Taller de estimulación temprana




descargar 0.58 Mb.
títuloTaller de estimulación temprana
página2/10
fecha de publicación08.02.2016
tamaño0.58 Mb.
tipoTaller
b.se-todo.com > Derecho > Taller
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10

Principios del desarrollo integral

  • El niño crece en diferentes aspectos físico, emocional.

  • Afecta otros aspectos como por ejemplo el social y emocional

  • La biología y el medio ambiente interactúan entre sí.


EL LENGUAJE ORAL

La capacidad para hablar es el principio que distingue al ser humano de las demás especies. El habla permite exteriorizar ideas, recuerdos, conocimientos, deseos e interiorizar al mismo tiempo; es lo que permite ponernos en contacto directo con los otros hombres y mujeres, siendo el principal medio de comunicación.

La necesidad de que los niños pequeños tienen de comunicarse constituye una gran motivación para aprender el lenguaje el mismo que es adquirido de manera natural, sin ser partido en sonidos aislados1.

El autor Mendel2 dice que los niños de 1 a 2 años, inician un rápido desarrollo del lenguaje, la imitación es importante en esta etapa, empiezan a combinar 2 palabras. Y los niños de 2 a 3 años han aprendido ya aproximadamente mil palabras, desarrollan construcciones más complejas y utilizan muchas palabras para describir una idea.

Estimular el desarrollo de la expresión oral en los niños pequeños constituye un elemento fundamental para el posterior aprendizaje de la lectura y escritura, puesto que para acceder al lenguaje escrito se requiere primero comprender el significado de las palabras, así como el también conocer los sonidos que componen el lenguaje hablado y su correcta articulación

Funciones del lenguaje oral.

Función social: permite la comunicación, la integración del niño con el grupo y participación en la mentalidad colectiva. Con el lenguaje todo el sistema de conceptos sociales le ofrece al niño proporcionarle los cuadros dentro de los cuales se organiza su experiencia.

Función psicológica: el lenguaje sirve para consolidar la impresión sensorial de los objetos y aún para conferir al objeto su duración. Reemplaza al objeto cuando éste está ausente. Al pronunciar la palabra el niño se asegura de que ésta le corresponde, hace presente lo ausente.

Función de ejercicio mental: (y físico) Como el juego, es un ejercicio corporal, y sirve para afianzar el sentimiento que el ser comienza a tener de sí mismo. Osterrieth3 señala un elemento fundamental! de la adquisición del lenguaje: el afectivo.

Los aspectos necesarios para la adquisición del lenguaje por un niño/a son:

 1.      Puesto que existen mecanismos neurológicos y fisiológicos que intervienen en el control del lenguaje es necesaria una maduración y esta tiene un ritmo predeterminado, destacan:

  • Función respiratoria: necesidad de respirar correctamente.

  • Función auditiva: audición y discriminación de los sonidos.

  • Función fonadora: emisión de sonidos y ruidos, el más primitivo es el llanto, al que le siguen otros que dan acceso al habla.

  • Función articulatoria: el niño desde muy pequeño emite y articula sonidos; es por aprobación y repetición de aquellos que más se parecen a los de nuestro idioma como unos los mantiene y otros los elimina.

 2.      La estimulación exterior: el lenguaje oral aparece “naturalmente” por una serie de intercambios del niño con su entorno, sin que en este exista un programa preparado de forma intencionada para su enseñanza sistemática.

El lenguaje se enseña/aprende a través de la comunicación. La característica principal de los intercambios niño-adultos durante los primeros años es una interacción mutua con las siguientes características en el modo en que solemos expresarnos los adultos:

  • Se habla más despacio, con más pausas y estas son más largas.

  • Se sube el tono de voz empleando un tomo más agudo.

  • Se cuida la pronunciación.

  • La entonación se hace más expresiva.

  • Los enunciados son más cortos y más simples.

  • Se repite con frecuencia parte o todo el enunciado.

  • Se emplea un número limitado de palabras y utilizando mucho los sinónimos.

  • El adulto hace constantes referencias al contexto, indicando o utilizando objetos concretos.

  • Se utilizan más gestos y mímica.

El niño más que repetir las palabras que el adulto le está diciendo constantemente aprenderá en primer lugar las que le ayuden a resolver sus problemas y cubrir sus necesidades. El adulto interpreta las “palabras” que dice el niño en función del contexto donde se produce.

    1. Conjugar los dos factores anteriores: existencia de la capacitación para utilizar el lenguaje y las posibilidades de desarrollarlo en un medio con estímulos auditivos.

ETAPA PRELINGÜÍSTICA (PRIMER AÑO)

El lenguaje evoluciona tanto en la expresión como en la comprensión. En este periodo abandona la media lengua y emite palabras con pronunciación correcta.

Como norma general, al inicio de este periodo el niño comienza a emitir alguna palabra (configuración fonética semejante a una producción del adulto que se emplea de forma relativamente parecida), aumentando poco a poco su número hasta aproximadamente los 20 - 24 meses. Posteriormente, experimenta un crecimiento rapidísimo de forma que en no más de dos meses incorpora el mismo número de palabras que anteriormente había incorporado en 10 - 12 meses.

Hacia el año de vida el niño tiene una intención comunicativa y lo podemos comprobar con los siguientes indicadores:

  • Alternancia de miradas entre el objeto y la persona adulta que está pendiente de él/ella.

  • Intensificación, acción o sustitución de señales hasta alcanzar lo que pretende.

  • Cambios en las señales con objeto de alcanzar aquello que desea.

ETAPA LINGÜÍSTICA: 2º AÑO: DEL GESTO A LA PALABRA.

Al final de la conducta ecolalia, el niño muestra su apertura al mundo con la comprensión pasiva, esta es creciente y los padres la facilitan al dirigirse a él/ella constantemente.

El paso de la comprensión pasiva a la emisión del lenguaje es lento pero firme y cada adquisición es irreversible. Las primeras unidades dotadas de sentido son monosílabas, que dan comienzo a una etapa de “palabra-sílaba” o “monosílabo intencional”.

Aparece a continuación las secuencias generalmente de dos sílabas iguales que el adulto suele reconocer como palabras. No se trata de ningún descubrimiento porque existe continuidad en todas las fases. Generalmente el niño emite tales expresiones en el mismo lugar en que el adulto las ha utilizado, este las refuerza y las repite, al reforzarlas generalmente con signos de alegría el niño tiende a repetirlas cada vez más.

A estas palabras aisladas se les ha llamado holofrases, que funcionan en el niño como una frase en el adulto, son emitidas con diferentes matices de tono (similar al de una pregunta, descripción) y contienen un mensaje, una intención (pedir, rechazar, negar) mucho más rico y complicado que el significado de la palabra en sí y que solo puede interpretarse en un contexto concreto.

Una ventaja clara de las palabras respecto a los gestos es que estos suelen depender de la presencia visible del objeto al que se refieren y las palabras permiten referirse a objetos ausentes.

ÁREA DE DESARROLLO COGNITIVO O COGNÓSCITIVO:

Es el proceso evolutivo de transformación que permite al niño ir desarrollando habilidades y destrezas, por medio de adquisición de experiencias y aprendizajes, para su adaptación al medio, implicando procesos de discriminación, atención, memoria, imitación, conceptualización y resolución de problemas.

PROCESOS COGNITIVOS:

  • DISCRIMINACIÓN: Mecanismo sensorial en el que el receptor distingue entre varios estímulos de una clase o diferente, seleccionando uno y eliminando los demás.

  • ATENCIÓN: Función mental por la que nos concentramos en un objeto. Aunque es un proceso cognitivo también es un proceso afectivo ya que depende, en alguna medida, de la experiencia que haya tenido el individuo con lo observado. La atención es el primer factor que influye en el rendimiento escolar. El mundo está repleto de una infinidad de estímulos: objetos, sonidos, olores, radicaciones, temperatura, presión, etc. Sólo una pequeña cantidad de estos estímulos puede ser captado por nuestros sentidos y tiene interés para nosotros. Esta posibilidad de elegir tan sólo unos pocos de esa multitud de estímulos es lo que denominamos atención. Es la primera condición básica que ha de darse en el acto de conocimiento ya que esta supone la indispensable selección de información.

La información seleccionada depende de factores: Externos e Internos.

EXTERNOS

INTERNOS

  • Estímulos intensos: por ejemplo; un ruido muy fuerte.

  • Novedad: al niño le llama más la atención lo novedoso que lo conocido.

  • Coherencia o significación: prestamos mas atencion a lo que tiene sentido para nosotros.

  • Objetos móviles: en el niño llama más la atención que los estáticos.

  • Contraste entre estímulos.

  • Posición: en nuestra cultura atendemos más a la parte superior izquierda.

  • Necesidades fisiológicas: hambre, sed, micción, descanso, etc.

  • Depende del desarrollo, pues con la edad mejora la capacidad de atención.

  • Intereses o motivaciones del sujeto.

  • El lenguaje: es un factor determinante, ya que nos permite guiar un plan de acción y hacer referencia a cosas que en el aquí y ahora están ausentes. Es el principal instrumento del pensamiento, además del medio de comunicación de mayor eficacia.






  • MEMORIA: Capacidad para evocar información previamente aprendida. Es la capacidad para traer al presente acontecimientos, imágenes o ideas que están almacenadas en nuestra mente. Sin esa capacidad no puede darse el pensamiento, ni podemos comprender ni adquirir conocimiento. Existen tres tipos de memoria:

    • Registro sensorial: recoge la información que llega de los sentidos y la mantiene sólo unas décimas de segundo para que pueda ser interpretada por nuestra estructura mental. Sólo podemos almacenar siete elementos informativos a la vez.

    • Memoria a corto plazo o memoria de trabajo: son las cosas que recordamos en el presente, tras traérselas de la memoria a largo plazo.

    • Memoria a largo plazo: donde almacenamos toda la información sensorial una vez analizada e interpretada. En esta memoria las cosas se almacenan relacionadas unas con otras formando una red, que depende de la estructura o nivel de desarrollo y de las experiencias vividas. Esto explica que, cuando, recordamos una cosa, nos van viniendo al presente todas las que están relacionadas.

Esto comprende tres procesos:

    • Adquisición de la información: es el primer contacto que se tiene con la información (ver, oír, leer, etc.). Es responsable de la entrada de información, intervienen los factores perceptivo y de atención.

    • Proceso de almacenamiento: se organiza toda la información recibida o se refiere a la forma en que se organiza o codifica la información para poder almacenarla.

    • Proceso de recuperación: es la utilización de la información recibida en el momento necesario. Supone sacar cosas de la memoria, puede ser por:

      • Reconocimiento: se da a partir de los 4-6 meses. Por ejemplo, reconocer su abrigo entre otros.

      • Evocación: supone la recuperación de datos que no están presentes, se da a partir de los 2 años.

  • IMITACIÖN: Capacidad para aprender y reproducir las conductas (simples y complejas) realizadas por un modelo. En la imitación se involucran los procesos cognitivos, afectivos y conductuales. El niño imita todo lo que está a su alcance. En el juego el niño reproduce o representa las actividades de quienes lo rodean: padres, maestros, hermanos, amigos; le gusta representar papeles más que ser el mismo.

  • CONCEPTUALIZACIÓN: Es el proceso por el cual el niño identifica y selecciona una serie de rasgos o claves (características) relevantes de un conjunto de objetos, con el fin de buscar sus principales propiedades esenciales que le permiten identificarlo como clase y diferenciarlos de otros objetos.

  • EL PENSAMIENTO: Es la capacidad para resolver problemas y razonar (operar con conceptos o ideas). Implica la relación de la percepción, memoria, atención y sobre todo, lenguaje, que se constituye como instrumento del pensamiento.

AREA SOCIO – AFECTIVA

Ésta área de desarrollo empieza a desarrollarse desde que la vida intrauterina del niño. Abarca dos partes la social y la afectiva o emocional

Es el proceso que el niño se desarrolla como un ser integral, es decir en cada una de las áreas del desarrollo: Psicomotriz, cognoscitiva,   socio afectiva y del lenguaje. Dichas áreas son inseparables e interactúan, influyendo unas en otras. El desarrollo socio afectivo no puede considerarse en forma aislada, sino que se relacionas con las otras áreas.

El desarrollo afectivo del niño se da a través de una   evolución de la afectividad tomando en cuenta los estadios del desarrollo cognoscitivo. Algunas de las etapas de la evolución de la afectividad son:

  • Etapa del Adualismo Inicial: Se caracteriza porque el mundo del recién nacido es un mundo sin objetos. Algunos autores en esta etapa hablan de egocentrismo, subjetivismo radical, narcisismo primario. No hay diferenciación entre el “Yo” y el No “Yo”. El adualismo comprende la incapacidad del niño de distinguir el “yo” del “no yo”, con una profunda inconsciencia de sí mismo en donde este estadio implica impulsividad motriz, reacciones fisiológicas (gritos) y por necesidades alimentarias.



  • Etapa de las percepciones afectivas: A través de las cuales el niño podrá diferenciar entre necesidades y satisfacciones. Los afectos durante este período están relacionados con las necesidades alimenticias y del propio cuerpo.   En esta etapa se dan importantes intercambios entre la madre y el niño. El llanto y el grito se convierten en medios de expresión. Es un llamado de atención ante cualquier necesidad que va construyendo un sistema de comunicación entre madre e hijo. La iniciación en esta etapa es marcada por la aparición de la sonrisa.



  • Elección del Objeto o Fase Objetal o Estadio Emocional: En este estadio el niño comienza a diferenciar a su madre de otras personas, establece una relación única, el niño comienza a manifestar   conductas de rechazo hacia personas que no sean su madre, presenta gritos, llanto y forcejeos en ausencia de la madre.

Hurlock define el desarrollo social como "la adquisición de la capacidad para comportarse de conformidad con las expectativas sociales". Por su parte Hernández define esta área como "el proceso de socialización por medio del cual, el niño aprende las reglas fundamentales para su adaptación al medio social,".

Por su parte el desarrollo emocional Hurlock afirma que "el estudio de las emociones de los niños es difícil, porque la obtención de información solo pueden proceder de la introspección: una técnica que los niños no pueden utilizar con éxito cuando son todavía muy pequeños"

Al respecto Hernández dice que éste "depende del conocimiento que va adquiriendo sobre su persona, sobre su cuerpo y sus facultades" el afecto recibido por el niño determinará su capacidad para adaptarse a la vida. La sonrisa refleja o endógena que es una respuesta a estímulos táctiles u orgánicos a tal punto que el niño "sonríe dormido", aparece desde la primera semana de vida. La sonrisa social o exógena aparece hacia el segundo mes de vida en respuesta a la visualización de un rostro por lo general el de la madre. Esta sonrisa marca el inicio de la vida socio afectivo del niño.

Inicialmente, la sonrisa social se manifiesta hacia todas las personas con las que interactúa el niño pero a partir del sétimo mes sólo brinda la sonrisa a los rostros familiares y no a los que le son extraños.

A partir del sétimo mes se inicia la angustia de separación. El niño reacciona con angustia y miedo si es alejado de la madre. Si en esta época de la vida tuviera que hospitalizarse puede presentar una forma de depresión acompañada de retraso del desarrollo si es que esta situación es prolongada. Con la conquista de la marcha el niño inicia su proceso de independización.

Durante el segundo año de vida el niño afirma su autonomía: se llama por su nombre, se reconoce en el espejo y en las fotos, conoce su sexo. Asimismo, adquiere un comportamiento negativista resistiéndose a la autoridad de los padres y tratando de hacer las cosas sólo.

A partir del tercer año de edad, el niño atiende y obedece órdenes: espera su turno, lava y seca sus manos, come por sí solo usando una cuchara y controla sus esfínteres.

SOCIALIZACIÓN

El niño recién nacido sólo sabe llorar como respuesta a todos los estímulos. De ahí que no debemos pensar que todo llanto en el niño deba significar dolor o sufrimiento. Algunos pequeños lloran con más intensidad, frecuencia y duración que otros sin que exista alguna causa orgánica, hambre o enfermedad. Lo que muchos padres creen que es un cólico de gases es únicamente un llanto inconsolable situación que dura hasta que el niño "aprende a jugar solo".

Hacia los dos meses de edad el niño aprende a entretenerse solo: se mira las manos, observa objetos colgados a 20 centímetros, se escucha balbucear. Hacia el tercer mes "conversa" con gestos y balbuceos con las personas que le hacen gracias.

El juego se establece en su vida aunque en forma personal a tal punto que a los dos años de edad dos niños, uno al lado de otro, juegan en forma independiente y privada (juego paralelo).

Entre los dos y los cuatro años de edad se presenta el juego asociativo o en conjunto pero cada uno de los niños aún no tiene roles específicos (el juego no tiene una secuencia clara).

A partir de los cinco años de edad aparece el juego corporativo en el que cada niño asume un rol determinado (el juego tiene un sentido y un orden). Asimismo, las relaciones con otros niños y adultos empiezan a tener mayor importancia.

El juego, según Papalia y Wendkos Olds (1997), puede verse desde distintos puntos de vista, los niños tienen diferentes maneras de jugar y juegan a muchas cosas. Al considerar el juego, como una actividad social, los investigadores evalúan la competencia social de los niños por la manera como juegan ya que el juego social revela el alcance de la interacción con otros niños.

Existen niños que no utilizan el juego social, pero esto no quiere decir sean inmaduros, sino que necesitan estar solos para concentrarse en tareas y problemas; algunos niños bien ajustados simplemente, disfrutan más las actividades no sociales que las actividades de grupo (Papalia y Wendkos Olds, 1992).

El juego paralelo, es característico de los niños de 2 años y consisten en que a ellos les gusta jugar en compañía de otros niños, pero no interactúan entre sí, sino que es como un juego egocéntrico.

En el juego asociativo, juegan 2 ó 3 niños con el mismo material, pero cada uno le da un uso diferente, conduciendo en ocasiones disputas entre los niños. El juego cooperativo consiste en que los niños realizan actividades, que requieren acciones coordinadas, esta forma de juego se da alrededor de los 4 años. Papalia y Wendkos Olds (1992) clasificó por etapas el juego social en la primera infancia. El primer tipo de juego que se da es el comportamiento ocioso, después el comportamiento espectador, el juego solitario independiente, la actividad paralela, el juego asociativo y por último juego de cooperación o de organización suplementaria.

En el comportamiento ocioso, el niño aparentemente no está jugando, pero se ocupa de observar cualquier cosa que le parezca de interés en ese momento y cuando no ocurre nada emocionante juega con su propio cuerpo.

En el comportamiento espectador el niño pasa la mayor parte del tiempo mirando jugar a los otros niños, habla con los niños que está observando, hace preguntas o sugerencias pero, no hace ningún esfuerzo por acercarse a ellos y jugar abiertamente.

El juego solitario independiente se caracteriza porque el niño se divierte jugando solo y en forma independiente, con juguetes diferentes de los que usan los niños que están jugando cerca de él y no hace ningún esfuerzo por acercarse a otros niños.

La actividad paralela se refiere a que el niño juega independientemente, pero la actividad que escoge lo lleva de manera natural a los otros niños. Juega cerca de, pero no con los otros niños, y no hay un intento por controlar la entrada o la salida de los niños del grupo.

En el juego asociativo el niño juega ya con otros niños, todos los miembros participan en actividades similares, pero no idénticas; no hay distribución de las tareas y no hay organización de la actividad que están realizando.

Él juego de cooperación, consiste en que el niño ya juega con un grupo que esté organizado, con el propósito de crear algún producto material, puede consistir en esforzarse por alcanzar alguna meta competitiva, dramatizar situaciones de la vida adulta y de grupo o participar en juegos formales.

Para concluir Papalia y Wendkos Olds (1992) señala que hay diferencias individuales en los niños, mientras unos pueden participar en juegos menos sociales, otros pueden preferir los juegos más sociales. Esta área se estimula con todas las actividades antes mencionadas, otro ejemplo de una actividad puede ser:

Masajes y caricias: Otro camino para conocer el mundo

Las caricias y los masajes pueden estimular al bebé (ya que activamos unas de las principales vías de entrada de estímulos) y colaborar en su desarrollo afectivo, cognitivo y motriz.

Comenzar a practicar los masajes al bebé desde que nace es una ayuda valiosísima para favorecer sus primeras conexiones neuronales. Los masajes deben ser un juego para el adulto y el niño, además de un medio de comunicarse y estimular el desarrollo. También debemos evitar abrumarle con juegos, ejercicios y objetos. Es mucho más positivo mantener un ritmo sosegado y sereno.

Con el roce de nuestras manos se produce un primer paso para la comunicación paterno-filial. Por tanto su desarrollo físico debe ir parejo con el emocional y afectivo, para ello, debemos realizar los ejercicios hablando continuamente con él.

Proyecto
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10

similar:

Taller de estimulación temprana iconInfluencia de la estimulacion temprana en el desarrollo psicomotor en niños de 3 y 4 AÑOS

Taller de estimulación temprana iconResumen Existen dos técnicas de estimulación no invasiva disponibles...

Taller de estimulación temprana iconTaller sobre los pigmeos
«Estos genes son importantes en la reproducción y el metabolismo, lo cual es interesante a la luz de la hipótesis de que la razón...

Taller de estimulación temprana iconCaries temprana de la infancia

Taller de estimulación temprana iconPrevención del cáncer y su detección temprana

Taller de estimulación temprana iconCaries de la temprana infancia severa (ctis)

Taller de estimulación temprana iconTema el desarrollo físico en la infancia temprana (0-2 años)

Taller de estimulación temprana iconPor qué funciona la estimulación electromagnética de baja frecuencia...

Taller de estimulación temprana iconEliminación del virus del papiloma humano mediante estimulación eléctrica...

Taller de estimulación temprana iconTaller copiar en el cuaderno las preguntas, fecha y realizar todo el taller en el computador
«sanas». El Vih, además, es capaz de infectar células cerebrales, causando algunas afecciones neurológicas




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com