Anatomofisiología ocular Anatomía estructural




descargar 198.79 Kb.
títuloAnatomofisiología ocular Anatomía estructural
página2/8
fecha de publicación26.01.2016
tamaño198.79 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Derecho > Documentos
1   2   3   4   5   6   7   8

1.2. Mecanismo de la visión



La visión es un fenómeno muy complicado que consta de cuatro fases bien diferenciadas:

  • Percepción: primero tiene lugar la búsqueda y seguimiento de las imágenes, realizada por los músculos externos del ojo. Posteriormente, tiene lugar el enfoque de dicha imagen, realizado por las estructuras del polo anterior del ojo.





  • Transformación: cuando los impulsos en forma de energía luminosa llegan a la retina se activan sus células sensoriales, y estas, por medio de reacciones químicas, transforman dichos impulsos en energía eléctrica.




  • Transmisión: los impulsos eléctricos son conducidos por las fibras nerviosas a través de las células neuronales retinianas, formando el nervio óptico. Este abandona el globo ocular y la órbita y penetra en la cavidad craneana, conduciendo los estímulos hasta la corteza cerebral a través de las vías ópticas.




  • Interpretación: se realiza en la corteza cerebral (fig. 4).


Figura 4


Volver al comienzo del capítulo / Ir al Índice

2. Exploración en oftalmología



Para poder valorar el correcto funcionamiento de todas las estructuras anteriormente mencionadas se recurre a una serie de pruebas destinadas a obtener el estado visual de una persona.
Clásicamente, solo se tienen en cuenta la agudeza y el campo visuales para evaluar la función visual, ya que se trata de los dos parámetros fundamentales. Aun así, se deberá realizar otra serie de pruebas para obtener un resultado lo más exacto posible sobre la visión de un individuo.

2.1. Medida de la agudeza visual



Es el dato más importante y siempre debe constar en la historia clínica.
Se puede definir como la imagen más pequeña cuya forma puede apreciarse, y se mide por el objeto más pequeño que el ojo puede distinguir. En ella, por tanto, influyen:


  • el tamaño real del objeto,

  • la distancia del objeto al ojo,

  • la iluminación del objeto y el contraste de este con el fondo.


Para poder medirla de una manera estándar se han construido unas láminas llamadas optotipos, consistentes en láminas con diferentes figuras cuyo tamaño debe estar acorde con la distancia a la que se quiere probar (foto 1).
Foto 1. Optotipo Feinbloom (10/700)


Cuando se realiza la medición de la agudeza visual, se muestran al paciente diferentes láminas de optotipos, desde los más grandes hasta el más pequeño que pueda distinguir. El último tamaño que sea capaz de reconocer será el que nos dé la máxima agudeza visual.
Para anotarlo, se utiliza un quebrado en el que la primera cifra será la de la distancia a la que se realiza la prueba, y el divisor la del tamaño del optotipo.

2.2. Medida del campo visual



El campo visual es toda la porción del espacio que el ojo puede percibir simultáneamente sin efectuar movimientos.
Es el otro dato especialmente importante, ya que el rendimiento visual depende en gran medida de la visión periférica. Existen alteraciones de la retina que, con una agudeza visual normal, imposibilitan al afectado para ciertas actividades importantes, tales como el desplazamiento, la localización y seguimiento, etc., funciones que dependen del buen estado de la porción retiniana periférica a la mácula.
Para su medida se utilizan los llamados campímetros o perímetros, de los que existen varias clases, desde una simple pantalla fijada en la pared hasta los más sofisticados sistemas controlados por ordenador.
Básicamente, existen dos tipos de campimetría:


  • Dinámica: Haciendo mirar al paciente al centro de la pantalla o cúpula, y sin que pueda desviar la mirada, se va proyectando un estímulo de tamaño e intensidad constante a lo largo de un meridiano, desde la periferia hacia el centro. Con esto se determina el punto donde el ojo comienza a distinguirlo. Uniendo todos los puntos donde el paciente ha percibido los mismos estímulos, dibujamos unas líneas llamadas isópteras.


El aparato más utilizado en campimetría cinética es el campímetro de Goldmann.


  • Estática: En este caso, y utilizando la misma cúpula, el estímulo se proyecta en un punto determinado, aumentando la intensidad paulatinamente hasta que el paciente nos indica lo que percibe. Está guiado por un ordenador. Una vez realizado el test en todos los puntos programados, nos muestra una gráfica que puede adoptar diferentes formas, según distintos métodos de notación.



Entre las alteraciones del campo están: estrechamiento concéntrico del campo, la pérdida de un cuadrante (cuadrantanopsia), la pérdida de la mitad nasal o temporal (hemianopsia nasal o temporal) y escotomas centrales, paracentrales o periféricos (fig. 5).
Figura 5

Las reducciones periféricas se deben a trastornos que afectan a la zona más externa de la retina. Se manifiestan como una reducción de las isópteras en su amplitud. Nos indica que, aunque el paciente tenga buena visión central, sus desplazamientos son dificultosos. El caso más frecuente es la retinosis pigmentaria, en la que se consigue una agudeza visual muy buena, pudiendo leer letras de pequeño tamaño, pero con incapacidad para la deambulación.
Los escotomas (zonas de pérdida de campo visual) más importantes son los que se localizan en la zona central del campo, ya que, al afectar a la mácula, indican una gran pérdida de agudeza visual, tanto mayor cuanto más grande sea su extensión.

2.3. Visión de colores
Dentro de una consulta existen diferentes tests para determinar la discriminación de colores, que tienen interés en determinados tipos de patologías, como diagnóstico diferencial.
Se utiliza habitualmente un test de Isihara, con figuras compuestas por puntos sueltos de diferentes colores. Estos están construidos de forma que el paciente que confunde algunos colores puede ver figuras diferentes a las que ve un sujeto normal.

2.4. Test de contraste
La valoración de la sensibilidad al contraste es la medición subjetiva de la habilidad del paciente para detectar la presencia de mínimas diferencias en cuestión de iluminación entre objetos.
Se trata de una prueba encaminada más a valorar la calidad de la visión que a cuantificarla.
Consiste en una serie de círculos con barras en su interior cuyo contraste y frecuencia van disminuyendo. Igual que en los optotipos, se anotará como máxima frecuencia visible la del test con menor contraste que el paciente distinga.

2.5. Oftalmoscopia
Consiste en el estudio del fondo de ojo.
Se realiza por medio del oftalmoscopio, valorándose aspectos de la papila, mácula, vascularización y parénquima retinianos (foto 2).
Foto 2

2.6. Tonometría
Es la medida de la presión intraocular, que se puede realizar por diferentes métodos. Actualmente, el más utilizado es el neumotonómetro. Los valores de normalidad son hasta 20 mm Hg. El aumento puede dar lugar a un glaucoma.

2.7. Angiografía fluoresceínica (foto 3)
Actualmente es una de las exploraciones más utilizadas para diagnosticar muchas enfermedades del fondo de ojo.
Se realiza inyectando a través de una vena (generalmente del brazo) una sustancia de contraste especial, que tiene la propiedad de disolverse en su totalidad en la sangre, con la particularidad de que al ser excitada con una franja luminosa concreta, produce fluorescencia propia, con lo que se puede fotografiar de una manera seriada toda la circulación retiniana, desde el momento en que el contraste llega a la arteria central de la retina y hasta que desaparece de ella.
Foto 3


2.8. Pruebas electrofisiológicas
La luz, al llegar a la retina, provoca una serie de cambios químicos que a su vez generan impulsos eléctricos. Estos cambios eléctricos pueden ser medidos con diferentes técnicas, lo que nos permite conocer el estado funcional de las células nerviosas implicadas en el acto visual desde la retina hasta la corteza cerebral.
Las más utilizadas son:


  • Electrooculograma: Consiste en el registro de los cambios eléctricos producidos por el movimiento ocular, en diferentes condiciones de adaptación a la luz/oscuridad.




  • Electrorretinograma: En esta exploración, los registros obtenidos corresponden a los cambios eléctricos que tienen lugar en las células retinianas.




  • Potencial evocado visual: Esta prueba se utiliza para estudiar el estado de transmisión de los impulsos a través del nervio óptico.


Volver al comienzo del capítulo / Ir al Índice



  1. Patologías oculares
1   2   3   4   5   6   7   8

similar:

Anatomofisiología ocular Anatomía estructural iconPatologia ocular por virus herpes

Anatomofisiología ocular Anatomía estructural icon7 cuestionario practico sobre el metodo ocular 09/07/2004 27

Anatomofisiología ocular Anatomía estructural iconYoga ocular, salud para tus ojos

Anatomofisiología ocular Anatomía estructural iconEl Hospital Innova Ocular La Arruzafa acoge el primer encuentro andaluz de Distrofias Retinianas

Anatomofisiología ocular Anatomía estructural iconLa célula es la unidad estructural de los seres vivos

Anatomofisiología ocular Anatomía estructural iconInstrucción de hormigón estructural ehe (rd 2661/1998)

Anatomofisiología ocular Anatomía estructural iconLa celula como unidad estructural de los seres vivos

Anatomofisiología ocular Anatomía estructural iconLa celula unidad estructural funcion de los seres vivos

Anatomofisiología ocular Anatomía estructural iconBiomolécula polimérica que cumple función enzimática, estructural, de transporte, entre otras

Anatomofisiología ocular Anatomía estructural iconTesis por qué la célula es considerada como la unidad estructural de todo Ser vivo?




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com