1. 1 Derecho penal parte general




descargar 113.95 Kb.
título1. 1 Derecho penal parte general
página2/5
fecha de publicación28.10.2015
tamaño113.95 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Derecho > Documentos
1   2   3   4   5

1.6 Las ciencias penales

Fernando Ariila Bas nos dice que los tratadistas acostumbran a distinguir las ciencias penales, la ciencia del derecho penal y las ciencias auxiliares del derecho penal.

Por ciencias penales son, de acuerdo con Cuellon Calón, un conjunto sistemático de conocimientos relativos al delito, al delincuente, a la delincuencia y a la pena.

Estas ciencias, presentan varios denominadores comunes, delito, delincuente, delincuencia y pena, es decir, tienen el mismo objeto de conocimiento, pero difieren en cuanto al punto de vista desde el que se estudia: jurídico, natural, social.

La sistematización del cuadro de las ciencias penales no resulta, en modo alguno, convincente. No es dable, en efecto, concebir un conjunto de disciplinas penales, aunque dotadas de un objeto de conocimiento común, vinculadas entre sí por relaciones de coordinación, es decir, a igual nivel. No es lícito desconocer que el objeto de conocimiento de las llamadas ciencias penales, es decir, el delito, aunque sea común a todas ellas, que lo estudian con método diferente, haya nacido en un ámbito también común. No tiene un objeto de conocimiento propio, requisito esencial de toda ciencia particular, sino que, por el contrario, dicho objeto les es proporcionado por el derecho penal.

Entre el derecho penal que además de un ordenamiento jurídico es una ciencia, y las restantes ciencias penales, cualquiera que sea el número de ellas que adopten los autores, existen relaciones de subordinación de las segundas al primero, que de esta manera resulta supra ordenado respecto de ellas.

Las denominadas ciencias penales no son, en consecuencia otra cosa que ciencias auxiliares del derecho penal. Los objetivos que persigue el derecho penal se obtienen mediante la formulación (técnica legislativa) y la aplicación (técnica judicial) de las normas. Son, por tanto, ciencias penales, con función exclusivamente auxiliar del derecho penal, aquellas cuyo objeto de conocimientos sea necesario al legislador o al juez, para crear normas o para aplicar las ya creadas, respectivamente.
1.7 La evolución del derecho penal en México

La autora Amuchategui Requena nos desglosa brevemente cuales fueron las evoluciones que tuvo el derecho penal en México.

Derecho precortesiano

Antes de la conquista, debido a la religiosidad y severa educación de los habitantes del territorio de lo que hoy es México, el crimen era un fenómeno poco común, ya que el castigo resultaba muy severo.

En ese periodo, como existían diversas culturas, también había una variedad de costumbres y principios jurídicos. A la juventud se le preparaba en dos aspectos fundamentales: la religión y la milicia.

Los aztecas.- en el aspecto jurídico, los aztecas conocían figuras que se encuentran vigentes en el derecho penal mexicano. Al respecto, castellanos tena anota: “los aztecas conocieron la distinción entre delitos dolosos y culposos, las circunstancias atenuantes y a gravantes de la pena, las excluyentes de responsabilidad, la acumulación de sanciones, la reincidencia, el indulto y la amnistía”.

En esa civilización, los delitos principales eran la alcahuetería, el peculado, el cohecho de jueces, la traición en guerra, la deserción, la malversación, el adulterio, el homicidio y el espionaje, entre otros.

Entre las penas más aplicadas estaban la muerte causada por medio de horcadura, la hoguera, el descuello el descuartizamiento, el desollamiento; la esclavitud, los castigos infamantes, las penas corporales, el destierro y el encarcelamiento.

Señala Marco Antonio Pérez de los reyes que el derecho penal azteca como sucedía casi en todos los pueblos de la antigüedad, era muy severo y se refería a delitos como los cometidos contra la seguridad del imperio, embriaguez constitutiva de delito, lenocinio, homosexualidad, relaciones sexuales entre sacerdote y sacerdotisa, aborto, adulterio, homicidio, riña, lesiones, violación, incesto, estupro, suplantación de cargo público, robo de 20 mazorcas por hambre (la primera vez se perdonaba: robo de famélico), fraude, abuso de confianza, parricidio, filicidio, exhibicionismo y prostitución, entre otros.

Los mayas.-en el pueblo maya la pena también tenía características de severidad y dureza, pero se observa una concepción más humanizada: “más sensibilidad, sentido de la vida más refinado, concepción metafísica del mundo más profunda. En suma una delicadeza connatural que ha hecho de los mayas uno de los pueblos más interesantes de la historia. La legislación de los mayas era consuetudinaria (no escrita).

La prisión no se consideraba un castigo, sino solo el medio para retener al delincuente a fin de aplicarle después la pena impuesta; por su parte, a los menores se les sancionaba con penas menos severas. Los delitos principales eran el adulterio, la violación, el estupro, las deudas, el homicidio, el incendio, la traición a la patria y la sodomía.

Entre las penas más importantes figuraba la de la muerte por horno ardiente, el estacamiento, la extracción de las vísceras por el ombligo, los flechazos y el devoramiento por fieras; la esclavitud, las penas corporales, las infamantes y la indemnización a la víctima, entre otras.

Época colonial

Francisco Pavón Vasconcelos nos explica que una vez consumada la conquista y establecida la colonia, tomaron vigencia en la nueva España las leyes españolas, particularmente las leyes de indias, y en lo no decidido ni declarado por estas, o por ordenanzas, cedulas o provisiones, se aplicaron las leyes de castilla, conforme a las de toro. La principal recopilación de leyes, fue la de los reinos de las indias de 1680, lo que no fue obstáculo para que la colonia dictara numerosas cedulas, instrucciones y ordenanzas.

Carranca y Trujillo nos informa que la recopilación de las leyes de los reinos de la nueva España, complementada “con los autos acordados, hasta Carlos III (1759); a partir de este monarca comenzó una legislación especial mas sistematizada, que dio origen a las ordenanzas de intendentes y a las de minería. La recopilación se compone de IX libros divididos en libros integrados por un buen golpe de leyes cada uno. La materia está tratada confusamente en el código…. El I, con 29 leyes se titula “de los pesquisidores y jueces de comisión”. Los primeros estaba n encargados de lo que hoy llamaríamos función investigadora del ministerio público, hasta la aprehensión del presunto responsable; los jueces de comisión eran designados por audiencias y gobernadores, para casos extraordinarios y urgentes. El título II con 8 leyes, se denomina de los juegos y jugadores”. El III, con 9 leyes, “de los casados y desposados en España e indias, que estén ausentes de sus mujeres y esposas”, materia solo incidentalmente penal, ya que podían sujetarse a prisión a los que habías de ser devueltos a la metrópolis en tanto se les embarcaba para reunirse con sus cónyuges. El título IV, con 5 leyes, se titula “de los vagabundos y gitanos” y disponía la expulsión de estos de la tierra. El título V, con29 leyes, tiene por denominación “de los mulatos, negros berberiscos e hijos de indios”. Contiene un cruel sistema intimidatorio para castas: tributos al rey, prohibición de portar armas y de transitar por las calles de noche, obligación de vivir con amo conocido, penas de trabajo en minas y azotes; todo ellos por procedimientos sumarios, “excusado tiempo y proceso” pero en ningún caso la castración para los negros cimarrones. El título VI, con 24, leyes, denominado “De las cárceles y carceleros”, y el VII, con 17 leyes, “de las visitas de cárcel”, dan reglas que son un atisbo de ciencia penitenciaria. El VIII, por último, con 28 leyes, se denomina “de los delitos y penas y su aplicación, y señala pena de trabajos personales para los indios, por excusarles los azotes y pecuniarias, debiendo servir en conventos, ocupaciones y ministerios…. Y siempre que el delito fuere grave, pues si leve la pena fuera la adecuada aunque continuando el reo en su oficio y con su mujer; solo podían los indios ser entregados a sus acreedores para pagarles con su servicio, y los mayores de 18 años podían ser empleados en los transportes donde se careciera de caminos y bestias de carga. Los delitos contra los indios debían ser castigados con mayor rigor en otros casos.

Como es de suponer, la mencionada recopilación tuvo como complemento las disposiciones dictadas expresamente para la nueva España por la corona española e incluso el fuero real, las partidas y diversas ordenanzas vigentes en el suelo español, como la nueva y novísima recopilación. Es de advertirse el diverso tratamiento que algunas de ellas consignaron a favor de los españoles y en perjuicio de los indios y otras razas o casta.

Época independiente

Al iniciarse la independencia surgió la necesidad de contar con una legislación nueva, propia del pueblo mexicano. Así empezaron a promulgarse leyes mexicanas pero con influencia de la legislación colonial, a veces aun aplicables a falte de leyes nuevas.

La constitución de 1824 adopto el sistema federal. Por cuanto hace a la materia penal, lo más sobresaliente fue la expedición de los códigos penales que son, en orden cronológico, los siguientes:

  1. Código penal para el estado de Veracruz, puesto en vigor en 1869




  1. Código penal de 1871, conocido como código de Martínez de Castro, vigente hasta 1929 y con influencia de la escuela clásica.




  1. Código penal de 1929, conocido como código de Almaraz, vigente hasta 1931 y con influencia de la escuela positiva.




  1. Código penal de 1931, vigente y aplicable en el distrito federal en materia común, así como en toda la republica en materia federal. La comisión redactora la integraron Alfonso Teja Zafre, Luis Garrido y Ángel Ceniceros, entre otros destacados juristas. Este código mantiene una postura ecléctica.



1.8 Escuelas Penales

La autora Griselda Amuchategui Requena nos menciona los postulados de las distintas escuelas jurídicas- penales entre ellas están:

La escuela clásica.- es una corriente que apareció a raíz de las nuevas ideas que surgieron como reacción vigorosa a la anterior y forma ancestral de ver el derecho penal. Los pensadores cuyas obras dieron origen a esta escuela son varios, entre los cuales se considera a francisco carrara como el máximo representante; otros como Romagnossi, Hegel, Rossi y Carmignan.

Lo sobresaliente de cada escuela son las conclusiones concretas o postulados a que llegaron sus seguidores, pues en ellos se resume su postura y filosofía, los postulados son los siguientes:

Libre albedrio. Establece que todos los hombres nacen con igualdad para actuar conforme a derecho, de manera que quien lo contraria lo hace a su libre elección; además, se niega el determinismo, el fatalismo o la predisposición hacia el delito.

Igualdad de derechos. Derivado del anterior, se colige que el hombre nace igual en cuanto a sus derechos; por ello, la ley debe aplicarse de la misma manera a todos los hombres, por prevenir de esa circunstancia de igualdad.

Responsabilidad moral. Como el hombre nace con libre albedrio y puede escoger libremente entre el bien y el mal, la responsabilidad es de tipo moral.

El delito como eje y como entidad jurídica. El punto de partida de los problemas penales lo constituye el delito, que es una entidad meramente jurídica; así, importa mas lo objetivo que lo subjetivo. La manifestación externa constitutiva del delito es lo que interesa, independientemente de circunstancias internas, y con base en el delito debe castigarse al delincuente.

Método de empleo. Como se basa el objeto determina el método en la investigación, de manera que esta escuela sigue el deductivo (delo general a lo particular).

Pena proporcional al delito. La pena debe ser un castigo directamente proporcional al delito cometido y estar previamente señalada en la ley (carrara habla tanto de moderación de las penas como de su humanización y seguridad).
La escuela positiva.- surge como reacción a la escuela clásica y se fundamenta en bases científicas que corresponden a las ciencias naturales. Algunos de sus representantes son: Enrico Ferri, Rafael Garofalo y Cesar Lombroso.

Los postulados de la escuela positiva constituyen la negación de los señalados por la clásica, y son las siguientes:

Niega el libre albedrio. Esta escuela afirma que el hombre no escoge libre y conscientemente el mal sobre el bien; puesto que es un ente natural y, en algunos casos, con anormalidades que evitan su sano y libre descernimiento, no puede elegir.

Dicha escuela afirma que hay hombres que nacen con predisposición hacia su futura manera de comportamiento, de acuerdo con sus características biológicas, antropológicas y psicológicas.

Responsabilidad social. A diferencia de la escuela clásica, la positiva manifiesta que la responsabilidad, lejos de ser moral, es de tipo social. La colectividad, al tener en cuenta la posible predisposición hacia el delito en determinados sujetos, debe tomar las medidas necesarias para prevenirlo y, en un momento determinado, defenderse.

El delincuente, punto central. El delito no es el centro de atención, sino la persona que lo comete; a si vez, el delincuente es el objeto de estudio, mientras que el delito es solo la consecuencia.

Método empleado. Los positivistas utilizaron el método inductivo (de lo particular a lo general). A partir de estudios acerca de un delincuente o sujeto antisocial concreto llegaron a determinadas conclusiones y desarrollaron hipótesis, con lo que postularon tesis relacionadas con el comportamiento criminal.

Pena proporcional al estado peligroso. En esta corriente se niega que la pena tenga o deba tener proporcionalidad directa con el delito y se asegura que ha de ser proporcional al estado peligroso, independientemente del tipo y la gravedad del delito.

Prevención. De los postulados anteriores se desprende la importancia de la prevención del delito, que debe darse en lugar de la represión. Los positivistas creen que al igual que en la medicina, es más conveniente prevenir que curar.

La medida de seguridad es más importante que la pena. En vez de castigar es necesario prevenir y, por tanto, aplicar las medidas de seguridad para evitar las penas. Tales medidas de seguridad se clasifican según diversos criterios y se afirma que debe aplicarse la más adecuada al caso, en virtud de la peligrosidad y caracterología especificas del sujeto.

Clasificación de los delincuentes. A esta escuela no le preocupa tanto la clasificación de los delitos como la de los delincuentes, con fundamento en su peligrosidad y características sociales y psicológicas.

Sustantivos penales. Estos se proponen como medios para evitar la abundancia y crueldad en las penas. Los positivistas consideran ineficaces las penas y se plantean numerosos sustantivos: religiosos, médicos, psicológicos, etc.

Escuelas eclécticas.-Las escuelas eclécticas aceptan y niegan postulados tanto de la escuela clásica como de la positivista y excepcionalmente aportan algo significativo. Las más importantes son la tercera escuela, la escuela sociológica y la escuela técnico-jurídica.

Tercera escuela.- la principal surge en Italia (terza scuola) y sus representantes más destacados son Alimena y Carnevale. Esta escuela sustenta los siguientes postulados:

  1. Negación al libre albedrio

  2. El delito es un hecho individual y social

  3. Se interesa por el delincuente, mas que por el delito

  4. Señala las ventajas del método inductivo

  5. Adopta la investigación científica del delincuente

  6. Considera la responsabilidad moral
1   2   3   4   5

similar:

1. 1 Derecho penal parte general iconE. Derecho Penal Mínimo, Derecho Penal de II y III velocidad, la...

1. 1 Derecho penal parte general icon* Libro de Texto: derecho penal. Parte general de Quintero, Morales y Prats

1. 1 Derecho penal parte general iconApunte General: Derecho Civil I – Parte General

1. 1 Derecho penal parte general iconDerecho general como base de la parte especial

1. 1 Derecho penal parte general iconParte general del derecho civil y personas

1. 1 Derecho penal parte general iconEl Doctor Francisco Sintura Varela, Ex Vicefiscal General de la Nación,...

1. 1 Derecho penal parte general iconCuestionario de derecho penal

1. 1 Derecho penal parte general iconPolítica criminal, derecho penal y criminologíA

1. 1 Derecho penal parte general iconDerecho penal del enemigo y amparo de libertad

1. 1 Derecho penal parte general icon1. Síntesis y Opinión sobre la Historia del Derecho Penal




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com