Organización mundial de la propiedad intelectual




descargar 316.32 Kb.
títuloOrganización mundial de la propiedad intelectual
página9/15
fecha de publicación19.02.2016
tamaño316.32 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Derecho > Documentos
1   ...   5   6   7   8   9   10   11   12   ...   15

CAPÍTULO 4:
EVOLUCIÓN ACTUAL Y TENDENCIAS FUTURAS DEL SISTEMA INTERNACIONAL DE PATENTES Y OPCIONES DE LOS PAÍSES EN DESARROLLO




4.1 LA EVOLUCIÓN ACTUAL Y LAS TENDENCIAS FUTURAS




4.1.1 El Tratado sobre el Derecho de Patentes (PLT)



El PLT fue adoptado en una conferencia diplomática celebrada en junio de 2000 y tiene como objetivo armonizar los requisitos de forma y de fondo para la concesión y el mantenimiento de patentes. Estos requisitos incluyen conceder una fecha de presentación, el contenido y la forma de la solicitud, la representación, la comunicación y la notificación.
El Tratado prevé la presentación electrónica de las solicitudes de patentes. Esto puede resultar difícil de aplicar en muchos países en desarrollo, donde las oficinas de patentes no disponen de los medios necesarios para ello. La conferencia diplomática, consciente de la postura de los países en desarrollo, exigió un período de gracia y la prestación de asistencia a estos países para facilitar la presentación electrónica de las solicitudes. La declaración acordada por la conferencia diplomática sobre el tratado y su reglamento señalaba que “con miras a facilitar la aplicación del apartado a) del párrafo 1 de la regla 8 de este Tratado, la conferencia diplomática pide a la asamblea general de la OMPI y a las partes contratantes que ofrezcan asistencia técnica adicional a los países en desarrollo y a los países menos adelantados, así como a los países en transición para que cumplan sus obligaciones en virtud de este tratado, incluso antes de su entrada en vigor. La conferencia diplomática insta, asimismo, a los países industrializados con economías de mercado a proporcionar, cuando se les solicite y según unas condiciones acordadas mutuamente, cooperación técnica y financiera a los países en desarrollo, a los países menos adelantados y a los países en transición.”40
El PLT está abierto a los estados parte en el Convenio de París o a los miembros de la OMPI, a las organizaciones intergubernamentales que tengan al menos un miembro que sea estado parte en el Convenio de París o miembro de la OMPI y a las organizaciones regionales de patentes que hayan adoptado el Tratado en la conferencia diplomática y estén debidamente autorizados a formar parte de él.
El Tratado entrará en vigor tres meses después de que hayan sido depositados diez instrumentos de ratificación o adhesión ante el Director General de la OMPI. A 15 de enero de 2003, sólo cinco países habían ratificado el tratado, a pesar de que 53 estados y una organización regional de patentes firmaron el tratado. Los estados que depositaron los instrumentos de ratificación y adhesión son el Kirguistán, Nigeria, la República de Moldova, Eslovaquia y Eslovenia.41 Todos ellos son países en desarrollo y países en transición.

4.1.2 Proyecto de Tratado sobre el Derecho Sustantivo de Patentes (SPLT)



El Convenio de París y el Acuerdo sobre los ADPIC abordan una serie de requisitos de fondo a fin de armonizar las legislaciones en materia de patente de los estados miembros. Sin embargo, ambos acuerdos dejaron una serie de cuestiones de fondo en manos de las legislaciones nacionales en materia de patentes. Por tanto, el SPLT tiene como finalidad cubrir este vacío. Entre las cuestiones que aborda el SPLT se encuentran la necesidad del carácter técnico de las invenciones, la definición del estado de la técnica y las exclusiones de la patentabilidad. La negociación del proyecto del SPLT está envuelta en una gran polémica, ya que las legislaciones nacionales abordan estas cuestiones de manera diferente para diversos fines. Dos cuestiones, entre otras, pueden tomarse como ejemplo para mostrar el debate entre los países.
Una de las cuestiones más polémicas y discutibles en el sistema de patentamiento es la necesidad del carácter técnico de la invención. En un primer momento, la patentabilidad estaba limitada a las invenciones técnicas y no presentaba, por tanto, ningún problema. Sin embargo, con la llegada de las revoluciones de la biotecnología y la tecnología de la información, se ha cuestionado la necesidad del carácter técnico de las invenciones. Esto propició un cambio en las legislaciones en materia de patentes de países como los Estados Unidos de América (EE.UU.). Es posible obtener patentes para programas informáticos y métodos comerciales, que están excluidos del patentamiento en una serie de países (Correa y Musungu, 2002).
Se ha señalado que esta cuestión constituía una línea divisoria entre los países en desarrollo y los EE.UU., puesto que los primeros querían ceñirse al concepto de que una invención patentable debería mostrar un carácter técnico, mientras que los EE.UU. mantenían que la necesidad del carácter técnico limita de manera innecesaria las innovaciones en los nuevos ámbitos de la tecnología y va en contra del Artículo 27.1 del Acuerdo sobre los ADPIC que permite el patentamiento “en todas las esferas de la tecnología”. Además, los EE.UU. sostenían que la norma de patentabilidad debería ser que una invención sólo permita una aplicación práctica con un resultado útil, concreto y tangible.42
La segunda cuestión de fondo, que era la manzana de la discordia, está relacionada con el alcance de la patentabilidad. La armonización de los criterios de patentabilidad es importante. Michael K. Kirk (2002) señaló que esto permitiría a las oficinas de patentes basar las decisiones de concesión o denegación de patentes precisamente en los mismos criterios, de modo que la decisión adoptada por una oficina no tuviera que ser examinada de nuevo por otras oficinas de patentes cuando recibieran esa misma solicitud. Sin embargo, existe un serio debate entre los países desarrollados y los países en desarrollo en relación con la delimitación del alcance de la patentabilidad.
Algunos países en desarrollo43 solicitaron que el SPLT incorporara las disposiciones de los Artículos 27.2 y 27.3 del Acuerdo sobre los ADPIC para permitir a los países excluir ciertas invenciones de la patentabilidad, por motivos de interés público. Sin embargo, los Estados Unidos y la industria de la biotecnología sostienen que el Acuerdo sobre los ADPIC “establece los requisitos mínimos contemplados por la OMC” y que el SPLT, por el contrario, tendría como finalidad el establecimiento de las prácticas óptimas en el plano internacional.”44 Éstas y otras cuestiones similares todavía se siguen debatiendo, y queda por ver cómo se resolverán en el futuro.

4.1.3 La revisión del Tratado de Cooperación en materia de Patentes (PCT)



La revisión del Tratado de Cooperación en materia de Patentes, que comenzó en octubre de 2000, surgió de la necesidad de afrontar los desafíos con que se encontraban las oficinas nacionales de patentes y la autoridad internacional de búsqueda y de examen, como el aumento de la carga de trabajo y la duplicación de esfuerzos, así como los problemas a los que se enfrentan los solicitantes de patentes, como el costo de la solicitud y de la tramitación de las patentes.
La reforma del PCT tiene los siguientes objetivos:
“a) Simplificar el sistema y racionalizar los procedimientos, teniendo en cuenta también que muchos requisitos y procedimientos del PCT serán más ampliamente aplicables gracias al tratado sobre el derecho de patentes;
b) Reducir los costos para los solicitantes, teniendo presentes las diferentes necesidades de los solicitantes de los países industrializados y de los países en desarrollo, incluidos los inventores particulares y las pequeñas y medianas empresas, así como las solicitudes de grandes empresas;
c) Velar por que las autoridades del PCT puedan cumplir con sus funciones y a la vez mantener la calidad de los servicios que proporcionan;
d) Evitar la duplicación innecesaria del trabajo realizado por las autoridades del PCT y por las oficinas nacionales y regionales de la propiedad industrial;
e) Velar por que el sistema funcione en beneficio de todas las Oficinas, independientemente de su tamaño;
f) Mantener un equilibrio adecuado entre los intereses de los solicitantes y de terceros, y tener en cuenta también los intereses de los Estados;
g) Ampliar los programas de asistencia técnica a los países en desarrollo, especialmente en la esfera de la tecnología de la información;
h) Compatibilizar el PCT, en la medida de lo posible, con las disposiciones del PLT;
i) Coordinar la reforma del PCT con la labor sustantiva de armonización que realiza actualmente el Comité Permanente de la OMPI sobre el Derecho de Patentes;
j) Aprovechar al máximo la tecnología moderna de información y de comunicación, estableciendo también normas técnicas y de programas informáticos comunes para la presentación y la tramitación electrónicas de las solicitudes en virtud del PCT;
k) Simplificar, hacer más clara y, si es posible, reducir la formulación del Tratado y del Reglamento;
l) Racionalizar la distribución de disposiciones entre el Tratado y su Reglamento, en particular con miras a adquirir una mayor flexibilidad”.45
La iniciativa de reformar el PCT había sido respaldada tanto por países desarrollados como por países en desarrollo46. La asamblea del PCT ha modificado los reglamentos del PCT en virtud de la reforma actual. Entre las enmiendas realizadas hasta ahora está el alineamiento de los requisitos del PCT con los del PLT respecto al idioma de la solicitud internacional y las traducciones y el restablecimiento de los derechos después del incumplimiento de los requisitos para entrar en la fase nacional dentro del plazo estipulado, que entró en vigor el 1 de enero de 2003 e introdujo un sistema ampliado de búsqueda internacional y de examen preliminar que entrará en vigor el 1 de enero de 2004.
En virtud del nuevo sistema, la autoridad de búsqueda internacional será responsable de establecer una opinión preliminar no vinculante por escrito sobre las cuestiones de si aparentemente la supuesta invención es una novedad, implica una actividad inventiva, y tiene una aplicación industrial. La opinión por escrito obligatoria de la Autoridad Internacional de Investigación es equivalente a la primera opinión por escrito de la autoridad internacional de examen preliminar. El informe se utilizará también durante el examen preliminar internacional. En consecuencia, se denomina a las dos tareas examen preliminar internacional (capítulo II). La diferencia principal entre ambos informes es el hecho de que el primero es obligatorio y se basa en el texto de la solicitud, mientras que el segundo se realiza a petición del solicitante una vez recibido el primer informe y se lleva a cabo tras un diálogo entre el solicitante y el examinador47.
Los informes que aportan una opinión razonada sobre la novedad, la actividad inventiva y la aplicación industrial de las solicitudes internacionales será útil para los países designados, en particular para los países en desarrollo en que las oficinas de patente no tienen capacidad de búsqueda y de examen.

4.1.4 El Plan de Acción de la OMPI sobre Patentes



El Director General de la OMPI presentó el “Plan de Acción de la OMPI sobre Patentes” en el 36° período de sesiones de las Asambleas de los Estados miembros de la OMPI48.
En su memorando, el Director General hizo hincapié en los desafíos y las deficiencias del sistema internacional de patentes en vigor, la necesidad de racionalizar las iniciativas actuales de armonización y añadió algunas nuevas, además de sugerir soluciones a algunos de los problemas. Al presentar el programa, el Director General insistió en que “su principal objetivo era iniciar consultas abiertas a nivel mundial para redactar una pauta estratégica de cambio en el sistema internacional de patentes y subrayó que la finalidad de esta iniciativa no era sustituir o menoscabar las actividades actuales respecto a la reforma del PCT y la armonización de las legislaciones sustantivas en materia de patentes, sino que las complementará y las reforzará”49. El Programa tiene como meta preparar una orientación coherente para la evolución futura del sistema internacional de patentes, asegurando así que el trabajo emprendido por la Oficina Internacional y por los estados miembros en su cooperación con la organización esté dirigida a alcanzar un objetivo común. Se introdujo con la idea de que el sistema internacional de patentes se hiciera más fácil de utilizar y accesible, y facilitara un equilibrio adecuado entre los derechos de los inventores y el público en general, teniendo en cuenta al mismo tiempo las consecuencias para el mundo en desarrollo50.
La Asamblea General de la OMPI, la Unión de París y la Asamblea del PCT aprobaron la iniciativa del Director General y ordenaron que se realizara más trabajo, teniendo en cuenta las opiniones expresadas en el período de sesiones de la Asamblea, incluida la petición de un estudio por la secretaría sobre las posibles consecuencias de la propuesta sobre los países en desarrollo, y se presentara para ser examinada en la Asamblea General de la OMPI y en las asambleas de las Uniones de París y del PCT en septiembre de 200251. La Secretaría presentó un documento, A/37/6, utilizando documentos recibidos y cuestiones planteadas en debates durante la Conferencia sobre el Sistema Internacional de Patentes celebrada en marzo de 2002 para debatir el Plan de Acción de la OMPI sobre Patentes. El documento esbozó los desafíos a los que se enfrentaba el sistema internacional de patentes, destacó diversas cuestione se indicó opciones para el desarrollo futuro del sistema.
Durante el debate, los países miembros expresaron preocupaciones comunes y particulares. Entre las preocupaciones comunes estaba el estudio de los desafíos y el modo en que debían abordarse, así como las advertencias hechas en relación con la iniciativa.
Los países en desarrollo y los países desarrollados reconocieron el problema de la carga de trabajo a la que se enfrentan y la necesidad de simplificar y racionalizar los procedimientos de patente. Por ejemplo, la delegación de Barbados, en nombre del Grupo de Países de América Latina y del Caribe (GRULAC), expresó la voluntad del GRULAC de participar de modo constructivo en los debates para tratar el problema de la carga de trabajo a fin de racionalizar el procedimiento de patente52. La delegación francesa expresó esta misma opinión, y afirmó que se reduciría la creciente carga de trabajo de las oficinas nacionales de patentes y de la autoridad del PCT y se eliminaría la duplicación de los esfuerzos con una mayor racionalización y simplificación del sistema del PCT53. Algunos de los países desarrollados expresaron su inquietud por el hecho de que la iniciativa está fuera del mandato de la OMPI o de que es ambiciosa. La delegación estadounidense declaró que muchas de las propuestas, como por ejemplo la creación de “autoridades sustantivas centrales de patentamiento”, incluidas en el documento, parecían ir más allá del mandato de la OMPI y podían conducir a gastos mal enfocados e indisciplinados y a la malversación de recursos que sería mejor dirigir a otros fines54.
La delegación del Canadá también expresó que el Plan de Acción de la OMPI sobre Patentes era ambicioso, que el trabajo que suponía era enorme y que la atención y los esfuerzos inmediatos de la OMPI debían concentrarse en las actividades que den rápidamente unos resultados concretos y palpables55. Varios países en desarrollo expusieron también diversas inquietudes respecto a la iniciativa. Entre éstas figuraban las siguientes:


  1. El documento era unilateral y no equilibrado, ya que se centraba principalmente en el interés de los usuarios del sistema de patentes;56




  1. La necesidad de mantener un equilibrio entre los diferentes intereses, como los de los usuarios del sistema y del público en general;57




  1. No debía buscarse una misma solución para todos, y debía haber flexibilidad al diseñar los sistemas nacionales de patentes, para adaptarse a la situación específica de los diversos países, en particular la de los países en desarrollo y los menos adelantados;58




  1. Debían estudiarse las consecuencias del Plan de Acción de la OMPI sobre Patentes en los países en desarrollo;59




  1. Los acontecimientos futuros no deben imponer más cargas a los países en desarrollo ni ir en detrimento de los logros de otros foros internacionales, que reconocen los derechos soberanos de los Estados miembros a proteger y promover políticas públicas60.


Las preocupaciones expuestas fueron diferentes e hicieron referencia a cuestiones graves. No obstante, era de esperar que hubiera diferencias, ya que el programa acababa de ser introducido y debía ser debatido en esa etapa. En este sentido, el Director General declaró que la intención era suscitar un debate, observando que el sistema internacional de patentes ya estaba evolucionando, y que con la inclusión de este tema en el programa no se pretendía adoptar una decisión, sino que, por el contrario, el Plan de Acción de la OMPI sobre Patentes denotaba un proceso continuo que proporcionaría orientación a la comunidad internacional y a la OMPI en la formación del sistema internacional de patentes61. Los Estados miembros tomaron nota del contenido del documento A/37/16 y decidieron debatir el Plan de Acción de la OMPI sobre Patentes en su próximo período de sesiones, en 200362. Cabe esperar que las cuestiones planteadas y las preocupaciones expresadas se verán enriquecidas con el debate en el próximo período de sesiones de la Asamblea.

1   ...   5   6   7   8   9   10   11   12   ...   15

similar:

Organización mundial de la propiedad intelectual iconOrganización mundial de la propiedad intelectual

Organización mundial de la propiedad intelectual iconOrganización mundial de la propiedad intelectual

Organización mundial de la propiedad intelectual iconPropiedad Intelectual

Organización mundial de la propiedad intelectual iconLey de propiedad intelectual, codificacion

Organización mundial de la propiedad intelectual iconComité de Desarrollo y Propiedad Intelectual (cdip)

Organización mundial de la propiedad intelectual iconComité de Desarrollo y Propiedad Intelectual (cdip)

Organización mundial de la propiedad intelectual iconComité de Desarrollo y Propiedad Intelectual (cdip)

Organización mundial de la propiedad intelectual iconComité Intergubernamental sobre Propiedad Intelectual y Recursos

Organización mundial de la propiedad intelectual iconComité Intergubernamental sobre Propiedad Intelectual y Recursos

Organización mundial de la propiedad intelectual iconMesa redonda sobre la propiedad intelectual y los conocimientos tradicionales




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com