1 Prefacio




descargar 0.94 Mb.
título1 Prefacio
página7/9
fecha de publicación08.02.2016
tamaño0.94 Mb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Derecho > Documentos
1   2   3   4   5   6   7   8   9


Lo mejor es considerarlas en el marco de cada política nacional de cribado del cáncer de mama (véase J1-4).

J7

Pacientes sintomáticas













Sospecha clínica de cáncer de mama (diagnóstico)

Mamografía [I]

Indicada [B]

Envíe a la paciente a un centro especializado antes de proceder a cualquier exploración radiológica.

J8




Ecografía [0]

Exploración especializada [B]


Hay que recurrir a la mamografía o a la ecografía como parte de la triple evaluación: exploración física, técnicas de imagen y citología o biopsia. Con la ecografía puede monitorizarse fácilmente la biopsia.







MN [III] o RMN [0]

Exploraciones especializadas [B]

La MN o la RMN son a veces un complemento útil de la triple evaluación de una lesión dudosa.




Bultos generalizados, mastalgia difusa, dolor con la palpación o retracción duradera del pezón

Mamografía [I] o ecografía [0]

No sistemáticamente indicadas [C]

En ausencia de otros signos neoplásicos, es poco probable que las técnicas de imagen influyan en la conducta diagnóstico-terapéutica. Un dolor localizado, más que generalizado, puede requerir la exploración.

J9

Mastalgia cíclica

Mamografía [I]

No sistemáticamente indicada [B]

En ausencia de otros signos clínicos de neoplasia y de dolor localizado, es poco probable que esta exploración influya en la conducta diagnóstico-terapéutica.

J10

Mamoplastia para aumentar el volumen

Ecografía [0]

Indicada [B]

La evaluación de la integridad de los implantes mamarios o de masas concomitantes requiere competencias humanas y recursos materiales especializados.

J11




RMN [0] o MN [III]

Exploraciones especializadas [B]

La RMN se ha convertido en una exploración habitual de un derrame de implante, que también permite evidenciar tumores. La mamogammagrafía y la TEP pueden también ser útiles si otras exploraciones fracasan.




Carcinoma intracanalicular del pezón

Mamografía [I]

Indicada [C]


La prevalencia de un cáncer de mama concomitante varía entre los distintos estudios publicados, pero su asociación no deja lugar a dudas y justifica el envío a un especialista.

J12

Mastitis

Ecografía [0]

Indicada [B]

La ecografía permite distinguir entre un absceso que ha de ser vaciado y una inflamación difusa, como también puede servir, en su caso, para monitorizar la aspiración. La mamografía puede ser útil si se sospecha un tumor maligno.

J13

Cáncer de mama

Estadificación: ganglios axilares


Estadificación: general

MN de mama y axila [III]

MN ósea [II]

Ecografía hepática [0]

Exploración especializada [C]

Indicada [B]
No sistemáticamente indicada [C]

Se está evaluando actualmente la conveniencia de la gammagrafía y localización de una adenopatía supraclavicular izquierda indicativa de neoplasia.

En las pacientes que presentan un tumor primario > 2 cm y en las que tienen dolores óseos.



J14

Cáncer de mama

Seguimiento (control)


Mamografía [I]




Indicada [A]


Se aplican los principios de la triple evaluación. En caso de recidiva locorregional, la mamogammagrafía, la MN y la RMN pueden estar indicadas.


J15

K. Traumatismos













Craneanos: generalidades













Traumatismo craneoencefálico







Los protocolos de tratamiento de los traumatismos craneoencefálicos se revisan permanentemente y varían en función de la disponibilidad de TC, la distancia hasta un centro especializado en neurocirugía, etc. Las presentes recomendaciones tendrán que adaptarse consultando al centro de neurocirugía de su zona y teniendo en cuenta las circunstancias y estrategias locales.




Ante un traumatismo craneoencefálico, las cuestiones clave para una adecuada atención al paciente son:













Diagnóstico clínico:

¿Hay signos de lesión cerebral?













¿Hay indicios de hemorragia endocraneal o de hipertensión endocraneal?













¿Hay signos clínicos de fractura de cráneo y, en caso afirmativo, la fractura está deprimida?













¿Están afectados otros órganos u otras zonas?










Actitud diagnóstico-terapéutica:

¿Hay que ingresar al paciente para su observación?













¿Se necesita una TC?













¿Hay que consultar a un neurociru-jano?



















Estas son las cuestiones subyacentes a las políticas clave para una adecuada atención al paciente. Las decisiones sobre las técnicas de imagen necesarias no pueden desglosarse de asuntos distintos de los del diagnóstico por la imagen, como el ingreso en un hospital.













Entre las indicaciones habituales para el ingreso figuran: desorientación o disminución del nivel de conocimiento; fractura, puesta en evidencia por la RX de cráneo; síntomas o signos neurales; convulsiones; sale LCR o sangre por la nariz o el oído; trastornos de la coagulación; falta de supervisión por adultos en el hogar; paciente de difícil evaluación (posibles malos tratos, drogas, alcohol, etc.). Si se decide el ingreso en observación, las técnicas de imagen se hacen menos urgentes, y se examinará mejor al paciente cuando esté sobrio y cooperativo. La TC se va usando más como primera exploración cuando existe un riesgo medio de lesión endocraneana, en cuyo caso la RX de cráneo suele ser innecesaria. Las dificultades de interpretación de las imágenes o de la conducta diagnóstico-terapéutica a seguir con el paciente pueden resolverse mediante sistemas de transferencia de imágenes a centros designados de investigación neural.




Anomalías endocraneales que pueden requerir tratamiento neuroquirúrgico urgente:













Lesión endocraneal con atenuación elevada o mixta













Desplazamiento de estructuras mediales, como el tercer ventrículo













Oclusión del tercer ventrículo













Dilatación relativa de los ventrículos laterales













Oclusión de la cisterna interpeduncular













Embolia gaseosa













Hemorragia subaracnoidea o intraventricular













Niños







En los niños, los traumatismos craneoencefálicos son relativamente frecuentes; las más de las veces no hay lesión grave, por lo que las técnicas de imagen y la hospitalización son innecesarias. Las técnicas de imagen son precisas si ha habido desmayo, signos o síntomas neurales (con exclusión de un único vómito), o ante una anamnesis no adecuada o poco lógica. La TC es la manera más sencilla de descartar una lesión cerebral significativa. Si hay sospecha de malos tratos, es necesaria una RX de cráneo como parte del estudio óseo. Además, la RMN del cerebro puede ser necesaria ulteriormente para documentar mejor el momento en que se produjo la lesión.




Cabeza: bajo riesgo de lesión endocraneal
• Orientación mantenida
• Memoria mantenida
• Ausencia de neuropatías
• No hay desgarro importante del cuero cabelludo
• Ausencia de hematoma



RX de cráneo [I]

No sistemáticamente indicada [C]

Suele mandarse a casa a estos pacientes, con instrucciones para el cuidado de la lesión craneal a cargo de un adulto responsable. Si no hay tal adulto, puede convenir ingresarlos.

K1




TC [II]

No sistemáticamente indicada [C]







Cabeza: riesgo medio de lesión endocraneal
• Síncope o amnesia
• La lesión se produjo de modo violento
• Magulladura, tumefacción o desgarro del cuero cabelludo hasta el hueso, o > 5 cm
• Síntomas o signos neurales (incluidos cefalea, vómitos repetidos, nueva consulta)
• Anamnesis o exploración inadecuadas (epilepsia, alcohol, niño, etc.)
• Niño menor de 5 años: sospecha de malos tratos, quizá con fontanela tensa; caída desde una altura mayor de 60 cm o a una superficie dura

TC [II] o RX de cráneo [I]

Indicada [B]

La TC se está usando cada vez más como primera y única exploración de estos pacientes, para descartar con certeza una lesión endocraneal. Si en la RX de cráneo no se ve fractura, suele mandarse a casa a estos pacientes, con instrucciones para el cuidado de la lesión craneal a cargo de un adulto responsable. Si no hay tal adulto, o en presencia de fractura, generalmente se ingresa al paciente. Véase la sección M (M13) para las lesiones no accidentales de niños. La RMN del cerebro es la exploración de elección para lesiones endocraneales no accidentales, pero puede ser también necesaria la RX de cráneo para descartar fracturas que la TC no hubiera puesto de manifiesto.

K2

Cabeza: alto riesgo de lesión endocraneal
• Sospecha de cuerpo extraño, o lesión craneal penetrante
• Desorientación o disminución del nivel de conocimiento
• Síntomas o signos neurales focales
• Convulsiones
• La RX de cráneo pone de manifiesto fractura craneal o diástasis de las suturas
• Sale LCR por la nariz, o bien LCR o sangre del oído
• Estado general inestable que impide el traslado a un servicio de neurología
• No está claro el diagnóstico

TC [II]

Indicada [B]

Habitualmente se ingresa a estos pacientes para observación. Si la TC urgente va a tardar, consulte con un neurocirujano. Obsérvese que a todo paciente con fractura de cráneo tiene que poder hacérsele una TC en las 4 primeras horas tras el ingreso. No es precisa la RX de cráneo antes de la TC. En caso de rinorrea u otorrea, la MN puede determinar la localización del derrame en fase crónica.

K3

Cabeza: riesgo muy elevado de lesión endocraneal
• Deterioro del nivel de conocimiento, o signos neurales (por ejemplo, alteraciones pupilares)
• Confusión o coma persistentes pese a la reanimación
• Fontanela tensa o diástasis de las suturas
• Traumatismo abierto o penetrante
• Fractura deprimida o abierta
• Fractura de la base del cráneo

TC [II]

Indicada [B]

ENVÍO URGENTE A NEUROCIRUGÍA Y ANESTESIA, sin esperar a las técnicas de imagen. TC urgente (véase K3).

K4

Traumatismo nasal

RX de cráneo [I]

RX de los huesos de la cara [I], RX de los huesos de la nariz [I]

No sistemáticamente indicadas [B]

Salvo que las pida un especialista. No existe una relación muy marcada entre los datos radiológicos y la deformidad externa. La actitud ante una nariz magullada depende de la política local: habitualmente, el seguimiento en un servicio de ORL o de cirugía maxilofacial dictará la necesidad de RX.

K5

Traumatismo orbitario cerrado

RX de los huesos de la cara [I]

Indicada [B]

Especialmente cuando es posible una lesión del tipo de la catarata traumática. Algunos especialistas pueden pedir ulteriormente RMN o TC en dosis baja, sobre todo si los signos RX o clínicos son dudosos.

K6

Traumatismo orbitario penetrante

RX de la órbita [I]

Indicada [C]

Cuando: 1. Puede haber un cuerpo extraño radiopaco intraocular (véase A16). 2. La pide el oftalmólogo. 3. Sospecha de lesión de las paredes de la órbita.

K7




Ecografía [0] o TC [II]

Exploraciones especializadas [B]

Pueden ser necesarias la ecografía o la TC en dosis baja; la RMN está contraindicada si se trata de un cuerpo extraño metálico (véase A16).




Lesión del III par craneal

RX de los huesos de la cara [I]

Indicada [B]

La cooperación del paciente es fundamental. Sin ella, vale más retrasar la RX. En los niños, la RX suele ser de poca ayuda.

K8




TC en dosis baja [II]

Exploración especializada [B]

Consulte con el cirujano maxilofacial, que puede pedir enseguida una TC en dosis baja.




Traumatismo de la mandíbula

RX de la mandíbula [I] o RX panorámica [I]

Indicada [C]

Para los problemas no traumáticos de la articulación temporomaxilar, véase B11.

K9

Columna cervical













Paciente consciente, con solo traumatismo en la cabeza y/o la cara

RX de la columna cervical [I]

No sistemáticamente indicada [B]

Puede practicarse a quienes reúnen estos cuatro criterios: 1. No haber perdido el conocimiento. 2. No estar embriagado. 3. Ausencia de datos neurales anormales. 4. Ausencia de dolor de cuello, espontáneo o a la palpación.

K10

Lesión craneal con paciente inconsciente (véase K3/4)

RX de la columna cervical [I]

Indicada [B]

Tiene que ser de buena calidad para que su interpretación sea precisa, y puede ser muy difícil en un paciente con traumatismos graves, como también hay que evitar la manipulación (véase K12).

K11

Lesión dolorosa del cuello

RX de la columna cervical [I]

Indicada [B]

Las RX de la columna cervical pueden ser muy difíciles de interpretar. La RX es difícil y: 1. Tiene que mostrar C7/T1. 2. Tiene que mostrar la apófisis odontoides del axis (no siempre posible en el momento del estudio inicial). 3. Puede requerir proyecciones especiales, TC o RMN, en particular si la RX es dudosa o si hay lesiones complejas.

K12

Lesión del cuello con insuficiencia neural

TC [II] o RMN [0]

Exploraciones especializadas [B]

Consulte con un servicio de radiología clínica.

K13




RX [I]

Indicada [B]

Para la evaluación previa a la cirugía ortopédica.







RMN [0]

Indicada [B]

Hay imperativos impuestos por algunos equipos de respiración asistida. La RMN es el método mejor y más seguro para poner de manifiesto afectaciones medulares intrínsecas, compresión medular, lesiones de ligamentos y fracturas vertebrales a distintos niveles. Si no se dispone de RMN, puede sopesarse proceder a una mielografía por TC.



Lesión dolorosa del cuello, pero con una RX normal en un principio; sospecha de lesión ligamentosa

RX de la columna cervical en flexión y en extensión [I]

Exploración especializada [B]

En la flexión y la extensión (considérese la radioscopia) que le sea posible al paciente, sin ayuda y bajo control médico. La RMN puede ser útil.

K14

Columna dorsal y lumbar













Traumatismo no doloroso y sin insuficiencia neural

RX [II]

No sistemáticamente indicada [B]

En esta región, la exploración física es fiable. Si el paciente está despierto, consciente y es asintomático, hay poca probabilidad de lesión.

K15

Traumatismo doloroso, pero sin insuficiencia neural, o no ha sido posible analizar la situación del paciente

RX de la zona dolorida [II]

Indicada [B]

No dude en pedir RX si hay dolor espontáneo o a la palpación, una caída o un accidente de circulación importantes, otra fractura vertebral o si no puede procederse a la evaluación clínica del paciente. Cada vez se van usando más la TC y la RMN.

K16

Traumatismo doloroso con insuficiencia neural

RX [II]

Indicada [B]




K17




RMN [0]

Indicada [B]

Cuando sea técnicamente posible. Suele recurrirse a la TC porque ya se le hace por otras razones, pero la RMN es el método mejor y más seguro para poner de manifiesto afectaciones medulares intrínsecas, compresión medular, lesiones de ligamentos y fracturas vertebrales a distintos niveles.




Cinturón pelviano: huesos coxales y sacro













El paciente se cae y no puede llevar peso

RX de pelvis + RX lateral de la articulación coxofemoral

Indicadas [C]

La exploración física puede no ser fiable. Atención a las fracturas del cuello del fémur, que pueden no observarse en la RX inicial aun con buenas proyecciones laterales. En algunos casos pueden ser útiles la MN, la RMN o la TC, si la RX es normal o dudosa.

K18

Hemorragia uretral y lesión pélvica

Uretrografía retrógrada [II]

Indicada [C]

Para poner de manifiesto la integridad uretral, un escape o una rotura. Piense en la cistografía si la uretra es normal y se piensa en un escape vesical.

K19

Traumatismo o dolor del cóccix

RX del cóccix [I]

No sistemáticamente indicada [C]

La apariencia de normalidad suele ser engañosa. Además, estos datos no modifican la actitud diagnóstico-terapéutica.

K20

Miembro superior













Lesión del hombro

RX del hombro [I]

Indicada [B]

En algunas luxaciones se encuentran ligeras alteraciones. Hacen falta, como mínimo, proyecciones ortogonales. Tanto la ecografía como la RMN, la TC y la artrografía tienen sus indicaciones en las lesiones de partes blandas.

K21

Lesión del codo

RX del codo [I]

Indicada [B]

Para evidenciar un derrame. Las RX de control no están sistemáticamente indicadas cuando hay «derrame sin fractura aparente» (véase también la sección M). Cada vez se van usando más la TC y la RMN.

K22

Lesión de la muñeca

RX de la muñeca [I]
MN [II] o RMN [0]

Indicada [B]
Exploración especializada [B]

Las fracturas del escafoides pueden no ser visibles cuando el paciente acude. Casi todos los servicios repiten la RX a los 10 ó 14 días si la primera RX fue negativa y persisten claros signos clínicos. Algunos servicios recurren antes a la TC, MN o RMN para descartar la fractura. Está aumentando el uso de la RMN como única exploración.

K23

Miembro inferior













Lesión de la rodilla (caída/traumatismo cerrado)

RX de la rodilla [I]

No sistemáticamente indicada [B]

Especialmente cuando los signos físicos de lesión son mínimos. Conviene proceder a la RX ante una incapacidad para llevar peso o un dolor óseo a la palpación, especialmente en la rótula y la cabeza del peroné. Pueden ser necesarias TC o RMN si se requiere más información (véase D23).

K24

Lesión del tobillo

RX del tobillo [I]

No sistemáticamente indicada [B]

Está justificada la RX ante: enfermos de edad avanzada, dolor con la palpación de los maléolos, hinchazón pronunciada de partes blandas e incapacidad para llevar peso.

K25

Lesión del pie

RX del pie [I]

No sistemáticamente indicada [B]

A menos que haya verdadero dolorimiento óseo. Aun en este caso, llegar a demostrar que hay fractura raramente influye en el tratamiento. Raramente está indicado proceder a RX del pie y del tobillo, juntos. No hay que hacer una ni otra sin buenas razones. Las anomalías clínicas suelen limitarse al pie o al tobillo.

K26

Sospecha de fractura por sobrecarga

RX [I]

Indicada [B]

Aunque a menudo no da buenos resultados.

K27




MN [II] o RMN [0]

Indicadas [B]

Son una herramienta de detección temprana, y permiten visualizar las propiedades biomecánicas del hueso. Algunos servicios practican la ecografía.




Cuerpo extraño













Lesión de partes blandas, quizá por cuerpo extraño (metal, vidrio, madera pintada)

RX [I]

Indicada [B]

El vidrio es siempre radiopaco; algunas pinturas son radiopacas. La RX y su interpretación pueden ser difíciles; retire primero los apósitos manchados de sangre. Piense en la ecografía, especialmente en zonas en las que la RX es difícil.

K28

Lesión de partes blandas, quizá por cuerpo extraño (plástico, madera)

RX [I]

No sistemáticamente indicada [B]

El plástico no es radiopaco, y la madera raras veces lo es.

K29




Ecografía [0]

Indicada [B]

La ecografía de partes blandas puede evidenciar un cuerpo extraño no radiopaco.




Ingestión de cuerpo extraño, que puede estar alojado en la orofaringe o en la zona esofágica superior (para los niños, véase la sección M)

RX de partes blandas del cuello [I]
RX de abdomen [II]

Indicada [C]


No sistemáticamente indicada [B]


Después de la exploración visual de la orofaringe (donde se alojan casi todos los cuerpos extraños), si se piensa que el cuerpo extraño es radiopaco. Puede ser difícil distinguirlo de un cartílago calcificado. Casi todas las espinas de pescado son invisibles por RX. No dude en proceder a laringoscopia o endoscopia, especialmente si el dolor persiste al cabo de 24 horas (véase K33). Para ingestión de cuerpo extraño en los niños, véase la sección M (M23).

K30

Ingestión de cuerpo extraño liso y pequeño (por ejemplo, una moneda)

RX de tórax [I]

Indicada [B]

Pocos cuerpos extraños ingeridos son radiopacos. Con niños, debería ser suficiente una RX de tórax frontal, ligeramente sobrexpuesta, que incluya el cuello. Con adultos, puede ser necesaria una RX de tórax lateral si la frontal es negativa. La mayor parte de los cuerpos extraños se alojan a nivel cricofaríngeo. Si el cuerpo extraño no se ha evacuado al cabo de unos 6 días, una RX de abdomen puede ser útil para su localización.

K31




RX de abdomen [II]

No sistemáticamente indicada [B]







Ingestión de cuerpo extraño punzante o posiblemente venenoso (por ejemplo, una pila)

RX de abdomen [II]

Indicada [B]

La mayor parte de los cuerpos extraños ingeridos que atraviesan el esófago acaban recorriendo el resto del tubo digestivo sin complicaciones. Es importante localizar las pilas, porque un escape puede ser peligroso.

K32




RX de tórax [I]

No sistemáticamente indicada [B]

A menos que la RX de abdomen sea negativa.




Ingestión de un cuerpo extraño grande (por ejemplo, una dentadura postiza)

RX de tórax [I]

Indicada [B]

Las dentaduras postizas pueden tener diversos grados de radiopacidad. Las de plástico suelen ser radiotransparentes. Puede ser necesaria una RX de abdomen si la de tórax es negativa; lo mismo puede decirse de la papilla baritada o de la endoscopia. Una RX de tórax lateral puede ser útil.

K33

Tórax













Traumatismo torácico leve

RX de tórax [I]

No sistemáticamente indicada [B]

Poner de manifiesto una fractura costal no modifica su tratamiento.

K34

Traumatismo torácico moderado

RX de tórax [I]

Indicada [B]

RX de tórax frontal ante neumotórax, derrame o contusión pulmonar. Una RX de tórax normal no permite descartar una lesión aórtica, por lo que hay que pensar en una arteriografía, TC o RMN.

K35

Herida punzante

RX de tórax [I]

Indicada [C]

Proyecciones posteroanterior y otras para poner de manifiesto un neumotórax, afectación pulmonar o derrame. La ecografía es útil en caso de exudado pleural o líquido pericárdico.

K36

Sospecha de fractura del esternón

RX lateral del esternón [I]

Indicada [C]

Además de la RX de tórax. Piense también en lesiones de la columna dorsal y de la aorta torácica.

K37

Abdomen (riñón incluido)

Traumatismo cerrado o herida penetrante

RX de abdomen en decúbito supino [II] y RX de tórax en bipedestación [I]

Indicadas [B]

La ecografía es útil para detectar un hematoma y la posible lesión de algunos órganos, como el bazo o el hígado. Puede necesitarse una TC (véase K40-K42).

K38

Sospecha de traumatismo en el riñón

Diagnóstico por la imagen

Indicada [B]

Consulte con el radiólogo. Según las prácticas locales y la disponibilidad de especialistas y de material. La ecografía suele bastar en caso de lesiones locales leves. Muchos servicios recurren a un UIV limitado simplemente para controlar la normalidad del riñón contralateral. Algunos pacientes con lesiones más importantes (véase más adelante) se someten a TC, lo que hace el UIV superfluo. Piense en afectación de la arteria renal, especialmente en lesiones por deceleración; puede ser necesaria una arteriografía, y la MN para determinar el funcionamiento residual.

K39

Traumatismo grave













Traumatismo grave– Examen sistemático del paciente inconsciente o confuso

RX de la columna cervical [I], RX de tórax [I], RX de pelvis [I], TC de la cabeza [II]

Indicadas [B]

La prioridad es estabilizar la situación del paciente. Se procederá únicamente a las RX mínimas necesarias para la evaluación inicial. Para la RX de tórax puede esperarse hasta que la columna y la médula estén convenientemente protegidas. La TC vertebral puede combinarse con la de cabeza. Las fracturas pélvicas suelen acompañarse de hemorragia abundante. Véase K1-K4, traumatismos craneoencefálicos.

K40

Traumatismo grave de abdomen o pelvis

RX de tórax [I], RX de la pelvis [I]

Indicadas [B]

Hay que descartar el neumotórax. Las fracturas pélvicas con aumento del volumen pélvico suelen acompañarse de hemorragia abundante.

K41




TC de abdomen [III]

Indicada [B]

Sensible y específica, pero lleva tiempo y puede retrasar la entrada en el quirófano. La TC debe preceder al lavado peritoneal. Va aumentando el uso de la ecografía en el servicio de urgencias, para poner de manifiesto líquido peritoneal y lesiones de órganos macizos.




Traumatismo torácico grave

RX de tórax [I]

Indicada [B]

Permite el tratamiento inmediato (por ejemplo, del neumotórax).

K42




TC de tórax [III]

Indicada [B]

Muy útil para descartar una hemorragia mediastínica. No dude en proceder a una arteriografía.




L. Cáncer













Muchos de los problemas clínicos del diagnóstico del cáncer se han visto ya, en parte, en las secciones dedicadas a los distintos sistemas y aparatos. Presentamos aquí unas breves notas sobre el diagnóstico por la imagen, la clasificación y el seguimiento de algunos de los tumores malignos primarios más frecuentes. No se incluyen los cánceres pediátricos, pues su tratamiento lo realizan siempre los especialistas. Para el cáncer de mama, véase la sección J. Casi siempre hay que hacer una RX de tórax cuando el paciente acude por tumores malignos, para detectar posibles













metástasis pulmonares. De modo general, en esta sección reviste menos interés preocuparse por la radiación debida a las técnicas de diagnóstico por la imagen. La RX de tórax también forma parte de muchos protocolos de seguimiento (por ejemplo, lesiones testiculares). Suelen ser precisos exámenes complementarios para supervisar la evolución de la enfermedad (por ejemplo, después de una quimioterapia); algunos de ellos se efectúan para protocolos de estudios, más que por su necesidad clínica, por lo que tienen que estar debidamente justificados.














Parótida













Diagnóstico

Ecografía [0]

Indicada [B]

Para comprobar la presencia de una masa, especialmente en lesiones superficiales.







RMN [0] o TC [II]

Indicadas [B]

Útiles en la porción interna de la glándula, como también antes de una operación quirúrgica compleja.

L1

Estadificación

RMN [0] o TC [II]

Indicadas [B]

En particular cuando se piensa en una operación quirúrgica compleja, para ver las relaciones y la afectación de la porción interna.

L2

Laringe













Diagnóstico

Diagnóstico por la imagen

No sistemáticamente indicado [B]

El diagnóstico es clínico.

L3

Estadificación

TC [II] o RMN [0]

Indicadas [B]

La RMN presenta la ventaja de ofrecer imágenes directas en corte frontal. Con el tiempo, se impondrá la RMN.

L4

Glándula tiroidea













Diagnóstico

Ecografía [0] y MN [I]
1   2   3   4   5   6   7   8   9

similar:

1 Prefacio iconPrefácio

1 Prefacio iconPrefacio

1 Prefacio iconPrefacio

1 Prefacio icon8 Bibliografía 0 Prefacio

1 Prefacio iconPrefacio a la edición de 1976

1 Prefacio iconLibro uno bella prefacio

1 Prefacio iconLibro uno bella prefacio

1 Prefacio iconBibliografíA 271 prefacio a la edición de 1976 El presente libro...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com