Dirección General de Educación Física




descargar 47.31 Kb.
títuloDirección General de Educación Física
fecha de publicación28.02.2016
tamaño47.31 Kb.
tipoDirección
b.se-todo.com > Derecho > Dirección


LA TEORÍA DE LAS INTELIGENCIAS MÚLTIPLES

Y SUS IMPLICACIONES A LA EDUCACIÓN FÍSICA

(Una experiencia docente)

Por: Mtra. Cecilia García Márquez


cecigama85@hotmail.com

Dirección General de Educación Física


Oficina de Investigación Educativa

México D. F.



INTRODUCCIÓN



La selección de un enfoque o corriente pedagógica como la forma en que un(a) docente enseña a sus alumnos considero, va más allá del mero gusto, simpatía o admiración que un autor nos pueda despertar (Piaget, Vigotsky, Bruner, Skinner, Rogers, entre otros), en la selección convergen distintos factores, que tienen que ver con toda una historia personal, en donde la formación académica, la influencia familiar, la de algunas personas claves como maestros(as) y amigos(as) y nuestra propia personalidad nos van conformando como individuos y profesionalmente como docentes, es decir asumimos una forma de ser como maestros(as).
De igual manera, nuestra forma de enseñar tiene que ver con la forma en que concebimos a nuestros alumnos. Si los vemos como zafios, tontos o flojos, necesitados siempre de nuestra absoluta guía y conducción, o si por el contrario, los visualizamos como seres inteligentes, sensibles e inquietos, capaces de aprender por si mismos, de criticar, de crear y de enriquecer lo que sus maestros o maestras pudiéramos enseñarles. En este sentido supongo mucho más positivo el considerar a nuestros alumnos como individuos inteligentes, activos, creativos y sensibles, porque de inicio supone ya un reto el acercarnos a ellos, el ganarnos su confianza, cariño y respeto.
El tema de la inteligencia humana es sumamente complejo y polémico, desde la Grecia clásica se ha tratado de definir y medir la inteligencia con algunos logros importantes, varios siglos después, hacia principios del siglo XX, con los avances de la psicología, con las aportaciones de Simon y Binnet en las pruebas de inteligencia o cociente intelectual (C.I.), que en su tiempo causaron gran impacto pero que conforme al avance, cada vez más rápido, de la ciencia van surgiendo nuevas propuestas, nuevos criterios, fundamentados en los descubrimientos de la psicología, la neuropsicología, la neurología, la genética, etc., dando paso a concepciones más amplias y comprensivas hacia el entendimiento de la inteligencia humana y su aplicación a la educación.
En el ámbito escolar es muy común hablar de inteligencia, decimos que un alumno(a) es más inteligente que otro, porque obtiene mejores notas, o porque memoriza con mayor facilidad determinada información, o porque “es muy listo para las matemáticas”, pero ¿Realmente es eso inteligencia?, en otros casos más “científicamente” algunos maestros(as) se basan en los resultados de los test de coeficiente intelectual para clasificar y formarse expectativas de la capacidad de aprendizaje de sus alumnos(as); sin embargo estas pruebas sólo son capaces de medir las habilidades intelectuales que correspondes a la lógica escolar occidental y no toman en cuenta otros ámbitos culturales, ni otras formas que tiene de manifestarse la inteligencia humana.
MARCO TEÓRICO
La teoría de las Inteligencias Múltiples se desprende de la psicología cognitiva, disciplina que surge en los años sesenta y setenta, la psicología cognitiva “estudia la forma en que el ser humano adquiere, representa y activa el conocimiento del mundo que lo rodea” (Chayet y Wolcovich L., 1991, p.7)
Howard Gardner, profesor de la Universidad de Harvard, postula la Teoría de las Inteligencias Múltiples a inicios de los años ochenta, aunque como lo expresa él mismo: “la idea de las inteligencias múltiples es antigua, de manera que apenas puedo reclamar originalidad alguna por tratar de revivirla otra vez” (Gardner, 1987, p.25), sin embargo el gran mérito de Gardner es apoyar con los nuevos avances de la ciencia, hacia una teoría más comprensiva de las múltiples formas que tiene el intelecto humano de manifestarse y dar la oportunidad de aprender y desarrollar el talento potencial de cada niño(a) de acuerdo a sus propias inclinaciones naturales.
Gardner (1987), en su obra “Estructuras de la Mente”, propone que existen normalmente en el ser humano siete tipos de inteligencias (lingüística, lógico-matemática, musical, espacial, cinestesicocorporal, interpersonal e intrapersonal), pero que debido a factores como la herencia y el adiestramiento prematuro algunos sujetos desarrollan algún tipo de inteligencia en mayor grado en comparación con sus congéneres, sin embargo supone que cualquier ser humano puede desarrollar todos los tipos de inteligencia aún cuando no fuera de manera extraordinaria.
En su forma más enérgica, la teoría de la inteligencia múltiple plantea un conjunto pequeño de potenciales intelectuales humanos, quizá apenas de siete, que todos los individuos pueden tener en virtud de que pertenecen a la especie humana. [...] pero todo individuo normal debiera desarrollar cada inteligencia en cierta medida, aunque sólo tuviera una oportunidad modesta para hacerlo.(p.310)
Estas formas de inteligencia interactúan y se edifican desde el principio de la vida, aunque existe una tendencia innata de cada ser humano para desarrollar una o dos formas de inteligencia más que las demás, para explicar esta tendencia Gardner, hace una comparación entre los dispositivos de una computadora para el procesamiento de cierto tipo de información, es decir que el cerebro de un individuo en particular, tiene ciertas estructuras que le hacen más sensible a un determinado tipo de información, aunque utiliza sólo metafóricamente el ejemplo de ninguna manera cree que el cerebro humano funcione igual que una computadora.
El autor concibe al cerebro humano dividido en bloques o módulos altamente especializados en los que se combinan “elementos químicos, constituyentes básicos que pueden producir compuestos de diversos tipos y ecuaciones que producen una plétora de procesos y productos” (Op. Cit., p.312), es precisamente a esta mezcla y su resultado a lo que Gardner llama inteligencia. El enfoque modular de las capacidades intelectuales supone que el cerebro humano esta conformado por módulos, es decir por unidades relativamente independientes, que en conjunto forman un todo, e incluso se habla de zonas localizables en el cerebro asociadas a funciones muy especificas. Este enfoque se contrapone a la teoría general de la inteligencia en la que se concibe, un solo tipo de inteligencia, y el objetivo de estos teóricos del funcionamiento del cerebro, como una sola pieza, es encontrar leyes, principios y procesos más generales del comportamiento humano, tal sería el caso del conductismo de Skinner y posteriormente las teorías que hacen analogías entre el funcionamiento de una computadora y del cerebro humano.
La idea clave, que supongo, motivó a Gardner a desarrollar su teoría de las inteligencias múltiples, es concebir la inteligencia humana como algo mucho más complejo, como algo mucho más amplio que las habilidades o competencias académicas tradicionales, como la memorización y el razonamiento lógico, rechaza la idea de que una prueba con una duración de hora y media, pueda ser una forma confiable de medir la inteligencia.
Gardner reconoce que su teoría puede tener algunas carencias o que no alcanza a dar una explicación totalmente acabada sobre la inteligencia, reconoce que existen operaciones cognitivas de nivel superior (sentido común, la originalidad, la capacidad metafórica, la sabiduría y el repaso del sentido del yo) que no pueden explicarse de manera similar que las inteligencias múltiples, por su naturaleza en apariencia más amplia y general, en contraste con las inteligencias múltiples que parecen ser de carácter específico.
Finalmente para terminar este apartado quisiera señalar, que lo que sustenta la teoría de las inteligencias múltiples y que constituye una gran aportación de este autor para el entendimiento de la inteligencia humana y sus implicaciones a la educación, es que revela y enfatiza la capacidad del ser humano para involucrarse con todo tipo de sistemas simbólicos, es decir, la capacidad de hacer abstracciones y códigos que dan significados, la capacidad humana de resolver problemas, de percibir, crear y participar de los sistemas simbólicos de su entorno cultural. Así, podemos percibir que el lenguaje matemático es finalmente un sistema simbólico, el lenguaje oral y escrito, la música, el arte, y cualquier actividad o producción se basa en ese potencial humano darle un significado simbólico a todo lo que lo rodea. Asimismo podemos entender la importancia de la cultura como un elemento primordial en los diversos sistemas de educación que cada sociedad desarrolla, como la principal forma de transmisión del conocimiento y portadora de los valores, normas y significados para el individuo.

PROPÓSITO EDUCATIVO



Concientizar a los docentes de la existencia de otras formas de manifestación, de las múltiples formas que tiene, la inteligencia humana.

Valorar la inteligencia cinestesicocorporal de los alumnos como una cualidad compleja íntimamente ligada a procesos intelectuales, es decir no separándola, como ocurre frecuentemente, en dónde se piensa que las cualidades, habilidades y manifestaciones de las destrezas físicas del niño(a) nada tiene que ver con los procesos mentales y socioafectivos propios de su edad o grado de desarrollo.
DESCRIPCIÓN DE LA EXPERIENCIA.
Actualmente tengo once años de servicio como profesora de educación física, diez de ellos en el nivel de preescolar. Soy egresada de la Escuela Superior de Educación Física y en estos momentos estoy terminando una maestría en Administración Educativa en la Universidad de las Américas.
En preescolar trabajamos con niños(as) que fluctúan entre los tres, cuatro y cinco años de edad, estos niños reciben dos clases a la semana de educación física, al iniciar el ciclo escolar abordamos el primer eje temático llamado “Estimulación perceptivo motriz” con los propósitos de desarrollar el esquema corporal, las sensopercepciones y las experiencias motrices básicas i
Normalmente al inicio de cada ciclo escolar, selecciono al azar cinco niños y cinco niñas para realizar la evaluación diagnóstica,ii a uno por uno les realizo preguntas como: ¿Dónde tienes tus rodillas?, si el niño se toca sus rodillas entonces yo pongo una “palomita” en el cuadro correspondiente. Todo esto parecería irrelevante sino fuera porque en varias ocasiones cuando les formulo las mismas preguntas a las niñas, todo va normalmente hasta que llego a la siguiente cuestión: ¿Dónde tienes tus muñecas?, Entonces me ha tocado varias veces escucharles -¡En mi casa, maestra!- esto aparte de causarme mucha gracia, me ponía en la disyuntiva, tenía que poner en mi cuadrito, una cruz o una o palomita. A mí me parecía muy perspicaz la respuesta de las niñas, pero no sabía exactamente lo que ocurría.
Revisando a algunos autores como Piaget iii y Gardner, iv descubrí lo interesante que resulta entender las líneas del razonamiento infantil, que obedecen a una lógica distinta que en el adulto. La asociación que la niña hace responde a un conocimiento concreto de su muñeca, mucho más relacionado y estimado como lo puede ser un juguete para una niña, que a una parte de su cuerpo tan pequeña como lo es la articulación de la mano.
Gran parte de mi trabajo con los niños se concentra en la observación del movimiento y conductas corporales. A través de estas observaciones se pueden detectar muchos aspectos de la personalidad del niño, como la seguridad en sí mismo, su capacidad de concentración, de relajación, su creatividad para producir nuevos movimientos, con o sin implementos (pelotas, aros, costalitos, etc.), también con el cuerpo, el niño puede expresar estados de ánimo como alegría, tristeza, cansancio, agresividad o compañerismo.
Así pues, el movimiento corporal constituye un elemento muy importante de análisis para la educación física, que considero no hemos sido capaces de comprenderlo en su totalidad. Por eso me llamo poderosamente la atención que Gardner, en su obra, antes mencionada, tratara el tema de inteligencia corporal o cinestesicocorporal:

Una característica de este tipo de inteligencia es la habilidad para emplear el cuerpo en formas muy diferenciadas y hábiles, para propósitos expresivos al igual que orientado a metas [...] igualmente característica es la capacidad para trabajar hábilmente con objetos, tanto los que comprende los movimientos motores finos de los dedos y las manos como los que explotan los movimientos gruesos del cuerpo. (p.235)
Generalmente se relaciona la educación física al mantenimiento de la salud y al desarrollo de las capacidades físicas, incluso aún, cuando se habla de educación integral, prevalece la idea de la separación entre mente y cuerpo, es decir como si el trabajo intelectual realizado en el salón de clases sirviera para el desarrollo de las competencias o habilidades del intelecto, mientras que las clases de educación física fueran útiles exclusivamente para el desarrollo de las cualidades o capacidades físicas, esto es, como si no existiera una relación entre el movimiento corporal y el intelecto.
Estoy convencida que el dominio corporal, en su forma compleja, constituye una forma (de las varias que existen), de las manifestaciones de la inteligencia humana, cuando se emplea hábilmente el cuerpo para lograr una meta u objetivo, o cuando el dominio corporal logra expresarse de manera excelsa o sublime como en un bailarín, Nureyev por ejemplo.
La utilización eficiente del cuerpo y del manejo hábil de los objetos, para alcanzar un fin determinado requiere del desarrollo de la inteligencia corporal, por ejemplo, en un basquetbolista: que requiere, encestar un balón el mayor número de veces posible, durante determinado tiempo como sucede en un partido, esto que parecería muy simple a primera vista, en realidad es una acción compleja si la analizamos detenidamente; -el jugador tiene que decidir en fracciones de segundo una alternativa entre varias posibilidades, (tirar, colar, pasar el balón, fintar y tirar, fintar y driblar, etc.), los mejores y más hábiles jugadores la mayoría de las veces, realizan la más adecuada para ese preciso momento.
Para ello requiere no solamente el dominio de la técnica del movimiento que presupone el dominio corporal, sino también del dominio espacial y temporal de la cancha, así como la comprensión y manejo de la táctica del juego y además del desarrollo de las cualidades complejas como el equilibrio dinámico, el ritmo, la anticipación, intuición, etc., además habría que agregar elementos que intervienen en el rendimiento deportivo tales como la motivación, el temperamento, la personalidad, el carácter, los estados de ánimo, entre otros factores. Todos estos aspectos hacen que el entender la inteligencia cinestesicocorporal, como cualquier otra forma de inteligencia humana, se convierta en un fenómeno complejo y multidimensional.
En mi experiencia profesional con niños de preescolar, considero que existen desde esta edad temprana rasgos muy observables de inteligencia cinestesicocorporal y en algunos casos de manera sobresaliente, niños y niñas que potencialmente podrían llegar a ser talentos deportivos o desarrollarse en campos en donde la expresión corporal o el movimiento sean altamente apreciados como en el teatro, los actores y mimos; en la danza, todo tipo de bailarines; en el circo los malabaristas y acróbatas, etc.
Aún cuando sólo algunos niños(as) pudieran ser notables en un futuro posible dado sus cualidades de inteligencia corporal, he observado que existe en la gran mayoría de los niños de edad preescolar un gusto especial por el movimiento, que se expresa en un gran derroche de energía correr, saltar, trepar, reptar, golpear objetos, etc. Esta cualidad debiéramos aprovechar los educadores para transformarla en experiencias de aprendizaje, aprovechando su disfrute por el movimiento, supongo que se podrían desarrollar programas y planes educativos, en los que la forma de transmitir el conocimiento en los primeros años de la educación preescolar y básica fueran en forma de juegos, en donde el movimiento corporal fuera una constante y no un mero complemento.
Existen ya algunos autores que han desarrollado juegos didácticos dinámicos (Bryant J. Cratty) para la enseñanza de la lecto-escritura y las matemáticas, sin embargo no se han tomado como una verdadera propuesta de enseñanza- aprendizaje, por lo que queda aislada a la iniciativa y gusto del profesor para involucrarse por este tipo de experiencias, claro que para que pudiera ser tomada como una propuesta formal “la educación a través del movimiento” hace falta todavía más investigación y proyectos pilotos donde pudieran experimentarse éstas, pero pienso que sería muy sustancioso, benéfico y podría abrir nuevas líneas de investigación educativa.

RESULTADOS OBTENIDOS



Bajo esta nueva perspectiva de considerar al movimiento humano como una forma de expresión de la inteligencia y observarlo bajo esta “nueva lupa”, encontré que existen una gran diversidad de conductas y rasgos del movimiento corporal que podrían ser categorizados bajo la denominación de inteligencia cinestesicocorporal, que en algunos niños(as) es sobresaliente.
Por ejemplo, al observar la forma en cómo logran algunos niños librarse de la persecución de sus compañeros de juego, a los que llamamos “habilidosos”, ¿Pero en que consiste esa habilidad?, ¿Cómo es que logran siempre ser los últimos en ser atrapados?. Observando más detalladamente este simple juego, (“El lobo”) se convierte en todo un “laboratorio”, en una rica fuente de observación para el o la maestra:


  1. La habilidad del niño, para no ser alcanzado, no es solamente basada en la cualidad de ser rápidos o veloces sino que se debe también, a una capacidad de anticipación del movimiento, que consiste en que el niño puede adivinar o trata de anticiparse al movimiento de su persecusor, es decir posee una cualidad especial de poder en cierta forma medir la velocidad y trayectoria del movimiento, en este caso, la de él mismo y la de su compañero.




  1. La habilidad consiste también, en su capacidad para cambiar rápidamente de dirección, es decir correr en una dirección y ser capaces en fracciones de segundo, de frenar o disminuir la velocidad para luego arrancar en otra dirección y así poder esquivar al compañero.




  1. La habilidad consiste asimismo, en la capacidad del niño de medir el terreno de juego (inteligencia espacial), esto es, que él, posee la cualidad de saber en que parte del patio escolar es más difícil que lo atrapen, (para este ejemplo específico), generalmente se va hacia las orillas del patio, en donde no llamará mucho la atención, esperará a que los demás sean alcanzados y después sale a escena, una vez que sus perseguidores están más cansados que él.


Este es sólo un ejemplo de un rasgo de movimiento, que puede revelarnos más claramente la existencia de la inteligencia cinestesicocorporal, así como analizamos este ejemplo se pueden describir una infinidad de ellos, pero que para fines de este trabajo no tendría objeto hacer una lista extensa, sino más bien la intención es solo enfatizar la existencia de este tipo de inteligencia y el tipo de observaciones que podríamos hacer los maestros(as) de educación física durante las clases.

REFLEXIONES FINALES



La teoría de las inteligencias múltiples o las múltiples inteligencias rescata una comprensión más amplia del ser humano y el respeto a las diversas formas que tiene de manifestarse dentro de un contexto social.
Es factible mejorar aún más los procesos de enseñanza- aprendizaje, si utilizáramos distintas formas de transmitir el conocimiento, empleando diversas experiencias en las que se pongan en juego las diferentes capacidades y cualidades; así por ejemplo, un individuo puede aprender más rápido y mejor si explotamos sus códigos lingüísticos, en el caso de que posea una mayor inclinación a desarrollar inteligencia de tipo lingüística, para otra persona puede mejor asimilar el conocimiento, si le presentamos demostraciones físicas concretas o a través de imágenes, o bien otro puede aprender mejor si socializamos las experiencias de aprendizaje, de tal suerte que tenga la oportunidad de interactuar con sus compañeros (inteligencia interpersonal), otros tal vez puedan mejorar su interés y placer al aprender si encontramos los maestros, formas de musicalizar, agregar ritmos y/o melodías al tema de aprendizaje, o darles la oportunidad de que ellos mismos lo hagan, en fin podrían existir una infinidad de posibilidades de mejorar nuestra tarea cotidiana, independientemente de la corriente pedagógica que manejemos, del tema y contenido que estemos trabajando.
Finalmente para concluir este trabajo, quiero presentarles algunas recomendaciones metodológicas que podrían tomarse en cuenta en un primer acercamiento para la observación de las inteligencias múltiples y de la inteligencia cinestesicocorporal principalmente.


  1. Observar cuidadosa, reflexiva y analíticamente todo tipo de conducta, comportamiento, expresión o movimiento corporal de niño(a), primero en acciones básicas o simples como correr, saltar, reptar, rodar, correr hacia atrás, etc., que puede ser en condiciones de juegos recreativos, ejercicios dirigidos o ejercicios y juegos propuestos por los niños. Teniendo como supuesto básico que el movimiento corporal es resultado de complejas y multidimensionales interacciones que ocurren en el interior del ser humano y son exteriorizadas en forma de conductas, expresiones, comportamientos y rasgos de movimiento corporal. Estos ejercicios iniciales de observación tienen como finalidad desarrollar la habilidad y sensibilidad del docente para captar desde otra perspectiva el movimiento humano y ser capaces de ver lo que anteriormente estaba oculto o mejor dicho, lo que simplemente no observamos.




  1. El segundo paso metodológico comprendería la observación cuidadosa y analítica del movimiento corporal de los niños(as), en situaciones más complejas, agregando al movimiento el manejo de implementos (pelotas, aros, costalitos, cuerdas, bastones, etc.), en actividades que requieran acciones precisas para cumplir una meta u objetivo (por ejemplo: controlar en equilibrio un bastón largo puesto en forma vertical, sobre la palma de la mano extendida, durante diez segundos o cualquier otro ejercicio que puede ser sugerido por ellos mismos, que además inducirá a explorar y descubrir sus propias habilidades, manifestaciones creativas de movimiento e imaginación).




  1. El tercer paso comprendería la observación de las manifestaciones del movimiento corporal de los niños, bajo condiciones aún más complejas como las que resultan de las diversas interacciones de los juegos por equipos o grupales, ya que estos presuponen la combinación de diversos factores, tales como el respeto a reglas sencillas del juego, las diversas formas de comunicación entre los compañeros de equipo y con respecto al equipo contrario, en donde es factible observar la iniciativa, audacia, liderazgo de los alumnos, así como las actitudes de solidaridad, compañerismo, honradez, respeto, agresividad, ansiedad, inseguridad, etc.; estos juegos grupales pueden ser con o sin implementos.


REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS


  1. Chayet Benin y Wolcovich Lilian, (1991)Cuestionario para validar el uso de la inteligencia práctica, Tesis, UDLA, México

  2. Cratty Bryant, (1987), Juegos Didácticos Activos, Editorial Pax-México

  3. Gardner Howard, (1987), Estructuras de la mente. La teoría de las múltiples inteligencias, F.C.E.,México

  4. Gardner Howard, (1995), Inteligencias Múltiples. La teoría en la práctica. Paidós, México.

  5. Gardner Howard, (1995), Mentes creativas, Paidós, Barcelona

  6. Piaget Jean, (1976), Autobiografía. El nacimiento de la inteligencia, Ediciones Caldén, Buenos Aires

  7. SEP, (1994), Programa de Educación Física, SEP, México



i El actual Programa de Educación Física marca 5 ejes temáticos: 1 Estimulación perceptivo Motriz, 2 Capacidades Físicas Condicionales, 3 Formación Deportiva Básica, 4 Actividad Física para la Salud y 5 Interacción Social. Programa de Educación Física, SEP, 1994

ii La evaluación diagnóstica que utilizo, en la parte inicial trato de medir que tanto el niño conoce e identifica las partes de su cuerpo.

iii Piaget estuvo trabajando durante algún tiempo en el laboratorio de Binet, estandarizando los tests de razonamiento de Burt sobre niños parisienses, en donde se interesó por descubrir las razones de las respuestas erróneas, que estaban relacionadas con las líneas del razonamiento, véase Piaget, Autobiografía. El nacimiento de la Inteligencia, 1976, pág. 15

iv Gardner, “Estructuras de la Mente” en esta obra el autor hace referencia a Piaget sobre las líneas de razonamiento que invoca el niño.


similar:

Dirección General de Educación Física iconDirección general de cultura y educaciòN

Dirección General de Educación Física iconDirección General de Cultura y Educación

Dirección General de Educación Física iconDirección general de educación superior

Dirección General de Educación Física iconDirección general de educación básica

Dirección General de Educación Física iconDirección General de Cultura y Educación

Dirección General de Educación Física iconDirección General de Educación Superior

Dirección General de Educación Física iconDirección General de Educación Superior

Dirección General de Educación Física iconDirección general de educación superior

Dirección General de Educación Física iconDirección general de educación básica

Dirección General de Educación Física iconDirección general de cultura y educacióN




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com