “animus” (alma masculina) y el “ánima” (alma femenina). Un caso histórico concreto es el de Akhenatón, quien aparentemente fundió en sí mismo los caracteres sexuales masculinos y femeninos. Este Faraón fue el fundador de la primera religión monoteísta fuera de la Biblia, que quizás ejerció alguna influencia sobre la religión Mosaica. Al respecto debemos recordar que, como decíamos en la introducción, el monoteísmo se basó en la desaparición de las deidades femeninas, y por tanto suprimió la sexualidad como una de las características de la divinidad. En consecuencia, la sexualidad se desacralizó y lo sagrado se desexualizó. En este sentido, la homosexualidad (en cuanto fusión de los géneros masculino y femenino) favoreció el monoteísmo Bíblico.
Por otra parte, es claro que los autores Bíblicos rechazaron ciertos actos homosexuales. ¿A qué se debería este rechazo? La respuesta a esta pregunta sólo podremos darla al final de la sección siguiente, mas por ahora podemos adelantar algunas observaciones. En general, a partir de lo visto en esta sección, podemos concluir que la homosexualidad no fue considerada negativamente por las Religiones Paganas. Incluso llegó a formar parte de sus mitos y rituales. Como veremos más adelante, cuando los autores Bíblicos trataron de establecer claramente la diferencia entre el Yahvismo y las religiones de los pueblos vecinos, todas las costumbres que tenían algo que ver con los rituales de estas religiones fueron anatematizadas. Entre estas costumbres se encontraba la prostitución sagrada tanto masculina como femenina, que formaba parte importante de los cultos Cananeos y Mesopotámicos. En este sentido las prácticas homosexuales fueron condenadas por su conexión con la idolatría. El fenómeno del travestismo también estaba presente entre los pueblos que rodeaban a Israel, asociado a sus religiones, y por tanto recibiría de la misma manera el rechazo de la Escritura.
Hay otros factores que también influirían en la condenación de algunos actos homosexuales por parte de la Escritura. En primer lugar encontramos que entre las costumbres guerreras de Egipto e incluso en su mitología aparece la penetración anal de un hombre por otro como la mayor humillación y el peor castigo que se puede infligir al enemigo derrotado. En segundo lugar, debemos recordar el carácter sagrado que tenía el semen en la India, en donde su derrame fuera del seno de la mujer constituía un crimen. Esta misma concepción la encontraremos entre los Hebreos, quienes también rechazaban por ello los actos homosexuales. En tercer lugar, vimos que los mitos de iniciación entre los pueblos indoeuropeos, especialmente entre los Griegos, incluían prácticas de pederastia muy generalizada. Veremos más adelante que los autores del Nuevo Testamento y los Padres de la Iglesia enfilaron todas sus baterías en contra de estas prácticas homosexuales concretas.
Volviendo sobre el tema de la “coincidencia de los opuestos”, encontramos en la mitología Hindú la figura de Arjuna, “fuego dentro del pozo”, que conjuga perfectamente la hiper-masculinidad con los rasgos femeninos del travestismo. Por otra parte, hay que destacar los mitos en los cuales aparece la amistad entre personas del mismo sexo, como es el caso de Gilgamesh y Enkidú, cuyo amor sirvió de modelo para la historia de David y Jonatán, que analizaremos en el capítulo 7.

1   ...   8   9   10   11   12   13   14   15   ...   27

similar:

Tesis de grado para optar al título de Doctor en Teología iconTesis de grado para optar por el título de
«Los conceptos emitidos en el presente trabajo de grado son de la exclusiva responsabilidad de los sustentantes»

Tesis de grado para optar al título de Doctor en Teología iconTesis para optar por el Título de

Tesis de grado para optar al título de Doctor en Teología iconTesis para optar el título de Ingeniero de Sistemas, que presenta

Tesis de grado para optar al título de Doctor en Teología iconTrabajo de grado para optar al título de Magister en Filosofía

Tesis de grado para optar al título de Doctor en Teología iconTesis para optar al título de maestria en métodos de investigación social cualitativa

Tesis de grado para optar al título de Doctor en Teología iconProyecto de grado para optar al título de medico veterinario zootecnista

Tesis de grado para optar al título de Doctor en Teología iconTesis o trabajo de investigación presentada(o) como requisito parcial para optar al título de

Tesis de grado para optar al título de Doctor en Teología iconTesis para la obtención del título de grado

Tesis de grado para optar al título de Doctor en Teología iconTrabajo de investigación para optar al título de

Tesis de grado para optar al título de Doctor en Teología iconRequisito parcial para optar al título de




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com