Informe final




descargar 136.44 Kb.
títuloInforme final
página2/3
fecha de publicación02.02.2016
tamaño136.44 Kb.
tipoInforme
b.se-todo.com > Derecho > Informe
1   2   3

Documentación: protocolo de trabajo

Documentación fotográfica: fotografías tomadas durante reconocimientos regulares


Higiene diaria recomendada: los preparados no irritantes no tienen efecto sobre el curso del estudio

Valoración de los efectos de la terapia:

(1—cicatrización, 2 – mejora importante,

3 – mejora, 4 – sin mejora, 5 – empeoramiento).

Valoración de la terapia realizada por los pacientes:

(1 – excelente, 2 – muy buena, 3 – buena,

4 – sin cambios, 5 – empeoramiento, irritación)

Comentario: Los distintos períodos de aplicación tópica de la pomada Cicatrix®, Catalysis S.L. Madrid, dependieron de la magnitud de las zonas a tratar y de los volúmenes de dicho preparado facilitados por la empresa.

Nota: los datos marcados con * se encuentran en la tabla nº 1 y en los gráficos nº 1 y 2

Las cifras de las columnas indican el número de pacientes


Resultados

Datos básicos: Para datos de sexo, número de pacientes, edad (menor y mayor), período medio de duración de la aplicación (en días), período medio de duración de la afección (en años), duración media del período de exacerbación y número de recidivas por año, véanse la tabla nº 1 y los gráficos nº 1 y 2.

Datos especializados: Para datos de interrupción de la aplicación, hospitalización y preparados más efectivos, véanse la tabla nº 2 y los gráficos nº 3, 4 y 5

Datos específicos: Para datos de eficacia y tolerabilidad, valoraciones realizadas por el terapeuta y los pacientes y efectos adversos, véanse la tabla nº 3 y los gráficos nº 6 a 11
Diagnóstico: En el grupo de 30 pacientes (compuesto por 9 hombres y 21 mujeres), se incluían cicatrices queloides e hipertróficas de diversas formas y magnitudes, desde cicatrices pequeñas de 1 x1 cm hasta grandes cicatrices de quemaduras que afectaban a zonas de 10 x 15 cm.

Su etiología (queloides espontáneas, trauma, vacunación, intervenciones quirúrgicas, quemaduras) no era relevante para los fines del estudio.

Terapia anterior: El 50% de los pacientes había utilizado varios preparados tópicos (Contractubex®, Dermatix®, gel Lioton®, láminas de silicona), balneoterapia, terapia con láser, crioterapia, corticoides intralesionales
Historial familiar positivo: 2 pacientes (6,66%) con queloides espontáneas
Pruebas de laboratorio: 2 pacientes: nivel alto de colesterol

4 pacientes: resultados de las pruebas renales en el límite de los intervalos normales,

3 pacientes con glucemia en el límite del intervalo normal

2 pacientes: niveles altos de CRP

3 pacientes: niveles altos de FW
Otra medicación: vigorizantes, vitaminas, agentes antihistamínicos

Se administró otra medicación exclusivamente en casos de emergencia y con recomendación de otros expertos médicos
Otros métodos terapéuticos físicos recomendados:

pulverización, masaje; comenzando, a ser posible, al inicio de la terapia
Se utilizaron otros métodos 4 semanas después de la conclusión de la terapia:

Bioestimulación con láser II. B, microdermoabrasión, corticoides intralesionales, oclusión
Se observó una mejora de los hallazgos locales ya en las tres primeras semanas en el 30% de los pacientes, mejora que continuó hasta la conclusión de la aplicación de los preparados tópicos testados.
Remisión imposible de valorar hasta el momento debido a la falta de tiempo; no obstante, ninguno de los pacientes mostró empeoramiento

Eficacia de la terapia (véanse la tabla nº 3 y los gráficos nº 6, 8, 9 y 10):

Valoración realizada por el terapeuta:   15 pacientes (50%) muy buena

11 pacientes (37%) buena

3 pacientes (10%) sin efecto

1 paciente (3,3%) no toleró la terapia.

Valoración realizada por los pacientes: 13 pacientes (43,00%) muy buena

12 pacientes (40%) buena

3 pacientes (10%) sin efecto

2 pacientes (6,70%) empeoramiento
Tolerabilidad de la terapia (véanse la tabla nº 3 y los gráficos nº 7, 8, 9 y 10):

Valoración realizada por el terapeuta: 15 pacientes (50%) muy buena

11 pacientes (37%) buena

3 pacientes (10%) sin efecto

1 paciente (3,3%) no toleró la terapia.

Valoración realizada por los pacientes: 13 pacientes (43%) muy buena

12 pacientes (40%) buena

3 pacientes (10%) sin efecto

2 pacientes (6,70%) empeoramiento
Tolerabilidad: de la pomada Cicatrix®, Catalysis S.L. Madrid fue muy buena y buena
Efectos adversos (tras la aplicación de la pomada Cicatrix®, Catalysis S.L. Madrid)

(véanse la tabla nº 3 y el gráfico nº 11):

1 paciente con sensación de quemazón en la piel (3,33%),

1 paciente con sequedad cutánea transitoria (3,33%),

5 pacientes con enrojecimiento cutáneo (17,00%),

3 pacientes con escozor (10,00%)

Ninguno de los pacientes interrumpió la aplicación.
Dermatitis irritante: observada en 4 pacientes y resuelta en 10 días
Pacientes excluidos del grupo: 1 paciente fue excluido tras 4 semanas
Pacientes hospitalizados: ninguno


Comentario:

La pomada Cicatrix®, Catalysis S.L. Madrid fue aplicada a 30 pacientes.

El método consistía en pasos básicos:

  1. lavado delicado de la zona cutánea afectada o de la cicatriz, preferiblemente con jabón, jabón líquido o gel de ducha con un 3-8% de ichthamol.

  2. pulverización

  3. masaje

  4. trascurrido un mes, se evaluaba el estado y se consideraba la posibilidad de aplicar una terapia combinada o métodos terapéuticos adicionales.


A todos los pacientes se les habían enseñado técnicas de masaje y se les habían dado instrucciones por escrito. Se enseñó a los pacientes a aplicar el preparado y a realizar la pulverización. Consideramos este efecto especialmente importante, puesto que no basta con aplicar el preparado de manera superficial, ya que su mera aplicación no produce una mejora permanente.
Durante estudios previos (relacionados con la terapia de cicatrices queloides e hipertróficas) llevados a cabo en nuestra clínica (16, 17, 18, 19), hemos demostrado que el sistema de movimiento de masaje sugerido que hemos desarrollado y utilizado durante más de 15 años promueve la pérdida gradual de las fibras rígidas de la cicatriz y proporciona magníficos efectos finales. En combinación con pulverizaciones de agua termal, el efecto se potencia aún más.
La pulverización es una forma especial de tratar la piel dañada o afectada por un trastorno (por ejemplo, pacientes con quemaduras, dermatitis atópica o soriasis) utilizando agua termal y un suave masaje. En algunos casos, es posible intensificar el efecto terapéutico masajeando la piel con ungüentos y emulsiones especiales.

Procedimiento: lavar la zona cutánea afectada o la cicatriz delicadamente con jabón, preferiblemente con un jabón que contenga un 3-8% de ichtamol (jabón de desinfección SANO o gel de ducha DETA Werra). Secar la piel con una toalla suave y pulverizarla con agua termal (rica en selenio, a ser posible), aplicar una fina capa de pomada Cicatrix y masajear la piel utilizando los movimientos de masaje recomendados.

Puede repetirse la pulverización mientras se realiza el masaje, de esta forma, la piel permanece más hidratada. La presión aplicada sobre la piel no debe ser ni demasiado leve ni demasiado fuerte; en realidad, la presión debe ser la misma que la de un apretón de manos firme. Después de masajear, pasar un paño sobre la zona afectada y aplicar una fina capa de Cicatrix.

Se informó a todos los pacientes de la necesidad de realizar el masaje por lo menos dos veces al día durante un mínimo de un mes. El terapeuta que los reconoció recomendó la utilización de métodos adicionales. Se indicó a todos los pacientes que se pusieran en contacto con el terapeuta en caso de que se produjera alguna irritación.
Otros métodos terapéuticos empleados en combinación con la aplicación de la pomada estudiada:
Oclusión (tabla nº 2): 11 pacientes: 36,67% (5 hombres, 6 mujeres).

La oclusión (película plástica o material bio-oclusivo inerte) se realizó tras el tratamiento nocturno y se mantuvo durante unas 8 horas. 6 pacientes refirieron una sensación de quemazón después de 10 días. Objetivamente, descubrimos la aparición de eritema y, por tanto, se interrumpió la aplicación de oclusión. El efecto sobre 5 pacientes (17%) fue muy bueno y la aceleración de la cicatrización fue evidente, puesto que las cicatrices se aplanaron. A estos pacientes se les siguió aplicando oclusión hasta la conclusión de la terapia.
Microdermoabrasión (tabla nº 2): 13 pacientes: 43,33% (4 hombres, 9 mujeres).

Se realizó microdermoabrasión en todas las zonas afectadas una vez a la semana utilizando un sistema de movimientos en cuadrícula repetidos tres veces.

Esta terapia combinada (masaje, pulverización y microdermoabrasión) parece tener mejores efectos. Por lo tanto, recomendamos el empleo de esta combinación en clínicas equipadas con un dispositivo de microdermoabrasión.
Bioestimulación con láser tipo II.B. (tabla nº 2): 18 pacientes: 60% (6 hombres, 12 mujeres). Su uso en el tratamiento de cicatrices queloides se realiza desde hace años y nosotros lo aplicamos dos veces a la semana con muy buenos resultados.

Por lo tanto, asumimos que la combinación de masajes, pulverización y bioestimulación con láser acelera la cicatrización e influye sobre el efecto estético final.
Corticoides intralesionales (tabla nº 2): 6 pacientes: 20% (2 hombres, 4 mujeres). Este tratamiento se aplicó a pacientes con efectos poco convincentes, principalmente en zonas localizadas, en las que el preparado testado sólo se aplicó sin masajes ni pulverización (años, ombligo).
Efectos indeseados:

Dermatitis irritante: se produjo en 4 pacientes (13,33%) después de aplicar la pomada durante 10 ó 12 días. Es posible que esos pacientes no entendieran correctamente el sistema terapéutico y no siguieran al pie de la letra las instrucciones de la terapia. Los síntomas quedaron resueltos en el plazo de 10 días tras la interrupción de la aplicación y dos pacientes comenzaron a aplicarse de nuevo la pomada. Los otros dos pacientes recibieron la aplicación de corticoides intralesionales después.

Infección bacteriana: Dos pacientes refirieron el sufrimiento de una infección bactriana en el transcurso de la terapia (una contraindicación de la aplicación de la pomada Cicatrix®, Catalysis S.L. Madrid) e interrumpieron la terapia hasta el tratamiento y desaparición de los síntomas de las infecciones bacterianas. Una vez desaparecida la infección, se reanudó la terapia.
Los efectos más importantes se observaron en pacientes con cicatrices nuevas: un niño pequeño después de una operación de paladar partido y un niño mordido por un perro.
Se observaron muy buenos efectos tras la aplicación de la pomada Cicatrix®, Catalysis S.L. Madrid, en pacientes con cicatrices atróficas y estrías gravídicas (también consideradas cicatrices atróficas). Los pacientes se aplicaron la pomada Cicatrix® utilizando el sistema de masaje y pulverización recomendado. Se procedió al tratamiento de 4 pacientes con cicatrices de acné y 5 pacientes con estrías. Tras 6 semanas de terapia, los efectos cosméticos fueron muy buenos (véanse las fotografías).
La pomada Cicatrix® fue aplicada a 8 pacientes fuera del grupo de estudio.

Se observaron muy buenos resultados en una mujer que había desarrollado un granuloma tras una operación de aumento de labios con materiales de relleno. Una vez expelido el granuloma, apareció una cicatriz. Tras 4 semanas de aplicación de la pomada Cicatrix®, la cicatriz se curó totalmente (véanse las fotografías).

La pomada Cicatrix® también se aplicó a un paciente que llevaba 20 años sufriendo lupus eritematoso discoide. En una terapia tópica, el paciente tomaría corticoides, lo que dio lugar a una atrofia cutánea. Además, habían aparecido ulceraciones. Tras la aplicación de pomada Cicatrix®, la zona había mejorado después de 3 semanas, la piel estaba más lisa y suave y las pequeñas ulceraciones y erosiones desaparecieron. Este paciente lleva 3 meses utilizando pomada Cicatrix® con magníficos resultados (véanse las fotografías).

También se aplicó pomada Cicatrix®, Catalysis S.L. Madrid, a dos pacientes con abrasiones superficiales, 2 pacientes con quemaduras de primer y segundo grado y 2 pacientes con irritación cutánea tras la depilación. La aplicación de pomada Cicatrix®, Catalysis S.L., Madrid, solucionó los síntomas de irritación, eritema e infiltraciones en 6 días.
En pacientes con cicatrices más antiguas, es necesario prolongar el período de aplicación y combinarla con otros métodos terapéuticos citados anteriormente.

Los pacientes se mostraron satisfechos con la terapia y los resultados estéticos fueron satisfactorios.

Tanto el terapeuta como los pacientes apreciaron la textura de la pomada Cicatrix®.
Debate

La pomada Cicatrix® es un producto nuevo de Catalysis, S.L. Madrid, utilizado para tratar cicatrices queloides e hipertróficas. Entre las sustancias activas que contiene la pomada se incluyen un 1% de centella asiatica y un 0,5% de pinus silvestris. Estas sustancias activas son las responsables de su eficacia en condiciones de indicación y aplicación adecuadas. El producto se ha sometido al proceso de activación molecular.

La activación molecular es un novedoso método encaminado a mejorar la actividad biológica de todos los antioxidantes, vitaminas, oligoelementos y extractos de hierbas. La activación molecular aumenta la actividad de dichas moléculas de 20 a 100 veces. La composición química se mantiene inalterada, mientras que su actividad biológica se incrementa.

Científicos españoles que trabajan en laboratorios de Madrid llevan desde 1980 estudiando las actividades de antioxidantes y radicales libres. En todas las sustancias se supervisan más de 20 parámetros y propiedades físicas y biológicas, de manera que se determinan las propiedades específicas necesarias para contrarrestar los efectos negativos de los radicales libres presentes en los organismos y responsables de problemas de salud.

La centenella asiatica lleva muchos siglos utilizándose en medicina; no obstante, hasta la década de los cincuenta del siglo pasado no se consiguió realizar una extracción correcta de sus componentes activos.

El extracto de gotu kola (extracto titulado de centenella asiatica – TECA), madecasosida y asiaticosida son los componentes más importantes del preparado. Todos ellos han sido descritos muchas veces, incluyendo sus excelentes efectos para el tratamiento de hipertensión venosa, circulación de vasos sanguíneos, edema y venas varicosas. Además, reducen los niveles de colesterol y muestran actividad antibacteriana.

Los extractos de TECA pueden favorecer la síntesis de colágeno en las paredes arteriales y mantener su tensión. Lo realmente interesante son los descubrimientos acerca de los cambios de fibroblastos humanos inducidos por los triterpenoides de centenella asiatica. Las pruebas realizadas con TECA en animales han demostrado su absoluta seguridad. Por supuesto, las ventajas de su aplicación tópica han sido verificadas y testadas por muchos estudios y se han realizado numerosos experimentos documentados en el campo de la aceleración de cicatrización de heridas, describiendo las formas de fomentar la cicatrización de la piel después de terapia para radiodermatitis y tratamiento de cicatrices y heridas experimentales. Las pruebas de TECA en animales también han servido para demostrar sus efectos analgésicos en animales pequeños, así como el hecho de que los componentes de gotu kola pueden interferir en la fertilidad de los ratones.

La TECA tiene un supuesto efecto afrodisíaco; no obstante, ésto no ha sido demostrado por ninguna investigación.

La TECA ha sido probada en diversos ensayos clínicos y se ha demostrado la suposición de que su aplicación acelera la cicatrización de heridas quirúrgicas, llagas de diversa etiología en las piernas, trastornos cutáneos parasíticos, trastornos cutáneos del grupo pénfigo y cicatrices. La cicatrización en sí no va acompañada de daños ni marcas.

Las pruebas con TECA también han revelado que el extracto de centenella asiatica es capaz de destruir el cultivo de células cancerígenas; sin embargo, será necesario realizar muchos estudios clínicos para demostrar el supuesto efecto anticancerígeno.

La madecasosida muestra un claro y comprobado efecto antiinflamatorio (verificado por estudios médicos franceses), probado durante la monitorización del estado de pacientes con lesiones hepáticas. La aplicación de TECA vino seguida de una mejora notable del estado de salud. La TECA puede aplicarse por vía tópica o administrarse por vía sistémica.

Ha quedado ampliamente demostrado que la madecasosida y la asiaticosida aceleran y mejoran la síntesis del colágeno en el proceso de cicatrización de heridas y mejoran la calidad de las fibras de colágeno, es decir, la firmeza, tal y como se ha demostrado en observaciones experimentales de aplicación en pacientes con esclerodermia (en las que se utilizaron como preparados complementarios).
1   2   3

similar:

Informe final iconInforme Final

Informe final iconInforme final

Informe final iconInforme final

Informe final iconInforme Final

Informe final iconInforme final

Informe final iconInforme final de

Informe final iconInforme final

Informe final iconInforme Final

Informe final iconInforme final

Informe final iconInforme final




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com