1. 1 Derecho penal parte general




descargar 113.95 Kb.
título1. 1 Derecho penal parte general
página5/5
fecha de publicación28.10.2015
tamaño113.95 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Derecho > Documentos
1   2   3   4   5

Extradición

Etimológicamente, el termino extradición procede del prefijo ex, que significa fuera, y de la palabra traditio, que jurídicamente significa entrega, es decir, entrega fuera. Para los efectos de la disciplina penal, la extradición puede definirse diciendo que es el acto de entrega que un estado hace a otro, de un individuo acusado o ya condenado que se encuentra en el territorio del primer estado, para que el segundo país se le enjuicie penalmente o se ejecute la pena.

Existen diversas clases de extradición

Extradición activa y pasiva

Esta extradición se da según se enfoque desde el punto de vista del estado requirente, es decir, el que la solicita de otro estado (activa), que tiene un carácter fundamentalmente político y administrativo, o desde el ángulo del estado en cuyo territorio se encuentra el presunto delincuente y es requerido para entregarlo por otro estado (pasiva), que tiene un carácter predominantemente jurídico y jurisdiccional.

Extradición voluntaria

Se da cuando el individuo reclamado se entrega, a petición suya, sin mayores formalidades. Algunos autores, como Travers, entienden que la demanda formal de entrega es esencial para la existencia de la extradición como una denominación impropia.

Extradición de transito

Esta extradición se da en el caso de que el individuo, cuya extradición ha sido concebida por el estado requerido al país requirente, sea conducido en calidad de detenido por el territorio de un tercer estado, o llevado en buque o aeronave pertenecientes a este tercer país.

Reextradición

Se trata del caso de que, habiendo conseguido un Estado de otro la entrega de un delincuente en virtud de la demanda de extradición, el mismo reo es reclamado por un tercer Estado, con base en un delito cometido con anterioridad a aquel por el cual fue entregado. En aquellos países que no tienen previsto el caso, la costumbre internacional deja facultad al segundo país requirente para dirigirse al Estado que obtuvo la entrega del delincuente (primer requirente), pero con la obligación de recabar la anuencia del Estado que ya concedió la extradición. En todo caso, el Estado requerido tiene la obligación de examinar si la reextradición, que al mismo tiempo es un derecho de examen, es admisible conforme a sus propias leyes internas o convenios con el último Estado demandante.

La autora Griselda Amuchategui Requena nos menciona un ámbito que el autor Rafael Márquez Piñero no mencionó este ámbito es:

Validez material de lay penal

Para entender el problema referente a este ámbito de validez de la ley penal, hay que distinguir tres órdenes desde los cuales puede contemplarse la aplicación de la norma:

  1. Orden común. También se conoce como local u ordinario. Como se ha expresado, debido al sistema federal mexicano cada entidad federativa legisla en materia penal; así, existirán delitos y normas procesales con diversas características, según el estado donde ocurran aquellos. Por regla general, puede decirse que es común lo no reservado especialmente a la federación. Dicho de otra manera, todos los delitos son comunes, menos los que expresamente y por excepción la ley determina como federales.




  1. Federal. Aquí quedan comprendidos los delitos que afectan directamente a la federación. Se llama delitos federales los establecidos en el artículo 50 de la LOPJE. El artículo 1 del Código Penal Federal establece que dicho Código se aplicara en toda la Republica para los delitos de orden federal.




  1. Militar. También se llama castrense y rige las relaciones del cuerpo armado. Existe una legislación especial, que es el Código de Justicia Militar, en el cual se señalan los delitos y las penas correspondientes a los miembros del ejército.

Validez personal de la ley penal

En este aspecto, la validez de la ley penal atiende a la persona a quien va dirigida; por supuesto, parte del principio de igualdad de todos los hombres ante la ley.

Igualdad de todos ante la ley. Antiguamente no prevalecía este sentir, de modo que se efectuaban distingos absurdos e incluso injustos, cuando se examinan épocas en que existía la servidumbre, la esclavitud, etc. En épocas pretéritas, las desigualdades ocurrían en función de criterios diversos: por la condición natural (sexo, edad, color, raza, etc.); en ciertas civilizaciones, las deformaciones físicas hacían que la ley se aplicara con mayor rigor a quienes habían tenido la desgracia de padecerlas o según las condiciones sociales (castas, siervos, esclavos, cargos públicos, títulos nobiliarios, etcétera).

La constitución mexicana, en el artículo 2º,. Establece ese principio de igualdad, prohíbe la esclavitud y considera libre al esclavo extranjero que entra en el país. Por su parte el artículo 12º constitucional se declara que no se consideraran títulos de nobleza, prerrogativas ni honores hereditarios, e incluso se desconocen los concebidos en otros países.

Excepciones al principio de igualdad. Existen situaciones especiales en las que este principio deje de tener aplicación, las cuales, como se verá, se justifican plenamente:

  1. En el derecho interno. Se presenta un caso en el que a determinados servidores públicos, ante la comisión de un delito, se les da un tratamiento especial, dedicado de su función ante el Estado.




  1. En el derecho internacional. Existe la institución de la inmunidad, prerrogativa que se concede a los diplomáticos de otros países que se encuentran en el territorio nacional en el desempeño de sus funciones. Su razón de ser consiste en garantizar el debido cumplimiento de dichas funciones y evitar obstáculos, impedimentos e incluso falsas acusaciones, que trascenderían en desprestigio internacional.

Bibliografías

Autor: Fernando Arilla Bas

Derecho Penal, Parte General

Editorial: Porrúa, segunda edición, México 2003.
Autor: Francisco Pavón Vasconcelos

Manual de Derecho Penal Mexicano

Editorial: Porrúa, decimosexta edición, México 2002.
Autor: Griselda Amuchategui Requena

Derecho Penal

Editorial: Oxford, tercera edición, México 2005.
Autor: Rafael Márquez Piñero

Derecho Penal, Parte General

Editorial: trillas, segunda edición, México 1990
Autor: Celestino Porte Petit Candaudap

Apuntamientos de la parte general del Derecho Penal

Editorial: Porrúa, decimotercera edición, México 1990

Autor: Mariano Jimenez Huerta

Derecho Penal Mexicano

Editorial: porrua, decimotercera edición, México 1974
Código Penal Federal

Código Penal del Estado de Tabasco

Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos

UNIVERSIDAD JUAREZ AUTONOMA DE TABASCO

1   2   3   4   5

similar:

1. 1 Derecho penal parte general iconE. Derecho Penal Mínimo, Derecho Penal de II y III velocidad, la...

1. 1 Derecho penal parte general icon* Libro de Texto: derecho penal. Parte general de Quintero, Morales y Prats

1. 1 Derecho penal parte general iconApunte General: Derecho Civil I – Parte General

1. 1 Derecho penal parte general iconDerecho general como base de la parte especial

1. 1 Derecho penal parte general iconParte general del derecho civil y personas

1. 1 Derecho penal parte general iconEl Doctor Francisco Sintura Varela, Ex Vicefiscal General de la Nación,...

1. 1 Derecho penal parte general iconCuestionario de derecho penal

1. 1 Derecho penal parte general iconPolítica criminal, derecho penal y criminologíA

1. 1 Derecho penal parte general iconDerecho penal del enemigo y amparo de libertad

1. 1 Derecho penal parte general icon1. Síntesis y Opinión sobre la Historia del Derecho Penal




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com