El Desarrollo Económico de América Latina desde la independencia”




descargar 244.36 Kb.
títuloEl Desarrollo Económico de América Latina desde la independencia”
página6/7
fecha de publicación30.01.2016
tamaño244.36 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Derecho > Documentos
1   2   3   4   5   6   7

DOMINGUEZ (1989). Mass Media and Foreign Policy: Post-Cold War Crises in the

Caribbean. Editado por Walter C. Soderlund ,Ralph Carl Nelson,E. Donald Briggs, 1989. Págs. 23-

24. Citado por Bulmer Thomas, V. Ob. Cit.


DORNBUSCH, R y EDWARDS, S. (1990). Macroeconomía del populismo, Ed. Lecturas del F.C.E.,

México.

GONZÁLEZ MOLINA, R. I. (1988), “El problema de la periodización en la historia económica de

América Latina” en Investigación Económica, 184. FE-UNAM.

---- (2012). Crisis de los años treinta e impacto en América Latina. México: UNAM, Facultad de

Economía.

---- (2012).Desarrollo económico de América Latina y las Integraciones regionales del siglo XXI.

Medellín, Colombia, Ecos de Economía, Universidad EAFIF. # 35-Año 16/ julio-diciembre de

2012.

GRUNWALD, J. y MUSGROVE, P (1970). Natural Resources in Latin American Development,

Baltimore and London johns Hopkins Press.

GUTIÉRREZ, A. (2012). “América Latina: evolución en el pensamiento y en las estratégias de la

Integración”, en Briceño Ruiz, J., Rivarola Puntigliano, A. y Casas Gragea, A.M. (Eds.), Integración

latinoamericana y Caribeña. Política y Economía, Ed. F.C.E.

HALPERIN DONGHI, T. (1969), Historia Contemporánea de América Latina, Madrid, Ed. Alianza.

HOBSBAWN, E. (2009). En torno a los orígenes de la revolución industrial, Ed. Siglo XXI.

KONETZKE, R. (1982). “América Latina. II. La Época Colonial”, Vol. 22, Ed. Siglo XXI de España

Editores, S.A.

LYNCH John. (2008). Las Revoluciones hispanoamericanas. 1808-1826, Ed Ariel, Barcelona.

MADISSON, A.(1988). Dos crisis: América Latina y Asia 1929-1938 y 1973-1983, Ed. F.C.E., México

METHOL FERRÉ, A. (2012). “América del Sur: De los Estados-ciudad al Estado continental”, en

Briceño Ruiz, J., Rivarola Puntigliano, A., y Casas Gragea, A.M. (Eds.), Integración

latinoamericana y Caribeña. Política y Economía, Ed. F.C.E.

PUIGGRÓS, R. (1974). El Irigoyenismo, Ed. Corregidor, Buenos Aires.

RIVAROLA PUNTIGLIANO, A. (2012). Briceño Ruiz, J., A. y Casas Gragea, A.M. (Eds.) Integración

latinoamericana y Caribeña. Política y Economía, Ed. F.C.E.

ROETT, R, y SCOTT, S. R.(1991). Paraguay: the Personalist Legancy (Nation of Contemporary Latin

America). Ed. Westwiew Pr.

SANAHUJA, J. A. (2010). “Suramérica y el regionalismo posliberal”, en Cienfuegos, M. y Sanahuja,

J.A. (Eds.), Una región en construcción. UNASUR, la integración de América del Sur, Barcelona:

Fundación CIDOB.

WALLESTEIN, I. (2006). Análisis de sistemas-mundo. Una introducción, Madrid, Siglo XXI Editores.

WILLIAMS, E.(1970) Capitalism and Slavery, Londres, A. Deutsch.

---- (1984). From Columbus to Castro: The History of Caribbean. N.Y. Vintage.

SEN, A. K. y NUSSBAUM, M. (1993). The Quality of Life, Oxford, Clarendon Press.

SEMO, E, (1973). Historia del capitalismo en México. Los orígenes 1521-1763, Ed Era, México.

SCHEJTMAN, A. (1981). “El agro mexicano y sus intérpretes”, NEXOS, 39, México.

TAPELLA, E, (2002). “Reformas Estructurales y la cuestión agraria en Argentina: reabriendo el

debate entre “Chayanovistas” y “Leninistas” al inicio del nuevo siglo”, Ponencia presentada en

El VI Congreso latinoamericano de Sociología Rural. Organizado por ALASRU, Porto Alegre,

Brasil.

ZAVALETA MERCADO, R. (1977). Consideraciones generales de la historia de Bolivia. En América

Latina: historia de medio siglo, Ed. Siglo XXI.


1 Profesor Asociado “C” de T.C. de la Facultad de Economía de la U.N.A.M.

2 Véase mi último artículo: El desarrollo económico de América Latina y las integraciones regionales del siglo XXI” en revista Ecos de Economía # 35, 2012. Medellín Colombia (También se puede consultar en Google con escribir mi nombre completo, o en: rigmol.wix.com/rigmol), en donde hago una crítica al uso de la “globalización”, proponiendo no confundir los antecedentes de un mundo global con el desarrollo del capitalismo en la región.

3 Véase la literatura clásica al respecto, Halperin Donghi. T., Bulmer Thomas, V., Cardoso Eliana y Ann Helwege, Cardoso, C y Pérez Brignoli, Carmagnani, M., Tavares, M. Da C, Furtado, C, etc.

4 Véase González R.I. (1988), El problema de la periodización en la historia económica de América Latina. Investigación Económica, p. 184.

5 Véase González R.I., La crisis de los años treinta e impacto en América Latina, Ed. Facultad de Economía, UNAM, 2012.

6 La IDE en la producción manufacturera, en la década de l960, pasó del 15% a 42%, la de alimentos del 14% a 62%, el Tabaco, por ejemplo, llegó a dominar el 90%de la producción en Argentina, Brasil, Chile y México (Bulmer Thomas, V., 1998, p. 327).

7 Durante más de doscientos años formaron parte de este virreinato: el Istmo de Panamá, Argentina, Uruguay, Paraguay, Bolivia, Colombia, Chile, Ecuador, Perú, toda la región oeste y sur de Brasil. Venezuela formaba parte de la Nueva España. El Virreinato del Rio de la Plata estuvo conformado por Argentina, Uruguay, Paraguay, Bolivia y parte sur de Brasil, del norte de Chile y sureste del Perú, además, de las hoy disputadas, Islas Malvinas.

8 Véase John Lynch., Las Revoluciones hispanoamericanas 1808-1826, Ed. Ariel, Barcelona, 2008.

9 En 1914, 1916 y 1917, Manuel Quintín Lame, líder indígena del suroccidente de Colombia, se levanta por reclamo de las tierras que se le habían arrebatado a su raza los terratenientes locales y empresa extranjeras. En muchas ocasiones es arrestado y torturado. Nunca declinó a sus principios y escribió obras como: “En defensa de mi raza” y “Los pensamientos del indio que se educó en las selvas colombianas”. (Véase Bethell, L., Historia de América Latina. Economía y Sociedad 1870-1930, Vol. VII, Ed. Crítica Barcelona, 2000; y Cockcroft, J., América Latina y Estados Unidos. Historia y Política país por país, Ed. Siglo XXI, México D.F., 2001.

10 Efectivamente” (…) el uso del hierro, el uso de la energía hidráulica y la construcción de canales fueron las tecnologías de la revolución industrial de finales del siglo XVIII”, dicen Bétola y Ocampo. Podemos precisar: entre los años: 1760-1780 (Véase E. Hobsbawn, En torno a los orígenes de la revolución industrial. Ed. Siglo XXI, 2009), también para esta Primera Revolución Industrial hay que incluir: la industria textil, la máquina de vapor y los ferrocarriles en Inglaterra. Después, a mediados del siglo XIX, se generalizarían en el continente europeo. Sin embargo, no estamos de acuerdo con lo que caracterizan como “un nuevo paradigma” hacia finales del siglo XIX (P. 67), pues esto corresponde a la Segunda Revolución Industrial, con sede en Estados Unidos (principalmente), el uso del acero para el transporte, la ingeniería pesada y sobre todo la electricidad, la máquina de carburación, los motores embobinados, la industria automovilística y la aeronáutica.

11 Véase, Zavaleta Mercado, René, “Consideraciones generales de la historia de Bolivia”, en América Latina: Historia de medio siglo, Ed. Siglo XXI, 1977, P. 89; Puiggrós, Rodolfo, El Irigoyenismo, Ed. Corregidor, Bs, As. 1974, P. 234.

12 Bértola y Ocampo sólo señalan que “la lucha por la independencia no estuvo siempre acompañada por la revolución social y, cuando lo fue, el éxito de la última fue revertido, muy pronto, como el levantamiento de Hidalgo en México y la revolución artiguista” (P. 92), sin decirnos las causas y menos los protagonistas que infligieron la derrota.

13 Semo E., Historia del capitalismo en México I. los orígenes 1521-1763, Ed Era, México, 1973.

14 El tratado Thomson-Urrutia de abril de 1914, se firma en 1921 y se reconoce por el territorio robado lo siguiente: El derecho de Colombia de transportar tropas, buques y materiales de guerra sin pagar peaje por el Canal de Panamá. Se le pagó a Colombia la suma de 25 millones de dólares, en indemnización por la “separación” de Panamá. El reconocimiento por parte de Colombia y la fijación de límites fronterizos con Panamá de conformidad con lo indicado en la Ley colombiana del 9 de junio de 1855. La exoneración de todo impuesto y derecho a los productos agropecuarios y de la industria colombiana que pasen por el Canal, así como el correo. Panamá no tuvo ninguna participación en la negociación del tratado, ni tampoco le dio el derecho a Estados Unidos para que actuara en su nombre. Al aprobarse dicho tratado, Panamá protestó y no reconoció esos límites en vista de que ninguno de los dos países firmantes podían obligarla a cumplirlo. Los límites fueron determinados por el tratado Victoria Vélez, del 20 de agosto de 1924 y son los mismos límites que fijó la Ley de 1855 (Véase: Wikipedia.org/wiki/Tratado_Thomson-Urrutia).


15 Esta es la vía que encarnan los autoritarismos latinoamericanos, reconocidos por Bértola y Ocampo en las páginas siguientes, en lo que ellos llaman: El entorno sociopolítico-institucional y el fortalecimiento del Estado. Ahí van hacer alusión al gobierno de “Porfirio Díaz de 1870-1910, al de Antonio Guzmán Blanco (1870-1887) y Juan Vicente Gómez (1908-1935) en Venezuela, Justo Rufino Barrios (1871-1885) y Manuel Estrada Cabrera (1898-1920) en Guatemala, en Argentina el general Roca y tres militares que se sucedieron, en el poder,(…) al servicio del llamado disciplinamiento de la campaña, en Uruguay” (P. 129).

16 Este mismo argumento contradictorio lo reiteran en la página 151, cuando hablando del aumento de las desigualdades, no dicen: “(…) especialmente en las regiones donde las comunidades indígenas fueron despojadas de sus tierras y sometidas a una proletarización con fuertes componentes coercitivos”.

17 Es el caso de la quina, el añil, la cochinilla, el palo de Brasil, los nitratos, la kenaf, la chinchona, el henequén, el abacá, el guano y el salitre.

18 Véase V. I. Lenin, El Imperialismo fase superior del capitalismo, varias ediciones; R. Hilferding, El capital financiero Ed. el Caballito; Rosa Luxemburgo, La acumulación de capital Ed. Grijalbo; N. Bujarin, La Economía Mundial y el Imperialismo, Ed. Pasado y Presente # 21, Bs. As.

19 Compañía responsable de las huelgas y levantamientos de sus trabajadores, por las malas condiciones de trabajo y paupérrimos salarios, durante la década de 1920, en las cuales destaca la represión y la matanza indiscriminada, en la ciudad de Ciénaga, de más de 3000 personas en 1928. Citado en el libro de García Márquez, G., Cien años de soledad, Ed Suramericana.

20 Es controvertida su posición de menosprecio a los aborígenes a los gauchos, y a los judíos. Véase: Wikipedia.org/wiki/Domingo_Faustino_Sarmiento

21 Álvaro Gómez C, fue Ministro Plenipotenciario de Colombia en Alemania, en 1930. Caso y Vasconcelos, fueron fundadores de la “generación del Ateneo” (que sientan las bases para una ambiciosa recuperación de lo nacional mexicano y de lo latinoamericano como una identidad que, además de real, fuera viable en el futuro, y sobre todo que no dependiera de lo extranjero para un progreso sostenido), se dejaron influenciar por las ideas de los filósofos: Hussert, Scheler y Heidegger. Vasconcelos en sus columnas del periódico Excélsior, abiertamente expresaba sus simpatías por la Alemania nazi. Sin embargo, cuando se conocieron los detalles sobre los excesos cometidos en los campos de concentración y el tratamiento de los prisioneros de guerra, Vasconcelos expresó su repudio al nacionalsocialismo alemán y el fascismo italiano.

22 Véase la página 147 del libro de Bértola y Ocampo “(…) los mercados de trabajo mantuvieron a los nuevos asalariados con niveles de vida muy bajos, en tanto a fines del siglo XIX o inicios del XX los cultivos de exportación se valorizaron fuertemente, fortaleciendo los ingresos de la élite”. En cuanto al papel de la IED y su papel en las desigualdades en América Latina, véase la página 147-148, en la cual no son capaces de señalar con nombre propio a la United Fruit Company, la Sugar Fruit Company, la Tropical Oil, o la Standar Oil.

23 Por su parte, el análisis marxista conceptualiza la expansión del capitalismo desde una perspectiva estructural, y considera que la dinámica del mercado, la paulatina monetización de las transacciones y la producción en masa que lleva a disminuir el valor de los productos, tendría como consecuencia la desintegración del campesinado, que se transformaría en obreros o en empresarios de origen rural. En la misma línea argumental, Lenin toma el análisis de las relaciones de los distintos grupos económicos dentro del sistema capitalista: la competencia por apropiarse de más y mejores recursos naturales, llevaría a aumentar las ganancias y la capitalización produciendo un antagonismo entre distintos grupos sociales del agro, los que convergirían en una lucha de intereses que terminaría con la disolución de las unidades campesinas (RAHMAN, 1986, citado por TAPELLA, 2002).

24 Reflexión tomada de Cederul.unizar.es/revista/num08/11.htm. Sobre el tema se puede consultar: Juan Castaignts, Blanca Rubio, Julio Moguel, Pierre Philiphe Rey, Roger Bartra, Armando Bartra, Raúl Paz, Caracciolo Baseo y Foti Laxalde, Kostas Vergopoulos, Aleksandr Vasilievich Chayanov y Esteban Tapella.

25 Véase González R. I., La crisis de los años treinta e impacto en América Latina, Ed Facultad de Economía UNAM, 2012.

26 Véase Wikipedia.org/wiki/ley_Hawley-Smoot y Wikipedia.org/wiki/Pacto_Roca-Runciman

27 González Molina, R.I., La crisis de los años treinta e impacto en América Latina, Ed. FE-UNAM, 2012.

28 Véase a Le Riverend, Julio, Historia Económica de Cuba, Ed. Ariel, Barcelona España, 1972, p.188.

29 Ibidem, pp. 205-206

30 Véase Castor, Susy, Crisis del 29 y la instauración de un nuevo sistema de dominación y dependencia en Haití, UNAM, 1977.

31 Es el caso de la dictadura de Rafael Leónidas Trujillo (1930-1961) en República Dominicana, la ocupación estadounidense en Haití (1915-1934), después la dinastía de los Douvalier, Papa Doc y Baby Douvalier, de Anastasio, Somoza García (1936- 1937-1947 y 1950-1956), su familia se mantuvo en el poder hasta 1979. En Cuba, Gerardo Machado (1925-1933), después Fulgencio Batista. En Guatemala, Jorge Ubico Castañeda (1931-1944) y, en El Salvador, Maximiliano Hernández Martínez (1931-1944).

32 Véase González Molina, R.I.
1   2   3   4   5   6   7

similar:

El Desarrollo Económico de América Latina desde la independencia” iconAmerica latina: desarrollo, capitalismo y democracia1

El Desarrollo Económico de América Latina desde la independencia” iconUna cronologia de eventos importantes en el desarrollo del movimiento...

El Desarrollo Económico de América Latina desde la independencia” iconResumen Los estudios de género en América Latina se han dado desde...

El Desarrollo Económico de América Latina desde la independencia” iconEl crecimiento económico y desarrollo económico

El Desarrollo Económico de América Latina desde la independencia” iconDelincuencia juvenil en america latina

El Desarrollo Económico de América Latina desde la independencia” iconAsignatura: Las comunicaciones verbales en América Latina

El Desarrollo Económico de América Latina desde la independencia” iconDerechos económicos, sociales y culturales en América Latina

El Desarrollo Económico de América Latina desde la independencia” iconLa cruzada de los medios en América Latina”, de Denis de Moraes

El Desarrollo Económico de América Latina desde la independencia” iconª Reunión de la Red de Popularización de la Ciencia y la Tecnología...

El Desarrollo Económico de América Latina desde la independencia” iconPlan de Acción en Genética y Salud Pública en América Latina y el Caribe




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com