“Programa de Educación Física para el Nivel Preescolar 2006




descargar 1.45 Mb.
título“Programa de Educación Física para el Nivel Preescolar 2006
página15/18
fecha de publicación22.01.2016
tamaño1.45 Mb.
tipoPrograma
b.se-todo.com > Derecho > Programa
1   ...   10   11   12   13   14   15   16   17   18

- Sensibilidad exteroceptiva

Informa sobre los fenómenos del medio exterior mediante los órganos de los sentidos.
- Sensibilidad interoceptiva

Informa sobre las sensaciones producidas en órganos internos del cuerpo, mediante los receptores de los músculos lisos y de los sistemas neurovegetativos.
- Sensibilidad propioceptiva

Informa sobre el grado o estado de tensión de un músculo estriado, la posición de los miembros en el espacio y de la posición del cuerpo (esquema de actitud). Desempeñan un papel muy importante en la postura del sujeto y en el mantenimiento del equilibrio del sujeto, mediante los receptores sensitivos de músculos, tendones y huesos articulados.
Dependiendo de la calidad de respuesta de los órganos de los sentidos, será la capacidad de las sensopercepciones; es decir, los analizadores que se basan en los mecanismos biológicos de información, pueden alterarla, dependiendo del nivel de mielina y adrenalina en el organismo, generando movimientos irregulares, imprecisos y poco económicos.
El alumno, requiere de experimentar y vivenciar muy variados estímulos, generando sensopercepciones que favorecerán su desarrollo motor, el que implica un manejo más fácil del movimiento.
La estimulación de los órganos de los sentidos o sensopercepciones, se torna indispensable como base fundamental para el desarrollo de las capacidades coordinativas, las que tienen su sustento en el funcionamiento del sistema nervioso. A partir de la maduración de este sistema, las diferentes capacidades coordinativas tienen un período de condición biológica óptima para su estimulación, denominada "fase sensible" referida al tiempo biológico en el que se presenta de manera natural y ordenada, en el organismo, los componentes hormonales, óseos y musculares necesarios para lograr el desarrollo óptimo de estas capacidades físicas coordinativas.
Las capacidades coordinativas, dependen de los procesos de conducción nerviosa y regulación motriz, que se presentan en cada persona a diferentes velocidades, precisión y movilidad; se desarrollan en la interdependencia continua y son un requisito indispensable para el crecimiento.
El nivel de desarrollo de cada una de las capacidades coordinativas, condiciona al mismo tiempo, la adquisición de destrezas motrices, lo cual se expresa especialmente en el tiempo de aprendizaje; depende siempre del estado inicial de estas capacidades y en parte también, de la condición física que ostente el educando.

REACCIÓN
Se entiende como la capacidad de inducir y ejecutar rápidamente acciones motoras breves, adecuadas a un estímulo, donde lo importante es, dar la respuesta oportuna y con la velocidad conveniente o correspondiente a la tarea establecida. Las señales a las que se responde, pueden ser de distintos tipos (visuales, auditivas, táctiles y kinestésicas) y las condiciones bajo las cuales, tienen lugar, pueden ser de características corporales, espaciales y temporales.
La capacidad de reacción, es una amplia capacidad del ser humano, que debe ser contemplada diferencialmente de acuerdo a la acción solicitada; depende de la percepción correcta de las informaciones provenientes del medio ambiente; de la rapidez y la exactitud de la elaboración de respuestas a los estímulos recibidos, así como de la acción corporal correcta sobre la acción motora apropiada.
La reacción, antes de alcanzar su desarrollo máximo como capacidad, requiere de una estimulación previa, como la preparación de los órganos de los sentidos para realizar tareas más complejas o de precisión.
La capacidad de reacción, de acuerdo a los estudios de fases sensibles, debe estimularse entre los ocho y los doce años, para lograr un desarrollo óptimo, aunque de manera permanente y progresiva se estimule, permitiendo al niño, experimentar y explorar sus posibilidades, sin exigir antes de los ocho años respuestas eficientes.
ORIENTACIÓN
Es la capacidad del individuo de apropiarse del espacio que le rodea a partir de la organización de su propio cuerpo, llevándolo a cabo de manera progresiva, mediante su vivencia motriz, en la que se objetivizan la percepción visual, auditiva y táctil-kinestésica al adquirir una significación espacio temporal de distancia, dirección, forma, volumen, duración y ritmo.
La orientación favorece el determinar y modificar la posición y los movimientos del cuerpo en el espacio y en el tiempo, en relación a un campo de acción corporal definido y/o un objeto o persona en movimiento (pelota, compañero o adversario).
La percepción de la orientación en la acción motora y en la posición del cuerpo, se deben entender como una unidad, como la capacidad de conducción espacio temporal de los movimientos.
En cada uno de los niveles de actividad de la educación física (juego, deporte, forma jugada etc.) se pueden presentar exigencias de orientación muy diferentes, que están estrechamente relacionadas con las otras capacidades coordinativas. Como unidad de medida para la orientación, se puede considerar a la dirección y a la duración.

El acento de la capacidad de orientación, radica en la gran velocidad de los cambios de posición que se producen sobre todo mediante giros sobre los ejes transversal, longitudinal y sagital del cuerpo; la posición y movimiento de la cabeza, tiene una influencia decisiva en la orientación, debido a que los analizadores vestibular y óptico, proporcionan informaciones importantes para la conducción de movimientos.
La estimulación de la capacidad de orientación, requiere de una organización espacio-temporal previa que cubre a partir de una estimulación perceptivo motriz, sobre todo en los tres primeros grados de la primaria, específicamente con las relaciones espacio-temporales que se dirigen al niño de manera global y secuenciada.
El espacio no lo percibimos solamente por nuestros desplazamientos, sino que constituye también, parte de nuestro pensamiento, convirtiéndose por tal motivo, en representativo y simbólico.
El niño entre 3 y 8 años de edad, se va perfilando y consolidando en el cuerpo y la mente; la organización de sus relaciones espaciales con él mismo, las personas y los objetos, dando especial importancia las nociones de orientación derecha-izquierda; arriba-abajo; adelante-atrás; dentro-fuera; grande-chico; alto-bajo; hasta-desde; aquí-allí.
El educador físico debe dar la importancia que se merece dentro del ámbito de la orientación, al descubrimiento del predominio lateral del niño, mediante actividades no usuales que den posibilidades al niño de manifestar espontáneamente su predominio motor.
El establecimiento de la dominancia de un hemisferio cerebral sobre otro, determina la facilidad de utilización de uno de los lados del cuerpo y está determinado por el proceso de maduración nerviosa. Las costumbres sociales, en general el medio ambiente cultural, ejerce una gran influencia que contraviene a la naturaleza, en lo que respecta a la dominancia lateral, mucho se ha dicho acerca de que el mundo está hecho sólo para diestros y no es difícil constatarlo; los pupitres tienen la paleta para escribir, del lado derecho; la circulación de escaleras, de las calles, de las puertas de acceso, guardan todas, relación derecha y enfatizan con ello, que las cosas están pensadas o diseñadas para diestros.

Por lo anterior, el profesor deberá influir para contrarrestar dichas situaciones, respetando siempre la lateralidad natural del educando.
La identificación del predominio motor, constituye un elemento básico de la orientación espacial, ya que la determinación del lado dominante, es la referencia que facilita al niño la discriminación derecha-izquierda propia y de los elementos que le rodean.
La identificación y utilización del predominio motor, tiene gran importancia, sobre todo, hacia los 5 y 7 años de edad, cuando en 1a escuela, se ve obligado a resolver muy difíciles problemas de orientación espacio temporal, refaccionados con e1 aprendizaje de la lecto escritura y asimismo, es punto de partida para el desarrollo de la capacidad de orientación.
RITMO
Es la capacidad para poder dividir las fases del movimiento en el tiempo y en el espacio, de manera ordenada, registrando y reproduciendo en la ejecución del movimiento, el ritmo dado exteriormente, integrándolo al ritmo propio ya interiorizado, al enfocarlo hacia una tarea-objetivo que depende de la percepción, principalmente, de estímulos acústicos (voces, palmadas, instrumentos musicales) y de estímulos visuales, referidos a movimientos básicos.
La capacidad de ritmo, tiene que ver sobre todo, con la organización del movimiento humano desde tiempos de Platón, sabemos que el ritmo se puede entender como el orden en el movimiento, siendo este orden, el que asegura la armonía y coherencia de la ejecución.

Sin embargo, el concepto de ritmo, es un fenómeno más amplio, que afecta a todos los niveles de la conducta humana, manifestándose en el tiempo personal espontáneo de cada individuo que lo caracteriza socialmente.
El propósito al respecto, en los primeros grados de la Educación Básica, es ampliar el repertorio de experiencias rítmicas que favorezcan, más tarde el desarrollo de la capacidad de ritmo.
En el aspecto biológico, existen los ritmos que tienen que ver con todos los procesos vitales del organismo, constituyen una de las manifestaciones más claras de la base rítmica de nuestra naturaleza. El ritmo corporal, representa el fundamento sobre el cual, descansa la organización de toda la actividad humana.
La percepción del ritmo se establece a partir de la identificación de estructuras rítmicas y de su repetición; este tipo de percepción y sus incidencias motrices y afectivas, llevan a la organización armónica de actividades que se caracterizan por su ejecución periódica y regular, de ahí que el ritmo, sea considerado bajo la óptica de la percepción temporal, fundamentalmente.
Desde la perspectiva pedagógica, la educación rítmica debe ser enfocada y adecuada hacia los ritmos espontáneos y naturales del niño, para que una vez interiorizados, sean base de una integración de estímulos rítmicos variados a su capacidad de movimiento.
Las respuestas, estarán basadas en actividades sencillas, que pongan en juego los movimientos básicos: caminar, saltar, palmear, percutir objetos, progresando hacia formas más establecidas de percepción rítmica como la expresión corporal, dancística, musical, deportiva, etc.
SINCRONIZACIÓN

Es la capacidad de poder transmitir en forma progresiva y simultánea, la fuerza o esfuerzo que se produce en cada una de las partes del cuerpo que participan en el movimiento, logrando así, una multiplicación geométrico de la fuerza, que en los momentos de inercia de cada masa muscular, acumulan mayor energía motriz. Al acoplar y encadenar a cada una de las partes del cuerpo en la transmisión de un esfuerzo que expresa el tiempo y velocidad con que se deben mover para alcanzar su propósito.
Los movimientos básicos como fundamentos técnicos, requieren mucho de ésta capacidad para su ejecución eficiente; por ello, es recomendable abordar su estimulación mediante la ejercitación por separado de cada una de las fases que integra el movimiento total, procurando que sobre todo las repeticiones no excedan de tres.
DIFERENCIACIÓN
La posibilidad de destacar en el movimiento, la participación ordenada de diversos grupos musculares indistintamente, es requerida para que el individuo que efectúa una acción, logre rapidez, exactitud y economía en su ejecución.
La diferenciación, tiene como resultado, el regular la velocidad de contracción muscular de cada músculo agonista y antagonista en el movimiento que se realiza.
Los analizadores cinestésicos que se encuentran en los tendones, ligamentos, huesos musculares y sensores de Golgi, permiten recibir información del medio (agua, temperatura, altura) que influyen en la actividad física.
La capacidad de diferenciación, adquiere gran importancia en cada fase del movimiento, sobre todo en aquellos que requieren de precisión.

ADAPTACIÓN
Es la capacidad de poder cambiar de un movimiento a otro, obteniendo una mejor posición y colocación, que aunque cambia la idea programada, origina la conservación del equilibrio corporal. Esta capacidad, da posibilidad al individuo de crear un nuevo movimiento que se acopla en forma exacta a la situación que exige la problemática motriz.
La adaptación, aumenta su importancia en las actividades físicas, cuya ejecución precisa está condicionada por la anulación de la presión de un contrincante, quién con su acción obliga constantemente al individuo a cambiar la idea original que se tiene para realizar un movimiento.
El desarrollo de esta capacidad, requiere de una base de amplia experiencia motriz, que permita más tarde, crear variantes de los mismos, para anticiparse a las situaciones imprevistas.

3.- EXPERIENCIAS MOTRICES BÁSICAS
Se refiere a los movimientos naturales del hombre que le son necesarios para su manifestación y relación, tales como: gatear, caminar, correr, saltar, lanzar etc.
El niño al nacer, únicamente real iza movimiento s de tipo reflejo, posteriormente y como resultado del proceso de mielinización poco a poco, distingue el yo de los objetos, los cuales van adquiriendo un significado y la relación motriz que se realiza es voluntaria.
Una estimulación motriz oportuna, tiende a proporcionar al niño, las experiencias que necesita para desarrollar al máximo sus potencialidades, generando la organización de unidades funcionales, que, se orientan hacia elementos de complejidad creciente, a través de la exploración y la experimentación plenamente vivida.
A medida que este trabajo avanza, las experiencias y las exigencias motrices, son mayores en el individuo, por lo tanto, requiere de una mayor atención para corregir, afinar y perfeccionar el movimiento en donde las capacidades coordinativas en general, determinan la calidad del movimiento.
En la forma como un adulto concibe su cuerpo, está toda la historia de su existencia, la libertad de la qué ha disfrutado o las represiones que ha padecido; por el lo, la posibilidad de experimentar con el cuerpo en movimiento, es fundamentalmente importante, sobre todo en los primeros años e la Educación Básica.
El niño debe ser puesto en situaciones propicias para que descubra todas sus posibilidades de acción motriz; sin desplazamientos; al desplazarse; al manejar objetos.
EJE II CAPACIDADES FÍSICAS CONDICIONALES
Las Capacidades Físicas son el potencial de actitudes existentes en el ser humano de manera innata o bien adquirida, y se manifiestan al realizar un movimiento o trabajo físico. Están determinadas por diversos factores como son: sexo, edad, estado de salud, energía, consumo de oxígeno, actitud, motivación, intensidad de trabajo y el medio ambiente; aspectos que deberán ser considerados en la planeación, programación y realización de una tarea motora.
CONDICIONALES -Condicionada a la liberación y con sumo de energía de los tres sistemas energéticos.

COORDINATIVAS -Maduración neuromuscular, (Sistema Nervioso).
Es importante señalar que esta clasificación es el resultado de recientes investigaciones en el campo pedagógico de la educación física, y autores como Winter en 1977, D. Martin en 1972, Harre en 1987 en Alemania; Filin 1983, Matveev 1969, en Rusia; y Rodríguez 1992 en México; han sustentado y comprobado esta clasificación en sus tesis doctórales, han demostrado que para el desarrollo de éstas deben conocerse y respetarse las fases sensibles.
En este eje temático se aborda el tratamiento de las capacidades físicas condicionales denominadas así por ser la base del des arrollo de la condición física del individuo, su manifestación está condicionada por la liberación y consumo de energía, es decir, que para que se puedan llevar a cabo es indispensable la intervención de los procesos del metabolismo energético en sus diferentes momentos o fases. Dependen básicamente de la función de la célula muscular para transformar energía química en energía mecánica. Estas capacidades deberán ser estimuladas respetando las fases sensibles o sea los períodos biológicos en los que se presentan en forma ordenada los elementos de cada una de las capacidades físicas dado que el trabajo a destiempo impide el óptimo nivel de desarrollo de las mismas.
Pero además las capacidades físicas pueden lograr su desarrollo gracias al respeto que se tenga en el uso de los tres sistemas energéticos del organismo humano.
El primer sistema se forma por un compuesto bioquímico altamente energético llamado creatín fosfato o fosfocreatina ccp, que se encuentra en las células musculares junto con el glucógeno, aunque su concentración es baja, lo que permite movimientos rápidos y de moderada a alta intensidad; pero por un espacio de 4 a 5 segundos en niños y hasta 8 segundos en deportistas bien entrenados. Este sistema se llama anaeróbico aláctico y tiene como característica activarse primeramente en cualquier acción motora.
El segundo sistema energético se llama glucólisis tiene como desventaja la producción de "ácido láctico" mismo que lo califica como el sistema anaeróbico láctico que se presenta desde los 16 a los 45 seg., de trabajo o esfuerzo altamente intenso en pruebas de 100, 150, 200, 300 y 400 mts., en atletismo y en natación 100 metros en los diferentes estilos.
La segunda fase de este sistema de glucólisis se prolonga de los 45 segundos hasta los dos minutos en alta producción de ácido láctico como resultado del esfuerzo muscular, este ácido es un factor de riesgo importante para los niños y jóvenes menores de 16 años ya que produce modificación de fibras musculares y corroe el tejido cartilaginoso.
El tercer sistema energético es el aeróbico que es el más recomendable para estimular el buen funcionamiento del organismo de los niños y jóvenes debido a que no hay gran producción de ácido láctico, sin embargo es necesario limitarlo a las actividades que se realizan entre los 2 y 11 minutos, ya que de esta forma se favorece el consumo de oxígeno y no se utilizan las reservas metabólicas que se requieren para los procesos de crecimiento y desarrollo.
Las capacidades físicas condicionales a tratar como componentes de este eje son las siguientes:
1   ...   10   11   12   13   14   15   16   17   18

similar:

“Programa de Educación Física para el Nivel Preescolar 2006 iconPrograma Nacional de Educación 2001-2006

“Programa de Educación Física para el Nivel Preescolar 2006 iconBenemérita Escuela Normal para Licenciadas en Educación Preescolar “Educadora Rosaura Zapata”

“Programa de Educación Física para el Nivel Preescolar 2006 iconLa desnutrición causa efectos negativos en el desarrollo académico...

“Programa de Educación Física para el Nivel Preescolar 2006 iconPrograma de licenciatura en educacion fisica y deportes

“Programa de Educación Física para el Nivel Preescolar 2006 iconSiete retos de la educación colombiana para el período de 2006 a 2019

“Programa de Educación Física para el Nivel Preescolar 2006 iconPetición de intervención para defender el derecho de toda persona...

“Programa de Educación Física para el Nivel Preescolar 2006 iconDesarrollo e implementación de estrategias multimedia como material...

“Programa de Educación Física para el Nivel Preescolar 2006 iconApuntes de teoría de educación física para 2º E. S. O

“Programa de Educación Física para el Nivel Preescolar 2006 iconLicenciatura en educación preescolar

“Programa de Educación Física para el Nivel Preescolar 2006 iconLicenciatura en educación preescolar




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com