Seminario conciliar de ciudad juarez




descargar 230.34 Kb.
títuloSeminario conciliar de ciudad juarez
página1/6
fecha de publicación03.02.2016
tamaño230.34 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Derecho > Documentos
  1   2   3   4   5   6
SEMINARIO CONCILIAR DE CIUDAD JUAREZe:\seminario\560880_387577377977508_1958589830_n[1].jpge:\seminario\282486_170086396393275_100001757479801_402654_7378818_n[1].jpg
PREPARATORIA PEDRO J. MALDONADO
SEMINARIO MENOR SAN JOSÉ

BASES PSICO-AFECTIVAS EN LA INFANCIA PARA EL DESARROLLO SOCIAL DEL ADOLESCENTE.

POR: DAVID HERNANDEZ MARTINEZ


ASESORA: Lic. Carolina Herrera
Titular de la materia: Lic. María Norma Tena Cisneros


Cd. Juárez, Chih., México.

8 de Mayo del 2013

Dedico:

Este trabajo a la Divina Providencia, quien me ha asistido en estos tres años de Seminario Menor, a Nuestra Señora del Pilar y su esposo San José, a quienes pido su intercesión para continuar en este camino vocacional.

A mi familia quien me ha inculcado los valores cristianos y me alienta a seguir caminado en la fe, en especial a mi padre Manuel y a mi madre Yolanda, quienes con su ejemplo me han enseñado a esforzarme siempre en todo.

Agradecimiento:

Principalmente a Dios quien me da la vida cada día y me sigue llamando a la vocación sacerdotal.

A mi numerosa familia quien me ha acompañado siempre, con su oración, apoyo y ejemplo.

A los sacerdotes que han marcado mi vida: Pbro. Miguel Cisneros, Diác. Juan Muñoz, Pbro. Armando Benavides, Pbro. Guillermo Sias y los Padres Formadores.

También a mi asesora Carolina Herrera que me ha acompañado en este trabajo de investigación, por su tiempo, trabajo y dedicación.

Por último a los maestros de la Preparatoria Pedro J. Maldonado, a los fieles de mi comunidad parroquial, en especial al Sr. Gerardo Soria, a mis amigos y a todos mis bienhechores materiales y espirituales, que me han ayudado y alentado en la vocación que he decido seguir.

INDICE

Introducción 5
Primer Capitulo

1.- Afectividad Familiar en la Infancia. 9
1.1 Influencias Psicológicas Prenatales. 10

1.2 Desarrollo Emocional Post-natal. 15

1.2.1 Relaciones Madre- Hijo y Padre-Hijo. 16

1.2.2 Vínculos Afectivos entre Hermanos. 20

1.3 Tipos de Familia. 22
Segundo Capitulo

2.- Educación Familiar en la Niñez. 30
2.1 Educación Parental: Modales y Valores. 30

2.1.1 Estilos de Educación de los Padres. 37

2.2 Socialización: de los 0 a los 12 años. 41

2.3 Desarrollo de Potencialidades: Etapa Escolar. 46
Tercer Capitulo

3.- Cambio de Etapa: El Adolescente en Casa. 52

3.1 Teorías de la Adolescencia. 53

3.2 Desarrollo Afectivo-Emocional del Adolescente. 57

3.3 Desarrollo Social-Familiar. 61
Conclusión. 69
Referencias 72

Introducción

He decidido abordar este tema debido a los problemas que se presentan en la vida de los adolescentes desde el punto de vista familiar, ante esto me hago la siguiente pregunta: ¿Cómo influye la afectividad familiar en el desarrollo del infante de los 0 a los 12 años? Probablemente las familias que son afectivas desarrollan en sus hijos un sano crecimiento en la adolescencia, pero las relaciones afectivas a veces no son muy buenas y la educación familiar es en algunas ocasiones deficiente. Con esta investigación me propongo determinar la influencia de la afectividad familiar en el desarrollo de la persona de los 0-12 años y relacionar el modelo parental con la persona desde su nacimiento hasta los 12 años.

Esta investigación será abordada desde la Psicología, específicamente desde la Psicología Evolutiva que estudia los cambios que se producen a medida que vamos creciendo y envejeciendo. Partiré de la Teoría del Desarrollo Psicosocial de Eric Erickson, Psicoanalista alemán y teórico de la personalidad, quien estudió psicoanálisis con la hija de Sigmund Freud.

Su teoría establece 8 etapas del desarrollo durante la vida y también las crisis típicas que es preciso resolver en cada una de ellas. Erickson toma en cuenta que las experiencias infantiles tienen un impacto duradero en el individuo. También presenta la socialización del individuo como un suceso no tan repentino ni tan violento desde el punto de vista emocional. Adopta, pues, una perspectiva más amplia del desarrollo humano que otros investigadores en cuanto al tiempo y alcance. Desde esta teoría se pueden encontrar los conceptos de bases afectivas o afectividad en la familia y bases educativas o educación familiar. De acuerdo a la teoría de Crisis de Identidad en el adolescente de Erickson, la emotividad es un factor importante en esta etapa de la persona y es muchas veces influenciada por su experiencia afectiva de la infancia.

Este trabajo se sustenta también en las investigaciones de Jean Piaget. Psicólogo que plantea que el desarrollo cognitivo está determinado por su doble aspecto intelectual y afectivo. De acuerdo con Piaget, el desarrollo intelectual se divide en seis estadios: los tres primeros corresponden a la etapa del recién nacido y el lactante (período pre verbal, hasta los dos años); el cuarto estadio pertenece a la primera infancia (de los dos a los siete años); el quinto estadio se refiere a la segunda infancia (de los siete a los doce años) y, el último estadio corresponde a la adolescencia. Lo que indica que la base educativa depende de las atenciones parentales en cuanto a cada estadio del individuo. Basó sus teorías originales sobre el aprendizaje infantil en sus meticulosas observaciones sobre sus tres hijos.

Por tanto, si las mencionadas bases en la infancia, desde la vida prenatal, son efectivas se puede inferir que las relaciones familiares y sociales serán muy buenas. El infante podrá pasar a la etapa de la adolescencia sin alteraciones, continuando su desarrollo desde un ambiente sano, de confianza y amor.

Mediante la educación parental se transmiten los valores y modales que ayudaran a la sana socialización del individuo, así como la motivación del desarrollo de habilidades intelectuales, de lo contrario sufrirá crisis fuertes en la etapa de la adolescencia.

Por eso, las crisis sociales o de identidad que se suscitan en el adolescente, perjudican no solo a su persona, sino a todo su entorno, porque la mente humana, según el humanismo, es capaz de influir en el mundo en que vive y cambiarlo. Como lo podemos experimentar en la sociedad en que vivimos, donde los padres se convierten en informadores y no en formadores de familias, que son el núcleo y sustento de una sociedad.

La investigación tendrá un enfoque cualitativo y será del todo teórica, con el fin de analizar la importancia del desarrollo de la persona desde su ámbito familiar durante la etapa infantil e identificar la repercusión de la educación familiar durante la infancia de la persona en su desarrollo social.

Primer Capítulo

1.- Afectividad Familiar en la Infancia.

La afectividad en la persona comprende desde que su padre y madre le conciben, hasta que envejece y muere.

Para el estudio de la Psicología Evolutiva es necesario tomar como base inicial desde el momento de la concepción y el embarazo, porque es en la infancia y la adolescencia donde se presentan las crisis propuestas por Eric Erickson ante la falta de afectividad, que trae consigo problemas conductuales, porque “la afectividad y la inteligencia son indisolubles y constituyen los dos aspectos complementarios de toda conducta humana”1

Es por tanto, la afectividad de la familia en el infante de suma importancia, desde el seno materno, porque “es un factor determinante para el futuro del desarrollo del niño”2 en cuanto a sus relaciones afectivas familiares (madre, padre y hermanos), fuera de la familia y en su desarrollo cognoscitivo que es de vital importancia en la educación del Modelo Parental.

    1. Influencias Psicológicas prenatales

Las teorías de Erickson y de Jean Piaget consideran con especial hincapié el desarrollo del niño en el vientre de su madre, porque “en el feto están presentes todas las emociones, la capacidad de aprender y muchas diferentes formas de conducta. Estudiar este periodo de 9 meses nos ayuda a entender muchas cosas que se manifiestan mucho después del nacimiento.”3 Es también en el seno materno donde el bebé comparte el oxígeno, la alimentación, la sangre y los sentimientos con su madre.

“Todo empieza cuando una pareja decide tener un hijo.”4 La unión de estos dos (padre y madre fértiles en condiciones óptimas para procrear) en una relación sexual coital, como expresión de mutuo amor, da como fruto precisamente un nuevo ser humano que ha de desarrollarse como embrión hasta formar un bebé, en el útero de la madre, normalmente por 9 meses, al cual llamamos feto. Comprende también el deseo de los padres por concebir un hijo y el afecto entre ellos:

Las influencias concretas del ambiente prenatal afectan al feto de forma diferente. Algunos factores son teratogénicos (productores de un defecto de nacimiento) en algunos casos, mientras que otros tienen muy poco o ningún efecto sobre el feto (…) son importantes la duración del daño ambiental, su intensidad y su interacción con otros factores.5

En el desarrollo del bebe pondremos especial atención en el sistema nervioso, que en el vientre de la madre permite en el infante la llamada actividad intelectual, la cual pone en acción al cerebro, que “este se desarrolla rápidamente con control sobre los órganos sensoriales que son los sentidos como el tacto y el oído:”6

  1. Tacto: Completo después de las 7 u 8 semanas de embarazo. Es uno de los sentidos más importantes que ayudarán al infante en toda su vida, pues este órgano es un comunicador y define la relación. El tocar siempre implica ser tocado; siempre hay una reciprocidad y la posibilidad de una relación. Además el tacto siempre tiene una dimensión afectiva. Desde el cuarto mes de embarazo, el infante responde a los estímulos táctiles moviéndose, es así como los padres se sensibilizan con su hijo y despiertan un nexo afectivo prenatal con el niño, lo que establece las bases para sus relaciones afectivas después del nacimiento. 7

Los cariños de la madre y el padre al individuo que está desarrollándose, los besos, los abrazos, etc. influyen en el afecto del niño que repercute de manera positiva o negativa al crecer, dependiendo del tipo de afectos recibidos en esta etapa prenatal.

Erickson menciona que en la Primera Etapa del Desarrollo se presenta la primera crisis del niño con el nombre “Confianza básica frente a la desconfianza básica: Si se atiende bien al lactante, en el futuro mostrará seguridad. Pero si siente mucha inseguridad de que se le cuide o no, aprenderá a ver el mundo con recelo y temor.”8 En el caso de la madre, que es la portadora de su hijo, “es esencial que tenga una actitud de aceptación. Así se dará la Confianza Materna Básica, que esta confianza se transmite al hijo y llega a ser una condición y un estimulo para su desarrollo.”9

b) Oído: Completo entre el segundo y quinto mes de embarazo. El feto absorbe los ritmos característicos particulares del lenguaje de la madre. En cierto sentido, el feto ya está trabajando, aprendiendo el lenguaje. El canto es muy importante porque puede ayudar al niño a calmarse y animarlo después del nacimiento. Los sonidos varían según el estilo de vida y el ambiente: la voz de la madre, del padre, la música, el tráfico, etc.10

Algunos sonidos pueden servir de estímulo afectivo de la madre al hijo o del padre al hijo, incluso de los hermanos al hermano. Por eso el infante adquiere también cierto tipo de confianza al reconocer las voces y los sonidos, lo que puede facilitar el reconocimiento de personas después de nacer y crear vínculos o relaciones.

El sistema nervioso conecta todos los sentidos con el cerebro y es en este órgano donde se encuentra la capacidad cognoscitiva de la memoria donde se almacenan las emociones, “todas las experiencias sensoriales y su significado emocional se pueden procesar y transmitir en un contenido intelectual que entonces se almacena en la memoria. Esto se le denomina “aprendizaje” y el niño comienza a pensar”.11

Jean Piaget, menciona que en su Primer estadio del Desarrollo Cognoscitivo, llamado Sensoriomotor, inicia el desarrollo de la actividad intelectual del infante que en su vida prenatal, su nacimiento y hasta los dos años, “aprenden a conocer el mundo a través de los sentidos y de sus conductas motoras”12:

El niño desarrolla las primeras funciones y categorías que sentarán las bases de la estructura móvil y flexible que es la dimensión intelectual y afectiva en el ser humano. Así, el niño se mueve en un proceso de continua equilibración y acomodación, desarrollando, gracias a los reflejos y su coordinación mental (hábitos) y a la inteligencia sensorio-motriz (esencialmente práctica), las categorías de objeto (madre), espacio, causalidad y tiempo.13

Otros factores que influyen indirectamente en el desarrollo afectivo y cognoscitivo del infante, como la nutrición de la madre, son también importantes en el período prenatal porque “se desarrollan los primeros reflejos afectivos, que son las emociones primarias relacionadas a la nutrición.” 14

Incluso la madre refleja su afectividad al hijo en las atenciones o cuidados que realiza como ir periódicamente al médico, o tener una relación amorosa estable con su esposo. Otros factores como el consumo de tabaco, alcohol u otro tipo de droga, desarrolla en el infante dependencia de las sustancias. Otros casos en que la madre no desea un mal a su hijo y se cuida, pero si es portadora de alguna enfermedad es probable que se la herede al niño, por ejemplo la rubeola, la diabetes o la sífilis, que pueden afectar en el desempeño intelectual del infante.

Después de que el proceso de parto sea concluido, el hijo afronta la aceptación de los padres o el rechazo de los mismos, desde los afectos que le proporcionaron antes de nacer y después de nacer. “Lo mejor que se puede ofrecer a los niños es una relación amorosa. Esto nunca cambia a través de la vida: ¡el amor humano es una necesidad básica!”15

El desarrollo del hijo en la etapa de la adolescencia dependerá mucho de las relaciones afectivas que entable con sus padres y hermanos, a excepción de los hijos únicos, que dependerá fuertemente de los padres el transmitir confianza y amor al niño, hacia ellos y hacia el exterior.

    1. Desarrollo emocional Post-natal.

Una vez que la madre ha terminado el proceso del parto, el padre también será directamente partícipe de las relaciones afectivas que se susciten en relación al hijo recién nacido y en diferentes etapas de su vida.

Sabemos ahora que ven, oyen, entienden mucho más de lo que se cree. La mayor parte de sus sentidos operan con bastante eficacia en el momento de nacer o bien poco después del parto. Asimilan y procesan información proveniente del mundo externo, y lo hacen casi en cuanto llegan a este mundo; pronto aprenden quién los cuida y empiezan a formar vínculos estrechos con esta persona.16
Estas relaciones se entablan desde la vida prenatal y se refuerzan o se debilitan en la medida que sean afectivas y efectivas.

Los estadios de Eric Erickson y Jean Piaget, dependen de este desarrollo emocional, porque tanto para socializar como para el trabajo intelectual, es necesario que el infante se haya sentido amado y protegido en los primeros vínculos afectivos que establece dentro de la familia.

  1   2   3   4   5   6

similar:

Seminario conciliar de ciudad juarez iconSeminario conciliar de cd juárez preparatoria pedro j. Maldonado

Seminario conciliar de ciudad juarez iconEnfermedades en Ciudad Juárez, México y el mundo y programas gubernamentales...

Seminario conciliar de ciudad juarez iconDe la ciudad damérica a la ciudad fractálica, o la indigestión del formalismo

Seminario conciliar de ciudad juarez iconMadelaine Rocio Dávila Juárez 200413573

Seminario conciliar de ciudad juarez iconDirección. Texas 117 Col. Nápoles, Delegación Benito Juárez, C. P. 03810. México D. F

Seminario conciliar de ciudad juarez iconSeminario de Amenorrea

Seminario conciliar de ciudad juarez iconInforme de seminario

Seminario conciliar de ciudad juarez iconSeminario de Educación Ambiental

Seminario conciliar de ciudad juarez iconConclusiones Seminario Celebrado el 27 de Junio de 2007

Seminario conciliar de ciudad juarez iconAcuña María Inés (Evaluación y seminario)




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com