La toma alemana de la Antártida




descargar 135.43 Kb.
títuloLa toma alemana de la Antártida
página1/5
fecha de publicación29.01.2016
tamaño135.43 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Derecho > Documentos
  1   2   3   4   5

LA ANTÁRTIDA. NEUSCHWABENLAND

La cuestión sobre la Antártida es una cuestión fundamental del Hitlerismo esotérico.

Por lo que se refiere a la Antártida, es importante la utilización que de ella hicieron los navíos de la Marina de Guerra Alemana (Kriesgmarine). Durante la Segunda Guerra Mundial estaba sin cartografiar y resulta que los lobos de mar al mando del almirante Dönitz sabían de la existencia de las grutas antárticas donde un navío se podía cobijar sin ningún problema, llevar a cabo reparaciones, descansar la tripulación y estar tranquilamente sin riesgo alguno a ser localizados.

Pero los planes del Tercer Reich y las actividades de la Kriegsmarine respecto del territorio antártico iban mucho más lejos: los alemanes reclamaron la soberanía sobre un enorme territorio antártico al que denominaron "Neuschwabenland" (Nueva Suabia, en español). En éste territorio construyeron varias bases permanentes, siendo la principal la denominada como "Neuberlin" (Nueva Berlín).



No por casualidad el almirante Dönitz, que estaba al mando de la flota de submarinos del Tercer Reich, había declarado durante la guerra lleno de orgullo: „Die deutsche U-Boot Flotte ist stolz darauf, daß sie für den Führer in einem anderen Teil der Welt ein Shangri-La gebaut hat, eine uneinnehmbare Festung“, cuya traducción fiel es: "La flota alemana de submarinos está orgullosa de haber construido para el Führer, en otra parte del mundo, un Shangri-La, una fortaleza inexpugnable".


La toma alemana de la Antártida

La historia de la exploración antártica alemana se remonta al año 1873, cuando Eduard Dallmann, por encargo de la antes creada Sociedad Alemana de Viajes Navales Polares (deutsche Polarschiffahrtsgesellschaft), con su barco "Grönland" (Groenlandia en español) descubrió nuevas regiones y pasos en las aguas antárticas. Entre otros descubrió Dallmann la isla llamada Kaiser-Wilhelm en la salida oeste de la Bismarkstrasse a lo largo de las islas Biscoue. Los alemanes ya entonces se mostraron innovadores en la exploración de las regiones polares, pues el "Grönland" era el primer barco de vapor que exploraba las aguas antárticas

En los siguientes 60 años tuvieron lugar otras ocho expediciones así como dos expediciones fundamentales, para ser exactos en 1910 bajo el comando de Wilhem Filchner con el barco "Deutschland", así como en 1925 con el barco polar "Meteor" bajo la dirección del Dr. Albert Merz.

En los años previos a la guerra, los deseos hegemónicos de los jefes militares alemanes se hicieron cada vez más fuertes, teniendo la firme intención de construir una base militar en el hielo antártico. En ese tiempo no existía sobre el Polo Sur tratado internacional alguno y una toma de posición respecto a tales deseos territoriales poco antes del estallido de la inminente guerra mundial pareció, estratégicamente hablando, tener mucho sentido, y podía además gracias a la propaganda del Reich ser empleado como una demostración de fuerza. Por otro lado se tenía que evitar otra provocación de los aliados. De modo que, en colaboración con la Lufthansa alemana, se desarrolló y llevó a cabo la idea de una operación político-militar, no obstante bajo la apariencia de 'operación civil'. El mando de esta empresa la recibiría el experimentado capitán polar Alfred Ritscher. Como barco se eligió el "Schwabenland" (Suabia en español, el nombre de una región alemana), un barco portador de hidroaviones de la Lufthansa desde el que, con ayuda de catapultas de vapor, podían despegar hidroaviones Dornier "Wale" de 10 toneladas de peso. Esta revolucionaria técnica la empleaba la Lufthansa ya desde 1934 para el tráfico postal con Suramérica. El "Schwabenland" fue adaptado para la expedición antártica en Otoño de 1938 en los astilleros de Hamburgo, lo que costó la enorme suma de un millón de marcos alemanes (RM) de la época, un tercio del presupuesto de la expedición...

A mediados de Noviembre de 1938, mientras se preparaba el barco "Schwabenland", invitó la Sociedad Alemana de Viajes Navales Polares (deutsche Polarschiffahrtsgesellschaft) a Hamburgo al por entonces ya legendario explorador antártico norteamericano Rychard E. Byrd, con motivo del visionado especial de su nueva película antártica. Esta película fue proyectada en Urania en Hamburgo ante 82 asistentes, de los cuales 54 eran miembros de la tripulación del "Schwabenland", como forma de adiestramiento y preparación ante la inminente expedición. Byrd, quien ya en 1929 casi había sobrevolado el Polo Sur, era en aquel tiempo aún un civil, si bien era un héroe nacional para los americanos. Ironía de la historia que exactamente este Rychard E. Byrd en el año 1947 con el rango de almirante de los EE.UU. dirigiera la mayor operación militar en la Antártida, la Operación Highjump. Todo indica que aquella hasta hoy secreta operación, que muy probablemente tenía como objetivo la destrucción de la base alemana conocida como 'base 211', fracasó completamente.

En el año 1938 se produjo la famosa Expedición Antártica Alemana, que culminó en la toma de un extraordinario territorio, que recibió el nombre de "Neuschwabenland" ("Nueva Suabia"), inspirado en el nombre del propio barco nodriza "Schwabenland". El iniciador del proyecto fue Hermann Göring, y por tanto la Luftwaffe alemana.

Sobre este poco corriente capítulo de la historia de la Antártida se ha escrito mucho, así como de la construcción de enormes bases secretas alemanas en su territorio antártico, en la cual ayudaron de manera fundamental flotas enteras de submarinos cargados hasta los topes. Varios autores, basándose en testimonios, han observado que se llevó la maquinaria de construcción y tunelación más moderna de la época, así como científicos, a Neuschwabenland. Los técnicos habrían vaciado montes enteros para convertirlos en refugios camuflados. Debieron de ser colosales obras de ingeniería. Para que el lector se haga una idea, la famosa cripta del Valle de los Caídos, en Cuelgamuros, España, donde está enterrado el general Franco, se hizo también vaciando un pequeño monte. Al Reich Alemán le era Neuschwabenland, por algún motivo, de suma importancia, tanto como para destinarle recursos que necesitaba en la guerra que libraba.

El mismo Julius Evola, que conoció perfectamente la esencia esoterica del Nacionalsocialismo, escribe: "La primera expedición que realizaron las SS habría buscado una relación con un centro secreto de la tradición, la otra habría tendido a un contacto con la Thule hiperbórea oculta". Evola se refiere a la expedición al Polo Sur que ha desatado el interés de algunos escritores; tal expedición va siempre unida a la doctrina esotérica nacionalsocialista, según la cual la Tierra sería un planeta hueco habitable en el interior.

En 1945, varios meses después de terminada la guerra, llegaron hasta las costas argentinas de Mar del Plata un par de submarinos alemanes de última generación, capaces de permanecer hasta seis meses sumergidos, y cargados de más hombres de los que necesitaría cualquier misión usual. Transportaban una curiosa carga de cigarrillos, a pesar de que ninguno de ellos fumaba (como es tradicional entre los austeros oficiales de este tipo de naves). Los submarinos llevaban mucho tiempo en el mar, lo que es más extraño aún. La tripulación no pudo explicar satisfactoriamente su presencia en estas aguas australes ni por qué las naves estaban falsamente clasificadas con las series U-530 y U-977, correspondientes en realidad a dos viejos submarinos que en los archivos navales de la Marina Alemana aparecían incluso en reparaciones, de modo que la adulteración era una clara muestra de que se trató de ocultar la desaparición de estas naves.

Los norteamericanos enviaron en tiempo récord una enorme dotación de oficiales que apresaron a los alemanes y se los llevaron a Estados Unidos, haciéndolos desaparecer. Fueron sometidos a durísimos interrogatorios. Actuaron con tal intriga y rapidez que, práticamente, nadie supo lo que sucedió. Fue instantáneo. Sin embargo, inmediatamente después comenzaron los aliados sus "expediciones" a la Antártida, siendo la mayor de ellas la del almirante Byrd, quien volvió convencido de que los jerarcas alemanes que no estaban en Nuremberg, yacían en un secreto refugio antártico. Sus expediciones principales tuvieron lugar entre 1946 y 1947, y en ellas los americanos utilizaron sus más modernos aparatos de sondeo y rastreo, aviones y buques. Tal despliegue jamás habría tenido lugar en base a un mero rumor fantasioso.

La noticia que circuló entonces, incluso entre algunos medios de prensa de la época, era que los dos submarinos habrían sido parte de un enorme convoy que salió de Alemania con Hitler y sus principales asesores hasta algún lugar secreto de las tierras australes, el "paraíso inexpugnable" del almirante Doenitz. Las naves, producto de las tormentas en altamar de ese año, se habrían extraviado y, como es común en las misiones ultrasecretas, por ser parte de la comitiva de compañía, desconocían el lugar al que se dirigían, limitándose a seguir a los guías. Fue así como, extraviados y rendidos a su mala fortuna, llegaron perdidos hasta Mar del Plata.

Pese a los intentos aliados de destruir las bases antárticas, Neuschwabenland nunca fue conquistada. Por ello toda la Antártida fue declarada "territorio hermético". Debía olvidarse el nombre de la Antártida. Hasta se firmó un tratado internacional que prohibía las pruebas nucleares en la Antártida hasta el año 2000.


La Antártida y su omisión en la bandera de la ONU

Queremos llamar la atención sobre el siguiente aspecto: ¿Alguien se ha fijado en que en la bandera de las Naciones Unidas (ONU), que muestra un mapa del mundo, falta por completo la Antártida, como si no existiera? ¿Por qué aparece el Polo Norte y no el Polo Sur? Vemos Europa, Asia, África, América, Australia, Groenlandia y hasta Nueva Zelanda, pero ¿por qué se ha censurado precisamente la Antártida? ¿Acaso no es también parte del mundo?




Actividad OVNI en la Antártida

Es muy probable que los aviones circulares tuvieran (tengan) su base fundamental en Neuschwabenland. De hecho, Byrd tras dirigir la fallida invasión habló de que "desde la Antártida salen aviones que pueden llegar al otro extremo de la Tierra en instantes" y que "el enemigo está entre nosotros y la Antártida". Parece ser que el emplazamiento era óptimo por encontrarse tan cerca de una de las aperturas de los polos al "mundo interior".

De hecho, en el mundo ufológico existe una teoría con diferentes denominaciones, como "Antártida, la zona ufológica más caliente del mundo" o "las bases secretas OVNI en Antártida". Además, existen relatos y testimonios de numerosos avistamientos, tanto de científicos como de militares, en bases antárticas. Por ejemplo, el 8 de Enero de 1956, varios investigadores de una expedición científica chilena en la Antártida observaron, durante varias horas, OVNIs en forma de "puro" y de disco evolucionando en el cielo de la área del Mar de Weddell.

En la actualidad y a pesar de la censura sobre estos temas, nos llegan noticias de "intensa actividad OVNI" en la Antártida. También es curioso leer en el periódico noticias como: "La base norteamericana permanente en la Antártida se está hundiendo en el hielo". Según esta noticia, cada mes se hunde varios centrímetros el firme sobre el que está la base americana. ¿Están jugando los alemanes del Reich con los americanos?


La desaparición de la "Bandera de la Sangre". ¿Rumbo Neuschwabenland?

El paradero de la "Bandera de la Sangre" es uno más de los misterios del Tercer Reich. Es realmente sospechoso que precisamente algo de sumo valor para el Tercer Reich "desapareciera" en los últimos días de la Segunda Guerra Mundial. Hay quien ha señalado que fue cargada en un submarino rumbo a la base antártica, posiblemente en el mismo submarino que llevó a Hitler.

Para quien ignore a qué bandera nos referimos, recordemos que esta famosa bandera era una bandera de la esvástica (perteneciente a la 5ª sección de la SA y llevada por Heinrich Trambauer) que el 9 de Noviembre de 1923, durante el Putsch de Munich, se empapó con la sangre de los patriotas alemanes (principalmente la sangre de Andreas Bauriedl, quien cayó sobre ella), compañeros de Hitler, que murieron en los enfrentamientos en las escalinatas de la Feldherrnhalle, quedando Hitler herido y resultando muertos 16 nacionalsocialistas. Así, esta bandera, empapada con la sangre de los primeros mártires nacionalsocialistas, se convierte en objeto de culto, pasando a conocerse como la Blutfahne o "bandera de la sangre", símbolo del patriotismo alemán y del heroísmo nacionalsocialista, llegando a ser custodiada por la SS en la Casa Parda (das Braune Haus) de Munich, sede central del NSDAP. Con esta misma bandera consagraba siempre Adolf Hitler los nuevos estandartes del NSDAP, tocándolos con ella. Su portador fue Jakob Grimminger (fallecido en 1969, a los 77 años), al que puede verse en muchas fotos y videos históricos. Los nacionalsocialistas solían decir de esta bandera: "Keine Fahne ist uns so heilig, wie die Blutfahne des 9. November" ("Ninguna bandera nos es tan sagrada como la Bandera de la Sangre del 9 de Noviembre"). Como curiosidad, citar que durante el tiempo de prohibición de la SA y la SS, esta bandera es escondida por una mujer nacionalsocialista llamada Viktoria Edrich, en su domicilio en el cuarto piso de la Türkenstraße 25 en Munich.

La Blutfahne fue vista por última vez en público en el funeral de Adolf Wagner, Gauleiter de München-Oberbayern, en Abril de 1944. Después de dicho funeral, se devolvió a su emplazamiento en la Casa Parda. Pero al final de la guerra, en medio de la confusión, la bandera sagrada del NS desaparece sin que hasta hoy haya vuelto a conocerse su paradero. La versión oficial apunta que "probablemente fue destruida durante los bombardeos de Munich". Se sabe que no cayó en manos de los aliados, pues éstos no habrían dudado en exponerla como "trofeo de guerra" como hicieron con otros objetos de valor. Y por supuesto, era tan alto el valor de esa bandera para el Tercer Reich que éste no podía consentir que cayese en manos aliadas o que fuera "destruida en un bombardeo".
  1   2   3   4   5

similar:

La toma alemana de la Antártida iconLey alemana sobre filiacion y patria potestad

La toma alemana de la Antártida iconPromovido por la Fundación Salud 2000, con el patrocinio de la compañía...

La toma alemana de la Antártida iconNegociación y Toma de Decisiones

La toma alemana de la Antártida iconSolución de problemas/ toma de decisiones

La toma alemana de la Antártida iconToma de decisiones y predisposiciones conductuales

La toma alemana de la Antártida iconToma de decisiones relacionadas con rechazo, reduccióN, reúso y reciclado de los metales 01

La toma alemana de la Antártida iconEl software de la computadora, se ha convertido en el alma mater....

La toma alemana de la Antártida iconCompetencia: Toma de decisiones informadas para el cuidado del ambiente...

La toma alemana de la Antártida iconEl creciente interés del hombre por un ambiente en el que vive se...

La toma alemana de la Antártida iconLa fotosíntesis toma su nombre de sus raíces griegas foto (luz) y...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com