El índice de masa corporal (imc) que se puede utilizar en niños a partir de los dos años




descargar 30.56 Kb.
títuloEl índice de masa corporal (imc) que se puede utilizar en niños a partir de los dos años
fecha de publicación05.02.2016
tamaño30.56 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Derecho > Documentos
Evaluación del estado nutricional

Dr. Jiménez Herrera

Al hacer esta evaluación lo que vamos a estar haciendo es comparar los valores de nuestro paciente, su estado, con un estándar y de acuerdo con eso determinando su estado en la parte nutricional.

El estado nutricional siempre va a ser como interactúa el organismo de este menor con un agente externo que son los nutrientes; estos nutrientes van a llegar al organismo por medio de un vehículo que sería el alimento.

Siempre se va a comparar lo ideal con lo real de cada paciente; y es importante tener en cuenta que los nutrientes deterioran el estado de salud del individuo tanto por ausencia (desnutrición proteico-calórica) como por exceso (sobrepeso, obesidad).

Para evaluar el estado nutricional se requiere de instrumentos que son los indicadores, los cuales deben cumplir algunas condiciones para que sean efectivos. El estado nutricional puede ser medido tanto en individuos como en colectividades; en este caso nos interesa el del paciente de manera individual.

Hay cuatro maneras de evaluar el estado nutricional:

  1. Por examen clínico convencional (es lo que más se utiliza).

  2. Encuestas dietéticas (lo aplica el personal de nutrición).

  3. Estudios bioquímicos.

  4. Evaluación del ambiente cultural, económico donde se desarrolla la familia (haciendo uso de un equipo multidisciplinario que incluye trabajadores sociales).

Cuando se habla de indicadores antropométricos, básicamente se refiere a tres que son los que se están tomando con más frecuencia, los cuales serían peso, talla y perímetro cefálico. Otro sería el índice de masa corporal (IMC) que se puede utilizar en niños a partir de los dos años NO antes. Otros parámetros que se van a tomar en cuenta son el panículo adiposo o pliegue cutáneo tricipital, la edad y el sexo.

Antropometría

Es la técnica más usada y nos brinda información de macronutrientes. Las mediciones más usadas son el peso y la talla. Las determinaciones del perímetro braquial y del grosor de pliegues cutáneos, permiten estimar la composición corporal, estos últimos son importantes si se usan en combinación con el peso y la talla y por supuesto con el sexo (importante corroborar que los datos se estén tabulando en la gráfica correcta).

Crecimiento normal: Aumento de Talla

  • 3 cm por mes en primer trimestre.

  • 2 cm por mes en el segundo trimestre.

  • 1 cm por mes en el segundo semestre.

  • 10 a 12 cm de 12 a 24 meses.

  • 9 a 11 cm de 24 a 36 meses.

  • 7 a 9 cm de 36 a 48 meses.

  • 4 a 6 cm por año de los 4 años hasta inicio de la pubertad.

*Claro que hay niños que pueden crecer más, esto determinado por factores genéticos principalmente.

**El crecimiento en útero NO está determinado por factores genéticos. (Recordar que el doctor midió 53cm al nacer JAJA).

Crecimiento normal: Aumento de Peso

  • 750 gramos por mes / primer trimestre.

  • 500 gramos por mes / segundo trimestre.

  • 250 gramos por mes / segundo semestre.

  • 2 a 3 Kg por año de 1 a 5 años.

Mnemotecnia: para niños entre 1 y 5 años.

para niños mayores de 5 años.

*Para niños de 5 años se puede calcular de cualquiera de las dos maneras.

Gráficas

Los índices antropométricos se cuantifican en gráficas. Y son estas las que nos van a decir si algo está normal o no.

¿Si un paciente de 7 años tiene un IMC en 21 está normal? R/ para adultos sería lo ideal, sin embargo en niños sería un obeso, por eso es importante no solo el dato sino también ubicarlo en la gráfica.

Estas pueden ser en percentilos (lo normal sería del tercer percentilo al 95 percentilo) o en desviaciones standard (lo normal sería de la -2 a la +2).

Se basan en la frecuencia máxima y mínima de una condición determinada. El estándar es la condición ideal a la que hay que llegar. Para establecerlo se realiza una recopilación (la mayor parte son mundiales, con representación de las diversas poblaciones mundiales) a gran escala de determinado indicador, el cual es tratado estadísticamente. Son más confiables entre más calidad tenga la muestra.

Al utilizar medidas como la longitud corporal, estatura y el peso, relacionados entre sí o con la edad, se constituyen los principales indicadores antropométricos:

Los cuales son útiles para evaluar la condición nutricional de los niños.

El peso como parámetro aislado no tiene validez y debe expresarse en función de la edad o de la talla. La relación peso/edad (P/E) es un buen indicador en el primer año de vida, pero no permite diferenciar a niños constitucionalmente pequeños. Su uso como parámetro único no es recomendable. Se acepta como normal una variación de aproximadamente 10% con respecto al peso esperado.

La talla debe expresarse también en función de la edad. El crecimiento lineal continuo es el mejor indicador de dieta y de estado nutricional a largo plazo. La talla es un parámetro susceptible a errores de medición y que por lo tanto debe ser repetida, se acepta una diferencia menor a 5 mm entre ambas mediciones. Siempre es importante anotar el método mediante el cual se realizó la medición de la talla del paciente, porque entre un infantómetro y un tallímetro puede haber diferencias de hasta 1cm.

El niño puede cambiar de percentilo durante el primer año de vida, ya que la talla de nacimiento es poco influenciada por los factores genéticos y estos se manifiestan en el primer año de vida.

¿Cómo deben ser interpretados los indicadores antropométricos?

Peso/Edad (P/E): Refleja el estado nutricional actual y/o pasado, sin hacer distinción entre desnutrición aguda o crónica. Es sensible pero poco específico, por lo que se recomienda utilizarlo para niños(as) menores de un año, además es el primero en modificarse cuando se presentan deficiencias nutricionales. Recordemos que quebrar la gráfica P/E es un indicador que ayuda a decidir cuando ablactar a un niño (siempre que sea un niño con un desarrollo neurológico adecuado y una edad adecuada para hacerlo.

Talla/Edad (T/E): Refleja el estado nutricional pasado, por lo tanto es el indicador para valorar desnutrición crónica. Es menos sensible y se modifica más tardíamente. No todo niño pequeño va a tener un problema nutricional, puede tener una baja talla familiar determinada por factores genéticos (este cambio se presenta durante el primer año de edad); por lo cual es importante comparar esta gráfica con las otras dos para poder clasificar adecuadamente a ese paciente.

Peso/Talla (P/T): Es útil para diferenciar aquellos niños(as) que tienen un peso inadecuado para su edad. Es el indicador más específico para diagnosticar la desnutrición actual o aguda, pues es independiente de la edad hasta la adolescencia. Es el indicador más sensible en niños (as) con talla alta, en la cual el P/E da falsos negativos.

Si no se dispone de tablas, éste índice puede calcularse de la siguiente manera:

Índice peso/talla:

(*) El peso aceptable se calcula con las fórmulas estudiadas anteriormente.

Un Índice peso/talla (IPT) entre 90 y 110% se considera normal. Se considera que un índice menor de 90% es desnutrición y uno menor de 70% es desnutrición grave. Mientras que un IPT mayor de 110% se considera sobrepeso y si es mayor de 120% es obesidad.

http://www.abcpediatria.com/images/stories/ninos_20_estatura_peso.jpghttp://www.abcpediatria.com/images/stories/ninas_20_estatura_peso.jpg

Recordar que las gráficas para niños y niñas son distintas, y por eso su color para diferenciarlas. También existen gráficas específicas para menores de 36 meses en la cual la edad vendría en meses.

Para calcular el porcentaje de talla familiar para un varón sería:



Para calcular el porcentaje de talla familiar para una mujer sería:



Dice el doctor que lo anterior lo vamos a ver en la clase de endocrino.

Perímetro braquial

Se ha utilizado como técnica de tamizaje de desnutrición a nivel masivo, especialmente en preescolares, ya que es de fácil medición y poca variación de uno a cuatro años. Debe medirse en el brazo izquierdo, en el punto medio entre el acromion y el olecranon, usando una cinta inextensible delgada.

Como parámetro aislado no ofrece ventajas sobre los anteriores. Si se usa en combinación con la medición del pliegue tricipital permite calcular el perímetro y área muscular braquial, que son indicadores de masa magra. Su principal uso es para niños que se encuentran en recuperación o en asistencia nutricional (era muy útil cuando se tenían hospitalizados niños desnutridos, aunque en la actualidad también se ve desnutrición en el país).

Índice de masa corporal (BMI)

Para obtenerlo en forma manual lo que debe hacer es dividir el peso en Kilogramos entre el cuadrado de la talla en metros.



Una vez obtenido el valor del índice, se utilizan las tablas de acuerdo al sexo del niño para determinar en que percentilo se encuentra. Los extremos en el BMI para la edad (2-20 años) que deben ser de cuidado son por debajo del percentilo 5 (desnutrición) y por arriba del percentilo 85 (sobrepeso) por arriba de 95 ya es considerado obesidad.

  1. Bajo peso: BMI menor del percentilo 5.

  2. Peso normal: BMI para edad entre 5 y 84 percentilo.

  3. Sobrepeso: BMI para edad entre 85y 94 percentilo.

  4. Obeso: BMI para edad en 95 percentilo o mayor.

Pregunta: ¿Se reporta que el BMI del paciente se encuentra entre el percentilo 50 y el percentilo 75?

R/ Si lo está haciendo de manera manual sí, o puede indicar un aproximado. En consulta externa del hospital la mayoría está en el expediente electrónico, con solo anotar peso y talla de manera automática genera en índice de masa corporal; selecciona curvas de crecimiento en las diferentes edades y selecciona la tabla que quiere y el sistema lo grafica.

Encuestas dietéticas

Debe evaluar la ingesta en forma cualitativa y cuantitativa. Para este tipo de encuestas existen varios métodos:

  1. Recordatorio de 24 horas: Qué se prepara por tiempos de comida. En este caso se debe preguntar no solo que come, sino cuánta cantidad. Depende mucho de la memoria de los padres.

  2. Peso directo: Cuantificar lo que la persona ingiere. Es más factible de realizar en los hospitales, pesando lo que come en cada comida. En la casa dependería de contar con una nutricionista que llegara por lo menos una vez por semana y cuantificara el alimento antes de ingerir (pero existiría la probabilidad de que ese día le preparen un menú diferente al del resto de la semana). Al cuantificar la cantidad en gramos de los alimentos, podemos conocer la ingesta real de nutrientes.

No todo lo que es alimento es nutriente. Nutriente es aquel elemento que necesita el organismo y que una vez incorporado al organismo provoca beneficios. Alimento es el vehículo del nutriente.

Existen tablas de composición de alimentos, ellas nos dicen la cantidad de nutrientes de determinados alimentos. Así al conocer los gramos de alimento que se consumen se puede calcular la cantidad de nutriente

Exámenes de laboratorio

Son más específicos. Corroboran el exceso o deficiencia de la ingesta.

El hemograma es el primero que se utiliza de los exámenes de laboratorio, ya que de este se puede extraer una gran cantidad de información. La Hemoglobina y el hematocrito son los exámenes más simples para investigar la carencia de hierro, si sus valores son menores a los determinados para la edad deben tomarse morfología de glóbulos rojos y en casos necesarios realizar estudios especializados como: ferritina, ferremia, protoporfirina eritrocítica.

Si se sospecha déficit de proteínas se puede analizar aminoácidos en sangre, sin embargo la albúmina es el parámetro más sensible. Otras alternativas sería medir aminoácidos en sangre, o bien, la relación de aminoácidos esenciales con los no esenciales.

Si se tiene hipocromía y microcitosis (VCM y HCM bajos) se podría tratar al paciente por una anemia ferropriva y si no mejora se le puede pedir al paciente la ferritina sérica la cual mide el Hierro en reserva, también se le puede realizar capacidad de fijación y el índice de saturación; para ver si alguna de estas es la causa.

El frotis puede hacer sospechar también en carencias específicas como folatos, vitaminas B 12 y E, cobre y otros.

Ante la sospecha de raquitismo es útil la toma de calcio, fósforo, fosfatasa alcalina y radiografías de muñeca o radiografías de cráneo (en las que se observan imágenes translúcidas).

La utilidad de los indicadores bioquímicos es que tienen valor preventivo. Se pueden predecir deficiencias que se puedan dar y por ende los daños que esto provoca. Un raquitismo nutricional en la actualidad es muy raro, pero sí se puede ver secundario a una nefropatía y habría que tratarla para eliminar el raquitismo.

Signos clínicos de carencias específicas:

Cabello: Alopecia, se ve en carencia de Ácidos grasos esenciales. Pelo quebradizo con despigmentación en la carencia proteica (signo de la bandera).

Labios: Enrojecidos, tumefactos con fisuras y ulceraciones (queilosis). En fases avanzadas puede haber retracción labial, la principal causa es déficit de riboflavina. Edema lingual y fisuras por déficit de niacina.

Ojos: Fotofobia, enrojecimiento de las conjuntivas con visualización de la circulación corneal asociado a carencia de riboflavina. Xeroftalmía (resequedad en las conjuntivas y opacidad en las córneas) por déficit de vitamina A.

Piel: Xerosis, piel escamosa por déficit de ácidos grasos esenciales. Hiperqueratosis en déficit de Vitamina A. Equimosis y petequias en déficit de Vitamina C y K. Palidez por falta de Hierro, Ac. Fólico, Vitamina B 12 (en esos casos también a nivel de la conjuntiva, sobre todo la conjuntiva tarsal puede estar pálida y ser un indicador no tan preciso, pero sí puede orientar hacia una anemia). Dermatitis por Niacina.

Edema: Por desnutrición proteica. Principalmente déficit de albúmina.

Uñas: Estrías transversales y áreas de depresión en la desnutrición proteica. Depresión cóncava (uña en cuchara) déficit de Hierro.

Encías: Gingivitis y hemorragia gingival por déficit de Vitamina C.

Hígado: Hepatomegalia por infiltración grasa en desnutrición proteica.

Tiroides: Bocio en déficit de Yodo.

Esqueleto: Deformidades craneales y reblandecimiento de la calota, hipertrofia de articulaciones condrocostales (rosario costal) y deformidades en las piernas con curvatura lateral de los huesos en el déficit de Vitamina D (raquitismo). Recordar que también se puede ver en niños con patología renal.

Muscular: Disminución de la masa muscular, prominencia ósea e hipotonía en déficit de proteínas y déficit calórico.

Bibliografía

  • Meneghello Pediatría, 6º Edición Editorial Panamericana. 2013.

Transcripción realizada por:

José Andrés Fonseca Alvarado.

j.a.fon.a.07@hotmail.com

similar:

El índice de masa corporal (imc) que se puede utilizar en niños a partir de los dos años iconÍndice de Masa Corporal –I. M. C

El índice de masa corporal (imc) que se puede utilizar en niños a partir de los dos años iconTres juegos y doce cuentos para jugar a la investigación matemática....

El índice de masa corporal (imc) que se puede utilizar en niños a partir de los dos años iconLa palabra genética se forma a partir de la unión de dos palabras...

El índice de masa corporal (imc) que se puede utilizar en niños a partir de los dos años icon10 razones por la que los niños no deben usar electrónicos portátiles antes de los 12 AÑOS

El índice de masa corporal (imc) que se puede utilizar en niños a partir de los dos años icon1. Enumera las causas que han incrementado los casos de obesidad...

El índice de masa corporal (imc) que se puede utilizar en niños a partir de los dos años iconCaracteristicas generales del niño y la niña hasta los seis añOS....
«de leche» y termina entre los 2 años y los 2 años y medio. Estos dientes serán sustituidos en los siguientes años por los definitivos....

El índice de masa corporal (imc) que se puede utilizar en niños a partir de los dos años iconAnálisis de los factores de riesgo y determinantes de la salud de niños de 0 a 3 años

El índice de masa corporal (imc) que se puede utilizar en niños a partir de los dos años iconDos terapias permiten corregir una imagen corporal distorsionada

El índice de masa corporal (imc) que se puede utilizar en niños a partir de los dos años iconAplomos para potros hasta los dos años

El índice de masa corporal (imc) que se puede utilizar en niños a partir de los dos años iconFormas precoces l-cmd (congénitas o de inicio en los dos primeros años de la vida)




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com